En Holguín, el papa llamó a un mayor respeto entre las personas

Por Isaac Risco y Miriam Schmidt (dpa)

El papa Francisco en la loma de la cruz de Holguín. Foto: Ismael Francisco/cubadebate.cu
El papa Francisco este lunes en la loma de la cruz de Holguín. Foto: Ismael Francisco/cubadebate.cu

HAVANA TIMES (dpa) – El papa Francisco llamó hoy en su segundo homilía en Cuba a un mayor respeto entre las personas y pidió “mirar más allá de las apariencias”.

Los conciudadanos “no son aquellos a los que ‘se vive’, se usa y se abusa”, dijo Francisco antes decenas de miles de personas en la Plaza de la Revolución de Holguín en el este de la isla, la segunda estación de su visita en Cuba. Entre los asistentes estuvo el presidente Raúl Castro, que ya había presenciado la primera misa pública de Francisco el domingo en La Habana.

Jesús “sabe ver más allá de las apariencias, más allá del pecado, del fracaso o de la indignidad”, dijo el papa en Holguín. “Su amor cura nuestras miopías y nos estimula a mirar más allá, a no quedarnos en las apariencias o en lo políticamente correcto”.

La misa ante decenas de miles de personas en Holguín fue la segunda que Francisco ofició en Cuba. Según las estimaciones oficiales citadas por el Vaticano, unos 150.000 cubanos asistieron al acto.

El pontífice pronunció su primera homilía el domingo ante una multitud de unas 200.000 personas en la Plaza de la Revolución de La Habana. Francisco criticó ahí las ideologías ante Raúl Castro y otros altos funcionarios del gobierno. “No se sirve a ideas, sino que se sirve a las personas”, dijo.

Los mensajes pastorales del pontífice argentino en las dos misas públicas que celebró en Cuba eran esperados de antemano con interés por sus posibles alusiones a la realidad social y política de la isla. Los discursos papales “siempre tienen muchas dimensiones”, comentó hoy al respecto el portavoz vaticano, Federico Lombardi.

Grupos opositores, por otra parte, denunciaron decenas de detenciones en el marco de la misa en La Habana. Al menos 50 personas fueron arrestadas, según cifras de la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN).

La mayoría de arrestos tuvo lugar para evitar que los activistas puedan llegar a la misa del domingo en La Habana, dijo a dpa el portavoz de la CCDHRN, el disidente Elizardo Sánchez.

Cuatro de los detenidos son miembros del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), que fueron arrestados en la misma plaza, según explicó el líder del grupo, José Daniel Ferrer.

Los activistas tenían la intención de “acercarse al papa” para quejarse por la situación de los derechos humanos en Cuba, dijo Ferrer.

La opositora Miriam Leiva señaló por su parte que las autoridades le impidieron llegar a dos encuentros a los que había sido invitada por la Iglesia y en los que debía participar Francisco.

“El sábado cuando yo iba para la nunciatura me detuvieron enfrente de mi casa”, dijo Leiva. El domingo, cuando asistía a un acto con el papa en la Catedral de La Habana, fue arrestada cuando iba en un auto, agregó. “Me dijeron que no podía estar en ninguna actividad del papa”.

El Vaticano confirmó que Leiva y otra opositora habían sido invitadas a los actos en la nunciatura y en la Catedral de La Habana, aunque especificó que no había prevista ninguna reunión propiamente dicha con el pontífice.

Varios grupos opositores habían solicitado antes del viaje que el papa los recibiera durante su visita de cuatro días a Cuba.

Francisco llegó en la mañana de hoy a Holguín tras una intensa jornada política el domingo. El pontífice visitó en su segundo día en Cuba al histórico ex presidente Fidel Castro, además de reunirse con su hermano, el actual jefe de Estado Raúl Castro, después de oficiar la misa en la plaza habanera.

Los medios cubanos publicaron hoy imágenes y un video del encuentro entre Francisco y Fidel Castro en la casa del ex presidente, retirado desde 2006 del poder. Ambos intercambiaron libros de regalo y hablaron de temas de actualidad, según el diario “Granma”.

Francisco llegó a Cuba el sábado como tercer papa que visita el país. El viaje del religioso jesuita argentino tiene también un alto perfil político debido a su papel como mediador en el histórico acercamiento entre Estados Unidos y Cuba.

Francisco cerrará su visita de cuatro días a la isla el martes en la vecina Santiago. Desde la segunda ciudad de la isla volará directamente a Estados Unidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *