Fotorreportaje: 2020, un año marcado por el luto y la represión

Las imágenes más impactantes y representativas de 2020, en Nicaragua, están vinculadas a la pandemia, el estado policial de facto, y los huracanes

Por Nayira Valenzuela  (Confidencial)

HAVANA TIMES – El 2020, en Nicaragua, estuvo marcado por las singularidades de la pandemia de covid-19, bajo un estado policial de facto y una economía en su tercer año de recesión, el azote de dos potentes huracanes en el región caribe y montañas del norte y el recrudecimiento del asedio y persecución contra opositores, líderes religiosos y periodistas independientes.

Contrario a todas las indicaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de quedarse en casa, el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo promovió un sinnúmero de actividades masivas, como la marcha “Amor en tiempos del covid-19”, veladas boxísticas, exhibición de vehículos modificados, ferias gastronómicas y fiestas patronales, contradiciendo también las medidas de la Iglesia católica.

Como resultado del mal manejo de la pandemia, muchos hospitales se vieron saturados de pacientes con covid-19, y se registraron aproximadamente 7000 muertes vinculadas a la pandemia, según datos del independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, aunque el Gobierno solo admite 162 muertes por el coronavirus.

Nicaragua también fue golpeada en menos de 15 días por los huracanes Eta y Iota, que dejaron 25 personas fallecidas, casi 6000 viviendas totalmente destruidas, y otras 38 000 dañadas, con daños materiales por más de 740 millones de dólares.

El régimen igualmente ha recrudecido el estado policial de facto, incluyendo ataques y fabricación de juicios contra periodistas. El acoso contra opositores, también ha llegado a que varios dirigentes tengan prohibido salir de sus casas o de la capital, y decenas son acosados constantemente en sus viviendas.

El primero de marzo murió el poeta y sacerdote Ernesto Cardenal, tras batallar con enfermedades cardiacas y renales. En la misa de cuerpo presente, realizada en la Catedral Metropolitana de Managua, el tres de marzo, simpatizantes del Gobierno interrumpieron el servicio religioso, y agredieron a amistades del poeta y periodistas.  // Foto: Carlos Herrera | Confidencial
La pandemia se convirtió en una realidad en Nicaragua el 18 de marzo, cuando el Gobierno anunció primer caso positivo de la covid-19. A la mañana siguiente, decenas de nicaragüenses comenzaron a abastecerse de víveres para comenzar una autocuarentena. El Gobierno de Daniel Ortega nunca decretó un confinamiento obligatorio. // Foto: Supermercados 19 de marzo, Managua. | Jorge Torres | EFE
El portón número 2 del Hospital Alemán Nicaragüense, en Managua, fue el punto donde decenas de ciudadanos preguntaban por sus familiares, ingresados con covid-19, aunque las autoridades hospitalarias afirmaban que era por problemas respiratorios. // Foto: Jorge Torres | EFE
Semanas después de conocerse el primer caso de covid-19, los hospitales comenzaron a saturarse de pacientes, se elevaron las ventas de ataúdes y en las redes sociales se viralizaron los videos de los entierros exprés. Los fallecidos por la pandemia eran enterrados por las noches y en ocasiones solo un familiar podía participar en el sepelio. // Foto: Trabajadores con sus trajes de bioseguridad en un entierro exprés en un cementerio en Ticuantepe. 18 de junio. | Nayira Valenzuela | Confidencial
Cuatro partidos políticos y tres movimientos civiles opositores firmaron los estatutos de la Coalición Nacional. Meses después, la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia (ACJD) se retiró de la plataforma opositora; y luego, el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) fue expulsado de la organización. // Foto: Nayira Valenzuela | Confidencial
Entre el secretismo y las dudas sobre cómo se celebraría el 19 de julio, a causa de la pandemia, el FSLN convirtió la celebración por el 41 aniversario de la Revolución en una fiesta exclusiva. Solo un grupo selecto participó en el acto central, y los que no estaban en la lista vieron a su líder a través de una valla metálica. // Foto: 19 de julio | Nayira Valenzuela | Confidencial
Un sujeto no identificado lanzó una bomba molotov a la capilla de la Sangre de Cristo en la Catedral de Managua, e incendió la imagen de la Sangre de Cristo, de 382 años de antigüedad. En este año, la iglesia Católica ha sufrido decenas de ataques; robos, profanación de templos y asedio contra líderes religiosos. // Foto: 31 de julio. | Jorge Torrez | EFE
Aunque oficialmente las clases presenciales nunca fueron suspendidas en los colegios e institutos públicos. El Gobierno decretó varios períodos de vacaciones entre marzo y julio. El 22 de julio, las clases reiniciaron entre la incertidumbre de los padres de familia de enviar a sus hijos a las escuelas o dejarlos en casa. // Foto: 22 de julio | Nayira Valenzuela | Confidencial
Más de 500 nicaragüenses, que regresaban desempleados de Costa Rica y Panamá, permanecieron más de una semana varados a la intemperie en la frontera de Peñas Blancas, en Rivas, ante la negativa de las autoridades nicaragüenses de dejarlos pasar por no tener una prueba negativa para covid-19. Esta medida se ordenó cuando ellos ya habían emprendido el retorno. // Fotografía de uno de los primeros grupos de nicas que trataban de retornar al país. | Cortesía | Confidencial
Pese a la advertencia de un posible rebrote, el Gobierno y las autoridades municipales del FSLN continuaron promoviendo actividades masivas. En la imagen, una corrida de toros en honor a la Virgen de la Asunción en Granada.  // Foto: Granada, primero de septiembre. | Nayira Valenzuela | Confidencial
La Costa Caribe Norte de Nicaragua fue azotada en menos de 15 días por los huracanes Eta y Iota. En un informe preliminar de “daños materiales”, el Gobierno señala que al menos tres millones de personas estuvieron expuestas a los fenómenos y 56 municipios reportan daños materiales. // Foto: Haulover, 21 de noviembre. |  Elmer Rivas | Confidencial
Vista general de un deslave en la comunidad San José de Kilambé, en Jinotega, donde unas 15 casas fueron arrasadas. Según datos oficiales, el paso del huracán Iota dejó un total de 21 fallecidos en Jinotega, Carazo, Nueva Segovia y Matagalpa. // Foto: 19 de noviembre. | Nayira Valenzuela | Confidencial
Para contrarrestar la organización territorial de los opositores, la Policía Nacional ha emprendido una campaña de persecución contra líderes opositores, para impedir su salida de Managua. De facto, varios tienen casa por cárcel, mientras la Policía mantiene el asedio permanente en decenas de viviendas de opositores y hasta la última semana también continúa allanamientos y detenciones ilegales. // Foto: 6 de septiembre. | Cortesía | Confidencial
A dos años de la ocupación manu militari de CONFIDENCIAL, el canal 100% Noticias, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), el Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade), el Centro de Información y Servicios de Asesoría en Salud (Cisas) y la Fundación Popol Na, el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo notificó –a través de varios rótulos en los inmuebles– que las propiedades ahora “pertenecen al Ministerio de Salud”. Un hecho de facto que “oficializa su crimen” y envía “un mensaje nocivo” a la sociedad nicaragüense, valoraron los afectados. // Foto: Claudia Tijerino | Confidencial
El preso político Justo Rodríguez, excarcelado el pasado 18 de diciembre, se encuentra en “situación crítica” y está “muriendo de a poquito”, según su hermana Emérita Rodríguez. Justo fue arrestado el 20 de abril de 2020, cuando participó en una protesta en conmemoración de la Rebelión de Abril de 2018. Entonces era un hombre robusto, que hoy está postrado en una cama, casi completamente paralizado tras sufrir un derrame cerebral en prisión. “Cuando lo vi en el penal me dijo que lo habían golpeado y le habían dejado caer una llanta de repuesto, pero no le pregunté si fue en la cara o en la espalda”, comenta Emérita.  // Foto: Justo Rodríguez, preso político excarcelado. | Cortesía | Confidencial

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *