El fútbol cubano entra al profesionalismo

Con el pie derecho

Por Ronal Quiñones

Maykel Reyes y Abel Martínez
Maykel Reyes y Abel Martínez

HAVANA TIMES — Varios deportes habían iniciado el camino de su inserción en el mundo profesional, pero el fútbol cubano se resistía a aprovechar la apertura lanzada por el Gobierno a finales de 2013.

El más profesionalizado de todos los deportes tiene reglas muy específicas y estrictas en cuanto a las contrataciones, y de esto se dieron cuenta rápidamente los especialistas legales del Instituto Nacional de Deporte y Recreación, completamente ignorantes de estas cuestiones.

Más de dos años les costó lograr entender cómo se mueve este mundillo, y pese a las solicitudes de varios clubes, se perdió bastante tiempo. Al final se ha logrado concretar un par de incorporaciones, las de Maykel Reyes (1.83 metros de estatura, 22 años) y Abel Martínez (1.87, 22 años) al club mexicano Cruz Azul, con el cual comenzarán en las filiales hasta ver si logran ascender al primer equipo.

Havana Times se acercó a César Varela, representante legal del Cruz Azul, quien confesó que llevaban buen tiempo detrás de esos muchachos, y por eso se adelantaron a sus vecinos del Santos Laguna, quienes aparentemente iban a entrar a la historia como el primer club profesional en incorporar a cubanos residentes en Cuba. El equipo con sede en Torreón fue el primero en acercarse a la Asociación Cubana de Fútbol (ACF), y hasta organizó un partido amistoso con la selección nacional, pero en definitiva fue el Cruz Azul quien se llevó el gato al agua.

“Los veníamos siguiendo desde el Mundial sub-20 de Turquía-2013”, explicó Varela, “les vimos muchas condiciones y aptitudes. Ya llevábamos tres años tras ellos, estuvieron bien en la pretemporada, solamente les falta un poco de cancha, y la altura quizás les afectó también un poco. Los vi, además, en el partido contra Cosmos, un poquito contra Santos y en choques de selección. Nos llamó la atención sobre todo ellos, pero estamos abiertos a otras contrataciones.

“En sentido general, el fútbol mexicano es más competitivo que el cubano, pero creo que en el proceso de un año van a aprender. Empiezan en la sucursal, pero pueden ascender. Por la cantidad de extranjeros no pudimos ponerlos a los dos en el mismo equipo. El equipo grande puede tener hasta cuatro extranjeros y un naturalizado, y en este momento en Cruz Azul hay dos contrataciones nuevas, por lo que deberán ganarse el puesto.

Los cubanos firman su contrato.
Los cubanos firman su contrato.

“Queremos tener una sucursal fuerte. Existe un acuerdo con la Federación cubana para llegar a un convenio en caso de traspaso, de acuerdo con el club, el jugador y la Federación. Esperemos que sean muy felices en México y logren todo lo que se propongan. Van a tener los mejores salarios de toda la segunda división (en este punto se rehusó a dar la cifra), y vivirán en una casa propiedad de Cruz Azul donde van a estar juntos compartiendo habitación.”

Por la parte cubana, el titular de la ACF, Luis Hernández, apuntó: “Esto es histórico, y nos satisface que actúen en un equipo tan prestigioso, con una gran historia y resultados, y para nosotros es importante que estos jugadores puedan elevar su nivel táctico y competitivo, porque eso puede ser determinante para el fútbol cubano. En estos momentos estamos en desarrollo, haciendo un trabajo masivo, y la profesionalidad del Cruz Azul nos da la tranquilidad de que van a poder desarrollarse.”

Hablan Maikel y Abel

Por supuesto, no podían faltar las impresiones de los protagonistas principales de este hecho. Maikel considera que “no sentimos presión, sino satisfacción, porque era algo que se quería hace tiempo. Trataremos de aprovechar al máximo esta apertura, que debe ampliarse. Si hacemos las cosas bien será más fácil para los que vengan detrás, y demostrar que los cubanos podemos jugar internacionalmente. Seguiremos creciendo como personas y como jugadores, eso nos va a hacer muy bien a la hora de incorporarnos a la selección nacional, para ver si entramos en la elite de nuestra región.

“Los entrenamientos son similares, pero con más ritmo y mejores condiciones. La idea que me llevé en la pretemporada es que son muy serios, tienen una idea exacta de lo que se va a hacer, y esos detalles son los que a veces marcan la diferencia. Esta experiencia va a ser importante. Me mantengo como delantero, pero no como hombre de área, la idea de trabajo del entrenador es que actúe como extremo, eso va bien con mis características de juego, porque siempre me ha gustado jugar por las bandas, espero adaptarme bien al juego del equipo y el estilo del entrenador. Al ser los primeros le podemos trasmitir esta experiencia a nuestros compañeros, y otros seguramente también lo harán.”

Cubanos-Cruz-Azul
Cubanos-Cruz-Azul

Para Abel “es un logro que se haya dado una contratación como esta, en un equipo grande. Quisiera ganar el título de Segunda División y subir el nivel del fútbol cubano, para llegar a ser un país respetado en el área. Para mi carrera será muy importante, es muy interesante poder jugar en una Liga profesional, siendo los primeros con residencia en Cuba.

“Mi posición será como central, es la que he jugado desde pequeño. Tuve buenos resultados en las categorías inferiores, aunque no jugué mucho en el torneo nacional por problemas de lesiones. No participé con los equipos nacionales en las categorías sub-15 y sub-17, sino en la sub-20, y de ahí hasta la selección de mayores, donde apenas he jugado dos partidos (Santos y Panamá). El conjunto donde estaré es de los grandes en la Segunda División, con buenos jugadores, dos extranjeros conmigo, y debe llegar otro más. Tácticamente el fútbol mexicano es rápido, de presión, es diferente en cuanto a mi posición porque el marcaje es prácticamente personal, los movimientos son diferentes, no se hacen casi coberturas, cada uno con su marca, y cuidar que no se te vaya, sin jugar tampoco mucho al offside.  

“Hay que empezar desde abajo, llegar y tratar de ganarnos la titularidad para jugar bastante. La meta nuestra, por supuesto, es subir al primer equipo y hacerlo lo mejor posible para demostrar nuestro nivel y demostrarle al mundo que Cuba sí tiene buenos jugadores. La altura nos afectó al principio, pero luego uno se adapta y toma el ritmo. La preparación física es similar, aunque se trabaja más la fuerza, con mucho gimnasio.”

Los dos jugadores enfrentarán un calendario regular de 17 partidos (18 equipos), y de ahí podrían clasificarse a una liguilla que pudiera extenderse hasta 21 choques. Maikel estaría con el Premier, y Abel con el Hidalgo, sucursales del Cruz Azul.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *