Havana Club a las puertas del mercado estadounidense

Por Eileen Sosin Martínez  (Progreso Semanal)

Jérôme Cottin-Bizonne, director general de Havana Club Internacional.
Jérôme Cottin-Bizonne, director general de Havana Club Internacional.

HAVANA TIMES — Dicen algunos que lo conocen que Jérôme Cottin-Bizonne está “aplatanado”, según se le llama en Cuba a quien se acostumbra de buena manera a vivir aquí. Ubicado en su contexto, el director general de Havana Club Internacional confiesa las perspectivas de la compañía con respecto al mercado norteamericano: “Por supuesto, tenemos grandes esperanzas con la nueva situación entre los dos países. Si un día se levanta el bloqueo tendremos un crecimiento significativo”.

Desde su fundación en 1993, la empresa mixta conformada a partes iguales por Cuba Ron y Pernod Ricard, ha multiplicado por 10 los volúmenes de venta, y por más de 15 en cuanto a valores. Havana Club llega a más de 120 países, salvo Estados Unidos, que representa el 40 % del mercado mundial para esa bebida.

Si bien están prohibidas las exportaciones directas, luego de las Enmiendas a las sanciones sobre Cuba, del Departamento del Tesoro y el Departamento de Comercio de Estados Unidos, anunciadas con posterioridad al 17 de diciembre, los norteamericanos que vengan a la Isla pueden regresar a su país con ron y tabaco, en una cantidad que no supere el gasto de 100 dólares.

“Las ventas han crecido mucho en Cuba desde enero, no solo debido a las compras de los visitantes estadounidenses, sino al turismo, que creció mucho desde principios de año; podemos ver que las ventas en el aeropuerto están aumentando fuertemente”, confirma el director general de Havana Club.

Meses atrás, varios expertos en el “tema Cuba” reunidos en Miami habían previsto que algo así ocurriría. Lo que “probablemente pasará es que (los norteamericanos) compren mucho ron y tabaco, y eso beneficia a la economía cubana”, dijo entonces Emilio Morales, presidente de la consultora The Havana Consulting Group.

En un escenario ideal, donde, efectivamente, Havana Club pudiera acceder al mercado vecino, resulta casi inevitable el roce con Bacardí, su archi-antagonista. ¿Qué pasaría entonces? “Lo que pasa en otros países: vamos a ser competidores directos” –asegura Cottin-Bizonne.

Havanista
Havanista, otro nombre para el Havana Club Añejo 7 años.

“Conocemos bien esta situación, porque es el caso en el resto del mundo, donde estamos en competencia fuerte con muchas marcas. Entonces hay que hacer los que hicimos en otros países: construir la marca, concentrarnos en nuestros puntos de diferenciación, en la calidad de nuestro ron, del ron cubano en general, el reconocimiento que tiene entre los bartenders del mundo, y el vínculo con la cultura cubana”.

La saga entre las dos firmas por la potestad sobre la marca parece haber llegado a un punto muerto. En 2012 la Corte Suprema se declaró no apta para examinar el contentivo que refiere el carácter retroactivo de la Sección 211 de la Ley Ómnibus de Asignaciones de 1998, la cual impide renovar el registro cubano de Havana Club en Estados Unidos. No obstante, la apertura de embajadas y la normalización de relaciones entre ambos países, podría conducir a la revisión del caso, signado por arbitrariedades y contrasentidos legales.

Teniendo en cuenta que el producto que comercializa Bacardí se fabrica en Puerto Rico, Cottin-Bizonne opina que Havana Club constituye desde ya la marca líder de ron cubano, tanto dentro como fuera de la Isla, donde se distribuye por 80 filiales de Pernod Ricard.

Si existiera la oportunidad de vender a Estados Unidos, la firma está lista. En abril pasado el director general declaró al diario francés La Tribune que el mercado norteamericano no es solamente el primero del mundo, sino además el que dicta las tendencias, por lo cual, a pesar de estar presente en más de 120 países, tal apertura permitiría que la marca fuera verdaderamente global.

Mientras no se resuelve el problema jurídico, desde 2011 las autoridades norteamericanas concedieron el registro de Havanista –otro nombre de etiqueta para el Havana Club Añejo 7 Años-, que brinda la posibilidad de, al menos, entrar. Por supuesto, “desbloqueo” mediante.

Havana-club-fábrica
Foto tomada de Paris Match.

Por lo pronto, a principios de junio la compañía organizó la visita de un grupo de barmans de Nueva York, Miami y Los Ángeles, quienes realizaron un recorrido por restaurantes y bares famosos –estatales y privados-, lugares históricos, y tuvieron un intercambio con representantes de la Asociación de Cantineros de Cuba.

A lo interno, todavía pesa el costo de importaciones de la materia seca –cajas, botellas, tapas- para poder exportar. “Es más complicado a nivel logístico, los flujos se demoran. Si tuviéramos una fábrica de vidrio a 50 kilómetros de La Habana sería mucho más fácil”, comenta el empresario francés.

Siguiendo la pauta de la construcción de la ronera San José, inaugurada en 2007, tras una inversión de 100 millones de dólares, cada año se amplían las capacidades productivas de Havana Club, en pos de acompañar el crecimiento de las ventas.

A juicio de Cottin-Bizonne, la multiplicación de restaurantes y bares por cuenta propia deviene una fuente de aumento y dinamismo para el mercado cubano, el primero de la marca. Le siguen Alemania, Francia, España, Italia, Reino Unido, Canadá, México y Chile.

Durante 2014 Havana Club Internacional vendió cuatro millones de cajas, que significan alrededor de 50 millones de botellas, 25 % de ellas expendidas en la Isla. Pernod Ricard cuenta en su cartera otras marcas célebres, como Malibú, Jameson, Chivas Regal, Absolut Vodka y Ballantine’s.


16 thoughts on “Havana Club a las puertas del mercado estadounidense

  • el 4 agosto, 2015 a las 7:09 am
    Permalink

    No soy experto solo aficionado al buen ron que disfruto degustándolo en casa con mis amigos y cercanos, pero la vida me ha permitido saborear varios tipos, marcas y nacionalidades, por eso respeto el Flor de Caña, el Cacique, y el Abuelo, y dentro de los rones cubanos prefiero el añejo reserva al HC de siete años pues es menos seco, pero antes que el HC prefiero al Santiago de mejor y más suave sabor y más que ninguno disfruto del Caney añejo con aroma insuperable, repito, es mi apreciación personal, por ello pienso que limitar la controversia a Bacardí versus HC es mutilar el debate, también he degustado Bacardí y en realidad no lo considero superior a ninguno de los mencionados.
    Con relación a HC si en realidad fuera superior, no tiene por qué valerse de artimañas para imponerse en el mercado, al fin de cuentas la calidad se impone.

  • el 1 agosto, 2015 a las 9:07 pm
    Permalink

    Je…¿Desapareció Valdivia?

  • el 1 agosto, 2015 a las 3:24 am
    Permalink

    Jaja…no captaste la ironía…no tengo la menor idea de tu edad, pero de mi infancia sí recuerdo muy bien una consigna que se puso en boga en cuanto triunfó la Revolución: “consuma productos cubanos”. Lo triste hoy en Cuba es que a duras penas se consigue el producto cubano, y, cuando se hace, hay muchos que no pueden pagarlos.

    Si me has estado leyendo “en tantos años”, como afirmas, entiendo que huelgan las presentaciones. Sabrás de que pata cojeo.

    A lo que sí quería exhortarte con un poco de buen humor es a deponer la rabieta inútil de no tomarte un vaso de ron, con la esperanza de que tu abstinencia etílica va a echar bajo el gobierno de Raúl Castro…

  • el 1 agosto, 2015 a las 1:39 am
    Permalink

    Valdivia simplemente anuncia la urgencia que tienen los imperialistas (chinos, brasileños, rusos, europeos y americanos) porque los Castros ACELEREN en Cuba las medidas de apertura política y económica. Y en el medio de este forcejeo, entre el yunque y el martillo, las masas laboriosas cubanas, forzadas a caminar y trabajar mas rápido, con mas empeños y con salarios cada vez mas indecentes. Tienen la palabra.

    La crisis económica mundial de 2008, es la segunda gran crisis de SUPERPRODUCCIÓN, después de los llamados 30 gloriosos que se sucedieron casi sin interrupción luego de la II Guerra mundial. Cuando se habla de superproducción capitalista, es que hay demasiadas mercancías que no consiguen venderse a un precio rentable en el mercado, se acumulan y pierden su valor, entonces la pelea es a cuchillo, patada y bofetada entre los diversos vendedores por conquistar nuevos mercados o apretujarse en los viejos. Por eso la “obligación” de Cuba a literalmente abrirse de piernas lo mas pronto posible. Ahora resulta que paradójicamente los Castro, con su “sin prisa pero sin pausa”, resultan mas demócratas que las fuerzas financieras del mundo!

    Grecia es la expresión extrema de esta crisis. Puede que Cuba y Venezuela estén en la lista mas la gran cantidad de pequeños paises africanos o del hemisferio sur.

  • el 31 julio, 2015 a las 12:16 am
    Permalink

    he trabajado durante 4 años haciendo part time en dos liquors store de Miami, uno en Hialeah el otro en Kendall, siempre me interesó seguir de cerca las tendencias del mercado, les puedo asegurar que en estos dos a los que me refiero y dentro de la misma linea de precios es el Abuelo el mas vendido, todos los que uds han mencionado se mueven entre los 11, 12, y 13 dolares, de acuerdo a la competencia, el dueño me encargaba visitar los liquors cercanos y chequear los precios, siempre trataba de vender a un dolar menos que la competencia, ahora bien, nadie menciona un hecho muy importante, que ocurre a partir de las medidas de Obama de autorizaar $ 100 en ron o tabaco, yo quisiera que alguien pudiera revisar los equipajes de los cubanos que viajan a la isla cuando regresan, con todos los que yo converso es comun regresar con 2 o 3 botellas de HC,y buenos mazos de tabaco,ya el dueño esta recibiendo proposiciones de cantidades considerables de HC a precios muy competitivos, pero claro sin factura y el no se la juega, quiere las cosas claras.Los medicos de Miami estan recibiendo regalos de botellas de HC y mazos de tabaco, se puede comprobar muy facilmente en las clinicas, solo piensen en cerca de 500,0 miles de cubanos viajando a Cuba y la mayoria regresando con botellas, no es nada descabellado hacer calculos, que asustan, y no hay otra fuente estadistica, pues hay que utilizarla, en las tiendas de todos los aeropuertos cubanos se puede comprar HC añejo a menos de $ 10, y como estan despues de pasar el check point se pueden llevar arriba sin problemas, los de los tabacos ni hablar, tremendas cajas de madera o humidores como les llaman, de cedro, toda un obra de arte, a precios competitivos por todo Hialeah, muy buenas para regalos y muy codiciadas, veremos a donde para esto.

  • el 30 julio, 2015 a las 10:39 pm
    Permalink

    Con cada mojito que consumas estarás dando un paso hacia la democratización del país…

  • el 30 julio, 2015 a las 7:14 am
    Permalink

    Al menos en Pekín el Bacardi está ahora más barato que el Havana Club, incluido el añejo especial. Lo vi en la tienda hace dos días…

  • el 29 julio, 2015 a las 11:21 pm
    Permalink

    Luis
    No olvides que Pernod Ricard es quien comercializa el HC. Con decirte que lo he visto en las licoreras de paises tan disimiles como Colombia y Australia ( igual que el Santiago)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *