Las dos caras de la WIFI en Cuba

Luis Rondón Paz

Gente-por-La-Rampa
Gente por La Rampa

HAVANA TIMES — Hace unos meses el Monopolio de las telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) instaló puntos de acceso a Internet inalámbricos (WIFI), supuestamente, para el uso masivo de Internet en Cuba. Esto ha significado un aumento de ingresos por encima de lo pronosticado para la empresa en cuestión.

“Esto es lo más grande”, puedo hablar con mi hermana en Canadá y el costo es mucho menor que pagar casi 4 CUC (por minuto), con esa cantidad puedo conversar con ella dos horas, relató Luis Alejandro a Havana Times, quien estaba con su celular sentado en la acera de los bajos del hotel Habana Libre.

“La Habana tiene oficialmente cinco espacios abiertos para acceder a Internet a través de la WIFI, están ubicados en: La Rampa, el Anfiteatro de Marianao, el parque 51 de La Lisa, el parque Fe del Valle en la esquina del boulevar de Galiano y la calle San Rafael y una parte del paseo de la Villa Panamericana”, declaró Daimí vía telefónica, desde el 118, nuevo número destinado para reclamaciones e información de clientes relacionados con el uso de la WIFI.

Según Daimí, el servicio de Internet por antenas WIFI, instalado en los espacios abiertos, puede soportar de 50 a 100 usuarios conectados, en dependencia de la antena que estén usando. Lo que implica que cuando haya una alta demanda habrá dificultades para acceder o desconectarse de la red.

Cuando se le preguntó si los extranjeros no residentes pueden comprar tarjetas nauta. Ella explicó que estos pueden adquirir tarjetas sin problema alguno, incluso crearse una cuenta permanente al mismo precio que una persona natural de Cuba.

“Uno de los problemas que hemos tratado de solucionar tiene que ver con los cupones de dos CUC, a diario recibimos muchas llamadas de clientes que no logran acceder a Internet o igualmente sucede con la desconexión”. Comentó Yeidi, otra operadora del 118, quien informó que cuando el servicio por Wifi era en espacios cerrados, muchas personas se quejaron porque sus cuentas quedaban atascadas al sistema al desconectarse de la red, significando un problema para sus bolsillos. Eso fue resuelto hace unos meses, según la operadora de Etecsa.

El problema de los Hoteles con la WIFI

“En el caso de los hoteles, el acceso está restringido a los huéspedes debido a la alta demanda, y en algunos casos, es preciso un consumo mínimo”, comentó un trabajador del Hotel Capri, quien pidió que su nombre no fuera revelado, y agregó que las políticas de algunos hoteles para garantizar calidad en el servicio Wifi, hasta cierto punto es funcional, ya que desde fuera las personas se conectan, lo cual influye de forma directa en la calidad del servicio. “El problema es que la demanda sigue siendo mucho mayor que la oferta, no sé en qué estaba pensando Etecsa que no previó eso”, concluyó.”

Por el Centro de negoicios de Miramar.
Por el Centro de negoicios de Miramar.

Lo que dicen algunos medios

Varios sitios de Internet han sido eco de las inquietudes en la población cubana alrededor del uso masivo de Internet, incluso la prensa oficial en el polémico espacio Cuba Dice, transmitido esporádicamente en el Noticiero Nacional de la Televisión Cubana, presentó un reportaje que hizo crítica de la pésima planificación de Etecsa por no prever garantías de comodidad a sus clientes, a pesar de la alta demanda del servicio y la superficial respuesta de algunos de sus administrativos al respecto.

Tablets, laptops y celulares en espacios abiertos, ¿dinero fácil?

“Socio de los cinco espacios abiertos para usar la WIFI en La Habana, el mejorcito es en la Rampa, en San Rafael y Galeano, pero OJO, que si se ponen para ti, eres dinero fácil: te persiguen y puedes perder algo más que tu celular y el tablet, que dicho sea de paso, no es poco dinero”, comentó Idalberto, un artesano que prefiere pagar 5 o 10 CUC extra en el bar de un hotel, donde según él , se siente con más privacidad, comodidad y seguridad.

La idea es buena, pero el servicio….

“Chico, es que apenas existe información o mejor dicho, no hay información de ningún tipo; en las oficinas comerciales nada más te cobran y dale, ahora pregúntate, ¿quién puede pagar 50 pesos a cada rato para conectarse a eso?”, relató Javier Álvarez, residente de Santi Spíritus que estaba de vacaciones en La Habana. Y agregó, que si en las oficinas comerciales no tenían personas capacitadas para informar a la población sobre el uso de la Wifi, recomendó que no era producente que la pusieran.

La paranoia, la seguridad y la voluntad

“La cuenta permanente no es para el sistema, es para tú estar controlado, este es el único país del mundo que te piden llenar una planilla para hacerte una cuenta de correo y de Internet permanente, yo uso tarjeta de una hora o de cinco horas ¡Correo nauta y cuenta de Internet permanente, ni loco!”, recalcó Javier, trabajador por cuenta propia residente en el capitalino Vedado, quien criticó a la Wifi como una solución de corto plazo, otra forma de entretener a las personas y dilatar el desarrollo.

Según Javier, la otra cara de la Wifi es la pobre existencia o voluntad objetiva del Gobierno para implementar acciones dentro del país, que tributen de forma real y, en corto tiempo, al uso masivo de Internet en Cuba. Y apostó que, a través de la red, podrían existir muchos productos y servicios nacionales que pueden ayudar a recuperar la inversión en corto plazo.

“La economía cubana podría crecer de forma significativa con la eliminación de trabas burocráticas que limitan al sector privado la potenciación de las TICS, y la promoción del acceso responsable y gratuito a la red de redes, sobre todo, en los momentos de cambio que está viviendo la Mayor de las Antillas, la cual, si no aprovecha su capital humano, por arrogancia e incompetencia de sus gobernantes, pondrá al país cada día más cerca de caer en manos de esos gigantes monopolios tecnológicos que tantas veces ellos mismos han criticado”, concluyó.

Según fuentes no oficiales, Etecsa tiene planificado instalar paulatinamente varias decenas de puntos de acceso a Internet a través de WIFI en toda La Habana.

 


2 thoughts on “Las dos caras de la WIFI en Cuba

  • el 11 marzo, 2017 a las 6:56 am
    Permalink

    Buenas tardes, estoy buscando a un familiar del que hace unos 10 años perdimos el contacto. Se trata de Javier Alvarez Hernandez, hijo de Julián y Caridad, creemos que vive en la Habana. Tiene un hermano que vive en Canarias, España, Julio César Álvarez Hernández y yo soy su mujer. Llevo más de un año intentando buscarle. Por favor si alguien lo conoce o el mismo lee este mensaje mi correo es [email protected] muchas gracias de antemano y espero tener la suerte de encontrarlo.

  • el 12 noviembre, 2015 a las 12:04 pm
    Permalink

    Pudiera argumentar que para muchos usuarios el internet es más barato que pagar solo 2 cuc la hora ya que en casi todos los lugares donde se reúnen multitud de personas hay ciudadanos poniendo el mismo servicio pero por solo 1 cuc la hora el cual para muchas personas le es hasta más barato ya que estos ciudadanos a trabes de su llaptops comparten la internet con las demás personas dándole el servició hasta 10 personas al mismo tiempo y cobrando 1 cuc nada mas la hora en el cual es un negocio para ellos con solo 2 cuc le ganan 8 cuc .-un saludo desde cuba para todo el equipo de havanatimes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *