La foto que permitirá salvar una laguna en Paraguay

Por Andres Colman Gutierrez  (IPS)

La fotografía de Jorge Saenz distribuida por el fotoperiodista en su cuenta en Instagram. Foto: Jorge Saenz

HAVANA TIMES – Una contundente imagen de fotoperiodismo publicada en Instagram, replicada en su perfil por el actor y activista ambiental Leonardo DiCaprio, pudo lograr lo que los pobladores de la ciudad paraguaya de Limpio no consiguieron en meses de denunciar que una laguna se había vuelto de color morado con la contaminación de una curtiembre en plena pandemia de covid-19.

Tras la repercusión internacional, las autoridades finalmente decidieron intervenir, retirar la licencia ambiental y gestionar la clausura definitiva de la industria destructora.

Ahora los vecinos, movilizados con tapabocas y carteles alrededor de la laguna Cerro, a unos 30 kilómetros de Asunción, exigen que el crimen ecológico no quede en la impunidad, que los directivos vayan a prisión y se recupere la calidad de las aguas dañadas.

Lo que ocurrió con este caso es un buen ejemplo de lo que puede lograr la movilización ciudadana, respaldada por la acción periodística en tiempos de la pandemia del coronavirus.

Todo empezó cuando Jorge Sáenz, fotógrafo argentino residente en Paraguay, se enteró de que los moradores de Limpio venían denunciando desde hacía más de cuatro meses que la bella laguna a orillas del río Paraguay cambió radicalmente de color y despedía un olor de putrefacción por la contaminación de la industria de curtiembre WalTrading SA.

Pero las autoridades ambientales no hacían caso a los reclamos.

“Mi pareja me mostró lo publicado en un diario local. Dije: ‘¡chau! ¿será que retocaron mal la foto?’ ¡Parecía un baño de sangre! A la mañana siguiente fui hasta el lugar. Me quedé con la boca abierta cuando vi el color de las aguas, de un furioso color morado”, relata Sáenz.

El fotógrafo operó un dron y tomó fotos áreas que lograron mostrar el área contaminada, en contraste con otro sector en que las aguas eran azules. Habló con los vecinos, quienes se acercaron con tapabocas y carteles con leyendas contra la contaminación.

“Los pobladores son humildes pescadores. Me contaron que muchos peces y pájaros habían muerto, que llevaban meses reclamando, pero los dueños de la empresa poluidora eran amigos del intendente municipal de Limpio y nadie les hacía caso”, contó.

Sáenz, quien tiene una larga trayectoria como fotoperiodista -ha trabajado en el diario Página/12 de Buenos Aires y en los diarios ABC Color y Última Hora de Asunción-, es miembro de la agencia de noticias The Associated Press, donde distribuyó varias fotos de la laguna contaminada el 5 de agosto.

Además, incluyó una de ellas en su cuenta de Instagram, con la siguiente leyenda: “La pandemia da para todo. Waltrading S.A. contamina todo lo que quiere… ya en 2017 murieron miles de peces en el Chaco por otra de sus curtiembres…”.

Esa misma foto fue compartida el 16 de agosto por el famoso actor estadounidense Leonardo DiCaprio en su cuenta de Instagram, con un detallado informe: “La Laguna Cerro, en la ciudad paraguaya de Limpio, está dividida en dos partes: un lado púrpura y el otro azul. Una parte emite un mal olor, la otra no […] Hace varios meses, la gente empezó a notar que el agua cambió de un lado del camino, y que los peces y pájaros estaban muriendo  […]”.

Imediatamente, el caso adquirió gran resonancia. Caravanas de vehículos con autoridades y técnicos de la Fiscalía y del Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) aparecieron en el lugar para verificar las instalaciones de la industria y tomar muestras de las aguas.

Francisco Ferreira, técnico de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), dijo que el color morado del agua se debe “a la presencia de metales pesados como el cromo y zinc, utilizados en el curtido de pieles”. Los informes comprobaron que los desechos lanzados a la laguna dejan un nivel de oxígeno de 1.4, cuando las normas requieren que debe ser como mínimo de 5.

El informe del Mades concluyó que “el sistema ya se encuentra totalmente dañado para la vida acuática”.

El portal periodístico ElSurti.com publicó que solo en 2016 la empresa Waltrading exportó a Brasil derivados de cuero por casi dos millones de dólares. “Waltrading es solo un jugador. En plena pandemia, las exportaciones legales de cueros y derivados se encuentran entre las más importantes del país. En julio, según datos de Aduanas, superó a las tabacaleras”, destacó.

Como resultado, el 21 de agosto el Mades decidió cancelar la licencia ambiental y pedir el cierre definitivo de la industria contaminadora.

Actualmente se analiza el mecanismo más efectivo para salvar la laguna.

Luis Argaña, director de Medio Ambiente de la Municipalidad de Limpio, dijo que “el daño que se hizo a la laguna es enorme, se ha matado toda la vida acuática, la única solución es sacar toda el agua y cambiarla”. Ante la falta de presupuesto, no se descarta pedir financiación externa.

Rufino Leguizamón, dirigente vecinal de Limpio, asegura que sin el respaldo que les han dado la foto de Sáenz y el posteo de DiCaprio, sumado a las publicaciones periodísticas locales, el caso hubiera seguido en la impunidad.

“Se han aprovechado de que con la pandemia no podíamos salir a hacer grandes manifestaciones para ignorar nuestros reclamos. Por eso, el trabajo de los periodistas en hacer visible estos crímenes ecológicos y hechos de corrupción en esta época de coronavirus es muy valioso y necesario”, destacó.

Este artículo fue publicado originalmente por la red internacional de periodistas IJINET.

Lea mas reportajes de Havana Times

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *