El deporte cubano también sufre por el coronavirus

Por Ronal Quiñones

Una mujer posa al lado de los aros Olímpicos.  13 de marzo de 2020 en Tokio.  Foto: Carl Court/Getty

HAVANA TIMES – Al menos hasta el 30 de abril, todas las actividades deportivas oficiales en Cuba fueron suspendidas, en respuesta a la pandemia mundial del nuevo coronavirus Covid-19.

Apenas se mantienen los entrenamientos de equipos que ya estaban involucrados en sus respectivos campeonatos nacionales, como los de fútbol, y los que se preparan para el comienzo de las suyas, como los de béisbol…, por el momento.

Inicialmente, el pasado 14 de marzo se habían pospuesto los eventos con participación extranjera, sin ofrecer nuevas fechas para su realización.

En este grupo cayeron el torneo de bádminton Giraldilla, la II Copa Amistad
Cuba-Australia de rugby, un partido de fecha FIFA contra Nicaragua, la Media Maratón de Varadero y el certamen del Caribe de tenis de mesa, además de la venidera Serie Nacional de Béisbol, inicialmente programada para comenzar el 11 de abril con una nueva estructura de competencia.

Igualmente fue restringida a su máxima expresión las salidas de delegaciones cubanas al extranjero, con excepción de las directamente vinculadas a los procesos de clasificación olímpica y paralímpica.

Sin embargo, estas últimas también están prácticamente congeladas, pues luego de las del taekwondo y lucha no ha habido participación en más ningún certamen. Entre los pospuestos estuvo el preolímpico de béisbol de Arizona, porque Estados Unidos desde antes había cerrado fronteras.

Desde ese momento, comenzó una campaña de concientización de la sociedad cubana en general, y del deporte en particular, sobre los efectos de la enfermedad. En este sentido, se han realizado audiencias en el Instituto de Medicina Deportiva y en los concentrados nacionales, con énfasis en aquellos de deportes de mayor contacto directo, como el judo, el boxeo, el taekwondo, la lucha y el resto de las modalidades de combate.

Un certamen estaba en pleno apogeo y no se pudo suspender en principio, el torneo nacional de softbol para hombres, que se estaba celebrando en la provincia de Santiago de Cuba. Sin embargo, este jueves tuvo que darse por concluido con el triunfo de Ciego de Ávila sin haber terminado el calendario regular.

El certamen estaba previsto a dos vueltas, la primera a jornadas dobles, y la segunda, a solo un partido contra cada uno de los contrincantes, pero la pandemia del coronavirus obligó a detener el torneo cuando aún faltaba una fecha del calendario en la primera ronda, y los avileños comandaban la tabla de posiciones con siete éxitos y un revés.

Igual balance presentaba el hasta entonces monarca Santiago de Cuba, pero los de la tierra de la piña tuvieron mejor promedio de carreras entre ellos al ganar 9-1 y perder 4-1 en los encuentros entre ambos, por lo que se llevaron la corona, en un campeonato que quedará para la historia por la manera en que fue resuelto.

Fueron pospuestos, además, los campeonatos nacionales de voleibol y esgrima, y la Copa Cuba de atletismo. Todos los años es bastante poca la afluencia de aficionados al estadio Panamericano para este último evento, y esta vez hubiera sido mucho menor.

Otra curiosidad asociada a Cuba y a la Covid-19 vino de Grandes Ligas, pues el primer pelotero detectado con el padecimiento fue precisamente un cubano, un talento perteneciente a los Yanquis de Nueva York.

En cambio, los contratados por el Instituto Cubano de Deportes (Índer) se mantienen saludables, como hicieron saber a medios nacionales de prensa vía Facebook, léase Robertlandy Simón (voleibol), Pavel Caballero (balonmano) y Jasiel Rivero (baloncesto). Simón se refirió también a sus compatriotas que se desempeñan en Italia, el país que actualmente posee la mayor cifra de fallecidos por la enfermedad.

Más de 20 deportistas de Cuba cumplen contratos en Europa bajo la guía de sus respectivas Federaciones nacionales, y ante la propagación del SARS-CoV-2 la gran mayoría se encuentran recluidos en sus casas, según el Índer.

Una situación particular viven los pistoleros rápidos Leuris Pupo y Jorge Félix Álvarez, quienes, junto a su entrenador Meinardo Torres, se han quedado varados en Perú, que decidió cerrar sus fronteras por la pandemia. Ya cumplida su etapa de preparación, informaron vía Internet que buscan mecanismos para no perder el trabajo realizado durante su estancia, e intentar mantener ciertos niveles de preparación. Planchas y algo de carga física, acompañado de simulación técnica en seco (sin balas), ocupan generalmente sus sesiones de la mañana y la tarde. De momento, se mantendrán en suelo peruano, recluidos sin salir del hotel en el que se encontraban antes de participar en las fases de Copa del Mundo donde buscarían sus cupos estivales, pero estos eventos también se suspendieron o aplazaron.

Ahora bien, se mantienen entrenando aquí los 40 deportistas ya asegurados para la cita olímpica de Tokio 2020, y el grupo que buscará sus boletos cuando se reanuden las justas clasificatorias, entre los que se encuentran judocas, remeros, tenistas, arqueros, canoístas, esgrimistas, boxeadores, peloteros, triatletas, nadadores, clavadistas, voleibolistas de playa y representantes del campo y pista.

Sin embargo, la falta de competencias y de bases de entrenamiento es un aspecto muy importante que merma la preparación, y hasta el momento la tozudez de los organizadores japoneses y las autoridades mundiales del deporte ha sido olímpica, valga la frase.

Evidentemente, una posposición o suspensión de los juegos tiene un impacto económico enorme, pero primero está la salud de los deportistas, y al parecer esto no se está valorando adecuadamente. Por solo poner un ejemplo, los apartamentos de la Villa Olímpica fueron vendidos con antelación, y según los contratos, los nuevos inquilinos deberían ocuparlos desde septiembre-octubre.

Lo cierto es que la fecha inicial de finales de julio sigue en pie, a pesar de que los casos de contagios y muertes a nivel global, en vez de disminuir aumentan, salvo en China. Además de los riesgos para los competidores, está el inmenso movimiento de público que lleva una cita multideportiva como esta, y los nipones se resisten también a que los eventos se celebren sin público.

La lógica indica que a falta de tantos eventos preolímpicos todavía por celebrar es casi imposible arrancar como estaba previsto el 24 de julio, pero con tal de evitar una crisis económica interna, el Comité Olímpico Internacional parece dispuesto no solo a arriesgar la salud de los deportistas, sino el propio espectáculo, porque con deudas de entrenamiento muchos no estarán en forma. De momento, Cuba mira todo a distancia, y casi paralizada la actividad deportiva.



Un comentario sobre “El deporte cubano también sufre por el coronavirus

  • Quien puede pensar en deporte o ser campeón en el momento que se está viviendo en el planeta, cada día son más los muertos al igual que los países contagiados, pensemos en quedarnos en casa, hay que cumplir las medidas sanitarias, ese es nuestro campeonato sobrevivir a la epidemia.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Secando los jeans, Havana, Cuba.  Por Sylvia Rourke  (Canadá).  Cámera: iPhone Xs

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]