Exitoso restaurante cooperativa en Guantanamo

La Ruina: solo de nombre

 

La Ruina: solo de nombre

Por Lilibeth Alfonso  (Progreso Semanal)

HAVANA TIMES – Nada más alejado del restaurante La Ruina que su nombre, sobre todo desde que pasó a ser regentado por una cooperativa no agropecuaria (CNA), la más eficiente de las cuatro existentes en Guantánamo y una de las mejores de Cuba.

La fórmula ganadora, dice su presidente Pedro Luis Zamora Ramírez, “es un sistema de trabajo donde todo el mundo hace lo que tiene que hacer y más, para mantener la vitalidad del servicio e ingresos que estimulan ese esfuerzo”.

En el Balance del ministerio del Turismo, a mediados de abril, la CNA fue reconocida como la mejor del país en el sector.
En el Balance del ministerio del Turismo, a mediados de abril, la CNA fue reconocida como la mejor del país en el sector.

El jueves por la tarde son pocos los clientes, pero conforme cae la noche no tardan en llegar. La Ruina, incluso cuando pertenecía a la cadena Palmares, del ministerio del Turismo y sus precios por las nubes, siempre ha arrastrado gente.

Tal preferencia se justifica, primero, por su ubicación, en la esquina de Emilio Giro y Calixto García, a una cuadra del parque José Martí, centro neurálgico de la sexta ciudad más poblada de Cuba, y segundo, por la falta de otros centros recreativos con música grabada abiertos durante casi todo el día y parte de la noche.

Pero también porque, desde entonces, se identifica con un sitio donde se va a ostentar. Su principal clientela, de hecho, es la nacional. Los visitantes foráneos son casi siempre emigrantes de visita temporal pues el turismo que prefiere las ofertas de ciudad que ofrece Guantánamo, en vez de la popular urbe de Baracoa, es bien escaso.

A esas ventajas, se sumó con su paso a la forma cooperativa un horario todavía más amplio, de 9 a.m .a 12 p.m., con servicio de comida, bebida y música todo el tiempo, y la posibilidad de pagar en las dos monedas y con tarjeta magnética.

ruina 2
Taberna La Ruina.

Sus especialidades son las “completas”, una modalidad de servicio en la que se oferta una ración de carne o pescado, arroz, vianda y ensalada, en tanto la cerveza, tanto dispensada como en latas y botellas, es el producto estrella entre las bebidas.

Lo más frecuente en el menú son las completas de cerdo, a 2.40 cuc, pollo frito, a 2.50 cuc, pechuga de pollo, a 2.40 cuc, y los enchilados de camarones, a 2.80 cuc. Precios que les dan un margen de ganancia sin ser demasiados prohibitivos para los clientes, en una provincia con uno de los salarios medios más bajos del país.

En las estanterías también hay bebidas energéticas, maltas, refrescos importados y de producción nacional, jugos, y confituras.

Despejando la fórmula

La CNA de primer grado Taberna La Ruina quedó aprobada oficialmente por el ministro de Turismo Manuel Marrero Cruz el 17 de febrero de 2014 y constituida con personalidad jurídica el 29 de marzo, cuando fue asentada ante notario.

El proceso fue similar a otras nacidas al resguardo del inciso C del artículo 6 del Decreto Ley 305 del Consejo de Estado, creadas “a partir de medios de producción del patrimonio estatal (…) que se decida gestionar de forma cooperativa y para ello puedan cederse estos, por medio del arrendamiento, usufructo u otras formas legales que no impliquen la transmisión de la propiedad”…, pero sin los traumas que acompañan a varios de estos experimentos en el país.

Los siete trabajadores decidieron quedarse como socios de la CNA, y eligieron de forma democrática a su antiguo administrador como presidente, encargado de llevar a vía de hecho las decisiones aprobadas por la asamblea general, donde cada miembro tiene voz y decisión, incluido un plan de desarrollo a largo plazo que incluye los términos para el pago de los créditos y la compra de un transporte propio para el año próximo, por ejemplo.

Es un negocio próspero, tanto que además del local principal, alquilan otro en el Mercado 2 del populoso reparto Caribe donde venden productos listos para el consumo y han solicitado otros espacios, aunque no logran que se haga efectiva su licitación, “uno de los problemas que enfrentan las CNA en la provincia”, dice Zamora Ramírez.

Taberna La Ruina, cooperativa no agropecauria en Guantánamo.
Taberna La Ruina, cooperativa no agropecauria en Guantánamo.

Pero lo más difícil son los suministros. Aunque mejoran, todavía la cadena Palmares –que funciona como intermediaria y grava cada producto con un 20 por ciento, algo que también fue señalado en la Novena Comprobación al Control Interno, a finales del pasado año- no cumple con sus compromisos.

“Esa situación motivó que los socios negociaran, a mediados de junio, con Palmares para comprar suministros en los almacenes de Santiago de Cuba y evitar por lo menos en el caso de la cerveza, la necesidad de adquirirla en las redes minoristas, lo cual la encarece en la venta final”, explica Yunier Rodríguez, económico y el último de los socios en integrarse.

Gano más que en el puerto de La Habana, donde trabajé, dice Yunier.
Gano más que en el puerto de La Habana, donde trabajé, dice Yunier.

Como alternativa, desde mediados de junio compran directamente en Palmares en Santiago de Cuba, en cuya red minorista de carnicerías también adquieren los productos del mar luego de que la unidad económica básica (UEB) Pesca Guantánamo les informara que ya no podría venderles.

Quedaron atrás, también, los problemas con la metodología contable, detectados en la citada Comprobación al Control Interno, debido a que a inicios de noviembre  el ministerio de Turismo no había dictado todavía las normas por las que debería regirse la contabilidad de CNA.

Pero si algo se ha ganado La Ruina, además de una economía sólida, es un sistema de relaciones contractuales y de servicios con varias instituciones del territorio.

Y aspira más. Su meta más próxima, es insertarse en las rutas turísticas que llegan a la ciudad, para lo cual hicieron solicitudes a la agencia de viajes Cubanacán y esperan la visita de la agencia San Cristóbal de la Oficina del Historiador de la Habana, la cual mostró interés en sus servicios.

Lo más cercano, parece ser una ruta cultural promovida por el Grupo para el Desarrollo de la Ciudad y la dirección de Cultura, cuyos funcionarios ya realizaron los primeros contactos con los socios de la CNA. Todo, mientras crean condiciones para, en un futuro, cumplir los requisitos de los turoperadores para ser incluidos en sus ofertas.

Bolsillo lleno, corazón contento…

Proyectamos crecer, en espacios y socios, comenta Pedro a Progreso Semanal.
Proyectamos crecer, en espacios y socios, comenta Pedro a Progreso Semanal.

En La Ruina, como en toda cooperativa, se gana de acuerdo a la calidad, cantidad y complejidad del trabajo, pero hasta el más “desfavorecido” recibe varias veces los ingresos del guantanamero promedio, de ahí la permanencia y crecimiento de sus socios.

Yunier, por ejemplo, recibe anticipos superiores a los 3 mil pesos, en tanto un dependiente puede embolsarse más de 5 mil y la dedicada a la limpieza encaramarse a los 4 mil.

“Ese es el secreto. Cada uno trabaja, coopera para bien del servicio, y hacemos lo que sea necesario, hay que viajar, zancajear los suministros, guardar los libros de cuentas y ponerse el delantal cuando hay mucha clientela, pero se hace con gusto, porque es nuestro y del primero al 20 de cada mes vamos a tener el dinero que nos ganamos, ni más ni menos, y totalmente legal”, dice.

Danilo Valera Vigot, vicepresidente, cantinero y fundador de la institución, reconoce por su parte que por primera vez puede ver al fruto del trabajo: “Antes, ganaba unos 300 pesos y vivía de la propina. Hoy como socio recibo 4 mil pesos, mantengo a mi familia, guardo. Esta cooperativa fue lo mejor que nos pasó”, asegura, se excusa y se vira hacia la barra. Un cliente espera.

Fotos tomadas por la autora.



4 comentarios sobre “Exitoso restaurante cooperativa en Guantanamo

  • Les deseo éxito,s pero traten de no prosperar demasiado o al menos que se den cuenta. SI ven que van muy rápido les cortan las patas. A menos que el jerarca que los patrocina tenga suficientes influencias.

    Respuesta
  • Que bueno que han encontrado estabilidad en los suministros y ganan hasta 200 USD de salario. Pero notó que es un enjendro raro con la subordinación a la empresa estatal Palmarés y el ministerio de turismo. Siento que el gerente – presidente de la cooperativa tiene contactos personales que seguro no puede acceder otra cooperativa similar. Que pasa si el personaje se va, todo se cae? La gastronomía del sistema de turismo están pasándolas a cooperativa o es sólo un experimento más? Este caso exitoso parece atípico.

    Respuesta
  • “En el Balance del ministerio del Turismo, a mediados de abril, la CNA fue reconocida como la mejor del país en el sector”

    Es una cooperativa independiente, propiedad de sus trabajadores o es parte del Ministerio de Turismo?

    Respuesta
  • Felicitaciones para este negocio les deseo lo mejor. Espero que continúen con sus éxitos. No escuchen las palabras negativas sólo propónganse metas y lo lograrán. Recuerden que en la unión está la fuerza. Abranle paso a las iniciativas y la creatividad, no permitan que nadie los frene. Les recomiendo promocionar los productos locales como vinos, licores y dedíquenle un espacio a la coctelería tradicional oriental. Reciban mis cinco estrellas desde Puerto Rico de una guantanamera ausente, orgullosa de ser cubana al 100 %.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Odio el invierno, Ontario, Canadá. Por Janice Lally (Canadá). Cámera: Sony CyberShot

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]