El gobierno cubano recibe buenas y malas noticias

Foto: MINREX

Por Circles Robinson

HAVANA TIMES – Primero la buena noticia. El presidente Díaz Canel y todos aquellos en Cuba y en todo el mundo que cada año se oponen al embargo estadounidense a la isla obtuvieron otra victoria simbólica el miércoles.

La ONU votó, al igual que en años pasados, 184-2 a favor de una resolución que exhorta a Estados Unidos poner fin a su embargo (llamado bloqueo por Cuba) a la Isla, vigente desde hace seis décadas. Los únicos dos votos que apoyaron el embargo fueron los propios Estados Unidos e Israel. Tres países se abstuvieron, Ucrania, Colombia y Emiratos Árabes Unidos.

En su declaración eufórica, el líder del Partido Comunista, Miguel Díaz Canel, dijo: “¡Una victoria aplastante! El discurso imperialista cínico y calumnioso es tan inmoral, descarado y obsoleto como el criminal bloqueo. El mundo está con Cuba. Estados Unidos se aísla; no tiene derecho a imponer sanciones”.

La votación desigual contra el embargo comenzó en 1992 cuando Cuba, al borde de la bancarrota después de perder a sus socios comerciales favorables de la Unión Soviética y Europa del Este, comenzó a redactar una resolución anual.

La resolución simbólica que reprende el embargo, se considera una gran victoria moral para los líderes del gobierno cubano y sus partidarios.

La mala noticia es relacionada con Covid-19

Las mala noticia hoy en la prensa oficial cubana se relacionan con la batalla para contener el brote de Covid-19 en la isla. Mientras el Ministerio de Salud continúa su campaña de vacunación nacional con dos vacunas desarrolladas en la isla, el miércoles marcó un nuevo récord de pruebas positivas a nivel nacional.

Por primera vez, el martes se detectaron más de dos mil casos positivos (2.055) en el país de más de 11 millones de habitantes. De hecho, el máximo anterior estaba por debajo de los 1.500, establecido en la última semana.

Foto: Juan Suárez

Según las estadísticas del gobierno, confiables para algunos, cuestionables para otros, al inicio de 2021, el promedio diario de casos positivos detectados era de alrededor de 50, lo que generó especulaciones de que lo peor había pasado.

Sin embargo, la reapertura a algunos visitantes del extranjero, combinada con las persistentes filas abarrotadas mientras la gente intenta comprar escasos alimentos básicos o productos de higiene, aparentemente condujo al enorme repunte. En marzo, la mayoría de los vuelos al exterior se cancelaron una vez más.

Los funcionarios del gobierno constantemente salen a la televisión nacional para culpar a la “indisciplina” de la población por la propagación del virus. Sin embargo, no han ofrecido ninguna alternativa a las filas constantes de muchas horas para obtener los productos necesarios.

Los mismos funcionarios que predican tienen sus necesidades satisfechas sin tener que esperar en ninguna fila y arriesgar su salud. También utilizan el transporte privado en lugar de los autobuses públicos abarrotados.

Los comentaristas de televisión casi siempre señalan a otros países como peor contra la pandemia, como el archienemigo Estados Unidos y Brasil, como una señal de que Cuba está por encima del promedio en prevención.

Si alguna -o todas- de sus cinco vacunas en desarrollo se aprueban internacionalmente, el gobierno cubano espera promover una campaña de ventas altamente lucrativa, además de lograr el éxito de la vacuna en casa.

Mientras tanto, el embargo a Cuba continuará hasta que al menos 60 senadores estadounidenses decidan lo contrario, algo que es muy poco probable en el futuro cercano.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *