El Cardenal cubano y sus detractores

Fernando Ravsberg*

El Cardenal Jaime Ortega.  Foto: Raquel Pérez Díaz
El Cardenal Jaime Ortega. Foto: Raquel Pérez Díaz

HAVANA TIMES — Ya está en marcha el linchamiento del Cardenal Jaime Ortega, personalidad contra la que se apuntan los cañones mediáticos del anticastrismo de Miami, en consonancia con los disidentes y algún que otro diplomático de los Estados Unidos asentado en Cuba.

Buscan cualquier pretexto para atacarlo, pero el odio contra el prelado viene desde muy lejos. Lo acusan de dos pecados capitales: promover la liberación de todos los presos políticos en el 2010 y alentar el acercamiento entre Cuba y EE.UU.

La primera gestión obedeció al pedido de las Damas de Blanco, mujeres cuyos esposos estaban presos. El Cardenal medió con el Gobierno cubano y, con el apoyo de España, se llegó a un acuerdo para liberar a todos los prisioneros de conciencia.

El 90 por ciento de los excarcelados abandonaron Cuba rumbo a España, junto a cientos de familiares. Algunos afirmaron después que el Cardenal Jaime Ortega los había obligado, ofreciéndoles el destierro como única vía posible de lograr su liberación.

El tiempo demostró que era una falsedad. Doce de los liberados decidieron quedarse en Cuba y dejaron claro que existía la posibilidad de ser excarcelado y permanecer en el país, por lo que el viaje a España de los otros 115 y sus 600 familiares fue voluntario.

Ahora vuelven a intentar lincharlo, porque dijo a una radio que no hay prisioneros políticos en la Isla. Más tarde nos aclaró que entre los cientos de peticiones recibidas de amnistía por la visita papal no llegó ninguna de presos de conciencia.

Algunas de las Damas de Blanco participaron en la emboscada contra el Cardenal.  Foto: Raquel Pérez Díaz
Algunas de las Damas de Blanco participaron en la emboscada contra el Cardenal. Foto: Raquel Pérez Díaz

El Cardenal pidió que, si existen presos políticos, le hagan llegar sus nombres. Y los opositores no encontraron mejor momento para entregarle “la lista” que en medio de una recepción diplomática de EE.UU. Jaime cayó, así, en una emboscada.

Pasé junto a él y lo vi rodeado de disidentes, me di cuenta de que pretendían centrar la atención de todos en el enfrentamiento y seguí mi camino. Sin embargo, un diplomático estadounidense me detuvo e insistió, sonriendo, en que fuera a ver como tenían acorralado al Cardenal.

La periodista disidente Miriam Leiva también estaba cerca y describió lo ocurrido de esta manera: “Me impresionó verlo sorprendido tratando de responder convincentemente a dos hombres y a dos mujeres vestidos de blanco que lo increpaban con severidad”(1).

En su comentario recuerda que cuando su esposo estaba preso fue la Iglesia Católica la que abrió sus puertas a los familiares. Incluso hoy recibe cada domingo en el templo de Santa Rita a las Damas de Blanco, dos de las cuales participaron del show en su contra.

Al día siguiente empezó a funcionar la bien aceitada maquinaria de Lynch (*), publicaron que Jaime Ortega “parecía un comisario político de corte estalinista” y aseguraron que dijo a los disidentes que “la información de ustedes proviene de la ‘gusanera’ de Miami” (2).

En un comunicado oficial, el Arzobispado de La Habana desmiente estas versiones. “Las expresiones ‘prensa de la gusanera’ y ‘prensa contrarrevolucionaria’ no fueron utilizadas por el Arzobispo, ni se corresponden con su vocabulario” (3).

Los que se fueron a España acusaron primero al Cardenal y después también al Gobierno español.  Foto: Raquel Pérez Díaz
Los que se fueron a España acusaron primero al Cardenal y después también al Gobierno español. Foto: Raquel Pérez Díaz

Todo huele a maniobra de desprestigio contra el Cardenal, al cual intentan eliminar de la cúpula de la Iglesia cubana. La disidencia y el anticastrismo buscan un clero más politizado, que les permita convertir “el rebaño” católico en la base social que no tienen.

Hace ya años el opositor Oswaldo Payá acusaba a Ortega y a sus colaboradores más cercanos de estar comportándose como “el otro partido”, agregando que “la imagen que estamos dando es la de una iglesia que quiere ser protagonista sustituta de la oposición” (4).

La campaña ha cobrado algunas víctimas entre sus colaboradores, Roberto Veiga y Leinier González, redactores de la revista Espacio Laical, tuvieron que renunciar. Sin embargo, los esfuerzos por “tumbar” al Cardenal han fracasado, hasta ahora.

A pesar de que Jaime Ortega ya está en edad de retiro, el Papa lo mantiene en su puesto. El Vaticano no parece muy dispuesto a arriesgar los espacios y el protagonismo social alcanzados por la pequeña Iglesia cubana durante los últimos 15 años.

En el currículo del Cardenal está el restablecimiento de las relaciones con el Estado, la visita de tres papas a la Isla, la apertura de nuevos espacios de evangelización, el ingreso de cientos de religiosos extranjeros, la liberación de todos los presos de conciencia y tres mil comunes y la mediación en el diálogo Cuba-EE.UU.

Una hoja de servicio impresionante que debería merecer el respeto de todos, más allá de las diferencias políticas o filosóficas que nos separen. Lo que ocurrió en la recepción solo cuestiona la ética de quienes montaron el show y también, de quienes se los permitieron.

(*) Visita la página de Fernando Ravsberg.



30 comentarios sobre “El Cardenal cubano y sus detractores

  • Ravsberg para ser periodista estás bastante mal informado.
    Ni el Cardenal se convirtió en mediador por iniciativa propia, fue llamado por el Estado cubano, y los que salieron del país fueron obligados al destierro, la prueba más fehaciente de ello es que esos que están en España tienen prohibido por el gobierno cubano ni siquiera visitar su país. ¿Son desterrados o no?, por otra parte los doce que se quedaron, uno de ellos Oscar Espinosa Chepe ya murió, todos están con licencia extrapenal, es decir no pueden salir del país y son encarcelados cada vez que salen a la calle en manifestaciones pacíficas. Pueden ser encarcelados sin necesidad de nuevo juicio.¿Están en el insilio o no?
    Por otra parte el Cardenal declaró en una entrevista para el extranjero que en Cuba no hay actualmente presos políticos, pero resulta que la Comisión Nacional de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional le respondió con nombres y apellidos la existencia de 71 presos políticos hoy.
    El problema es que el Cardenal no se mueve de su oficina y parece que tampoco tiene Internet y eso de reunirse con la Comisión Nacional CNDHRN,, no lo ha hecho hasta ahora, en su juego político que no pastoral con el gobierno cubano.
    Luego, si no lo sabes, entrevista a Lenier y Veiga porque sus renuncias no tuvieron que ver con “las trompetas de Miami” sino con las tendencias más conservadoras de la Iglesia en Cuba y las menos conservadoras.Los disidentes cubanos de adentro y de afuera no tienen nada que ver con esas renuncias.
    Creo que el Cardenal se debe informar primero antes de decir una afirmación tan peregrina y si no quiere ser abordado en una recepción, debe dar señales de que abre y no cierra sus puertas a los cubanos todos.
    Vaya que este post de hoy supera con creces tus sesgos de otros. La desinformación te supera como al Cardenal.

    Respuesta
    • Estimada Marlene Azor Hernández:

      Coincido con usted solo que, a estas alturas, no creo que lo de Ravsberg sea que esté desinformado sino simplemente que él es uno de los tantos instrumentos oficiales de la desinformación.

      De vez en cuando lanza un post jugando con el mono pero jamás con la cadena o se transforma en “victima” porque le bloquean su blog, asì trata de mantener su “pantalla” crítica y de credibilidad.

      Que el Cardenal Ortega se ha convertido en un satélite más de la Dictadura es algo ya viejo y sabido. Y gracias a eso la Dictadura ha premiado a la Iglesia Católica con más visibilidad, operatividad e incluso devolución de propiedades en Cuba. Y en esa óptica se incluyen también las visitas de los Papas: mucha política, mucho niveles de influencia, mucha practicidad y bastante poco espíritu cristiano.

      Veremos si al Cardenal Ortega le perdona Dios, no creo que muchos cubanos lo hagan.

      Respuesta
    • Fernandito (que se dice periodista) vio que algo noticioso estaba ocurriendo y “siguio de largo” para ahora venirnos con esta cantaleta tratando de “ayudar” al cardenal. A ver Fernandito, para orientarte mejor, los periodistas (y mas a tu edad) tienen un olfato fino para detectar situaciones que generaran gran revuelo y publicacion en los medios, es increible que tu viendo de cerca lo que estaba pasando “seguiste de largo”, y no tomaste la iniciativa de acercarte y de primera mano enterarte de lo que estaba por suceder y ahora tienes que reportarlo a traves de lo que Miriam Celaya diga. que triste. estas perdiendo facultades.

      Respuesta
  • Todo parece indicar, y así lo ha querido aclarar el arzobispado habanero, que la afirmación que se hizo sobre de que en Cuba no hay presos políticos se refería a los pertenecientes al grupo de los 75. En cuanto al asunto sobre la presencia de presos políticos en Cuba hoy en día y el uso de la represión violenta por parte de los agentes de la Seguridad cubana debería consultarse la nota suscrita por Rick Herrero de Cuba Now:
    https://cubanow.us/m/U2FsdGVkX1850ZNuOEYKTzrIS1OgZ8nBqTGxaJKy0Mt_mUVvagKQGrz8WKk_aw4EeKPWiCvdnwk7VuzgotCFwQ>

    Respuesta
    • javier figueroa:

      S. E. el Cardenal Ortega domina suficientemente su lengua como para saber exactamente lo que quiere decir, y cómo lo quiere decir; y está acostumbrado a las entrevistas y conferencias de prensa en buena parte de este planeta. No es un improvisado, ni mucho menos. Con esto te digo que el parche forzado que intentas poner, no funciona. Él dijo lo que quería decir. Si la coletilla de los 75 hubiera sido necesaria, la hubiera puesto.

      En cuanto a la opinión en Cuba Now no es más que otro de los paños tibios vergonzosos que algunos le tiran a la dictadura, y de los que, estoy seguro, los que los escriben un día no desearán, ni acordarse, ni que se los recuerden.

      Respuesta
  • Ravsberg, no hay que buscar NINGÚN pretexto para “linchar” a este prelado-funcionario, ahí están los hechos que hablan por sí solos.

    Con el mismo cinismo que Ortega ha dicho que “no hay presos políticos” en la Isla, lo ha hecho miles de veces su comandante en jefe cuando sin ningún rubor, y en foros internacionales ha declarado que: “en Cuba jamás se les ha violado un derecho a ningún ciudadano”. Además de todas las mentiras que les ha dicho al pueblo, y a todo el que se haya atrevido siquiera a questionarlas, los ha estrellado contra un árbol, les ha puesto una pijama y encerrado en su casa con un seguro so en cada esquina, o los ha encarcelado donde finalmente han muerto como le hizo a Orlando Zapata.

    El exilio sabe que decirle todas esas cosas en la cara al Cardenal no lo vamos a “tumbar”, y tú mejor que nadie sabes en Cuba quién tumba a quién, ponte a reportar como un verdadero-periodista-imparcial las violaciones y abusos del estado contra su pueblo para que veas como al instante “te tumban”…

    Respuesta
  • Fernando tu generaliza la oposición\disidencia que es diversa en criterios como alcanzar la democratización de Cuba y en corrientes políticas\ideológicas que participaron en ese recepción, y los opositores que “emboscaron” al cardenal fueron ínfimos comparados con los que participaron en la recepción. A continuación la opinión de una veterana y destacada disidente\opositora en entrevista al respecto a 14YMedio de MARTHA BEATRIZ ROQUE CABELLOS. Cito: “Pienso que no fue una forma correcta de dirigirse a una persona que ocupa en la Iglesia la posición que tiene el cardenal Jaime Ortega, como tampoco fue adecuado hacerlo en el lugar y en las circunstancias en que ocurrió el incidente”. A continuación un link de un artículo de Miriam Celaya, publicado mucho antes del revuelo del incidente con el Cardenal que niega la generalización que tu estás haciendo del comportamiento de la oposición en la susodicha recepción.
    http://www.14ymedio.com/nacional/Dia-Independencia_0_1808819102.html

    Respuesta
    • Miriam Leyva acude al argumento-mordaza castrista de “plantear las quejas en el momento y lugar adecuados”.
      Leyva es un singular personaje que estuvo envuelta en un intento por desmembrar a las Damas de Blanco.

      Respuesta
  • Fernando ahora te cito a ti: “La campaña ha cobrado algunas víctimas entre sus colaboradores, Roberto Veiga y Leinier González, redactores de la revista Espacio Laical, tuvieron que renunciar”. Eso no es cierto porque no fueron las Damas de Blanco, ni Antúnez, ni si quiera Fariñas de un poco más nivel intelectual, si alguien hizo renunciar a Veiga y Lenier fueron los articulistas\intelectuales y foristas de la izquierda democrática que en un largo periodo de debate iniciado en Cubaba Encuentro, dándosele seguimiento aquí en Habana Times, que entre otras cuestiones polemizaron y debatieron la cacareada Oposición Leal al Castrismo puesta en pauta por Arturo López Levy y los renunciantes editores de Espacio Laical.

    Respuesta
  • Su defensa,Sr periodista,por venir de UD,solo sirve para convencerme de que los intereses y la lealtad ideologica del SR Ortega,son mas terrenales que celestiales y apuntan en la misma direccion que los suyos.

    Respuesta
  • Fernando ni el arzobispado explican por que el Cardenal Ortega se negó a recibir el listado de los presos políticos. Es lógico que los opositores se molestaran con el después de negar sinica y públicamente la no existencia de presos politico en Cuba.

    Este no es el Cardenal de las enérgicas pastorales de los años 90, donde le exigía al gobierno resolver los graves problemas que agobian al pueblo cubano.

    Respuesta
    • Sigue siendo el mismo de la década de los 90, con un pensamiento y lenguaje propio e independiente que a veces molesta a unos y otras molesta a otros. He oido decir que cuando un sacerdote le da comida a un pobre dicen que es un santo y cuando ese mismo sacerdote pregunta por que existen los pobres dicen que es comunista. Parece que S.E. anda preguntando por qué existen los pobres.

      Respuesta
      • Todo el mundo conoce el lenguaje de éste cardenal, que si hubiese sido uno que molestara a los s tiranos hace rato que no fuese Cardenal.

        Respuesta
        • Como tampoco Fernando fuese corresponsal en Cuba si su periodismo molestara al dictador.

          Respuesta
          • En tu foba o en tu miedo elevas a la categoría de todopoderoso al “dictador” ¿Acaso S.E. no fue como tu dices “el Cardenal de las enérgicas pastorales de los años 90, donde le exigía al gobierno resolver los graves problemas que agobian al pueblo cubano”.? y sin embargo sigue siendo Cardenal. lo que pasa es que antes decía lo que tu querñias oir y ahora dice lo que tu no quieres oir. Debe ser que le están dando javitas.

          • Buen punto, luchajabas, es el mismo cardenal al que pusieron como un trapo en Juventud Rebelde, a tal punto que después pidieron disculpas en el mismo periódico, por el nivel de agresividad y chumería con que lo trataron, que fue demasiado hasta para lo que acostumbran los plumíferos que hacen pasar por periodistas allá. Y sigue siendo Cardenal porque a los cardenales no los nombran los Castro, pero te acoto que al que le tocaba era a Monseñor Pedro Maurice; y ahí sí te puedo decir que por algo no fue cardenal. Y la diferencia con Ortega es obvia: Antes decía cosas que al gobierno le molestaban; ahora, no.

  • ¿Ya se puede ir a eventos oficiales de la SINA sin ser gusano, mercenario al servicio del imperio?

    Respuesta
    • Para entrar a la SINA antes tienes que pasar por una garita de la policía cubana donde te anotan los datos de tu carne de identidad. Ya sabes, entras al sistema de la policía política y si tienes algún carguito administrativo te ponen en capilla ardiente.

      Respuesta
  • Algunos foristas confunden a Miriam Celaya con Miriam Leiva.La primera reseña la recepción del 4 de julio, como un ambiente muy positivo de encuentro de todos los cubanos de distintas filiaciones políticas.La segunda hace una valoración sobre lo pertinente o no de abordar al Cardenal en esa recepción.Son dos periodistas distintas y Miriam Celaya no ha escrito nada sobre el encuentro del Cardenal y los opositores.
    Tengo entendido que Antonio Rodiles en esa recepción entregó al Cardenal la propuesta de Ley de amnistía que propone el Foro por los derechos humanos.No entiendo entonces porqué el Cardenal no recibió el documento de los opositores que detalla los presos políticos en Cuba.Estoy segura que si el prelado hubiera propuesto una cita posterior con ellos para explicar la lista, los opositores no se hubieran sentido rechazados.
    Pero es muy denigrante que el Cardenal niegue la existencia de presos políticos y cuando alguien se le acerca para entregarle la información, la rechace.

    Respuesta
    • Marlene, según Martha Beatriz Roque Cabello, que también participó en la recepción, los que entraron en conflicto con el Cardenal. Cito: “Los que intervinieron en el incidente fueron Egberto Escobedo, que fue la persona que habló; José Díaz Silva, María Cristina Labrada Varona, que es la esposa de Escobedo, y la Dama de Blanco de Matanzas Leticia Herrería. Todo ocurrió en medio del patio de la residencia del jefe de la Oficina de Intereses en el entorno de la celebración por el 4 de julio. Escobedo me dijo personalmente que ellos le habían dicho al cardenal que por esa conducta de negar la existencia de presos políticos el pueblo de Cuba no estaba de acuerdo con él. Lo cual lo veo como parte de esta inyección totalitarista que tenemos la mayoría de los opositores, de hablar igual que el sistema que sistemáticamente habla en nombre del pueblo y allá vamos nosotros también a hablar en nombre del pueblo”.
      http://www.14ymedio.com/entrevista/Martha-Beatriz-Roque-Cuba-politicos_0_1810618936.html

      Respuesta
      • Esopo, creo que confundes el “rábano con las hojas”.
        No creo que informar al Cardenal, desinformado, sea imponerle otro criterio totalitario. Significa que los que sí conocen sobre los presos políticos, le informan a un prelado -que tiene mucha importancia en la opinión pública nacional e internacional cuando se pronuncia sobre la realidad del país, más ahora con la visita próxima del Papa Francisco- de una realidad que el Cardenal desconoce por iniciativa propia.
        Pregunto con el Bobo de Abela ¿porqué el Cardenal no recibe la lista que le extienden los opositores?Si no fuese Cardenal nadie se preocuparía por informarle de una realidad que el Cardenal se resiste a reconocer.
        La misma entrevista que citas de Martha Beatriz Roque, que tampoco estuvo presente en el incidente, dice que escuchó la grabación de algunas frases del Cardenal acusando a los opositores de “trompetas de Miami”. ¿Son esas las palabras de un Cardenal haciendo enjuiciamientos políticos?
        Si el Cardenal hace política, como lo hace todo el tiempo, tiene que tener al menos información, y luego escuchar a todas las partes. De lo contrario hace política en beneficio de un sólo bando.
        Si no quieres recibir insultos de las Damas de Blanco no las insultes primero.La postura de “poner la otra mejilla”, no la veo hoy en el Cardenal.

        Respuesta
      • Ahora me pregunto si la sotana de los Cardenales no tiene bolsillo como para guardar un papel con una lista. Igual creo que los opositores debieron guardarse su justa indignacion pues no era el espacio correcto para hacerlo. Con todo el impacto mediatico que ha tenido el tema, pienso que la proxima vez que haga una declaracion publica el Cardenal Ortega medira mejor sus palabras.

        Respuesta
  • Creo que para entender las acciones del Cardenal Ortega – y de las diferentes denominaciones religiosas en Cuba, hay que hacer un análisis comparativo, usando la información que se desclasificó luego del colapso del bloque comunista sobre la colaboración masiva de los religiosos con los órganos represivos en Europa Oriental.
    Es mi muy personal opinion que el Cardenal, la Iglesia Católica y todos los demás líderes y grupos religiosos en Cuba -tolerados por el gobierno, están colaborando con la tiranía; como, reitero, lo hicieron en la Europa soviética.
    Ortega defiende los intereses de El Vaticano; y El Papa vendrá a Cuba ha hacer lo mismo.

    Respuesta
  • Sr PolO Avilés :Muy esclarecedor su comentario,me ha ayudado a explicarme muchas cosas,entre otra,que el Sr Ortega,primero es cura y,despues,cubano y por ultimo ,lo que dice ser

    Respuesta
    • Lo que pienso de nuestro singular Cardenal bien puede estar a años-luz de la realidad, pues extravié mi bola de cristal; pero si Ud. cree que el Cardenal es o actúa como “cubano”, permítame recordarle que Cuba y Castro no son sinónimos.

      Respuesta
      • Sr Polo y de donde saco UD que yo he hecho un sinonimo de Castro y Cuba,como tampoco lo es Cuba y gobierno y mucho menos Cuba y socialismo

        Respuesta
  • Como complemento a mi primer comentario hice un comendatario que talmente parece que fui muy agresivo con el autor del presente artículo y por ese motivo, me imagino, que fue retirado por el moderador de HT, no obstante pienso que debo persistir en el criterio ya expresado con el afán del mejoramiento de los futuros políticos de Cuba democrática, que a continuación transcribo en una nueva versión: En otras ocasiones me he referido a que la oposición interna tiene que aprender poltica, hacer política, y COMPORTARSE COMO POLÍTICOS, estos comportamientos fuera de lugar y de forma al tratar a la máxima autoridad eclesial cubana como los carceleros castristas tratan a un recluso en las prisiones cubanas, porque no se esté de acuerdo con su actuación en determinadas cuestiones nacionales, es lo que da pie que se quiera meter en un mismo saco a la gran mayoría de los opositores que mantuvieron una actitud decente y además respetuosa con otros participantes no opositores.

    Respuesta
  • Hola Esopo, entiendo tu punto de vista que la diplomacia no calza chancletas, pero acorralar al resbaladizo Cardenal es válido porque este señor no ha abierto un espacio de diálogo Iglesia-Oposición, y su imagen pública es de total complicidad con el régimen.
    Esa confrontación la veo necesaria, pero también preferiría que los opositores hubieran usado ironía y humor, no la chancleta para desenmascarar al Mazzarino platanero.
    Además, es práctica habitual, y probado golpe de efecto que activistas rompan el protocolo y rituales del poder para hacerse oír; y en este caso lograron mostrar al público la bestezuela bajo la sotana. ¡Los felicito!

    Respuesta
  • Ahora quieren hacer pasar a delicuentes por presos politicos. Hasta Marta Beatriz Roque reconoció que muchos en esa lista ni siquiera están presos y que otros son vulgares delicuentes. Por dinero, cualquiera dice ser “preso politico” y military en la disidencia. Espero que el Cardenal no se deje chantajear por gente que no tiene ni ética ni escrúpulos y que no representan nada bueno para Cuba y su futuro. Espero que le haya hecho llegar al Papa un informe sobre las fuerzas siniestras que acechan a Cuba y que están fuera del gobierno y fuera de Cuba. Ya con casi 57 años de malos conocidos es suficiente. Estos que ahora se están dando a conocer de una manera tan baja, imopsitiva y mentirosa ni siquiera pueden pasar por “Buenos por conocer”. Se muestran tal cual son. Lo peor de lo peor. Lo que querían era hacer el show, siguiendo instrucciones de los grupos botelleros de Miami y otros lugares, los cuales los usan a ellos para, de alguna manera, tener protagonismo en Cuba a control remoto.

    Respuesta
  • ¿Y a qué viene ese melodrama barato?

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Foto del día

Foto del día
Imagen 1 De 1

Mariam, mirando al cielo, Mayabeque, Cuba.  Por Daniel Sánchez Rodríguez (Cuba.  Cámera: Nikon D3500

Usted puede participar en la Foto del Día
No tienes que ser fotógrafo profesional, solo envía una imagen (en blanco y negro o color), con un pie de foto indicando dónde fue tomada (ciudad y país), tipo de cámara o celular que usaste y una pequeña descripción sobre la misma.
Para nuestro formato es mejor que las fotos sean de orientación horizontal, ya que tenemos problemas con las verticales.
Envía tu foto, con tu nombre y país natal o de residencia a esta dirección de correo: [email protected]