El primer aniversario de Havana Times

Por Circles Robinson

Havana Times cumple su primer año.  Photo: Caridad
Havana Times cumple su primer año. Photo: Caridad

HAVANA TIMES, Oct. 21 – Hace un año, estaba de vacaciones en Matagalpa, Nicaragua, sentado en el apartamento de una amiga, editando la portada y los artículos de los que serían los primeros trabajos de Havana Times. En España, nuestro webmaster también revisaba los últimos detalles de lo que sería un diseño inicial.

En realidad, la idea del sitio se remonta unos años atrás en el lugar donde trabajaba en La Habana como traductor, donde muchos de nosotros sentimos la necesidad de hacer algo desde Cuba, con mejores trabajos en inglés. Pensabamos que eso le daría una mirada más amplia a las diferentes realidades y complejidades de este país, tocando tanto sus logros como sus retos.

Queríamos librarnos del infierno presentado por las principales corrientes de la prensa extranjera y el paraíso descrito por la prensa cubana.

Pensabamos primero en una publicación impresa de pequeño formato que se distribuyera en los hoteles de la isla, pero hacerlo sin apoyo institucional, con las dificultades económicas existentes y el control burocrático, hacían de nuestra propuesta algo casi imposible. Algunos años más tarde la frustración nos empujó a intentarlo, pero en el Internet.

Participé en varios debates críticos del gremio de los periodistas cubanos acerca de la prensa de su país y estos me convencieron de que había llegado la hora de actuar. Esperaba encontrar apoyo de algunas personas, porque sabía, de antemano, que encontraría detractores.

Dirigir un sitio desde Cuba no es tarea fácil, debido a la lentitud de la conexión telefónica de Internet, si es que tienes alguna. Yo tenía ese privilegio por mi trabajo y por ser miembro de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC). La conexión en Cuba está entre los 16 y los 50 kbs, depende de donde estés y el estado de las líneas.

Otros países tenían igual situación, hace diez o veinte años, pero ahora la mayoría tienen mejores tecnologías. Cuba se ha quedado muy atrás en ese sentido, y aunque oficialmente es debido al bloqueo, algunos creen que otro factor fundamental es la falta de interés de expandir el uso de la Internet.

La mayoría de las personas que escriben para Havana Times son cubanos que no tienen acceso a Internet, y muchos solo podían ver el sitio y sus trabajos publicados, cuando pasaban por mi apartamento. Algunos tienen correo, lo que les facilita enviar sus trabajos, pero no una cuenta de Internet como tal.

Sin autorización, problemas en mi trabajo

Aunque muchas personas no lo crean, yo no le pedí permiso a nadie para sacar HT al aire, y nadie del gobierno o del Partido Comunista de Cuba me ha dicho, de forma directa, que debo o no debo publicar.

Sin embargo, cuando uno de nuestros escritores fue despedido de su trabajo de profesor, una de las razones que le dieron fue sus escritos en Havana Times. También un estudiante estuvo cerca de ser expulsado por el mismo motivo.

Yo también tuve problemas en mi puesto de trabajo, del cual dependía mi residencia en Cuba.

Mi jefe inmediato, al principio, había sido un defensor de la iniciativa de una publicación alternativa e incluso colaboró brevemente con HT en sus inicios. Sin embargo, cuando ya teníamos los primeros meses de publicar, me amenazó varias veces, dando de entender que por haber lanzado Havana Times al ciberespacio, sin autorización de la directora del centro -que nunca hubiera recibido-, yo debía cerrar mis ojos ante su falta de profesionalidad en el trabajo.

A la larga, el desagradable ambiente de la oficina fue de mal en peor debido a mi negativa de llevarme bien con el nepotismo, la corrupción y la pésima dirección de mi jefe, que conllevó a que no se renovara mi contrato anual, aunque nadie nunca me dijo el porqué. Yo había sido un “trabajador vanguardia” del centro y tenía siete años de trabajar para los medios cubanos, pero no fui citado para ninguna reunión donde pudiera escuchar a mis acusadores y mucho menos defenderme.

Mi antiguo jefe es uno de esos “cuadros” que hemos mencionado anteriormente en Havana Times y que hacen tanto daño a la Revolución Cubana. Sus abusos del poder desalientan a otros, especialmente a los jóvenes, a no tener una participación activa.

Este tipo de cuadros frenan las iniciativas de sus subordinados, mientras repiten “discursos revolucionarios” como papagayos para impresionar a sus superiores, pero dirigen sus esfuerzos a defender privilegios personales… es como el predicador extremadamente severo que tiene una vida privada tan oscura que necesita esconderla.

Aumentan los lectores, ahora también en español

Mientras Havana Times celebra su primer aniversario, nosotros continuamos incrementando el número de lectores y ahora edito los trabajos desde Nicaragua, donde vivo desde que se me venció la residencia cubana el pasado junio.

Los cubanos que forman parte de esta publicación se han mantenido comprometidos y algunos, incluso, han aumentado la frecuencia de escritos considerablemente. El correo electrónico, sea de ellos, de un amigo, o de un colega, sigue posibilitando que los escritores me envíen los trabajos para ser publicados.

Durante los dos últimos meses hemos recibido entre dos mil y tres mil impactos al día, y hace poco cuando comenzamos con la versión en español, las visitas al sitio han aumentado de inmediato otro diez o quince por ciento. Los comentarios eviados por los lectores han aumentado considerablemente.

Yo espero que Havana Times les haya llenado un espacio y haya contribuido a una mejor comprensión de un país único, que tiene la posibilidad de demostrar a la humanidad que un mundo mejor es posible.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Vedado, La Habana, Cuba.  Por Arlene Greaves (Trinidad y Tobago).  Cámera: Nikon D3300

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]