Jazz en la Habana

jazz plaza 1By Irina Echarry (Fotos: Elio Delgado Valdés)

HAVANA TIMES — Por estos días los amantes del jazz programaron sus noches meticulosamente, debían tener en cuenta muchos lugares y horarios para poder disfrutar de la mayor cantidad de opciones.

A 29 años de su primera edición ―presidida por Bobby Carcassés en 1979―, el Festival Internacional Jazz Plaza sigue siendo la oportunidad de estar en contacto con diferentes intérpretes del mundo jazzístico.

La gala inaugural comenzó con Yipsy García y su banda; luego Harold López-Nussa y su cuarteto, quien además subió al escenario a Omara Portuondo; y para el final Arturo O´Farril ―hijo del célebre compositor cubano Chico O`Farrill― y su grupo Afro Latin Jazz que despertaron la euforia del público al invitar a escena varios músicos cubanos interpretando el tema Action and Reaction.

Todos los conciertos tuvieron la misma calidad.

Los espacios a frecuentar durante el evento fueron variados: teatro Bertold Brecht, teatro Mella y sus jardines, la Sala Avenida, la legendaria Casa de la Cultura de Plaza ―sitio donde se realizó el primer encuentro que dio origen al festival―, y se incorporó el Club Miramar como una nueva subsede.

El Palacio de la Rumba y el Maxim Rock, brindaron su espacio para mostrar las influencias del jazz en otros géneros musicales.

La mayor riqueza del festival es la diversidad, pues se mezclan sonoridades estéticamente diferentes: puede apreciarse lo mismo jazz tradicional que latin jazz, música de vanguardia o una cantante de gospel, boleros o rumbas jazzeadas.

Se unen distintas generaciones de músicos: los ya establecidos comparten escenarios con las nuevas generaciones. Y las fronteras idiomáticas se disuelven entre acordes, melodías y aplausos.

jazz plaza Apenas dos meses antes habían anunciado que esta 29 edición estaría dedicada a Chucho y Bebo Valdés; la inauguración correría a cargo de Chucho en la sala Avellaneda del Teatro Nacional.

Quién sabe si por las críticas que Bebo hacía al gobierno cubano ―nadie ha ofrecido una explicación convincente―, a última hora alguien decidió extender la dedicatoria a “grandes figuras del jazz cubano”, lo que significa homenajear a una gran cantidad de músicos de la isla que a lo largo de los años han incursionado en el género y lo han enriquecido.

Algo justo, sin dudas, pero que disuelve los méritos del pianista fallecido en marzo de este año.  Por su parte, Chucho Valdés no asistió al festival.

Aún así, muchos músicos ―cubanos y extranjeros― no faltaron a la cita. La banda suiza Nolosé tocó junto a los cubanos de Gala Mayor; el percusionista holandés Joost Lijburt fue parte del trío del pianista cubano Abel Marcel, junto a Arturo Cruz en el bajo; y una gran aceptación tuvo la agrupación norteamericana Jazz Urbaine, que lidera el saxofonista Carlos Averhoff (hijo).

Se sintió la ausencia de Chucho Valdés y también la de Roberto Fonseca, aunque este último estuvo en forma de noticia, pues se supo que su disco Yo fue nominado al Grammy en la categoría de Mejor Disco Latin Jazz del Año; y además el diario The Washington Post lo incluyó dentro de las diez mejores producciones discográficas de 2013.

Así, entre presencias y ausencias, transcurrió uno de los festivales de jazz con más tradición y prestigio en América Latina.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


One thought on “Jazz en la Habana

  • el 26 diciembre, 2013 a las 1:08 pm
    Permalink

    Saludos, Irina. ¿En la foto 10 de qué agrupación se trata?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *