Industrales en EEUU: Lo que no se ha dicho en Miami, ni en La Habana

Daniel de Malas (baseballdecuba.com)

Armando Capiró en sus días de gloria con Industriales y el Cuba.
Armando Capiró en sus días de gloria con Industriales y el Cuba.

HAVANA TIMES — Mientras ya se efectuaron las primeras actividades deportivas, del evento que se celebre en la Florida, por el 50 aniversario de la fundación del equipo Industriales, una realidad, está a punto de costarle muy cara, a uno de los protagonistas de la selección que viajo desde la isla. Entre todos los dramas que se manejan por allá, este se ha mantenido en secreto.

Entre Tampa y Miami se han estado moviendo los miembros de la delegación de Industriales, que fue invitada a los festejos de esta media centuria del equipo Azul. Han estado en decenas de entrevistas y han recibido apoyo, y también rechazo, de todas las aristas que componen la sociedad cubano americana del sur de la Florida.

Los protagonistas más seguidos han sido Javier Méndez y Juan Padilla por los incidentes del 99, a la vez que Armando Capiro ha tenido la oportunidad de reunirse con su fanaticada, me atrevo a decir, que de una manera más espectacular de lo que se ha hecho en la propia Cuba. Capiro aun no ha recibido una disculpa formal y el reconocimiento que merece por ser el súper atleta que fue. Incidente que también ocurrió con Anglada, Cheíto y otros tantos. Es irónico, pero muy lógico, que Capiro haya acogido todos esos parabienes en Estados Unidos y no en la Mayor de las Antillas.

Se han cometido errores diplomáticos de ambas partes (los invitados y los anfitriones) dejando que una oportunidad única, como esta, se desperdicie con odio y una estéril confrontación que no le hace bien al pueblo, que en realidad es el que ha sufrido, en más de medio siglo de caprichos. Esos juegos no son para ver quién es más “patriota”, sino para acercar a estas estrellas del ayer con sus fanáticos de siempre. El concepto de patriotismo va a ser enarbolado por todos, a pesar de discrepar en muchos asuntos.

También se han repetido disparates históricos, pues el nombre de los Industriales no se lo puso el Che al equipo, esto es una aberración antiquísima, que muchos en Cuba han utilizado para encarnar imágenes revolucionarias y políticas que no se avienen con el deporte. A esta gran mentira (y oportunismo) del beisbol cubano le dedicare otro trabajo.

El equipo de los Industriales de la isla sufrió muchas presiones antes de salir, por todos los aprovechados e incapaces que regularmente tienen que ver con esto, pero las nuevas leyes de inmigración favorecían el evento y legalmente no podían hacer nada, esos pandilleros disfrazados de funcionarios. El grupo, en su esencia, se unió y el proyecto salió adelante. No obstante uno de los peloteros cubanos que están ahora de visita en Miami, si está arriesgando mucho, y aun así, decidió ir, pues principios por delante del chantaje. Ese pelotero es Lázaro Vargas.

Antes de seguir dejo claro que Vargas y yo no somos amigos, sino conocidos, y aunque hemos compartido muchos criterios, también hemos discutido fuertemente opiniones diferentes, básicamente en temas beisboleros. Como pelotero yo lo adoré y como manager, le he reconocido su visión progresista, su trabajo con los números y el respeto a la religión del uso del pitcheo, aunque también le he criticado ciertos caprichos. Ninguno de nosotros es perfecto. Este trabajo intenta desenmascarar a los que están ahora mismo en Cuba conspirando contra Vargas y quizás así detener que ocurra una injusticia más en nuestro beisbol. Voy al grano.

A Vargas se le hizo saber, nunca de manera directa, que si iba al viaje a Miami, su puesto como director de los Industriales estaba en tela de juicio, pero a francos rumores que nadie quiso confirmar. Vargas siguió adelante, siempre con la razón y la verdad de su lado.

Independientemente de que lo Azules no estuvieron entre los 4 primeros de esta temporada del 2013, Vargas se enfrento a un staff de pitcheo prácticamente desnudo, sin mucho donde escoger, principalmente por el tema abandono del país. Aun así Vargas logro ser Campeón Occidental en el 2012, su primera incursión como piloto en cualquier categoría y esta campaña fue sexto en total y hubiera sido cuarto en Occidente, de existir la estructura anterior, donde también hubiera clasificado para los Playoffs.

A Vargas y la prensa capitalina se le informo, tras la Serie Nacional, que al manager Azul le quedaba al menos un año, pues consideraban razonable que él debería mantenerse como cabeza del equipo. Es razonable.

Una vez público el evento de los Industriales, a lo que el Comité Central del Partido prohibió darle seguimiento en la prensa cubana, las cosas cambiaron y algún oportunista se le ocurrió la idea de chantajear y presionar a Lázaro Vargas, con su puesto de director de Industriales.

Vargas, el mismo del bate arrastrado, los 2000 hits y el doblete para coronarnos Campeones Mundiales en el 88, se mantuvo firme en su compromiso y, con el resto del elenco, decidió seguir adelante.

Hoy lo rumores en la capital son enormes y vienen de diversas fuentes respetadas, manejándose nombres como el de Rolando Verde o Lázaro de la Torre, quienes coincidentemente estuvieron en la propuesta inicial del evento en Miami, aunque ambos declinaron su participación por distintas razones.

¿Porque estos dos nombres? Porque son grandes conocedores del beisbol, pero también porque así el escarmiento y la lección seria doble, castigo al que fue y promuevo al que se quedo, formula largamente usado por el gobierno cubano. No estoy diciendo con esto que Verde o de la Torre supieran de antemano esta decisión, pero van a ser utilizados por los fantoches que dirigen el beisbol en la isla.

Esta injusticia está por ocurrir, yo espero que estas líneas sirvan para exponer este fraudulento chantaje, (no sería la primera vez que logremos algo con solo decir la verdad) a la vez que imagino que Vargas no se va a quedar de brazos cruzados, si esto ocurriera, e intentará dar batalla legal en la isla. Animo a los lectores, que combatan esta injusticia con sus comentarios.

Hace poco leí una frase que me ha encantado, se las dejo a modo de colofón: “periodismo es hablar de lo que nadie quiere hablar, lo demás son relaciones publicas”.

Sin más por ahora.


2 thoughts on “Industrales en EEUU: Lo que no se ha dicho en Miami, ni en La Habana

  • el 28 agosto, 2013 a las 6:51 pm
    Permalink

    Lo que ocurre con Vargas, si resulta cierta la predicción del articulista, es otra infamia más del régimen que se acostumbró a chantajear a quien sea, amparados en la inmunidad cobarde con que ha hecho lo que le ha dado la gana en más de medio siglo ¿De qué extrañarse? Además, es prueba de que no todo es tan bonito ni aparentemente tan apolítico ni tan desideologizado como algunos han pretendido que se vea. “Loro viejo no aprende a hablar”, como dicen los venezolanos.

    Lo de Padilla y Méndez retrata quienes son ambos como personas, por muy buenos peloteros que hayan sido (Y lo fueron, no cabe duda). confrontados con la verdad irrebatible del video que muestra lo que pasó en el 99, el uno apostó por una bochornosa amnesia voluntaria ante las cámaras, y el otro se fue por el lado de la soberbia al afirmar que lo volvería a hacer de nuevo. El uno no es mas que un cobarde, y el otro sigue siendo un miserable a quien la hideputez no le permite reconocer que fue un cobarde al atacar a un hombre indefenso que solo portaba un cartel con un lema que debiera ser sagrado: “La Patria es de todos”. Ambos se merecen sobradamente el repudio que han sufrido por parte de la mayoría- sí, de la mayoría- de los cubanos del exilio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *