El año de la muerte de Hugo Chávez

Por Néstor Rojas Mavares

Millions of Venezuelans have been present for the last rites of Hugo Chavez. Photo: Caridad

HAVANA TIMES (dpa) – La tarde del 5 de marzo de 2013, una compungida plana mayor del gobierno venezolano anunció la muerte del “comandante eterno” Hugo Chávez, quien perdió la batalla contra el cáncer y dejó al país sin el líder que lo condujo durante 14 años.

Chávez murió a los 58 años y su partida dejó a los venezolanos más divididos entre partidarios y opositores, con dudas sobre su fallecimiento y una pugna interna por la sucesión que se inclinó a favor de su candidato favorito, Nicolás Maduro.

El anuncio al país del desenlace, que fue oficializado por un lloroso Maduro, entonces en el cargo de vicepresidente, puso fin a meses de especulaciones y rumores sobre la salud del mandatario.

“Recibimos la información más dura y trágica que podamos transmitir a nuestro pueblo. A las 4:25 de la tarde (20:55 GMT) de hoy ha fallecido nuestro comandante presidente Hugo Chávez”, dijo.

Chávez había regresado dos semanas antes de La Habana, donde fue intervenido por cuarta vez desde junio de 2011 debido a un cáncer abdominal y convaleció dos meses.

El mandatario bolivariano se había despedido el 8 de diciembre de 2012, antes de viajar a Cuba para la nueva operación, y en su adiós alertó que podía quedar incapacitado, por lo que pidió a sus partidarios votar por Maduro en caso de que fueran necesarias unas nuevas elecciones.

Hugo Chávez. Foto: Caridad

Chávez había ganado los comicios del 7 de octubre de 2012, superando al líder opositor Henrique Capriles con 10 puntos de diferencia, pero nunca pudo jurar para el mandato de 2013-2019.

Los funerales reunieron a mandatarios y jefes del gobierno de la región, que se sumaron a las kilométricas filas de simpatizantes que querían despedir a un presidente que cambió el nombre de Venezuela, la moneda, el huso horario, hizo aprobar una Constitución por votación popular e impulsó una revolución con pretensiones de gobernar el presente siglo con la bandera del socialismo.

Los restos del gobernante fueron sepultados en el llamado Cuartel de la Montaña, un museo militar en Caracas, donde instaló su comando de operaciones en el intento golpista que encabezó en 1992.

La figura de Chávez ha permanecido como símbolo de cohesión en el oficialismo, que la recuerda constantemente y la mantuvo presente en los dos eventos electorales que se realizaron en 2013.

Tras las ceremonias fúnebres y diversas expresiones de dolor, Venezuela fue convocada a las elecciones para escoger a un sustituto, que se realizaron el 14 de abril.

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *