Filme revela dramática situación habitacional en Centro Habana

Fachada del edificio Elena de Centro Habana, que inspira el revelador documental de Marcelo Martín.

Por  Café Fuerte

Del documental Elena.

HAVANA TIMES — Mientras la zona colonial de La Habana ofrece al mundo una imagen de rehabilitación arquitectónica  y sociocultural, las edificaciones del vecino municipio de Centro Habana languidecen a marcha acelerada ante los ojos de sus residentes y la inercia de las autoridades gubernamentales.

Era la ciudad de transición entre las construcciones vetustas y la modernidad que acontecía en el Vedado. Las magníficas edificaciones se enriquecieron con un programa de calificación urbana entre 1827 y 1840, pero de todo eso hoy solo quedan los signos de la decadencia.

Elena (2012), un documental del realizador Marcelo Martín Herrera, registra en imágenes la debacle de una Centro Habana que se cae a pedazos sin esperanzas de recuperarse como un espacio habitable. El filme, de 42 minutos, toma el nombre de uno de los edificios construidos en la calle Vapor 117, entre Espada y Hospital, en 1927.

Resultado de tres años de investigación periodística y conversaciones con los habitantes del destartalado edificio, Elena es uno de los más impresionantes testimonios de la debacle constructiva de La Habana.

Martín Herrera (La Habana, 1980) es director y guionista, graduado del Instituto Superior de Diseño Industrial (ISDI).  Se inició como creador de publicidad y gráfica animada para televisión, y  se desempeña  actualmente como realizador y publicista vinculado al Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos (ICAIC).

230 derrumbes anuales

El filme se exhibió en la XII Muestra Joven ICAIC, el pasado abril, y recibió una mención. Hasta el momento no ha sido programado comercialmente ni se ha mostrado por la televisión cubana.

Centro Habana es el municipio habanero de mayor densidad poblacional, con 163,763 habitantes, en una extensión territorial de cinco kilómetros cuadrados, apenas el uno por ciento del área que cubre ciudad capital.

De acuerdo con las cifras oficiales, el municipio tiene 46,277 viviendas, de las cuales 22,712 están en mal estado y 4,198 presentan un estado crítico. Un total de 230 derrumbes ocurren anualmente en el perímetro de Centro Habana.

Un total de 24,311 de sus residentes se encuentran en “albergues de tránsito”, un eufemismo gubernamental para calificar las ubicaciones masivas de personas sin vivienda y en las que permanecen regularmente por largo tiempo.

“No he visto en los últimos años un reportaje en la prensa cubana que refleje con tanta honestidad y sin medias tintas el desastre de este país”, comentó a CaféFuerte un periodista cubano de los medios estatales. “Elena es un documental sobre una realidad concreta de todos los días, pero es también la metáfora de las ruinas cubanos que ya son irrecuperables y de una arquitectura que desaparece”.

Sin escaleras

La fuente, que pidió no ser identificada, considera que en momentos en que están en marcha las asambleas preparatorias del IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), fijado para los días 14 y 15 de julio, debería exhibirse Elena ante los profesionales de la comunicación.

Fachada del edificio Elena de Centro Habana, que inspira el revelador documental de Marcelo Martín. Foto: Café Fuerte

Martín abre Elena recordando el Artículo 9 de la Constitución cubana: “El Estado trabaja por lograr que no haya fórmulas que no tenga una vivienda confortable”. Lo cierra con una dedicatoria: “A La Habana, que sigue esperando”.

El documental comenzó a rodarse en octubre del 2009, cuando se esperaba la llegada al llugar de una brigada del Contingente “Salvador Allende” para encarar una reparación capital del edificio. Las reparaciones habían comenzado ya en el 2000, pero fueron detenidas.

“La escalera del edificio se cayó como se cayeron las Torres Gemelas de Nueva York”, relata en el documental un entrevistado que se identifica como Manolo. Los vecinos de Elena fueron ubicados en un albergue, pero muchos regresaron al edificio, víctimas de robo y desesperación.

“Todo lo que tenía me lo robaron en el albergue. Estuve ocho años en el albergue y no tengo esperanzas de nada”, cuenta una mujer.

Elena está inhabitable, pero como muchas construcciones de Centro Habana, mantienen residentes en su interior. Los vecinos han establecido un pasadizo desde el edificio contiguo como vía de acceso. Muchos apartamentos y cuartos carecen de cocina y baño, mientras las filtraciones y las aguas albañales, con excremento y gusanos, son convivencia normal en el lugar.

Un engaño infinito

“Todo esto es un engaño, una falta de respeto… Toda mi vida la he consagrado a la revolución, dentro y fuera del país”, manifiesta Gregorio, un anciano que fue combatiente internacionalista en sus años jóvenes.

Gregorio vive rodeado de aguas putrefactas, que se desbordan a su alrededor. Con frecuencia saca los desechos con un cubo para poder sobrevivir allí. Cuenta que un empleado público le ofreció venir a destupir la fosa, pero pedía $40 dólares (unos mil pesos cubanos).

“No tengo los 40 dólares, lo más que puedo poner es 100 o 200 pesos, a mucho dar, porque mi retiro no me alcanza”, confiesa el hombre.

Emilio, otro residente del lugar, habla de una evidencia demoledora: “No se puede vivir 25 años sin baño y sin cocina”.

Elena incluye las llamadas telefónicas hechas a las instituciones estatales y a la sede del contingente constructivo sin hallar respuestas para la desidia manifiesta respecto al edificio. Evasivas y promesas que seguían sin cumplirse a fines del 2012.

“El documental comienza con imágenes de pesadilla de bichos innombrables moviéndose en las aguas muertas que día a día inundan los apartamentos, y termina con fotos y direcciones de otros edificios de Centro Habana -una pequeña muestra- tan deteriorados como ese, o ya totalmente derrumbados”, escribió en su blog el cineasta Eduardo del Llano. “Elena es uno de esos trabajos críticos que, además de rotundidad y furia revelan inventiva y hasta humor. Es denuncia, pero también es cine”.


4 thoughts on “Filme revela dramática situación habitacional en Centro Habana

  • el 3 junio, 2013 a las 11:42 am
    Permalink

    Es contradictorio que con situaciones semejantes se esten demoliendo, o se ordene demoler habitaciones construidas con esfuerzo propio de la gente, en esas desiciones no inteviene el bloqueo norteamericano, y si las direcciones de planificacion fisica municipal, poderes populares y el general Rodiles entre otros.

  • el 2 junio, 2013 a las 9:43 am
    Permalink

    Según el comentario anterior, es el Gobierno de EEUU, quien tiene la obligación de reconstruir el país Cuba.
    No he visto mayor plattismo desde 1934.
    Esta mentalidad parásita o rentista, de que otro país nos tiene que mantener, es lo que ha producido estos resultados.

  • el 2 junio, 2013 a las 7:13 am
    Permalink

    Basta ya de achacarle todo a los estados Unidos. La Habana se cae como resultado del desden que desde un principio fidel y compañia le dieron al culparla de una forma de vida burguesa que nada tenia que ver con un pais del proletariado. Cuba ha gastado millones construyendo como ayuda solidaria, haciendo tuneles y refiguos para una invasion que jamas llego, nunca faltaron materiales para hacer escuelas en el campo, unidades militares, prisiones y hoteles de cinco estrellas, ahora hasta campos de golf y mansiones millonarias se projectan y promueven para la elite burguesa del mundo, incluyendo a sus enemigos yankis. el peor enemigo de lo que fue la revolucion cubana es la misma revolucion y sus dirigentes, que ni jamas fueron socialistas y no lo son ahora tampoco. Estados unidos esta sentado viendo como el pais se destruye desde adentro. No hay bloqueo, sino un embargo que es mucha diferencia. Un pais que bloquea no autorizaria a mariela Castro a pasear por su territorio ni permitiria el envio de miles de millones en remesas y visitas de “refugiados politicos”que regresan cargando con todo lo inimajinable, ni autorizaria kla venta de productos alimentarios. Que no da creditos?, esa es una decision soberana. Aprende que significa genocidio. En Cuba, a pesar de todos los problemas, la gente se muere como en cualquier otro lugar

  • el 2 junio, 2013 a las 5:17 am
    Permalink

    Si, es triste la situacion, Estados Unidos esta poco a poco logrando sus objetivos y quien escribe estos articulos sin tomar en cuenta la situacion de bloqueo que vive Cuba y como afecta este en cualquier area lo ayuda en sus planes.
    Los objetivos del bloqueo han sido, según el memorando del Gobierno de los Estados Unidos del 6 de abril de 1960 “provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […] debilitar la vida económica de Cuba negándole dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.
    Esto es genecidio y lo que es peor, por la potencia mas poderosa del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *