Inspectores de la ONU examinan armas cubanas descargadas en Panamá

HAVANA TIMES (dpa) —  Los integrantes de un Comité de Expertos de Naciones Unidas iniciaron el martes el examen de armas cubanas descargadas del buque norcoreano “Chong Chon Gang”, retenido desde julio en la caribeña ciudad de Colón, 80 kilómetros al norte de la capital panameña.

La actividad de inspección fue iniciada bajo condiciones de hermetismo, con miras a la preparación de un informe, ante la posibilidad de que el transporte de armas cubanas dirigido a Corea del Norte viole las sanciones impuestas por Naciones Unidas al gobierno de Pyongyang.

En ese sentido, la resolución 1718 del organismo mundial prohíbe el suministro de aviones de combate y sistemas antimisiles norcoreanos.

Previo a su arribo a Panamá, el Comité de Expertos de Naciones Unidas anunció que no tendría contacto con los medios de prensa. Los inspectores permanecerán varios días en este país y no han revelado la agenda de sus actividades en suelo panameño.

El fiscal antidrogas, Javier Caraballo, investigó a la nave retenida en el puerto de Manzanillo y ponderó el inicio de las labores del Comité de Expertos, pero se abstuvo de adelantar más detalles sobre el “Chong Chon Gang”, que fue interceptado cuando pretendía cruzar con el arsenal a bordo el Canal de Panamá.

Cuba reconoció que la nave transportaba azúcar y “240 toneladas métricas de armamento defensivo obsoleto -dos complejos coheteriles antiaéreos Volga y Pechora, nueve cohetes en partes y piezas, dos aviones Mig-21 Bis y 15 motores de este tipo de avión, todo ello fabricado a mediados del siglo pasado-, para ser reparado y devuelto a nuestro país”.

Caraballo resaltó que el armamento mencionado por Cuba fue hallado en la nave investigada, que posee un historial de incidentes alrededor del mundo. Sin embargo, aclaró que a bordo había, además, misiles en piezas del tipo SA2, y SA3, lo que hace la diferencia en el material requisado.

El Artículo 335 del Código Penal de Panamá prohíbe el transporte de explosivos o armas de fuego de cualquier naturaleza, y sus componentes y municiones. La infracción acarrea condenas de seis a ocho años de cárcel y puede ser elevada si se demuestra el uso de documentos falsos para el trasiego de equipos de guerra.

Para acceder al armamento, fue necesario realizar una descarga manual de 10.000 toneladas de azúcar en sacos colocados sobre contenedores que contenían armas, mientras que más de una treintena de tripulantes norcoreanos están encausados penalmente y se han negado a declarar.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *