La prensa oficial cubana señala el malestar por la falta del pan  

La publicación recuerda que el mes pasado el gobierno de La Habana reconoció que existía un desabastecimiento de harinas que afectaba a la producción del pan por la libreta de racionamiento. Foto:  Periódico Cubano

‘Cubadebate’ critica al Gobierno de su partido pero reparte las culpas con el sector privado y los “revendedores”

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – La escasez y los altos precios del pan en Cuba son tan patentes que la prensa oficialista vuelve a dedicarle este miércoles un amplio espacio al tema. En un reportaje que parafrasea el padrenuestro, El pan nuestro… ¿de cada día?, Cubadebate critica que el producto no está garantizado ni siquiera en la canasta básica.

Para “aclarar las dudas de la población sobre el tema”, el medio asegura haber remitido el 31 de agosto una solicitud de información al Ministerio de la Industria Alimentaria que no ha sido respondida. “Aunque se ha insistido en varias ocasiones, hasta el momento de escribir este reportaje, todavía ‘estaban tramitando la solicitud’. Mientras tanto, persiste el malestar en la población, y el pan se ve cada vez menos y cada vez más caro”, asevera Cubadebate.

La publicación recuerda que el mes pasado el gobierno de La Habana reconoció que existía un desabastecimiento de harinas que afectaba a la producción de pan, pero que las mismas autoridades garantizarían el alimento en “la canasta familiar normada”, las prisiones, los hospitales, los orfanatos, los hogares de ancianos y los hospitales psiquiátricos, así como para la Cadena Cubana del Pan.

Ante los numerosos comentarios en redes de los cubanos, Cubadebate llega a una conclusión constatada desde hace semanas por 14ymedio: “Llevar dicho alimento a la mesa se ha vuelto una odisea para los cubanos, una vez más”.

“Varios de los entrevistados para este reportaje y los lectores de Cubadebate coinciden en que, no solo es mala la calidad del producto, sino que, en ocasiones, no alcanzan a comprar la cuota de panes asignados por núcleo familiar en las bodegas, algo que debería estar garantizado”, indica el artículo.

El medio lamenta, además, el alto costo del alimento: “En un rápido recorrido por varias panaderías no estatales de La Habana, se puede comprobar que el precio de la bolsa de pan se eleva entre 150 y 200 pesos, al igual que los paquetes de galletas. Y lo peor es que sucede ante los ojos de los decisores. ¿Es la falta de harina y de trigo razón para elevar exorbitantemente los precios?”.

Los problemas no se ciñen solo a la capital, remacha la web oficialista, sino que se extienden “a nivel nacional”. Este diario, por ejemplo, atestiguó que en Sancti Spíritus, ante el déficit de harina de trigo, las panaderías estatales están añadiendo a la masa hasta un 20% de residuos del descascarado de arroz, una mezcla que lo vuelve de textura arenosa y sabor agrio.

Justamente sobre Sancti Spíritus, sin mencionar la información de este diario, Cubadebate trae a colación las declaraciones dadas al periódico Escambray por un funcionario que aseveró que “no hay justificación para que los privados sigan subiendo el precio del paquete de galletas y la bolsa de pan” y que “los trabajadores por cuenta propia o las mipymes sí deben poseer la documentación que certifique o avale la procedencia legal de la materia prima empleada en la confección de tales productos”.

Y es que, a pesar de la cierta crítica a las autoridades, Cubadebate reparte las culpas con el sector privado y los “revendedores”, que “amanecen en las panaderías y se llevan casi todo el producto”.

Al respecto, citan a un cliente airado: “El pan de los puntos particulares es de las panaderías estatales que elaboran el pan normado. ¿Cómo? Quitándole los productos al pan de la canasta básica, por eso no tiene el peso, ni grasa y se pone negro en 24 horas. Es un negocio lucrativo”.

El comentarista no habla de los numerosos negocios privados que compran la harina online ni de los particulares que la importan. Tampoco, de las mipymes que han denunciado las trabas por parte del Gobierno para importar harina de manera independiente, como contó un grupo de panaderos espirituanos a 14ymedio a finales de agosto.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.