La educación en Cuba: 2 décadas después

Fernando Ravsberg*

Las aulas están despintadas, los pupitres viejos y en las pizarras cuesta escribir pero todos los niños cubanos sin excepción reciben educación escolar. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — No deja de maravillarme cada año cuando se anuncia el comienzo del curso escolar y confirmo que ningún niño cubano se quedará fuera de las aulas, ni siquiera los que viven lejos, los más pobres o aquellos necesitados de una enseñanza especial.

En nuestro continente es un milagro. Pienso en mi país, Uruguay, y a mi mente vienen los chicos recogedores de basura que rara vez visten la túnica de primaria o los que no pueden levantarse temprano por andar pidiendo las sobras de los restaurantes en la madrugada.

Quienes miran la vida desde países desarrollados tal vez no puedan comprenderlo pero la inmensa mayoría de los seres humanos vivimos en un mundo que le niega a 57 millones (1) de niños pobres, desamparados o minusválidos el derecho a una escuela.

La educación en Cuba arrastra muchos problemas, los salarios son bajos y la deserción de maestros alta, quienes los reemplazan tienen poca preparación y las escuelas se fueron deteriorando mientras se dilapidaban los recursos en proyectos irrealizables.

El mayor obstáculo, sin duda, son los salarios de los docentes, un tema con graves repercusiones, desde la venta de exámenes hasta el abandono de las aulas de miles de maestros, incentivado ahora por las posibilidades de trabajar por cuenta propia.

Muy poco han mejorado sus ingresos a pesar de que el gobierno ya reconoce que  los maestros emergentes –“instantáneos” los llama los cubanos burlonamente- no tienen la debida preparación y los jubilados que se reintegraron no serán eternos.

Pero hay que reconocer que el sistema educacional cubano intenta hoy aterrizar en la realidad de país pobre, obligado a armonizar planes con posibilidades y recursos, como única vía para hacer sostenible uno de sus logros sociales más importante y costoso.

Más de 50 mil niños minusválidos como Miguel Angel, estudian en escuelas especiales con docentes preparados para ayudarlos a sacar lo mejor de sí. Foto: Raquel Pérez

Para empezar a ahorrar abrieron preuniversitarios en las ciudades, cerrando los obligatorios que había en el campo, donde decenas de miles de jóvenes estudiaban, dormían, desayunaban, almorzaban, cenaban y tenían atención médica permanente.

Mis 2 hijos estudiaron allí y guardan buenos recuerdos de aquellos días pero lo cierto es que para otros estudiantes fue un calvario y sobre todo para sus padres, quienes tenían que hacer magia para reforzarles la dieta e inventarse un transporte para visitarlos.

Ahora la “beca” comienza a utilizarse cuando es económicamente racional, me cuentan que algunas escuelas rurales sin suficientes alumnos fueron cerradas y los niños concentrados en otras más grandes, donde pasan toda la semana y los viernes retornan a sus casas.

También intentan vincular la enseñanza superior a la economía, algo que se resume en dejar de formar filólogos o periodistas para que trabajen luego como camareros, mientras el país necesita agrónomos, médicos, carpinteros, albañiles o maestros.

Durante los últimos años se redujo el número de plazas en la universidad, a la par se aumentó la formación de técnicos medios y se crearon las escuelas de oficios para tratar recuperar la mano de obra calificada que el país había perdido casi por completo.

Este año la formación de ciencias médicas en todas sus ramas concentra a 85 mil alumnos, lo cual puede parecer exagerado pero lo cierto es que la medicina es hoy el principal ingreso económico de Cuba y todo indica que en el futuro tendrá aún más importancia.

A pesar de la crisis económica, en todo el país la educación sigue funcionando, incluso academias de ballet completamente gratuitas donde los jóvenes talentos se inician. Foto: Raquel Pérez

20 mil médicos y 30 mil trabajadores de la salud en el extranjero ingresan más dólares que el turismo y las remesas familiares juntos. Es un sector que paga sobradamente lo que se gasta en su formación y produce lo suficiente para tener mejores salarios.

Hoy el mayor reto de la educación es ser económicamente sostenible sin dejar de ser universal y gratuita, es decir sin cerrarle la puerta a ningún niño, sea este un huérfano, un síndrome de Down, el hijo de un campesino, de un albañil o de un delincuente.

Y lo van logrando, este año estudiarán 2 millones de cubanos, siguen abiertas las escuelas de arte y las que atienden a los huérfanos, 800 niños van a la academia de ballet y decenas de miles con minusvalías físicas o mentales reciben una educación especializada, donde aprenden a vivir explotando al máximo sus capacidades.

Sin duda la educación ha perdido calidad desde la crisis económica de los 90 pero lo que es un hecho incuestionable es que este septiembre -23 años después de la desaparición de la URSS- todos los cubanos que quisieron estudiar encontraron un aula y un educador.

(1)  http://www.bbc.co.uk/mundo/ultimas_noticias/2013/06

(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.

 


7 thoughts on “La educación en Cuba: 2 décadas después

  • el 30 septiembre, 2013 a las 5:45 pm
    Permalink

    Pareciera que CUba es el unico pais latinoamericano donde la enseñanza es gratuita, eso el lo que le han hecho creer durante años, en mi pais, Argentina tamben lo es,,,,,,,y no creo que sea conveniente conformarse con que cada cubano encuentre como dice el que escribe un lugar en el aula, la escuela no es guarderia,,,,,,,de que vale encontrar un lugar en el aula si como dice en el mismo informe los docentes venden sus examenes ,o estan muy mal preparados,algo que me parece vergonzoso, no importa que sus salarios sean bajos, luchen para que se modifique, que se les enseña con eso a los alumnos cubanos, que todo se justifica por el bajo salario, ese el hombre nuevo que pregona este gobierno comunista? el trabajo dignifica, los salarios deben ser justos, es hora que .que dejen el SIndrome de EStocolmo en que el gobierno los ha metido y luchen por sus derechos………

  • el 18 septiembre, 2013 a las 6:48 am
    Permalink

    No sé si será poque llevo ya unos cuantos años dando vueltas por el Tercer Mundo, pero sé de unos cuantos cientos de miles (por no aventurar millones) que agradecerían tener algo semejante al sistema educativo cubano. ¿Qué tiene la mar de deficiencias de toda índole? Es verdad, pero sigue vigente y es accesible a la abrumadora mayoría. A mi juicio, lo que necesitamos como sociedad es luchar por mejorarlo, transformando todo lo que haga falta y para evitar que sucedan casos como los que aquí se comentan. Lo que sí no tiene remedio es lo que no existe. ¡Y de eso he “visto” tanto…!

  • el 17 septiembre, 2013 a las 4:02 am
    Permalink

    Cubamatinal/ La niña Magdelibia Pelegrino Guerrero de 5 años de edad ha tenido que empezar su primer curso escolar en el colegio Remigio Marrero en la Pantalla de Pueblo Nuevo con uniformes viejos que su familia ha podido conseguir.

    Por Rosa María Naranjo Nieves

    Holguín, 14 de setiembre/ Su madre Berta Guerrero Segura, vecina de la calle 30 s/n Loma del Caguayo, Reparto Pueblo Nuevo, Holguín, se queja de que fue a la tienda donde deberían estar en venta los uniformes escolares pero se encontró que no tenían.

    También argumenta, que fue citada por los pedagogos* de la escuela, para informarle que, a pesar del curso escolar esta recién empezado hace apenas dos semanas, su niña no se ha adaptado y tiene que cambiarla de escuela.

  • el 16 septiembre, 2013 a las 2:24 pm
    Permalink

    Este artículo es sencillamente indecente. Todos los cubanos sabemos que la educación del país es muy deficiente, a la par que completamente inundada por la propaganda política del régimen. Tristemente he de decir que cada vez que leo últimamente algún articulo en Havana times, llego a la conclusión de leer un panfleto afín a la dictadura.
    Por favor señores, menos propaganda y mas periodismo verdadero; aquel que tanto necesitamos los cubanos de a pie, los cuales por tantísimo tiempo la libertad de expresión nos ha sido privada,censurada y denegada por completo desde el nacimiento.

  • el 16 septiembre, 2013 a las 11:43 am
    Permalink

    Conformismo puro. Para Fernando lo importante es que el alumno se siente en clases, no importa que el maestro sea malo, no importa que los padres tengan que contribuir con dinero para reparar el aula, comprar un ventilador o gastarse como promedio 600 pesos en uniformes, lapices, libretas, etc, no importa que se esten graduando del pre y hasta la universidad con garrafales faltas de ortografia, no importa que no tengan acceso libre a la Internet para enriquecer sus conocimientos, no importa que una gran cantidad de jovenes cuando terminan los nueve años obligatorios deciden no estudiar mas por falta de estimulos y por tanto son futuros obreros sub cualificados no importa al pais a donde decidan escapar. Lo importante son los numeros, no la calidad. Tanto tiempo en la isla ya se intoxico con la moringa.

  • el 16 septiembre, 2013 a las 11:14 am
    Permalink

    Todo lo que escribe este señor parece salido del Granma. Qué poca vergüenza.

  • el 16 septiembre, 2013 a las 10:44 am
    Permalink

    Estimado Fernando, la verdad que cada cual es ciego a lo que no quiere ver. Leyendo tu ultima frase me acorde del caso de Nestor un pinareño.
    Este muchacho quería estudiar pero ese mismo gobierno que tu alabas lo expulso de las aulas.
    Su caso no es único. Basta demostrar disidencia para que no te permitan asistir a la “educación gratuita”.

    Como dicen en Cuba

    “No hay peor ciego que el que no quiere ver”

    Tu visión de Cuba es parcializada y escondes a propósito las manchas que tiene el gobierno y que no son pocas. Para ser justo deberías entrevistar a este muchacho y buscar a centenares de otros que vieron sus sueños truncados por no estar de acuerdo en alguna forma con el proceso. Una función de una prensa justa es la de ser lo mas imparcial posible.
    Lograrías ser un poco mas imparcial si nos enseñas el otro lado de la moneda. Entrevistando a estos que son y fueron victimas de la politizacion del sistema educacional Cubano.
    O es que los dueños de Cuba no te lo permiten?

    http://lageneraciony.com/?p=241

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *