Fidel Castro, el gran ausente en la nueva era entre Cuba y EEUU

Por Isaac Risco

Fidel Castro con el artista Kcho durante en su última salida a un lugar público, al comienzo del 2014.
Fidel Castro con el artista Kcho durante en su última salida a un lugar público, al comienzo del 2014.  Foto: cubadebate.cu

HAVANA TIMES (dpa) — ¿Dónde está Fidel Castro? La ausencia pública del ex presidente cubano empieza a generar estos días cada vez más interrogantes después de que los gobiernos de Washington y La Habana anunciaran un histórico acuerdo para retomar sus relaciones.

Castro no ha publicado ni una línea desde el miércoles, el día en el que su hermano Raúl y el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dieran a conocer ante las cámaras el más importante vuelco en medio siglo en las turbulentas relaciones entre los dos países.

Tampoco las autoridades cubanas han difundido imágenes suyas. No se sabe, por ejemplo, si Castro ha visto a los “Cinco”, los agentes de inteligencia detenidos en 1998 en Estados Unidos y que el veterano revolucionario cubano, en tanto de 88 años, convirtió en un emblema de su enemistad con Washington.

Los últimos tres ex espías llegaron el miércoles a La Habana tras ser excarcelados como parte del acuerdo sellado por Obama y Raúl Castro tras meses de negociaciones secretas. Desde entonces, a los “Cinco” se les ha celebrado en múltiples actos públicos en La Habana.

Los cubanos están acostumbrados en realidad a la ausencia de Fidel Castro. El ex presidente está retirado desde hace tiempo de la vida pública. La última vez que se le vio fuera de su casa fue en enero de este año, cuando visitó de forma inesperada una galería de arte. Las imágenes del veterano líder cubano doblado por la edad dieron la vuelta al mundo entero.

Su silencio llama ahora especialmente la atención en días en que todos los ojos del mundo están puestos en la isla.

“Él va a escribir una ‘reflexión’ en estos días, cómo no”, cree Rogelio Cutiño, un músico de 52 años frente al Malecón, el conocido paseo marítimo de la capital cubana.

“Él siempre sale. De éstos dijo que volverán, y volvieron”, lo secunda Mario Martín, de 64 años, aludiendo a una frase de Fidel Castro que se convirtió en consigna para la causa de los “Cinco” en la última década.

Las interrogantes giran también en torno al papel que puede haber jugado el líder cubano en el acercamiento con su viejo enemigo ideológico. Pese a que no ejerce el poder desde 2006, en la isla parece inconcebible que Fidel Castro no haya estado al tanto de las negociaciones entre su hermano y Obama.

“Estoy segura de que está muy feliz y que debe haber participado en todas estas decisiones”, aseguró su sobrina, Mariela Castro, a la cadena estadounidense CNN la semana pasada.

La hija de Raúl Castro, una conocida activista por los derechos de las minorías sexuales en Cuba y parlamentaria, también se mostró convencida de que su tío “en cualquier momento escribirá alguna de sus ‘reflexiones’ habituales”.

Desde que una grave enfermedad intestinal lo forzó a dejar el poder en 2006, Fidel Castro vive retirado en su casa en el oeste de La Habana, dedicado a sus estudios o a seguir con avidez la actualidad internacional, según la prensa oficial.

El octogenario ex mandatario también escribe esporádicamente sus “reflexiones”, los artículos de opinión que reproducen siempre el “Granma” y los demás medios oficiales, y que publicaba copiosamente después de su convalecencia en 2007.

Las “reflexiones”, sin embargo, se han vuelto cada vez más escasas. Los últimos artículos elogiando el aporte cubano a la lucha contra el ébola en África los publicó a mediados de octubre. Pocos días antes había escrito también un texto sobre un editorial de “The New York Times”, que hoy parece premonitorio.

El diario es un “órgano de prensa que en determinadas circunstancias traza pautas sobre la línea política más conveniente a los intereses de su país”, señaló entonces Castro sobre el artículo en el que influyente periódico neoyorquino pedía el final del embargo sobre Cuba.

¿Estaba entonces Fidel Castro al tanto de las negociaciones? Es una interrogante que quizá despeje pronto él mismo. Por ahora, le cede el protaganismo político a su hermano.


9 thoughts on “Fidel Castro, el gran ausente en la nueva era entre Cuba y EEUU

  • el 23 diciembre, 2014 a las 4:04 pm
    Permalink

    Por supuesto que Fidel Castro no va a aparecer “de primera y pata” en todo este revuelo. Quién puede imaginarse que él, el enemigo acérrimo del imperialismo norteamericano, que juró enfrentarlos toda su vida, ahora va a estar dando declaraciones en torno al asunto, eso sería como bajar la guardia. Yo creo que , aunque de seguro le da opiniones o le indica a Raúl Castro lo que tiene que hacer, prefiere mantenerse en su casa a la espectativa. Saludos.

  • el 23 diciembre, 2014 a las 2:30 pm
    Permalink

    Ño! eso mismo estaban comentando unos colegas de trabajo… ¿dónde andará?

  • el 23 diciembre, 2014 a las 12:44 pm
    Permalink

    Gracias a Dios que no metio su pata en este potage

  • el 22 diciembre, 2014 a las 10:43 pm
    Permalink

    Creo que FC montó una perreta como cuando Nikita negoció con Kennedy; creo que también esta vez lo ignoraron y se enteró por por los medios… o está agonizando, que es lógico esperar de un anciano enfermo.

    Pero ya Fidel es un cero a la izquierda, así que especular sobre su presente silencio, o analizar su pasada locuacidad, son ejercicios inútiles.

  • el 22 diciembre, 2014 a las 5:30 pm
    Permalink

    Sacar a Fidel en este momento hubiera sido una invaluable jugada política. Solo me resta pensar que murió y que todavía no están listos para decirlo, antes tenían que normalizar un poco la situación en el país, como se ve con este acercamiento al Imperio jaja

  • el 22 diciembre, 2014 a las 4:18 pm
    Permalink

    O no esta de acuerdo en que USA tenga una embajada en La Habana. Ya no los podra llamar señores imperialistas y hay que sacar todos los carteles de la propaganda antimperialista frente a la SINA en el Malecon. Me imagino que le dijo a Raul “respeta que esta es mi finca…todavia no estoy muerto” jajajajaja.

  • el 22 diciembre, 2014 a las 1:20 pm
    Permalink

    Habrá muerto?

  • el 22 diciembre, 2014 a las 9:49 am
    Permalink

    Cual de las dos figuras más inconvenientes. Prefiero su silencio a sus reflexiones disparatadas y seniles.Total ya nos hizo a la nación todo el daño que nos podía hacer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *