Jefe de Red Avispa critica a espías que cooperaron con gobierno de EEUU

Por Café Fuerte

El espía René González muestra el documento que acredita su renuncia a la ciudadanía de EEUU. Foto: cafefuerte.com

HAVANA TIMES — El agente cubano Gerardo Hernández, condenado a dos cadenas perpetuas por sus labores de espionaje en Estados Unidos, deslizó críticas a los miembros de la Red Avispa que cooperaron con las autoridades federales para reducir sus condenas.

En un mensaje de exaltación al agente René González, quien renunció a su ciudadanía estadounidense para permanecer en Cuba, el jefe de la red hizo mención a sus compañeros de misión que se apresuraron a cooperar con el gobierno a cambio de recibir un perdón y “una nueva vida”.

“Pudo valerse [René] de los mismos pretextos de quienes muy pronto decidieron declararse culpables y cooperar con las autoridades”, afirmó Hernández en un mensaje enviado desde la prisión federal de Victorville, California, y publicado este viernes en el diario Granma.

Hernández consideró que ahora su compañero se convertirá en “un nuevo abanderado” por la liberación de los cuatro agentes que permanecen aún cumpliendo largas condenas en cárceles estadounidenses.

González anunció este viernes que el Departamento de Estado aceptó su renuncia a la nacionlidad estadounidense y mostró el documento de pérdida de su ciudadanía durante una conferencia de prensa en La Habana. El lunes había formalizado oficialmente su solicitud ante la Oficina de Intereses (USINT) de Estados Unidos.

“Ahora soy sencillamente ciudadano cubano, un patriota cubano”, declaró González a periodistas reunidos en el Centro Internacional de Prensa.

El 23 de mayo deberá presentar un informe sobre su situación y una copia certificada del documento de pérdida de nacionalidad ante el tribunal de Miami, lo cual cerrará el caso y podrá permanecer en Cuba.

El líder de la Red Avispa -desmantelada en septiembre de 1998- recordó que tras largos años de separación familiar, René González había logrado reunir en territorio estadounidense a su esposa Olga Salanueva y su hija Irma, y habían pasado solo cuatro meses del nacimiento de su segunda hija, Ivette, cuando fue arrestado por el FBI.

Sin mínima vacilación

“¿Que hacer? ¿Aferrarse a los principios, dejarlas solas a las tres en un país extraño y enfrentar nuevamente años de separación? ¿O ‘negociar’ y darles lo que pidieran a cambio del perdón y de una nueva vida? En su mente nunca hubo la menor duda, ni en su conducta una mínima vacilación”, se cuestionó Hernández.

Hernández, que fue implicado en el operativo para derribar a dos avionetas de Hermanos al Rescate en 1996, opinó que González “cumplió con dignidad cada día de su condena, y salió con la frente tan en alto como cuando había entrado”.

González fue excarcelado en octubre del 2011 tras cumplir una condena de 15 años, pero permanecía en libertad condicional en Miami por su condición de ciudadano estadounidense. La jueza federal autorizó su viaje a Cuba para que asistiera a los funerales de su padre, y luego accedió a su petición de permanecer en la isla bajo el compromiso de renunciar a su nacionalidad estadounidense.

Se calcula que la Red Avispa -en operaciones en el sur de la Florida- contaba al menos con 25 miembros. De ellos, fueron capturados 14 y siete decidieron cooperar con las autoridades. Salanueva y Juan Emilio Aboy, ambos miembros de la red, fueron deportados a Cuba, y al menos otros seis lograron escapar de la redada del FBI.

Siete antihéroes

En las campañas propagandísticas por la liberación de lsus agentes, Cuba se refiere insistentemente a los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio. Sin embargo, hay un manto de silencio sobre las identidades de los “siete no héroes”, cuyas condenas fueron reducidas y se encuentran bajo el programa de protección de testigos de Estados Unidos.

La referencia de Hernández al “grupo de colaboradores” es una de las escasas alusiones al tema en los medios oficiales cubanos. Tampoco se ha mencionado el caso del ex agente Edgerton Levy y su esposa, quienes fungieron como dobles agentes y resultaron piezas clave para que el FBI identificara y tuviera bajo supervisión a la Red desde 1995.

El mensaje, con fecha del 3 de mayo, no incluyo ni la cantidad ni los nombres de los antihéroes de la red.

Hernández saludó la permanencia de González en Cuba y dijo que hoy él y los tres restante agentes prisioneros son un poco más libres.

“Hoy cada uno de los Cinco es algo más libre. Parte de nosotros pasea por las calles de esa Isla, y podemos casi respirar su aire, quemarnos con su sol”, dijo.

Seguimos siendo Cinco

También aclaró que no debe ahora mencionarse que los prisioneros son cuatro, sino que debe cointinuar hablándose de los Cinco.

“¡Somos cinco y seguiremos siendo cinco! Si hoy tenemos que continuar la lucha no es solo por los otros cuatro, es también por René, porque lo conocemos y sabemos que él no será realmente libre hasta que estemos todos de regreso en la Patria”, concluyó Hernández, de 48 años.

En la conferencia de prensa de este viernes, González mostró el mensaje del jefe de la Red Avispa y repitió la misma idea.

“Seguimos siendo Cinco, no me considero libre hasta que mis cuatro hermanos, los héroes Antonio, Fernando, Ramón y Gerardo, estén aquí con nosotros”, dijo González. “Voy a luchar por nuestra causa, desde cualquier trinchera”.

González participará esta noche, a partir de las 7 p.m., en el programa Mesa Redonda de la televisión cubana, para presentar el documental Gritos en la pared, que refleja la batalla desplegada por Cuba y el movimiento de solidaridad internacional para lograr la libertad de los cinco agentes.

MIEMBROS DE LA RED AVISPA QUE COOPERARON CON EL GOBIERNO DE EEUU

Alejandro Alonso, agente Franklyn y 0-5, Residente en Miami. Misión: Infiltrarse en bases militares y organizaciones de exiliados como el Movimiento Democracia. Sentenciado a siete años.

Esposos Linda y Nilo Rodríguez, alias Los Juniors, agentes Judith y Manolo. Residentes en Miami. Misión: Espiar la Base Aérea de Homestead y la Base de la 82 División de Infantería Aerotransportada en Frot Bragg, Carolina del Norte. Sentenciados a siete años cada uno.

Esposos Joseph y Amarylis Santos, agentes Julia y Mario. Residentes en Miami. Misión: Penetrar las redes de computación del Comando Sur. Sentenciados a cuatro años (Joseph) y tres años y seis meses (Amarylis).

Esposos George y Marisol Gari, agentes Luis y Margot. Residentes en Florida. Misión: Observación de la Base Aérea de MacDill (Tampa) e interceptar correspondencia de cubanoamericanos fichados por la inteligencia cubana, valiéndose de que Marisol era empleada del Servicio Postal en el aeropuerto de Miami. Sentenciados a siete años (George) y tres años y seis meses (Marisol).

6 thoughts on “Jefe de Red Avispa critica a espías que cooperaron con gobierno de EEUU

  • Caballero mira que hablan basura,estas personas fueron juzgadas y encontradas culpables de una red de espionaje y de otras actividades ,como pueden hablar de justicia cuando en cuba se borro del diccionario esa palabra .por favor .
    Este senor que tan alegramente ensena ahora la renuncia a su ciudadania ,se va a arrepentir el dia de manana ,porque ahora lo van a atender ,pues lo necesitan de monigote ,pero despues cuando no lo necesiten es entonces uno mas del monton y cuando las tripas suenan el cerebro cambia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *