El tatuaje en Cuba, circunstancias de ilegalidad, cierre y crisis

Naty Gabriela Gonzalez

HAVANA TIMES — Con la apertura de los negocios por cuenta propia el Estado cubano, mediante el Ministerio de Trabajo, sacó una serie de licencias para poder ejercer el negocio particular. Estas autorizaciones tienen un sinnúmero de restrictivas en cuanto a qué puede ser o no legal.

En un artículo anterior hablé sobre el tatuaje y las precariedades que los tatuadores cubanos pasaban por no poseer una licencia que les dé un amparo legal para ejercer, tener un control de sanidad para no transmitir enfermedades y todas las normas para realizar la actividad de manera responsable.

Pues bien, la primera semana de junio en el barrio de La Habana Vieja civiles tatuados fueron al estudio de un muchacho, le pidieron que les realizara un dibujo y al momento de pagar le sacaron una orden de embargo de sus pertenencias y se mostraron como inspectores del Ministerio de Trabajo.

Adujeron que el joven se estaba enriqueciendo ilícitamente, pues no tenía licencia para tatuaje; le decomisaron todos sus materiales, incluyendo pertenencias que no eran propias del tatuaje y le pusieron una multa de mil 500 en moneda nacional ($75 USD). Esto se realizó también con otros 10 tatuadores de toda La Habana y algunos de provincia.

Foto/archivo: Osvaldo Gutierrez Gomez/AIN

Los practicantes de esa actividad, al informarse de lo acontecido cerraron sus estudios y buscaron abogados para conseguir un amparo legal; fueron al Ministerio de Trabajo y nadie les quiso dar explicación alguna, salvo que era ilegal y que no había licencia para eso y que además, en la Gaceta oficial de Cuba en el artículo 2.13 había una licencia para pintor rotulista exceptuando el soporte piel, por lo cual tenían doble motivo para ejercer la ley y cerrar los estudios.

Los tatuadores se reunieron en dos ocasiones, pero a la segunda fueron interceptados por inspectores que los acusaron de reunirse con fines contrarrevolucionarios y por tal motivo muchos dejaron de asistir a las reuniones por miedo a futuras represalias contra ellos.

En un blog digital se habló del tema con un tinte marcadamente político y los abogados fueron intimidados en sus centros laborales, así que abandonaron la causa.

No se sabe por qué después de 20 años de que el tatuaje se ejerza en Cuba en un limbo legal, pero en fin realizado, este año se hayan suscitado tales medidas, y sin brindar explicación alguna a los afectados les aplicó un yugo legal sin rostro.

Llama la atención que el tatuador Leo, conocido por haber tatuado a Maradona, abrió una galería de arte corporal llamada “La marca” con todas las condiciones para tatuar y exponer sus trabajos, así como realizar eventos de arte corporal. Esta galería estudio no ha tenido ningún problema legal, ninguna sanción, incluso formó parte de la recién concluida Bienal de La Habana[1] contando con la participación de un famoso mexicano que tatuó en la galería junto a otros especialistas cubanos.

Todos los artistas perjudicados se preguntan cómo en pleno casco histórico se ejerce de manera lícita el tatuaje sin ninguna limitante y los pequeños estudios no pueden realizarlo, ¿por qué la ley es aplicada tan severamente a un gran grupo y a otros no?

La Asociación Hermanos Saíz[2] se reunió con los tatuadores, quienes pertenecen en su mayoría a la sección de artes plásticas. Dicha Asociación tuvo conversaciones con el Ministerio de Trabajo y desde entonces se detuvieron las redadas y cierres de los estudios. Les devolvieron sus pertinencias pero no las multas.

Sin embargo, los artistas del tatuaje se mantienen en un limbo legal, en el que se perjudican tanto ellos como los tatuados, pues se corre el riesgo de que no trabajar con calidad óptima en control sanitario y se pueden propagar enfermedades o dañar la piel de las personas.

La mayoría de los tatuadores estiman necesario crear un tipo de licencia especial que sea excluyente, pues no todos pueden ejercerlo. Se deben realizar filtros de calidad en cuanto a sanidad y calidad; crear una estructura estatal de la que el Ministerio de Salud forme parte y contribuya con mecanismos sanitarios donde los tatuadores puedan tener acceso los materiales que necesitan, si no es por un proveedor estatal, por un intermediario acreditado para la venta de insumos.
—–
[1] Evento nacional de artes visuales que convoca a artistas de Cuba y el mundo

[2] Asociación que promueve el arte joven en Cuba

Naty G. Gonzalez

Naty Gabriela González: Nací en el cusco Perú en el año de 1984, soy ciudadana Cubana por parte de padre, país donde radico actualmente. Trabajé 2 años en el Teatro Lírico Nacional de Cuba, desde el 2009 estudio en la Facultad de Medios de Comunicación AudioVisual del ISA. Soy poeta y he publicado en revistas digitales como Esquife y Lumen. He publicado en revistas literarias como Bohemia, Caimán barbudo, La Gaceta de Cuba y en el tabloide Arte Cubano.



4 comentarios sobre “El tatuaje en Cuba, circunstancias de ilegalidad, cierre y crisis

  • “…se pueden propagar enfermedades o dañar la piel de las personas.”

    ¿Acaso eso no sucede con los pingueritos que juegan la doble de señores de la casa y ladies de sus noviecitos pajarones? ¿Acaso no hay un registro mas menos preciso de los casos de infectados por vih, y en muchas de las veces porque los damitos no acostumbran el preservativo cuando la urgan con sus novios? Dale a los números tú verás que ese argumento de las enfermedades no se sostiene, principalmente porque tatuador que la jode con instrumental no apto se forma su prestigio de inmediato y no vuelve a comer de eso. Hablémoslo bien claro, este bohío está bien cargado de hipocresía y de medidas legales bien desiguales, de prebendas para los amigos de la cúpula y jodas para los que se quieran volar la regla por injusta que esta sea… en resumidas cuentas, esto está que se derrumba, y peor que los vejestorios de centro habana.

    Respuesta
  • esto del tatu es algo que debe ser más controlado y no es mentira que son muchos que lo que tienen es una cochina y son muchas las enfermedades que pasan por esa vía. Si digo que Si se debe tener un control sobre este “arte ” que ha inindado la humanidad de marcas. Y por favor si usted ejerce un negocio con su “arte” que es bien cara, pues claro que como todo negocio debe tener impuestos.

    Respuesta
  • Creo que se escribe de una posicion. Me gustaria leer que dice sobre esta situacion Leo y sus colaboradores. Por sierto, Leo nunca tatuó a Maradona, lo hizo Agustín. Cuando se escribe algo así, hay que informarse bien. En este asunto (tattoo en Cuba) hay mucha tela por donde cortar. Claramente, que los métodos que aplica el Ministerio de Trabajo (me imagino que hay alguien mas) no son para nada correctos y son abusivos,, pero también esta claro que esta actividad necesita legalización. Hay muchos tattoo masters talentosos y que trabajan con el rigor requerido en sus pequeños estudios, pero hay muchos “estudios” que hay que cerrar por falta de todo. Son un peligro… Pero me alegro leer algo sobre el tema. Tambien le agradeceria, que me dijeran donde puedo leer el articulo del blog que Usted menciona. Gracias

    Respuesta
  • Hola a todos. Soy Cubano, Tatuador, vivo en Finlandia. Acabo de abrir una página en Facebook. El nombre es Tatuadores cubanos. Visítenla, pongan fotos, comentarios, denle al mundo información de lo que crean. Que se sepa que hay una comunidad de Tatuadores cubanos que también defienden el arte en la piel.
    Gracias y espero que no tomen esto a mal. Los espero en la página. Este articulo lo pueden poner en la página también.
    Me pueden contactar usando el correo
    [email protected]
    Una vez más! Gracias

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Fin del Viaje, Santa Cruz del Norte, Cuba. Por Diurbys Ledesma Paulet (Mayabeque, Cuba). Cámera: Samsung J7

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]