El juicio contra el “joven de la pancarta” concluye en La Habana

bajo un fuerte operativo policial

Robles fue detenido el 4 de diciembre de 2020 por protestar en el Boulevard San Rafael, en La Habana. (Captura)

Luis Robles cumplió un año de cárcel el pasado 4 de diciembre y está acusado de “resistencia” y “propaganda enemiga”

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – Casi dos horas duró el juicio a Luis Robles Elizastigui, el “joven de la pancarta”, que tuvo lugar este jueves en el Tribunal Municipal de Marianao, en La Habana, bajo un fuerte operativo de seguridad.

“Esto está lleno de policías, y no solo se hará el juicio de Luis, habrá también otros”, contó a 14ymedio el hermano del activista, Landy Fernández Elizastigui, al filo de las diez de la mañana, minutos después de que la madre de Robles, Yindra Elizastigui Jardines, fuera llamada a entrar al juzgado.

En principio, podía pasar un familiar, sin importar quien fuera, pero a Fernández no lo dejaron asistir.

Al concluir la vista, aún sin sentencia, la madre de Robles salió “muy afectada” y no quiso dar declaraciones, pero según Fernández, se sintió satisfecha “con el trabajo del abogado defensor”.

El joven cumplió un año de cárcel el pasado 4 de diciembre acusado de “resistencia” y “propaganda enemiga” por caminar por el Boulevard de San Rafael de Centro Habana con un cartel que pedía el fin de la represión y la libertad del rapero Denis Solís, miembro del Movimiento San Isidro y actualmente en el exilio.

Su hermano narra que la fiscalía, que pide una sanción conjunta de seis años de privación de libertad, adelantó que no iba a presentar testigos y que para condenarlo solamente se basarían en los materiales audiovisuales que hay de la protesta de su hermano. Esto es, el video difundido en redes sociales el mismo 4 de diciembre que recoge el momento de su manifestación en solitario.

En esas mismas imágenes, se puede ver también que Robles no ofreció resistencia al arresto en ningún momento y que muchos de los presentes denunciaron el abuso policial y apoyaron al joven.

El juicio, programado inicialmente para el 16 de julio pasado en el Tribunal Municipal Popular de Diez de Octubre y suspendido tras las manifestaciones del 11J, tuvo una nueva modificación con 24 horas de antelación: ya no sería en el Tribunal Provincial de La Habana, junto al Capitolio, sino en Marianao.

El sacerdote cubano Kenny Fernández Delgado, que el pasado 15 de noviembre logró manifestarse, caminando por la ciudad donde oficia, Madruga, en Mayabeque, con una flor en la mano, acompañó a la familia de Robles en las afueras del juzgado. En sus redes sociales envió “saludos y bendiciones para todos”, en especial “para Luis Robles y su familia”.

Durante el tiempo que ha estado encarcelado, en la prisión de máxima seguridad del Combinado del Este, en la capital, Robles ha denunciado torturas y malos tratos. Hasta cuatro veces le han negado la modificación de la medida cautelar que impide su libertad mientras falta una condena en firme.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas considera que tanto el arresto como el encarcelamiento de Robles califica como detención arbitraria.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


2 thoughts on “El juicio contra el “joven de la pancarta” concluye en La Habana

  • el 17 diciembre, 2021 a las 10:37 am
    Permalink

    el Parlamento Europeo aprobó una resolución sobre Cuba a través de la cual los eurodiputados condenan “los abusos sistemáticos contra manifestantes, disidentes políticos, líderes religiosos, defensores de los derechos humanos y artistas independientes” y denuncian “detenciones arbitrarias” “tortura y malos tratos” por parte del Gobierno cubano, entre otras acciones.
    la resolución exige la liberación “inmediata e incondicional” de personalidades destacadas como el opositor José Daniel Ferrer, la dama de blanco Aymara Nieto, Maykel Castillo, Luis Robles, Félix Navarro, Luis Manuel Otero Alcántara, el pastor Lorenzo Rosales y Andy Dunier García, así como de “todas las personas detenidas por el ejercicio de su derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica”.
    Mientras el gobierno se empena de imponer “la continuidad generacional”, entre los demas se marca la ruptura entre las viejas y nuevas generaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *