La Catedral de La Habana y su plaza

 

Fotorreportaje por Ernesto González Díaz

HAVANA TIMES – El nombre completo es La Santísima y Metropolitana Iglesia Catedral de La Habana, consagrada a la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Es un templo barroco que, según consta en la historiografía, fue inaugurado en 1777 al más puro estilo de las plazas e iglesias que se construían en los pueblos y ciudades españolas de aquellos tiempos.

Según Wikipedia “la catedral de estilo barroco es considerada de la corriente toscana, por sus dos torres campanarios laterales. Su templo forma un rectángulo de 34x36m, que posee tres naves y ocho capillas laterales, divididas por gruesos pilares. El piso es de mármol blanco y negro. Las esculturas y los trabajos de orfebrería de los altares, así como del altar mayor, estuvieron a cargo del italiano Bianchini; estas fueron ejecutadas en Roma, en 1820, bajo la dirección del afamado escultor español Antonio Solá. Tras dicho altar se observan tres frescos originales del pintor italiano Perovani. Las pinturas interiores fueron realizadas por el pintor francés Jean-Baptiste Vermay.

“Entre las varias capillas que alberga se encuentra la de Nuestra Señora de Loreto, consagrada por el obispo Morell, de Santa Cruz, en 1755, antes de la transformación en catedral de la antigua parroquia jesuita. Su cúpula, que queda por debajo de las torres laterales, es visible desde los edificios aledaños por su intenso color naranja.

“La catedral posee varias reliquias y sagrarios. En su interior se encuentran varias tumbas de personajes ilustres de la ciudad y de Cuba.

“Está rodeada por la plaza que lleva su nombre, que alberga a las mansiones de la nobleza habanera colonial; entre estas destacan el Palacio del Marqués de Arcos, la casa de los condes de Casa Bayona, de 1720, que en la actualidad es el Museo de Arte Colonial, y la mansión del Marqués de Aguas Claras.

En las imágenes que presentamos se pueden observar su hermosa fachada; su plaza, donde confluyen turistas, habaneros y personas que vestidos a la usanza de los viejos tiempos intentan vender algún souvenir; también hay mendigos y turistas en su entrada; la luz de sus vitrales reflejada en un confesionario, los altares de San Cristóbal, y de la Virgen de la Caridad del Cobre, Santa Patrona de Cuba y de todos los cubanos, y la belleza y solemnidad del interior del sacro lugar.  

(Haga clic en una imagen para ver la galería.)

 



One thought on “La Catedral de La Habana y su plaza

  • Lugar historico de gran belleza, una de nuestras reliquias de la antigua ciudad. Tiene una acustica magnifica para conciertos de musica, la plaza es enorme, hay una estatua de Antonio Gades recostada a un muro. Pasean mujeres vestidas de forma colorida y fuman tabacos o simulan hacerlo. Adentrandose hay otra Habana, la de la miseria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.