El MSI después de los sucesos del 11J

El artista Luis Manuel Otero Alcántara continúa detenido en la Prisión de Máxima Seguridad de Guanajay. Hoy 9 de septiembre hace 56 días exactamente.

HAVANA TIMES – El Movimiento San Isidro sufre las consecuencias de cuestionar al poder totalitario en Cuba. Actualmente sobrevive con algunas iniciativas, a pesar de que muchos de sus miembros están bajo acoso policial, presos, o fuera del país.

El artista Luis Manuel Otero Alcántara, uno de sus integrantes, se encuentra hace casi dos meses en una prisión de máxima seguridad, en Guanajay, a la que fue trasladado sin juicio previo.

Luis Manuel fue detenido en la calle, el 11 de julio, cuando se dirigía a participar en una de las manifestaciones que sucedían a lo largo del país. Específicamente, él caminaba rumbo al malecón de La Habana, como cientos de personas que se unieron para expresar su deseo de libertad. Su abogado pudo visitarlo por primera vez el 5 de agosto y no le permiten visitas de familiares o amigos.

Otero Alcántara ha sufrido durante años el hostigamiento de la policía política, al punto que en abril realizó su segunda huelga de hambre y sed para exigir la devolución de sus obras que habían sido robadas por la SE.

Después de una semana de huelga, aprovechando su debilidad, lo secuestraron durante 25 días en el hospital Calixto García, incomunicado y sometido a escarnio público en los medios estatales.

Su situación actual incluye un proceso por el delito de Desacato Agravado, al que se le han sumado otros cargos por desórdenes públicos e instigación a delinquir. El Gobierno ha normalizado las detenciones de Luis Manuel como una práctica para hacerlo desistir del enfoque cuestionador de su arte y su defensa de la libertad de expresión.

Recientemente, la historiadora del arte Claudia Genlui recordó que sobre Otero Alcántara: “Aún quedan en el aire los cargos de “ultraje a los símbolos patrios” y la supuesta investigación (la más preocupante) que, según su instructor, el capitán Roberto Batista, se está haciendo para determinar la implicación de Luis con los sucesos del 11 de julio, una acusación que pudiera provocar la apertura de otro expediente y/o la aplicación de la Ley 88 con sanciones privativas de libertad desde uno a 20 años, en dependencia de la magnitud de la violación”.

El “ultraje a los símbolos patrios” fue la manera de reaccionar del Gobierno ante una obra performática del artista que decidió que la bandera no es de unos pocos, sino que cualquiera puede llevarla encima como su segunda piel.

En la cárcel, Luis se encuentra relativamente bien de salud, dibujando, muy preocupado por su futuro, pero firme.

El rapero contestatario Maykel Castillo se mantiene en un proceso similar, aunque fue detenido mucho antes, el 18 de mayo, mientras almorzaba en su casa. También permanece en una prisión sin juicio previo y acusado de atentado, resistencia y desacato. Después de una detención repleta de irregularidades y violaciones, desde la cárcel ha expresado su disposición de seguir creando y luchando por la libertad.

Ambos artistas tienen sobre sí un gran desgaste emocional, después de estar sometidos durante años al acoso y la violencia de la Seguridad del Estado.

Amaury Pacheco, otro artista integrante del MSI, fue acusado verbalmente de “instigación a delinquir”, después de la protesta del 30 de abril, en la calle Obispo, donde él no participó.

El 11 de julio fue detenido violentamente mientras viajaba en un ómnibus que se dirigía hacia Prado y Malecón. En una unidad policial le fue impuesta un acta de advertencia por desorden público. Se encuentra bajo investigación, en su domicilio de Alamar, con la incertidumbre de ser privado de su libertad en cualquier momento.

También está preso el periodista independiente Esteban Rodríguez, detenido violentamente en la calle Obispo, el 30 de abril, junto a un grupo de personas que exigían su derecho al libre movimiento, a acompañar a un amigo que se encontraba en huelga de hambre. En la cárcel, como muchos reclusos, ha padecido la covid. En junio, Human Rights Watch exigió su liberación.

Maykel, Esteban y Luis Manuel no son presos comunes como el Gobierno pretende, sino políticos. Recientemente fueron declarados presos de conciencia por Amnistía Internacional.

La estrategia es clara, desarticular al MSI, pero no será fácil. Según la propia Genlui todavía hay iniciativas que desarrollar: “Después de los sucesos del 11 de julio, han surgido campañas como #MSIlibre que comprende una serie de acciones que se suceden en el tiempo, algunas ya visibles como: la red #DondeTuCaesYoTeLevanto que tiene como objetivo ofrecer ayudas a las familias de las/los detenidos el 11 de julio y antes de las manifestaciones y/o personas en prisión domiciliaria.

También, la campaña de visibilización de personas detenidas o desaparecidas que necesiten exponer sus casos; una red de ayuda de medicamentos para los más necesitados; trabajos de promoción de la producción de los artistas que pertenecen al movimiento y la de nuevos creadores independientes, generando actividades culturales fuera y dentro de Cuba –conciertos, exposiciones de fotografía, participación en eventos importantes de arte, etc”.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


One thought on “El MSI después de los sucesos del 11J

  • el 10 septiembre, 2021 a las 12:47 am
    Permalink

    El abogado se entrevista con el acusado para tratar asuntos inherentes a la causa, el familiar visita al pariente que tiene en la carcel. El reglamento interno de los regimenes penintenciarios prohiben expresamente que el abogado entre en el penal y entregue a su representado cartas familiares, pero al mismo tiempo no se garantiza que el preso mantenga una relacion escrita (cartas) y oral (telefonica) con la familia, esto comporta un dano emocional que no deberia ser parte del castigo porque afecta no solo el preso sino tambien a su familia. El abogado no puede sustituir a la familia emocionalmente, como la familia no puede sustituir al abogado tecnicamente, el preso deberia tener derecho a ambos por igual.
    Esta vez por curiosidad el dia de la Caridad del Cobre me puse a observarla, asi descubri que bajo su manto donde antes aparecia el bote con los tres remeros: dos espanoles y un africano (la tengo en oro y en estampillas de antes del 59 como recuerdo de familia) ahora aparece el escudo nacional.Nnunca habia visto una “Madonna” con simbolos nacionales, me pregunto hasta donde llega la obsession nacionalista para incorporarlo a figuras sacrales, ahora tambien es una sacralidad el escudo nacional, de lo que deduzco que ningun extranjero puede pedir proteccion a la Caridad del Cobre.
    Recientemente fue detenido Coco Farinas, premio Sájarov 2010, y unos pocos medios europeos dieron la noticia, mientras se continua ignorando por parte de la UE y los mass media UE a ” Maykel, Esteban y Luis Manuel no son presos comunes como el Gobierno pretende, sino políticos. Recientemente fueron declarados presos de conciencia por Amnistía Internacional.” Me pregunto por cual razon, se necesita recibir el premio Sájarov para meritar atencion?
    Desde las culturas mas primitivas hasta las sociedades comunistas se ha usado la exclusion social como metodo de castigo, me pregunto si la exclusion de los cubanos del ambito internacional sea un castigo merecido para continar a proteger a su gobierno y su ejercito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *