La Habana vista desde las lomas de la Vibora

 

Fotoreportaje por Ernesto Gonzalez Díaz

HAVANA TIMES – Desde hace más de tres meses, debido a las restricciones de movimiento impuestas por la pandemia, no he podido salir de 10 de Octubre, mi municipio de residencia, y el colindante Arroyo Naranjo.

Extraño mucho caminar por las calles del Vedado, Centro Habana, La Habana Vieja, sus bulliciosos y atestados comercios, su gente diversa. Incluso creo sentir nostalgia de sus olores y contrastes.

Por eso me decidí a subir las lomas de la Víbora, y ver el Capitolio, la Plaza de la Revolución, los edificios altos de Nuevo Vedado, la torre de Águila y Dragones, el hospital Hermanos Ameijeiras, el mítico Habana Libre, entre otros; y contemplar, al menos desde la distancia, esa Habana que tanto extrañamos y necesitamos.

(Haga clic en una imagen para ver la galería.)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *