Empresarios de Nicaragua: cambiar CSE y “elecciones anticipadas”

Jose Adan Aguerri y Michael Healy, directivos del Cosep presidieron la conferencia de prensa tras finalizar el conclave del sector privado. Foto: Jader Flores /LA PRENSA

 

Carta a Ortega, encabezada por diez de los grandes capitales, demanda reformas y diálogo político

 “Sin acuerdo político, no hay solución a la crisis”. Demandan cese de la represión, liberar a los presos políticos, y restablecer libertades

 

Por Iván Olivares  (Confidencial)

HAVANA TIMES – Diez consejeros del Cosep, más los presidentes de 22 de las 27 cámaras de esa organización gremial, y los presidentes de Cosep, AmCham y Funides, firmaron una carta dirigida al presidente Daniel Ortega en la que reiteran lo que ya le dijeron en su misiva del 29 de mayo pasado: “Sin un acuerdo político, no hay solución a la crisis” nacional. Ante el agravamiento de la crisis política, social y económica, el sector privado empresarial le demanda a Ortega que acepte dialogar, propiciando una reforma política, para ir a elecciones adelantadas, justas y transparentes, con un nuevo Consejo Supremo Electoral (CSE).

La carta a Ortega cuenta con la rúbrica de diez empresarios que lideran algunos de los principales grupos económicos del país: Carlos Pellas, Ramiro Ortiz, José Antonio Baltodano, Miguel Zavala, Juan Bautista Sacasa, Jaime Rosales, Jaime Montealegre, Alberto Chamorro,  César Augusto Lacayo, y Miguel Gómez.

A continuación la carta:

Señor Daniel Ortega Saavedra
Presidente de la República de Nicaragua

Señor Presidente,

El pasado 29 de mayo, desde la empresa privada le hicimos un llamado a realizar todos los esfuerzos a su alcance para encontrar una solución a la crisis política y social que el país enfrenta, que en ese momento acumulaba un saldo de 70 muertos y decenas de heridos, y evitar así que continuara aumentando el dolor entre las familias nicaragüenses.

Desde entonces, con enorme tristeza y dolor, el número de hermanos nicaragüenses muertos ha aumentado considerablemente, y además se han encarcelado y enjuiciado sin respeto al debido proceso a cientos de nicaragüenses que participaron en las protestas o por ejercer simplemente sus derechos constitucionales. Esta situación también ha resultado en el exilio forzado de miles de compatriotas en condiciones humanas precarias.

En los últimos meses, además del significado deteriorado de la libertad de expresión, de prensa y movilización, las consecuencias económicas han sido devastadoras. Ya son decenas de miles de nicaragüenses los que han perdido sus empleos, o se han visto obligados a trabajar en la informalidad o están limitados a tener un subempleo, lo que ha resultado en el deterioro de la calidad de vida de igual cantidad de familias.

Esta crisis también ha causado una enorme incertidumbre y pérdida de confianza, conllevando, conllevando a una dramática reducción de la actividad económica, a una contracción sin precedentes del sistema financiero, con una marcada reducción en los depósitos y el crédito y un aumento relevante del riesgo cambiario, lo que está incidiendo en una importante disminución de la inversión nacional y extranjera, con el consecuente deterioro de las calificaciones de riesgo del país y por tanto de la imagen del país. Lo anterior ha sido acompañado de una reducción del apoyo, y de imposición de sanciones, por parte de la comunidad internacional.

Es por ello Señor Presidente que urge una solución negociada entre los distintos sectores antes de que la crisis sociopolítica y sus efectos económicos se profundicen aún más, en detrimento de todo el país, y especialmente de los más necesitados. Los sectores más representativos de la sociedad, incluyendo la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, han expresado esta urgencia y disposición a ser parte de la búsqueda de una solución que tome en cuenta lo que la mayoría de los nicaragüenses anhelamos. Sin embargo, está en la voluntad política de su gobierno que este se materialice. Sin un acuerdo político no hay solución de la crisis.

En este sentido, en el sector privado reiteramos que la solución debe incluir retomar las reformas electorales acordadas con la Organización de Estados Americanos, y con el asesoramiento y apoyo de esta organización implementar las mismas, incluyendo cambios en la composición del Consejo Supremo Electoral, y los pasos necesarios para asegurar la realización de elecciones libres, justas, adelantadas y con observación nacional e internacional independiente.

Es igualmente vital que cese la represión en el país. Las libertades deben asegurarse. Debe promoverse una cultura de verdadera tolerancia y reconciliación donde no haya más cabida para los mensajes que promueven el odio y la intolerancia. A las puertas de la Navidad, Nicaragua no debería tener personas encarceladas por el hecho de ejercer sus derechos fundamentales. Está en sus manos que alcancemos la reconciliación en el país que se base en una verdadera cultura de paz y justicia en donde los resultados sean visibles para todos.

A pesar de lo que estamos viviendo, seguimos siendo un país con un enorme potencial. Como sector privado estamos dispuestos a que, una vez que se hayan realizado las acciones políticas que estén encaminadas a restablecer la democracia, el Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos de todos los nicaragüenses que nos permitan recuperar la confianza y la certidumbre, podamos trabajar en la recuperación socioeconómica y que entre todos podamos construir un futuro en donde alcancemos el desarrollo equitativo y sostenible que queremos para nuestro país.

Finalmente, Señor Presidente, creemos y reiteramos que el diálogo es la forma de resolver los problemas y de hacer los cambios que deben ser aceptados por las mayorías. En ese sentido es que hacemos propias las palabras expresadas en el mensaje de Adviento de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, “Con el diálogo hay futuro, sin él todo esfuerzo se enruta al fracaso. Afirmamos convencidos que el diálogo es la salida pacífica a esta crisis sociopolítica”.

—–

Empresarios solicitarán permiso para realizar marcha

Empresarios anunciaron esta tarde que solicitarán permiso para realizar una marcha para exigir liberación de presos políticos, cese a la represión, y adelanto de elecciones con observación nacional e internacional, reportó 100% Noticias.

Los equipos legales del Cosep, AmCham y Funides harán la solicitud para la manifestación.

La empresa privada señala que sin un acuerdo político no hay solución a la crisis de Nicaragua, y no descartan un paro nacional.

Tampoco descartan afectaciones al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y la Unión Europea.

Los empresarios enviaron una carta a Daniel Ortega en la que le solicitan adelantar elecciones y liberación de los presos políticos, de la que esperan obtener una respuesta en los próximos días.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *