El perro Afro-cubana de Nelson Mandela

Dawn Gable

Nelson Mandela y su Rhodesian Ridegeback. Foto: Alf Kumalo
HAVANA TIMES —  Antes de pasar 27 años como prisionero político, Nelson Mandela, vivía con su familia y su mascota, un perro Rhodesian Ridgeback, en una pequeña casa en la calle Vilakasi en la urbanización de Soweto en Johannesburgo, Sudáfrica.

En aquel momento probablemente era tan consciente de la ascendencia de su amigo canino como el papel que iba a jugar Cuba en el futuro de su país y su pueblo.

La raza Rhodesian Ridgeback, se distingue por una franja de  pelo en su columna vertebral que crece en la dirección opuesta al resto de su pelaje. Se cree que es el resultado de una mezcla entre el ahora extinto Bloodhound Cubano y el perro de caza de los khoikhoi de Sudáfrica.

La velocidad y la potencia de la mezcla hizo que el perro fuera uno de los favoritos de los cazadores europeos que practicaban la caza mayor en el siglo XIX en la zona norte del río Limpopo que más tarde se convirtió en Rhodesia.

Esto llevó a que le pusieran Perro de León como apodo a la raza. A pesar de que en realidad no matan a los leones sino que  los acosan, los cansan y los distraen, lo que permite al cazador obtener un disparo a corta distancia.

Los relatos de los orígenes de los Bloodhound cubanos son inciertos, pero muchos afirman que se deriva del mastín español de guerra y que era un perro feroz que se utilizó para la captura de esclavos fugitivos en el sur de Estados Unidos. Otros relatos se remontan a la rama de los lebreles Alaunts, que los haría familiares del Greyhound de hoy.

Independientemente de sus orígenes, el existente descendiente del Bloodhound cubano, el Rhodesian Ridgeback es descrito como inteligente, de carácter fuerte, protector y leal.

Un autor afirma, “el servilismo no juega ningún papel en el temperamento de esta raza, pero si quieres la compañía gratificante de un perro que tiene espíritu y se considera como su igual en vez de su esclavo, usted no necesita mirar más allá”.

Por lo tanto, parece que el Rhodesian Ridgeback fue un compañero adecuado para Mandela, quien ha dedicado toda su vida a lograr la igualdad entre los pueblos de Sudáfrica y quien atribuye a la ayuda militar de Cuba en Angola como el factor crucial en la transformación de la marea contra el apartheid.

Envíe las fotos de su mascota favorita de Cuba al Concurso de Fotografía de Havana Times.


One thought on “El perro Afro-cubana de Nelson Mandela

  • el mastín cubano, fue un cruce entre mastines españoles y alanos, se puede conseguir información de esto en el archivos del Marquesado. hay una historia paralela, que dicen que eran cruces ingleeses, bulldog y bullmastiff, pero esto es falso, según los datos antiguos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *