Fanáticos cubanos opinan sobre Chapman

Irina Echarry, photos: Caridad

La esquina caliente del Parque Central de La Habana.

HAVANA TIMES, Jan 15 — Otro pelotero cubano en las Grandes Ligas y los aficionados de La Habana no pueden ocultar su alegría, aunque a la hora de dar su opinión lo hagan con cierto recelo.

En el Parque Central, a la caída de la tarde, preguntamos sobre la inclusión de Aroldis Chapman en Los Rojos de Cincinnati.

Yenier se ha enterado como todo el mundo, unos lo han visto en las prohibidas televisoras extranjeras, otros por Internet, la mayoría por boca de los mejor informados.

Desde que Chapman abandonó el equipo en Holanda Yenier ha estado esperando que algún equipo lo contratara.  “No es una sorpresa, el zurdo es de gran calidad y no es el primer cubano que juega con los Rojos, también estuvo Osvaldo Fernández.”

Aquí se habla de pelota.

Abdiel: “Lo mejor que tiene ese muchacho es su juventud.  Tiene un mundo por delante, lo van a preparar muy bien para que mejore el control.  Y me alegro muchísimo por él, que disfrute los 30 millones… ahí sí hay dinero…”

Machado: “Ese es un pitcher de Selección Nacional, desde ahí está demostrada su calidad, no por gusto fue al mundial.  Lo de los 30 millones es un riesgo para ellos, porque es mucho dinero como quiera, pero él se lo merece, es muy batallador.  Ojalá todo el que quiera pueda abrirse camino como él.  Que dejen que los deportistas jueguen aquí y allá, si el deporte es uno solo.  Igual que los futbolistas… tienen que ganarse la vida ¿no?”

Rodolfito está al tanto porque “la gente lo está comentando, le deseo que llegue lejos, es el mismo deseo para todos los cubanos.  Tiene 21 años, zurdo y lanza a cien millas… ¿qué más?  el control se alcanza.  Dicen que necesita un poco de masa corporal, ya ellos se encargarán de eso.  Creo que sí va a dar la talla.”

Ángel: “Si a Aroldis le van a pagar 30 millones es porque ellos saben que le van a sacar eso y mucho más, el doble, el triple, no sé, porque los capitalistas no son bobos y no andan botando el dinero.  Chapman es un niño, pueden moldearlo, pulirle lo que le falta porque el talento le sobra. Y la valentía.

Parque Central de La Habana.

Eso de quedarse en un país que no se conoce, sin hablar inglés ni saber na’ de ná de las Grandes Ligas… en ese grupo han jugado varios cubanos, pero seguro que ni él lo sabía.  A nosotros nos vendría muy bien dejar ese supercontrol sobre los peloteros, que salgan, que aprendan, que jueguen y resuelvan para su familia, y si quieren jugar por Cuba que jueguen.”

Julio está menos seguro de que sea un buen cambio para el pitcher, “porque si no diera la talla sería muy riesgoso para él, perdería su carrera como pitcher.”

A Ebelio no le gusta que “estemos perdiendo a tantos peloteros, más allá de que sea ético o no lo que hacen, por algo se están yendo, sobre todo los de más calidad como Aroldis.”

La mayoría cree que es una buena la oportunidad para Chapman.

Unos dicen si la política hacia estos jugadores fuera menos rígida, a lo mejor buena parte de ese dinero podría favorecer al deporte cubano, porque todo el mundo sabe que a los cubanos no se nos olvida, casi nunca, los que dejamos atrás, la familia, los amigos, el terreno de pelota donde lanzaron sus primeras bolas.

Por estos días el latino está desbaratado, con luces deterioradas, la pizarra cayéndose a pedazos.  ¿Y si uno de estos peloteros quisiera donar una suma para salvar el antológico estadio beisbolero?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *