Gob. de Nicaragua ordena reanudar clases en medio de la pandemia

Los estudiantes ahora cumplen con un protocolo de ingreso al recinto. Foto: Nayira Valenzuela/Confidencial.

Baja asistencia en centros de estudio, el uso de mascarilla es obligatorio, pero hay poco control del distanciamiento físico.

Por Ana Luicia Cruz  (Confidencial)

HAVANA TIMES – El Ministerio de Educación (Mined) mandó a abrir este martes, 21 de julio, los colegios públicos de Nicaragua para dar inicio al segundo semestre del año escolar, pese a las advertencias de expertos en salud, que puede haber un aumento del contagio por la covid-19.

En un recorrido realizado por CONFIDENCIAL en escuelas e institutos públicos de Managua, se comprobó la poca asistencia escolar y el riesgo que corren los estudiantes ante la falta de control del distanciamiento social en los recintos.

En el Colegio 14 de Septiembre, algunos padres de familia se presentaron a dejar las guías que les orientaron a sus hijos en las pasadas vacaciones intersemestrales, del 26 de junio al 20 de julio, pero refirieron que no los llevaron para “evitar que se contagien”.

No obstante, otros optaron por mandar a sus hijos a las aulas de clases. Algunos familiares que acompañaban a los alumnos, explicaron que los enviarán durante esta semana para “probar” si los dejan continuar sus estudios, pues afirman que prefieren que “pierdan un año escolar a que se contagien”.

Una de las madres que accedió a conversar con CONFIDENCIAL explicó que tiene dos hijos estudiando en el Colegio 14 de Septiembre; uno en primaria en el turno de la mañana y otro en secundaria en el turno de la tarde, pero apuntó que en ambas secciones hubo poca asistencia.

“El pequeño me dijo que solo llegó la mitad de sus compañeros. Muchos padres no mandan a los niños por temor, yo soy una, solo los mando esta semana para probar si pueden seguir ahora que están poniendo obligatorio el uso de mascarillas, pero si no resulta los voy a sacar”, afirmó.

Médicos reportan contagios de niños

En Nicaragua no hay datos oficiales sobre el género, edad, origen ni ningún otro detalle de contagios. Tampoco el Observatorio Ciudadano COVID-19, que monitorea la pandemia de manera independiente, cuenta con un registro de casos entre la niñez.

Sin embargo, el doctor Eduardo López, pediatra neumólogo y miembro del Comité Científico Multidisciplinario para el abordaje de la covid-19 en Nicaragua, atendió el 27 de mayo a su primer paciente pediátrico con síntomas sospechosos del SARS-CoV-2. El 14 de junio, atendió a su caso más reciente con la misma sintomatología, para un total de 18 pacientes menores de edad con covid-19, en menos de un mes.

López comenta que, ante la falta de tests de covid-19, que han sido centralizados por el Gobierno desde el principio de la pandemia, ha confirmado estos diagnósticos a través de la sintomatología clínica de sus pacientes y, “si bien es cierto no tenemos una prueba positiva; los padres de al menos arriba del 90% de esos pacientes, estaban con síntomas compatibles con covid-19”, por lo que considera que “esa fue la mejor prueba diagnóstica”.

Los 18 pacientes que ha atendido el doctor López han tenido buenos resultados. “Todos se han recuperado de forma satisfactoria y hemos usado diferentes protocolos mundiales en dependencia de las manifestaciones clínicas”, detalla tras celebrar que no ha tenido “la necesidad de hospitalizar a ninguno”.

El doctor Fulgencio Báez, oncólogo pediatra y también miembro del Comité, confirma que él igual ha atendido semanalmente “varios casos de niños y adolescentes con diagnóstico sospechoso de covid-19”.  El médico tampoco ha tenido un solo caso que amerite hospitalización. Sin embargo, sí conoce de algunos colegas que han tenido que manejar casos de menores que requirieron un seguimiento más riguroso.

“Sé de una infectóloga pediatra que por lo menos ha hospitalizado a cuatro niños con complicaciones que amerita su manejo intrahospitalario. Todos los casos que yo he estado tratando han sido de forma ambulatoria o por videollamada y manejados desde casa. He atendido a dos familias: una con once hijos y en otra con seis hijos, y, todos se enfermaron; con excepción de dos niñas, quienes posiblemente también se contagiaron, pero se comportaron como asintomáticas”, detalla el doctor Baéz.

Según información extraoficial a la que tuvo acceso CONFIDENCIAL, en el Hospital Alemán Nicaragüense, donde en el último mes ha bajado la cantidad de pacientes hospitalizados, hay unos cinco niños ingresados en las últimas semanas.

Poco control en distanciamiento social

En el primer día de retorno a clases se pudo apreciar la falta de control en el distanciamiento físico de los menores. En el Colegio Primero de Mayo y en el 14 de Septiembre, los maestros estaban aglomerados minutos previos a abrir los portones de los centros de estudio. Asimismo, los alumnos se amontonaban para ingresar al recinto, incumpliendo el distanciamiento social orientado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En las secciones de los colegios e institutos, los pupitres donde los estudiantes reciben sus clases fueron ubicados a poco más de un metro de distancia, al igual que los escritorios de los docentes.

En el Instituto Miguel Bonilla Obando, al igual que en Colegio 14 de Septiembre, los guardas de seguridad se cercioraban que los estudiantes no pasaran de la entrada sin lavarse las manos. Junto a las entradas principales fueron colocados improvisados lavamanos, con sus respectivos jabones.

El guarda de seguridad del Instituto Miguel Bonilla explicó que esta medida es nueva, pero que están siendo rigurosos, pues no puede dejar pasar a ningún alumno que no porte mascarillas y se lave las manos.

Asistencia ha sido escasa

Uno de los estudiantes del Miguel Bonilla, que accedió a conversar con CONFIDENCIAL, afirmó que no tiene temor a contagiarse ahora que es obligatorio el uso de mascarilla. Sin embargo, confirmó que en su sección de clases hay muchos que no están llegando, porque sus padres prefirieron sacarlos. El adolescente calcula que de 40 alumnos solo la mitad está asistiendo.

Sin embargo, las autoridades educativas esperaban que este 21 de julio, tras el inicio del segundo semestre del año escolar, se normalizara la asistencia, según lo expresado a inicios de julio por el asesor presidencial en temas de educación, Salvador Vanegas, en una entrevista con un medio de comunicación oficialista.

Vanegas además reconoció que el cierre del primer semestre escolar se vio impactado por la pandemia de la covid-19, aunque lo calificó de “irregular”.

“No podemos decir que ha sido un ciclo escolar ordinario, es extraordinario en esta ocasión (…) no es cierto que hay una inasistencia permanente, lo que hay es una inasistencia irregular. Nueva Segovia, por ejemplo, cerró con el 87 por ciento promedio (de asistencia de estudiantes)”, declaró Vanegas.

La presidenta de la Unidad Sindical Magisterial, Lesbia Rodríguez, ha denunciado y culpado al régimen de Ortega de la muerte de más de 30 docentes, que afirman haber presentado síntomas de covid, por obligarlos a llegar a las escuelas e institutos, pese a la pandemia que enfrenta Nicaragua.

“Los maestros están siendo obligados a asistir a los centros, aunque los alumnos no llegan por miedo a la pandemia, viajan en las rutas (autobuses) llenas. Esto ha hecho que haya educadores muertos”, denunció.

Medidas tardías de prevención

Hasta cuatro meses después de informado el primer caso de covid-19 en Nicaragua, el Ministerio de Educación tomó medidas para prevenir el contagio en los centros de estudios. El 14 de julio, el Mined publicó las  “Pautas para el inicio del segundo semestre escolar 2020”, donde informa de las medidas a tomar en cada escuela, colegio e instituto para prevenir el contagio.

Entre las medidas, aunque no aparece el uso obligatorio de mascarillas, se expone que se continuará aplicando el lavado de manos, señalando que se realizará con el apoyo de de las familias, para garantizar el agua y jabón.

En las pautas también se establece la reorganización  de la ubicación de los estudiantes, manteniendo una distancia prudente que evite el hacinamiento durante el desarrollo de las clases. Además se orienta la elaboración de horarios de clases, estableciendo horarios escalonados para el receso y salida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.