Estudio Cleo y un taller habanero para niños

Yusimí Rodríguez López

Heidi Ponce de Leon con los niños

HAVANA TIMES — Hace dos meses, Heidi Ponce de León fue una de mis entrevistadas para «La Buena Vida en Cuba». Durante la conversación me contó que uno de los planes de Estudio Cleo era realizar una actividad para los niños, en el mes de julio, cerca de su Día.

Como sucede con muchos planes, pensé que este no llegaría a materializarse, pero hace poco más de una semana recibí el aviso por correo electrónico. El sábado 20 de julio, a las diez de la mañana, se llevaría a cabo una actividad para los niños en el Estudio Cleo, ubicado en la calle I, entre 21 y 23, Vedado.

Tengo una sobrina de diez años a la que decidí llevar. Por el camino, lamenté no haberle dicho que cogiera un libro, porque en nuestro país lo que debe comenzar a las diez, generalmente comienza a las diez con treinta minutos, o a las once. Los niños tienden a aburrirse y ponerse ansiosos. El sábado no tuvieron tiempo. La actividad comenzó con absoluta puntualidad.

¿En qué consistió? Pues en la oportunidad para que los niños desplegaran su creatividad.

En Estudio Cleo se trabaja fundamentalmente con materiales y objetos reciclados. Todo se aprovecha: tubos de cartón que van dentro de los rollos de papel sanitario, latas de refresco, cajas vacías, corchos, zippers viejos o rotos, botones… La lista es larga.

Heidi Ponce de León, artesana y encargada de las relaciones públicas del restaurante La Buena Vida y del Estudio, comenzó por mostrar objetos a los niños, y preguntarles qué les sugerían, qué podrían hacer con ellos.

Había forrado cajas, latas de refresco, tubos de papel sanitario, para que los niños pudieran decorarlos a su antojo y elaborar los objetos que desearan.

Había muchas opciones para que los niños escogieran, incluyendo papel y materiales para dibujar, y un castillo de cartón que los niños podrían decorar. Pero el plato fuerte fue la confección de perros a partir de cajas, ya que además de celebrar el Día de los Niños, que sería el domingo, el 20 de julio es el Día del Amigo.  Cuando Heidi preguntó quién era el mejor amigo del hombre, todos los niños coincidieron en la respuesta: el perro.

No permanecieron inactivos un solo minuto. Ni siquiera mientras esperaban que se secara la pintura o el pegamento. En poco más de dos horas y media, hicieron su perro, dibujaron y decoraron portarretratos, búcaros y el castillo.

Una de las cosas que más me agradó de esta actividad fue el hecho de no ser competitiva. Todo el tiempo, los niños estuvieron dispuestos a ayudarse y mostrarse mutuamente sus trabajos sin afán de competir entre ellos. Algunos padres también se embullaron a coger un pincel.

Pero no solo artes plásticas y manualidades hubo en esta actividad. Ricardo Ponce de León, oficial de máquina retirado y padre de Heidi, enseñó a los niños cómo sembrar una planta. Lo hicieron en pequeños vasos de yogur, y así les mostró que después de vaciarse, estos vasitos también tienen utilidad.

Al final, cada niño recibió un diploma elaborado por Estudio Cleo, por su participación, y pudo llevarse a casa sus creaciones y su plantita.

No nos habíamos marchado aún cuando mi sobrina empezó a preguntarme cuándo harían esa actividad otra vez. Heidi Ponce de León no tiene respuesta aún para esa pregunta. De hecho, esta fue realizada principalmente con niños de la familia, de vecinos y de amigos.

Ha sido un avance de lo que este proyecto puede significar para la comunidad. Pero también una muestra del entretenimiento que se le puede proporcionar a un niño sin estrés ni derroche de dinero. Mi sobrina espera que se repita y estoy casi segura de que los otros niños también.

Haga clic sobre las imágenes reducidas para ver todas las fotos de esta galería. En tu PC o Laptop, puedes usar las flechas direccionales del teclado para desplazarte dentro de la galería. En dispositivos móviles, utilice las teclas en pantalla.


4 thoughts on “Estudio Cleo y un taller habanero para niños

  • el 7 agosto, 2013 a las 3:27 am
    Permalink

    Hermosa iniciativa ,saludos cordiales desde Madrid.

  • el 30 julio, 2013 a las 4:42 pm
    Permalink

    Gracias Yusimi y equipo de Havana Times por el reportaje. Todos los de Estudio Cleo quedamos muy contentos con la actividad aunque no la divulgamos mucho por ser la primera vez que nos enfrentábamos a los niños y como bien dices no sabíamos si les iba a resultar interesante. Es nuestro deseo realizarla una vez al mes, siempre con alguna técnica y tema diferente, y para abarcar edades disímiles, desde pequeños a adolescentes, que tampoco tienen nuchas opciones, y siempre se puedo enseñar creando algo……
    Me alegra que tu sobrinita la haya pasado bien y quiera repetir la experiencia. Ya te avisaremos…….creo la próxima será un mural.
    Gracias una vez más por publicar y estar al tanto de estas pequeñas cosas que seguimos haciendo algunos, desde un rincosito de nuestra Cuba.
    Heidy

  • el 27 julio, 2013 a las 12:21 am
    Permalink

    Hola, Yusi:

    Es importante que difundas iniciativas como ésta. Con ellas se afianza la creatividad infantil, a la vez que se les otorgan herramientas tempranas a esos niños para que vayan adquiriendo sentido de labor en comunidad. Espero que haya nuevos post de este corte.

  • el 24 julio, 2013 a las 2:01 pm
    Permalink

    Muy bonito: “Una de las cosas que más me agradó de esta actividad fue el hecho de no ser competitiva. Todo el tiempo, los niños estuvieron dispuestos a ayudarse y mostrarse mutuamente sus trabajos sin afán de competir entre ellos. Algunos padres también se embullaron a coger un pincel”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *