El sabor agridulce de la zafra cubana

Fernando Ravsberg*

Cane cutters.  Photo: Raquel Pérez Díaz
Macheteros.  Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — La industria azucarera cubana se encuentra hoy a los niveles de producción que tenía a inicios del siglo XX y en la pasada campaña produjo menos de lo previsto. Sin embargo, no es menos cierto que durante los últimos 5 años ha tenido un crecimiento promedio de un 13%.

La crisis azucarera surgió durante los años 90, cuando los precios del azúcar cayeron por debajo de los costos cubanos y el gobierno decidió cerrar la mayoría de los ingenios, dedicando las tierras a producir alimentos y reciclando el personal a otras áreas de la economía.

“La industria estuvo sometida a una desarticulación que nos ha costado un alto precio en términos de personal, muchos se fueron a trabajar a otros sectores. Ahora hemos tenido que rescatar algunos y formar nueva gente”, nos explica el Dr. Luis Gálvez, director del instituto de investigaciones del azúcar.

Agrega Liobel Pérez, jefe de prensa del grupo empresarial Azcuba, que esta es una de las causas por la que 4 centrales se encuentran en estado crítico, fueron ellos justamente los responsables “del 70% del azúcar que se dejó de producir”.

Sin embargo, no es la única causa, otros 11 ingenios se atrasaron en la arrancada porque las empresas importadoras no tuvieron a tiempo las piezas de repuesto que se necesitaban de cara a empezar las reparaciones, tarea para la cual se dispone de muy poco tiempo.

La producción de azúcar ha crecido de forma sostenida durante los últimos 5 años.
La producción de azúcar ha crecido de forma sostenida durante los últimos 5 años.

“Así se atrasa la zafra y cuando llegan las lluvias tienes que pararla porque se hace ineficiente la producción”, asegura Liobel Pérez y agrega que “para nosotros es mejor incumplir el plan manteniendo la eficiencia que cumplir a costa de tener pérdidas económicas”.

Esta es una queja de muchas empresas estatales obligadas a comprar a través de unas importadoras extremadamente lentas en sus gestiones, donde además trabajan muchos funcionarios corruptos, más preocupados de recibir comisiones ilegales que de la salud de las empresas.

Otro de los problemas que enfrenta la industria azucarera es la financiación. Empresas extranjeras asociadas con Cuba buscan desde hace 2 años créditos para remodelar un central pero los bancos no se deciden por temor a las sanciones multimillonarias de los EEUU.

Sin embargo, hay también un “bloqueo interno” marcado por reglas demasiado rígidas del actual modelo económico cubano. El Dr. Galvez asegura que “si tuviéramos un poco más de flexibilidad para poder acudir a los mercados que nos resulten convenientes nos ayudaría mucho”.

Para hacer más complejo el asunto, los especialistas nos explican que en la actualidad no es rentable producir solo azúcar, por lo que la industria cubana está obligada a desarrollar paralelamente la fabricación de alcoholes, bioenergía y alimentos para la ganadería.

El director del instituto de investigaciones explica que “La combinación de la producción de azúcar, biomasa y alcoholes se puede realizar sin necesidad de utilizar mayores extensiones de tierra porque aprovechamos los jugos de menos calidad para fermentar alcohol”.

Los precios del azúcar obligaron al gobierno a cerrar decenas de centrales, la industria cayó en picado y no ha logrado recuperarse.
Los precios del azúcar obligaron al gobierno a cerrar decenas de centrales, la industria cayó en picado y no ha logrado recuperarse.

En el sector, la primera experiencia de producción de energía con inversión extranjera se desarrolla en “una empresa mixta con los ingleses para una bioléctrica en Ciego de Ávila, lo cual implica un incremento de la producción de caña en esa zona para que haya suficiente biomasa”.

Una asignatura pendiente es la fabricación de biocombustibles. Los especialistas son muy cuidadosos en su respuesta: “Nosotros somos productores, las políticas las definen otras instancias, pero si nos dicen que debemos producir biocombustibles, estamos preparados”.

El tema es delicado, Fidel Castro criticó los biocombustibles, advirtiendo que dispararían los precios de los alimentos. Aunque el tiempo le dio la razón, el resultado es que Cuba debe pagar más por los alimentos importados sin beneficiarse de la venta de estos combustibles.

Esta semana anunciaron que las nuevas reglas para dotar de mayor autonomía a las empresas estatales se aplicarían en el 2017 por lo que aún se mantendrán maniatadas durante 18 meses. Dicho en lenguaje marxista, las actuales relaciones de producción siguen ahogando a las fuerzas productivas.
—–
(*) Visita la página web de Fernando Ravsberg.



2 comentarios sobre “El sabor agridulce de la zafra cubana

  • La industria azucarera cubana estaba en los inicios de un proceso de cubanización y diversificación productiva cuando fue estatizada en los inicios de los años 60 del siglo pasado. A partir de ahí comenzó a convertirse en el símbolo y ejemplo mayor de todos los absurdos económicos de estos últimos 55 años, entre ellos la siembra masiva de una sola variedad. la Barbados 4362 susceptible a la roya, lo cual ocasionó una de la larga serie de catástrofes, y fue precursora de la ocurrida en la zafra del 70, que además de ser la peor de la historia sin guerras ni desastres naturales causó consecuencias de otro tipo, medioambientales, sociales, etc. y sobre todo políticas pues de ahí en país ya arruinado cayó en los abismos del campo socialista y su entelequia eonómica, el CAME, se copio la “Dictadura del Proletariado” tropicalizada y rebautizada como “Democracia Socialista”. Para no hacer demasiado largo un comentario sobre un tema que merita una investigación a fondo podemos decir que en este proceso no solo en país perdió una fuente de ingresos, empleo, en fin, una base económica que pudo ser palanca para el desarrollo sino que la pérdida abarca muchos otros aspectos sociales (Se perdió una sólida y capacitada masa de proletarios convertidos ellos y sus descendientes en lumpen proletarios) y culturales. Para terminar es muy extraño que una actividad económica que motivó a nuestros creadores (Poetas, pintores, ensayistas, economistas, poetas, científicos etc.) durante siglos, a los intelectuales de hoy no los inspire esta pérdida patrimonial para una cancioncita, ni poemita, ni ensayito, nada de nada…

    Respuesta
  • Llevo escuchando estas justificaciones desde que tengo uso de razón. Por que no intentan cumplir las promesas políticas de Fidel Castro respecto al desarrollo agroindustria azucarera? aplastadas en La Historia me absolverá.

    La segunda ley revolucionaria concedía la propiedad inembargable e instransferible de la tierra a todos los colonos, subcolonos, arrendatarios, aparceros y precaristas que ocupasen parcelas de cinco o menos caballerías de tierra, indemnizando el Estado a sus anteriores propietarios a base de la renta que devengarían por dichas parcelas en un promedio de diez años.

    La tercera ley revolucionaria otorgaba a los obreros y empleados el derecho a participar del treinta por ciento de las utilidades en todas las grandes empresas industriales, mercantiles y mineras, incluyendo centrales azucareros. Se exceptuaban las empresas meramente agrícolas en consideración a otras leyes de orden agrario que debían implantarse.

    La cuarta ley revolucionaria concedía a todos los colonos el derecho a participar del cincuenta y cinco por ciento del rendimiento de la caña y cuota mínima de cuarenta mil arrobas a todos los pequeños colonos que llevasen tres o más años de establecidos.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Cabo San Lucas, Baja California, México. Por Ray McCloud Hensley (EUA). Cámera: Google Pixel

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]