Estados Unidos estudia invasión de ratas plataneras en Gitmo

Por Tracey Eaton (Cuba Money Project)

HAVANA TIMES – El Departamento de Defensa de los Estados Unidos de América ha otorgado US $ 97 mil 102 dólares a Texas A&M AgriLife Research para estudiar a la jutía cubana en la Base naval de los Estados Unidos en Guantánamo, Cuba (Gitmo).

Estas jutías son llamadas ratas plataneras, porque sus desechos corporales se parecen a plátanos pequeños. Y las criaturas son enormes, del tamaño de perros pequeños. Pueden llegar a crecer hasta cerca de dos pies de largo y pesar hasta 19 libras.

Algunos cubanos se las comen. La “cocinan a menudo en una olla grande con semillas silvestres y miel”, según la Wikipedia.

La población cubana sobre cazó a las jutías durante la crisis económica de la década de los 90, según un documento de 2017 titulado Los últimos sobrevivientes: estado actual y conservación de los mamíferos terrestres no voladores del Caribe insular.

El estudio decía:

Foto: El 13 de abril, en el Centro de Atención Veterinaria de la bahía de Guantánamo, Chris Petersen, un especialista en recursos naturales con servicios en la Marina e Ingeniería en el Comando Atlántico, adapta un arnés equipado como GPS en una jutía anestesiada, conocida coloquialmente como rata platanera. El propósito de la unidad de GPS es rastrear los patrones de migración de la población local de jutías. La jutía, apodada durante el procedimiento con el nombre de “Thor”, será rastreada durante los próximos tres o cuatro meses antes de ser recapturada para recopilar la información almacenada en el arnés. Foto: Suboficial de 3ª clase Joshua Nistas. Tomada textualmente del Servicio de Distribución de Información Visual de la Defensa.

La caza indiscriminada en este período llevó al exterminio de algunas subpoblaciones que anteriormente eran abundantes, como la subpoblación Najasa (Sierra de Chorillo, provincia de Camagüey). Esta fue considerada la subpoblación de jutía más densa de Cuba, con un estimado de 100 mil ejemplares de  1989 a 1990, pero fue eliminada rápidamente… No se detectaron animales durante una encuesta en 2002, y los locales informaron que habían  desaparecido varios años antes.

La especie es, hasta cierto punto, terrestre, por lo que puede ser vulnerable a la depredación por los perros salvajes. Las subpoblaciones en Cayo Blanco, Cayo Mono y los islotes vecinos en la provincia de Matanzas han sido extinguidas por perros traídos por pescadores para cazar jutías y luego fueron abandonadas en las islas.

Las jutías encontraron un refugio en la Base de Guantánamo, de acuerdo con un documento de 2002 llamado Evaluación del potencial de acción de la jutía cubana en la Base naval de los Estados Unidos, en la bahía de Guantánamo, Cuba.

La mayoría de las especies de jutías en el Caribe eran “raras o estaban en extinción”, pero las ratas bananeras eran “muy comunes” en Gitmo, decía el documento, y eso era un problema.

Los conflictos con los seres humanos incluyen perjuicios al paisajismo, roer cables, daños a vehículos y la acumulación de grandes cantidades de heces en áreas residenciales.

El Departamento de Defensa quiere que Texas A&M lleve a cabo “una metodología de estimación de población y una evaluación de ecología espacial para la jutía cubana” en la Base naval estadounidense.

El DOD otorgó el financiamiento en septiembre.

Otras especies no nativas que también tienen presencia en la Base son: “gatos y perros salvajes, pollos, cabras, venados de cola blanca, gallinas de Guinea y palomas”.

El estudio decía:

La jutía cubana es principalmente nocturna, pasa los días en los árboles, dentro de troncos de árboles ahuecados, en el pasto denso, en áreas rocosas o bajo tierra en aberturas naturales. Se alimentan de las partes de gran variedad de plantas (como por ejemplo, la corteza, el tallo, las hojas, las flores y los frutos) de muchas especies y también pueden consumir pequeños lagartos. Presumiblemente, no requieren agua a libre demanda.

Sus principales depredadores son los seres humanos, grandes aves rapaces, las boas, así como los establecidos perros y gatos. El cocodrilo cubano puede haber sido un depredador significativo, pero esa especie es ahora muy rara en Cuba. Las jutías pueden alimentarse de la corteza que arrancan de los árboles y del mismo modo en los jardines, pero no se consideran una plaga agrícola, quizás debido a su rara presencia en la mayor parte de la Isla.

Algunas personas informan que han comprado en la Base naval de Guantánamo peluches con formas de rata platanera. Aquí hay uno en eBay que tenía una oferta inicial de $12.50 dólares.

Cuando los autores del estudio fueron a la Base naval, encontraron jutías por todas partes: “En acantilados oceánicos, planicies, pastizales, bosques y áreas residenciales” a ambos lados de la Base.

El estudio decía:

Foto: Pinterest

Los animales se observaron “descansando” en los árboles durante el día y alimentándose en el suelo durante la noche. Sus signos (huellas, excrementos y marcas de los dientes en los árboles) eran visibles en casi todas partes. Parecen vivir en grupos de familias extensas de 10 o más ejemplares (adultos y jóvenes de ambos sexos).

Las operaciones de sacrificio (realizadas desde una camioneta sorpresa, mayormente de noche, con rifles de calibre 22 y con focos) se utilizaron para recolectar muestras para la necropsia. Se realizaron necropsias en 57 de ellas.

Todas parecían sanas y no se observaron parásitos externos o internos. A algunas les faltaba una parte de sus colas.

Veintidós de las 26 hembras adultas (84.6%) estaban embarazadas, con un promedio de 1.7 embriones por cada hembra embarazada.

Deshacerse de los animales no es fácil, según dice el estudio.

Las trampas para matar probablemente no podrían ser usadas en el terreno sin un riesgo significativo para las especies que no eran objetivos de estudio, como los cangrejos de tierra, boas, aves y lagartos, incluida la iguana de tierra cubana.

Las barreras físicas están siendo utilizadas hasta cierto punto para reducir los problemas con las jutías, pues estas son escaladoras muy habilidosas, lo que hace que las barreras efectivas sean más difíciles de diseñar. Por otro lado, no sabemos qué tan bien pueden cavar; unos pocos ensayos simples con jutías cautivas podrían proporcionar esa información.

… La política actual exige que todas las jutías atrapadas vivas sean sacrificadas para evitar “mover el inconveniente a otra parte”, un problema común con la reubicación.

Se ha discutido sobre la donación al pueblo cubano de las jutías capturadas para restaurar las poblaciones de ese mamífero, lo cual es raro en otras partes de su área de circulación.
Se deben realizar estudios para determinar cómo hacer eso de manera eficiente y humana…

La diplomacia de la rata bananera. Sería la primera vez.


One thought on “Estados Unidos estudia invasión de ratas plataneras en Gitmo

  • el 24 agosto, 2019 a las 7:42 pm
    Permalink

    Por-que no se introduce este buen animal aquí en la florida.Y así se contribuiría a evitar su extincion.pues aquí si que los animalitos son sagrados
    Kindelan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *