EEUU: el fin es el mismo que antes

Isbel Díaz Torres

Roberta Jacobson en su conferencia de prensa del 23-1-2015.
Roberta Jacobson en su conferencia de prensa del 23-1-2015.  Foto: Jorge Luis Baños/IPS

HAVANA TIMES – Roberta Jacobson, Secretaria Adjunta del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, de visita oficial en La Habana, aseguró hoy en conferencia de prensa que su país no ha cambiado en sus intenciones respecto a Cuba.

“El motivo de este proceso, no solo es restablecer las relaciones diplomáticas, sino también tratar de empoderar al pueblo cubano, con el fin de tener un país libre y democrático”, expresó Jacobson.

Ante medios de prensa oficiales e independientes congregados en la residencia del jefe de la Misión de la Sección de Intereses en La Habana, la representante del gobierno estadounidense aseguró que “el fin de este proceso es el mismo que antes”.

Durante la sesión bilateral extendida desarrollada la víspera, EE.UU. presionó al gobierno cubano para que mejorara las condiciones de los derechos humanos, incluida la libertad de expresión y de reunión.

“Los derechos humanos continúan siendo el centro de nuestra política”, no obstante, la ausencia de cambios en la isla en ese sentido no condicionarán el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas, aseguró la subsecretaria de Estado, para quien la presencia de estos tópicos en las conversaciones actuales y futuras, ya parece ser suficiente.

Jacobson solo insistió en dos aspectos, de los que sí dependerá el avance del diálogo: el libre movimiento de los diplomáticos estadounidenses por toda la isla, y el acceso no restringido de la población cubana a la sede diplomática norteamericana, sin intervención de las autoridades oficiales en la isla.

“Estamos listos para avanzar, vamos a ver si el gobierno cubano está listo para avanzar tan rápido como nosotros”, expresó.

La prensa internacional en la conferencia de prensa de Roberta Jacobson.  Foto: Jorge Luis Baños/IPS
La prensa internacional en la conferencia de prensa de Roberta Jacobson. Foto: Jorge Luis Baños/IPS

Al referirse al bloqueo estadounidense a Cuba, la representante recordó que ese tema se encuentra en terreno legislativo, pero que continuarían insistiendo en el Congreso norteamericano, a fin de lograr el levantamiento del embargo, tal como formuló Barack Obama en su reciente Discurso del Estado de la Unión.

De manera general, la alta funcionaria consideró muy pronto para manifestarse optimista o pesimista respecto a los resultados del acercamiento entre ambos gobiernos, y expresó que es difícil predecir cómo se implementarán en la práctica las recientes medidas anunciadas por su país.

De las rondas de conversaciones oficiales no trascendió ninguna señal por parte del gobierno cubano relacionada con las nuevas regulaciones promovidas por Obama, entre las que se destaca la ampliación de viajes, envíos de dinero y comercio con Cuba; y sobre todo servicios de telecomunicaciones.

En esta última área, Jacobson aseguró que en un futuro cercano tendrán lugar conversaciones más profundas entre especialistas de ambas partes.

Disidencia complacida

Además de los intercambios oficiales llevados a cabo esta semana, en la mañana de hoy la Subsecretaria de Estado mantuvo conversaciones con líderes opositores en la isla, y algunos otros integrantes de la sociedad civil en la isla, como la comunidad judía.

A su salida del encuentro, Elizardo Sánchez, líder de la opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, declaró que “hablamos de todos los temas”, y calificó la sesión de “muy cordial, de gran cercanía humana”.

La conferencia de Roberta Jacobson.  Foto: Jorge Luis Baños/IPS
La conferencia de Roberta Jacobson. Foto: Jorge Luis Baños/IPS

Aunque el disidente señaló que no estaban todos los integrantes de la sociedad civil independiente, “estamos complacidos con este encuentro”, que mostró “una gran sintonía y comprensión de ambas partes”.

De acuerdo con Sánchez, “con la democracia norteamericana no tenemos preocupación, porque apoya al pueblo de Cuba, pero los gobernantes aquí son el principal obstáculo”.

Por su parte, José Daniel Ferrer, del grupo opositor Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que opera sobre todo en la provincias orientales, consideró que “si saludamos o no el diálogo entre el gobierno cubano y el norteamericano, es secundario”.

Para este activista político el diálogo de la disidencia con el gobierno cubano se dará “en la medida que seamos lo suficientemente fuertes como para que el régimen nos tenga en consideración”.

Ferrer opinó que “si están dialogando con los EE.UU. es porque es una nación poderosa, y porque necesitan de ellos”, pero a su vez recalcó su deseo de una salida a base del diálogo. “Estamos trabajando para que eso suceda”, aseveró.

Jacobson apenas refirió los contenidos tratados con los opositores, y consideró que “fue importante escucharlos y ver cómo podemos ayudarlos en el futuro”.

Esta es la primera visita a Cuba de una subsecretaria de Estado norteamericana en 38 años, quien todavía tendrá otros encuentros con integrantes de la sociedad civil independiente en la isla.


45 thoughts on “EEUU: el fin es el mismo que antes

  • el 30 enero, 2015 a las 4:48 pm
    Permalink

    Ay hermano, tu sabes que eso esta mas que masticado, esos bancos extranjeros aceptaron que fuese así, otra prueba mas que ninguno es el amigo que dice ser de Cuba, como uds no le cogen la misma tirria y se pelean con esos gobiernos?.
    Si con esa misma intensidad les exigieran al régimen de la isla, de que a los extranjeros no se les de trato preferencial antes que a sus nacionales, fuera una maravilla.

    Me da pesar que por el embargo se les dificulte las transacciones con la Western Union y demás, pero Vuelvo y repito, no me da pesar que se la pongan difícil para que a ellos les entre el billete, porque es para sus bolsillos y bastante tienen ya.

    Isidro querer a su patria es querer lo mejor para ella, lo que le ha tocado vivir a la nuestra este medio siglo ha sido lo peor.

  • el 30 enero, 2015 a las 10:12 am
    Permalink

    Estimada Miranda:

    Porque en esencia nada justifica que EEUU ande multando bancos extranjeros por establecer transacciones con Cuba, por el hecho de que existan desacuerdos políticos entre ambas partes…Nada más..

  • el 29 enero, 2015 a las 5:59 pm
    Permalink

    Bueno Isidro lo menos que debiera preocuparnos es por los “rodeos y escaramuzas” que tienen que hacer el gobierno para buscarse el dinero, después de todo ¿no son ellos expertos en eso?, es noticia publica de que viven sin ningun tipo de restricciones, o sea no les falta el dinero.
    ¿Entonces porqué afligirse dizque porque tengan que “zapatearse” el billete?.

  • el 29 enero, 2015 a las 7:25 am
    Permalink

    Armando:

    Hay un punto fundamental, que a mi juicio define la naturaleza inmoral de la política exterior de EEUU respecto a Cuba. Por un lado niega al Gobierno cubano el acceso a créditos y bancos, obligándole a dar todo tipo de rodeos y escaramuzas para conseguir dinero, mientras por el otro asigna millones para fomentar la oposición.
    Típica política del esqueleto…

  • el 28 enero, 2015 a las 1:28 pm
    Permalink

    !Yo si estoy acá!, !no me he ido ni me iré!, además, soy comunista.
    Mi madre fue campesina desalojada de las tierras que mis abuelos cultivaban de favor, mi padre fue pocero, que obtuvo el tercer grado después del 59 pues no sabía poner la “o” con un tubo.
    En ese matrimonio de pobres, que en Cuba constituían más del 60% de las familias , que gracias al “tirano”, salió de la miseria, nací yo, Ingeniero Naval, con diferentes categorías docentes y científicas que por modestia no deseo enumerar.
    El conocimiento adquirido !Gracias al “tirano”! es el que me permite discernir entre tanta hojarasca la esencia de algunas cosas, pero, fundamentalmente, la estrechez de los que siguen defendiendo los intereses de unos pocos en detrimento de los intereses de la mayoría, y le llaman a eso “democracia”.
    En cada ocasión que Fidel viajó a USA, se reunió con grupos de simpatizantes, que indudablemente, no incluía a los líderes republicanos o demócratas, la diferencia radica que en esas reuniones se hablaba de solidaridad con Cuba y el afecto de esas organizaciones por la Revolución, y que en ninguno de ellos se habló de organizar acciones para derrocar al gobierno elegido en las urnas por los norteamericanos, mucho menos de otorgarle ayuda financiera para organizar dichas acciones.
    La ayuda de USA a la disidencia en Cuba y en otros lugares la conocemos, ahora mismo presta una gran ayuda a la disidencia Siria, que masacra y asesina a su propio pueblo, o en su momento a la disidencia Libia y a la afgana y a la iraquí.
    !Ya conocemos de la “democracia” y “libertad” que USA ha llevado en los últimos tiempos a varios países!
    En su momento Bush hijo hasta designó al futuro gobernador de Cuba, y !ASOMBRENSE! no eligió a ninguno de ustedes, !luchadores incansables por la libertad! era mucho pedir a su talento,pues el designado “gobernador” claro está era norteamericano.
    Martí recaudó los recursos para la guerra necesaria entre los tabaqueros de Tampa, pero no logró ni un solo centavo para su empeño del gobierno de USA.
    Designar parte del presupuesto de un estado para organizar la disidencia en otro, es intervenir en sus asuntos internos aquí, y en la Luna, y aquellos que para disentir del gobierno establecido en su país reciben dinero del presupuesto estatal de otro país, disculpen si les molesta el término, pero son mercenarios y traidores, y el que quiera tanto a su patria, no esté de pedigueño pidiendo prestado al vecino y que lo saque de su propio bolsillo, lo que pasa sencillamente es que le tienen más amor a su bolsillo que a su patria, L.Q.Q.D.

  • el 28 enero, 2015 a las 9:32 am
    Permalink

    Marlén:

    Hasta ahora he soportando con cierto talante estoico tus invectivas, descalificaciones y constantes intentos por “descarrilarme”, desde llamarme “ciberclaria seguroso” hasta hacer escarnio de mi “bajo intelecto”. Y nada, lo soporto al pie del cañón, porque creo en el debate sin careta ni guantes. Y por consideración a tu curriculum y condición de dama suelo refrenarme.

    Pero lo que nunca esperé es que te revelaras en público como redomada mentirosa, intentando hacer de la mendacidad una estocada política (doctora, ¡afloje la mano!):

    ¿Así que “La brigada 2506, no contó con el apoyo logístico de la armada norteamericana en la invasión a Girón”?

    Para no desgastarme en argumentos, me remito a este portal de veteranos de la Marina de EEUU. Como decía Consuelito, “mira para allá”

    http://www.ussessexcv9.org/Bay_Of_Pigs.htm

    Aquí dejo algunos párrafos en inglés, por si se te cae el Internet:

    “In early January 1961, U.S. Navy vessels began taking up station off Cuba. By April 19, 1961 the invasion to overthrow Fidel Castro was under at the Bahia del Cochinos (Bay of Pigs) on the islands southern coast: Cuban exile Brigade 2506 (some 1,300 men) had landed.

    “On scene for the operation was the Carrier ESSEX, escorted by the Destroyers CONWAY, CONY, EATON, MURRAY and WAILER, who was designated Task Force “ Alpha.”

    “The diesel powered Sub U.S.S. COBBLER (SS-344), along with another Sub of the Atlantic Fleet’s Antisubmarine Development Force, were part of Task Force Alpha. So were the Destroyer escorts BACHE and BEALE, according to veterana.

    “Aboard the ESSEX was VA-34, a jet fighter squadron called the “Blue Blasters” and 1,200 Marines. All told probably 6,000 American servicemen covered the invasion. (In addition, the CIA had recruited at least 18 U.S. civilian aviators as pilots, navigators, radio operators and flight engineers to fly B-26 bomber missions for the exiles.)

    Y para cerrar, un saltico a la biblioteca virtual Jonh F. Kennedy, que tiene todo lo que se ha desclasificado de esa administración respecto a Girón. Sólo te dejo un parrafito, porque indica clarito, clarito, que tras el fiasco, EEUU venía por la revancha:

    http://www.jfklibrary.org/JFK/JFK-in-History/The-Bay-of-Pigs.aspx

    “….The disaster at the Bay of Pigs had a lasting impact on the Kennedy administration. Determined to make up for the failed invasion, the administration initiated Operation Mongoose—a plan to sabotage and destabilize the Cuban government and economy. The plan included the possibility of assassinating Castro. Almost 50 years later, relations between Castro’s Cuba and the United States remain strained and tenuous…”

    A ver quién tiene un “nudo gordiano” en la testa…

  • el 28 enero, 2015 a las 8:49 am
    Permalink

    Pues en esencia de acuerdo…(siempre es un placer intercambiar contigo)

  • el 28 enero, 2015 a las 7:25 am
    Permalink

    Isidro sigues utilizando la historia cual pandereta para salir a bailar.
    Te lo digo porque el discurso es muy contradictorio y sesgado:
    La brigada 2506, no contó con el apoyo logístico de la armada norteamericana en la invasión a Girón.
    Si te has preguntado desde joven como conciliar discrepancia y anuencia en el país, que no es ningún nudo gordiano, la respuesta es simple.Las estructuras creadas y copiadas de la exurss, tienen que eliminarse, la discrepancia tiene que ser despenalizada no sé si lo que te refieres al nudo gordiano sea que cómo arrancarle a un gobierno totalitario el control, pues la respuesta está en que la oposición moderada y republicana lo está haciendo. Si hay millones destinados a esa oposición bastante poco tienen los opositores porque todos viven en condiciones bien precarias. No pueden sobre vivir dentro del país y además les exiges que no tengan financiamiento externo, ahí es donde aparece tu flagrante contradicción y la posición de favorecer al león libre contra el mono amarrado.
    Tu nudo gordiano no es tal, es el discurso oficial sobre los opositores: son mercenarios. Si el régimen cubano no hubiera tenido una sistemática represión contra la discrepancia, no hubiera una respuesta popular de irse del país y callarse, no existieran los opositores financiados por alguien externo porque no serían expulsados y marginados y reprimidos de la sociedad. Entonces, en medio siglo, ¿quién es responsable del financiamiento externo los EEUU o el gobierno de Cuba? Casualmente, eres un “nacionalista” que se adhiere al discurso oficial incluso para quedarte sin explicación frente a la supuesta apatía de la población y para no relacionar la oposición con el bloqueo interno.Por eso te sigues haciendo preguntas superficiales y proponiendo nudos gordianos que no existen más que en tu cabeza.

  • el 28 enero, 2015 a las 7:04 am
    Permalink

    Estimado Isidro, creo que conoces mi opinión. La solución al problema cubano viene con algo que hasta tu deseas para los cubanos. Libertad!
    Que todos los cubanos podamos sentarnos a discutir soluciones a los problemas de Cuba. Cada solución puede ser políticamente motivada pero al final unas funcionan y otras no. Es el pueblo el que debe poder escoger lo que quiere.
    Si la población cubana sigue migrando hacia acá y extinguiéndose en Cuba como demuestran las estadísticas no tardaremos mucho en incrementar la cantidad de cubanos acá. Esta es una situación bien peligrosa para el gobierno Castrista.
    Creo que la administración de Obama a dado el paso perfecto con cuba!
    Si notas de acá se ha suavizado y distendido pero de la otra orilla no veo cambio alguno. Disculpa que insista pero creo que para seguir en este curso el gobierno cubano tiene que dar también y específicamente me gustaría en el campo de mas libertades para los cubanos. Sería fantástico si muchos cubanos en Cuba pudieran por ejemplo participar en este forum y darnos su opinión.
    Esa cerrazón en que el gobierno a mantenido al cubano no debe ser. Cada cual debe poder leer y escuchar lo que quiera. Cuanto puede costarle esto al gobierno? Nada. Solo el peligro de que será más difícil mentir a un pueblo informado.

  • el 28 enero, 2015 a las 3:08 am
    Permalink

    ¡Qué bien que coincidamos en algo! Sí, que le quiten al Gobierno las excusas para imponernos limitantes…TODAS…

  • el 28 enero, 2015 a las 3:05 am
    Permalink

    Julio:
    Bien que traigas a colación lo de “invasor”, porque como dije anteriormente, mientras se considere a Cuba un país “promotor del terrorismo”, se mantiene vigente esa posibilidad. Creo que ambos gobiernos tienen delante de ellos ahora mismo la posibilidad de echar abajo todas estas amenazas, obstáculos y desconfianzas, acudiendo a un diálogo inteligente y pragmático, que repercuta asimismo en avances para los derechos de los cubanos en el más amplio sentido.

    Admito asimismo el peso específico de la comunidad de origen cubano en EEUU, pero como bien dices, serían en todo caso una cuarta parte de la población total. Hay muchos más en la Isla, y otros tantos desperdigados por los más “oscuros rincones” del planeta. Y creo que todos debemos contar, en igualdad de derechos.

    También amo la libertad…

  • el 27 enero, 2015 a las 6:58 am
    Permalink

    Isidro, de igual forma tu pareces estar atascado en la idea de un Estados Unidos invasor!
    Querámoslo o no el destino de Cuba está intrínsecamente ligado a Estados Unidos no solo por la geografía. Como bien sabes existen cerca de 2 millones de cubanos en estas tierras. Eso es bien significativo. Representamos quizás un cuarto del total de toda la población cubana.
    El gobierno se a empeñado en desestimar nuestros reclamos de libertad y aun mas se empecina en catalogarnos como emigrantes económicos . He leído bastante de todos los que escriben aquí y en otros lugares y puedo simplemente decir que es falso lo que afirma Raúl.
    El gobierno cubano también se rehusa a dialogar con cualquiera que se oponga a sus ideas. En fin que la realidad que vemos es triste para nosotros que amamos la libertad.
    Yo tengo la confianza absoluta que triunfaremos al final pues como se dice en Cuba. No hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista. Liberta es nuestro estado natural como humanos y nada podrá impedir su retorno a cuba.

  • el 27 enero, 2015 a las 2:11 am
    Permalink

    Hola, Julio (long time no see!)

    Válidos tus argumentos, como de costumbre, pero noto que te empeñas en reiterar en exceso el carácter supuestamente “inamovible” de la actual situación. Ahí no puedo menos que discrepar. Para mi resulta una aberración considerar que los cubanos no podemos cambiar nuestro entorno – si de veras lo queremos hacer -, a menos que así lo decida un gobierno extranjero, que es la imagen que traslada al menos una buena parte de la actual disidencia. Entiendo, por otra parte, que para que fructifique cualquier transformación debe existir un consenso. Mientras no lo haya, cualquier empeño resultará fútil, o igual a arar en el mar.

    Eso sí, te reitero que será imprescindible partir de que todas nuestras divergencias se ventilen exclusivamente en un marco libre de injerencias foráneas. Sin esta premisa no creo factible pasar a etapas siguientes hacia el interior del país, como serían la completa despenalización de las diferencias políticas y el respaldo a la pluralidad de ideas.

  • el 27 enero, 2015 a las 1:34 am
    Permalink

    Marlén:

    Yo no tergiverso realidad alguna. Si logras desmentirme, en el sentido de que no existe una millonaria asignación federal por parte de EEUU para “promover la democracia en Cuba” (a su modo, claro), recojo los matules y me mudo de foro. Por esa parte, te recomiendo no pasar por alto que los primeros cubanos que hicieron sentir el peso de su disidencia a escala mundial fueron los miembros de la Brigada 2506, en 1961. ¿Recuerdas? Y ellos, además de ayuda en dinero, contaban con otro apoyo, un poco más letal, por parte de la potencia, como quedó demostrado en las arenas de Playa Girón. Historia similar fue la de los alzados en armas en el Escambray y otros puntos de la Isla, en años posteriores. Es decir, todos ellos pudieron afirmar en su tiempo lo mismo que acabas de decir acá: “Estoy de acuerdo con el discurso de la Jacobson (con el de EEUU, por extensión), porque coincide con mis intereses como ciudadana cubana”. Y no olvides que quienes los dejaron fuera de combate eran tan cubanos como ellos (no eran rusos, ni chinos, ni venezolanos, menos aun españoles). Aconsejo no trivializar.

    Ahora, para que veas que no soy tan obtuso – u “oficialista” – como te empeñas en demostrar, hay un punto en el cual concuerdo contigo:

    “…Los opositores no tienen posibilidad de autofinanciarse así que las ayudas que bienvenidas sean. Acá (¿estás allá?) en Cuba sabes que los que discrepen abiertamente del status quo, son expulsados de sus centros de trabajo, de la posibilidad de adquirir una licencia, y expulsados de sus centros de estudio…”

    Te confieso que desde niño me asaltó con demasiada frecuencia la pregunta de qué sitio quedaba reservado en nuestra sociedad para el que no comulgara con el socialismo, e incluso para el que sencillamente no se sintiera revolucionario ¿Dónde y cómo podrían llevar una vida satisfactoria, alejándose del canon político-ideológico imperante? Y admito que no encontré respuesta satisfactoria entre familiares, maestros, amigos, analistas conocidos. Es más, ni siquiera las personas que tenían una postura crítica con la Revolución, y a cuya opinión y confianza pude acceder, parecían tener algo en claro, más allá de aspirar a marcharse del país, relegar sus criterios a tertulias escondidas, o sencillamente rendirse en brazos de una vaga esperanza de que todo cambiaría en algún momento, por intervención de la Divina Providencia o – y aquí se nos vuelve a enredar la pita – por la acción directa de los Estados Unidos de América.

    O sea, esta dicotomía que deriva de por dónde privilegiar el tema nos origina un nudo gordiano: ¿Cómo disentir abiertamente de la ideología oficial sin que a la vez sea necesario acudir a los favores (y probables y peligrosas deudas de gratitud a largo plazo) con un gobierno extranjero? O ¿Cómo hacerlo y no ser condenado (cuando menos) al ostracismo? ¿Cuál debería ser el primer paso para mejorar en ese sentido, que el Gobierno abra las puertas a cabalidad ahora mismo, o que la potencia se abstenga por completo de intervenir, ya sea en favor de un grupo u otro?

    Como tantos otros cubanos, aspiro al disfrute pleno de las prerrogativas ciudadanas, del derecho a disentir sin ningún temor, a que cada cual propague las ideas que considere válidas, respetando siempre el derecho de otros, a que ningún cubano deba abandonar su país por causas políticas, y mucho menos sea objeto de cualquier represalia. En eso – y mucho más – creo.

    Quizás nuestro mayor punto de desencuentro (y no sólo contigo) radique en cómo propiciar estas aspiraciones. Yo abogo ante todo por manos extrañas fuera de nuestro plato. A mi juicio, no será posible un ejercicio democrático auténtico (y sobre todo factible) por imposición de Washington (¿te has preguntado alguna vez qué pasaría si sale electo un Gobierno comunista o similar, con el país sujeto a una democracia formal, pero a la misma vez acotado por el régimen de sanciones estadounidenses?).

    Ya eso lo vivimos hace más de un siglo. Tratemos al menos de ser originales esta vez.

  • el 26 enero, 2015 a las 11:42 pm
    Permalink

    Por la misma razón que yo no te cuelgo nombrecitos a ti por el hecho de que opines en dirección contraria…así de sencillo…

  • el 26 enero, 2015 a las 12:24 pm
    Permalink

    Isidro, el problema que yo tengo con lo que tu llamas proyecto de nación que nos viene por obra y gracia de esta elite en el poder es que fue la decisión de ellos crear y sostener ese proyecto. Siguen trabajando en la suposición de que su modelo eventualmente trabajaría, ignorando la realidad histórica de lo que ha ocurrido con tal modelo a otras naciones y también en la propia cuba. Ese proyecto de nación es una imposición se me antoja de la voluntad de una minoría en el poder que se beneficia con el status quo donde ellos se convierten en el mediador o intermediario entre cualquier cubano y cualquier relación exterior. Ellos a un mismo tiempo se convierten en ventana,puerta y carcelero por donde controlar cualquier resquicio de luz o material que pueda entrar o salir de Cuba con la sobrada intención de su perpetuidad en el poder.
    Como ya mencionaba los intereses de esta elite siempre vienen primero. No son verdaderos representantes de la voluntad popular ni nacional. Sus intereses reflejan los de una minoría que no quiere seder su más preciado tesoro.

    El poder.

    No es en el beneficio de una mayoría de nosotros que esta situación perdure. Creo que en otras ocaciones te as pronunciado por la libertad necesaria. Este gobierno evidentemente no intenta seder en ninguna de sus posiciones mas recarcitrantes. Siguen persiguiendo con el mismo fervor el pensamiento diferente, castigando los que se descarrían de la visión elitista del momento.
    Tratando al ciudadano común como un soldado que esta para revivir ordenes y no para ser escuchado. Esas son las diferencias de que habla el gobierno cubano.

  • el 26 enero, 2015 a las 11:29 am
    Permalink

    Isidro:No hace falta que lo grites .Lo que no entiendo es porque te molesta que te identifiquen como castrista,si tanto los defiendes

  • el 26 enero, 2015 a las 10:04 am
    Permalink

    Isidro, para exponer tus argumentos no es necesario tergiversar la realidad.

    El orígen del conflicto todo el mundo lo conoce, como bien reconoces la política de EEUU ha cambiado y lo saludo. Sobre todo en la figura del presidente Obama.
    Los opositores no tienen posibilidad de autofinanciarse así que las ayudas que bienvenidas sean. Acá en Cuba sabes que los que discrepen abiertamente del status quo, son expulsados de sus centros de trabajo, de la posibilidad de adquirir una licencia, y expulsados de sus centros de estudios.Desconocer esta realidad es la que te hace demonizar la ayuda estadounidense hacia ellos.
    Si quieres conocer los que no están con el núcleo duro de los republicanos, y son opositores cubanos de la Isla también puedes informarte. Pero incluso ellos exigen derechos que le conviene a todos los cubanos sean de izquierda derecha centro.
    En cuanto a Tania, tiene todo su derecho a ser artista y ciudadana. Quien único hace una separación entre una y otra cosa es el discurso oficial y la práctica represiva del gobierno cubano.No sé porqué te sumas a ese coro y además validas semejante esquizofrenia social y política.
    No sé cómo puedes apoyar un proyecto por sus consignas y no por sus realidades, si estas se han construído a partir de ese proyecto.
    Te veo muy nacionalista, pero no hay derecho en ninguna cultura nacional o comunitaria a conculcar los derechos humanos refrendados en la Carta y los pactos de Naciones Unidas. Mientras no te pongas en la posición de que naide tiene el derecho a conculcarle los derechos a los demás, seguirás viendo la soberanía nacional con la coartada del respeto a los gobiernos y no a los pueblos y comunidades.
    Por otra parte, si realmente te preocupa la independencia nacional y no sólo es un antiyanquinismo disfrazado, tienes que pedir cuentas primero al gobierno cubano en sus alianzas internacionales que hace y deshace a su antojo pública y secretamente sin rendir cuentas a nadie. Ya te dije, si de verdad eres consecuente con la historia deberías tener la misma sospecha que tienes con los EEUU, CONTRA España, Rusia( nos dio de comer pero nos importó su ineficaz y fanático modelo) contra China que tiene partido comunista y capitalismo salvaje, contra Venezuela la cual el gobierno cubano ha hundido con su propio modelo totalitario( militarizado) y sin embargo no te veo criticar ninguna de esas alianzas desde tu supuesto nacionalismo.
    Cundo empieces a exigirle a los políticos cubanos, la real independencia nacional, que son en definitiva los que deberían dar cuentas al pueblo de sus alianzas externas, entonces entenderé tu punto de vista.
    Mientras acuérdate de España que nos colonizó, acuérdate de Rusia que nuestros políticos nos sometieron a esa dominación, acuérdate de lo que hace Cuba en Venezuela con us órganos de seguridad y control, acuérdate de Tianamen y no de las reformas hacia el capitalismo salvaje que tanto admiras y entonces estaremos hablando en serio y no comentando ideologías vacuas.

  • el 26 enero, 2015 a las 9:42 am
    Permalink

    Bueno, don Pepe, cuando me veas en este sitio gritando Viva la dictadura!!!, o Viva el Gobierno!!!, entonces ven a reclamarme compromisos…mientras tanto sigue especulando, que parece que ya es un habito aqui…y si de irse a vivir a Cuba se trata, por que no regresas tu a tumbar aquello. Va y te puedes sumar a la proxima “performance” en la Plaza de de la Revolucion….

  • el 26 enero, 2015 a las 8:11 am
    Permalink

    Isidro:No entiendo que siempre defiendas a la dictaduraq y no tengas el valor ni la decencia de irte a vivir a Cuba.te gusta mucho vivir bien y que otros sean los que se jodan.Te me pareces mucho a los que goibiernan en Cuba

  • el 26 enero, 2015 a las 8:06 am
    Permalink

    La principal preocupacion de Eduardo ya se resolvio…la tirania le va a seguir dando la jabita

  • el 25 enero, 2015 a las 10:31 pm
    Permalink

    Marlén:

    Espero que no resulte ocioso recordarte que EEUU no estableció el embargo o bloqueo con la premisa de recuperar el ejercicio de los derechos humanos en Cuba, sino que partió de defender sus reclamaciones económicas y las asociadas al orden geoestratégico que como potencia regional ostentaba en nuestro hemisferio hasta el triunfo de la Revolución.

    Claro, según pasaba el tiempo y se transformaba la correlación de fuerzas mundial, y con ella desaparecían ciertos argumentos originales, así fue Washington transitando de una exigencia a otra, pues en esencia lo que siempre necesitó fue de alguna apoyatura, ya fuera política o moral, para no levantar el cerco a nuestro país. Me asombra que pases por alto esa particularidad.

    Hace poco quebrabas lanzas a favor del establecimiento de una “mesa opositora”, o de la democracia, en Cuba, sumándote a la propuesta de Tania Bruguera (que al fin depuso el arte, para meterse de lleno en política real, que fue lo que le reclamé desde un principio, por mera cuestión de ética), y con ello me conduces a varias interrogantes. Si ya se sabe que el Gobierno de EEUU dispone de una cuantiosa ayuda financiera federal para la oposición, y que los congresistas surfloridanos están apoyando desembozadamente a la “facción” dura de esta oposición, ¿cómo se puede garantizar un juego político limpio cuando de entrada una parte se apoya precisamente en la coyuntura que les ofrece el embargo/bloqueo? ¿Qué pasa con las opciones políticas que no tienen ese apoyo, y que no necesariamente son las del Gobierno?

    Aquí retomamos la pelea del león contra el mono, pero desde la otra esquina…

  • el 25 enero, 2015 a las 10:00 pm
    Permalink

    José Luis:

    Aprecio tu comentario en todo lo que implica de llamado a la reflexión. Esa es una de las ventajas que ha ido acumulando HT, que no suelen desplegar otros foros sobre asuntos cubanos. Contrario a lo que pueda parecer, toda polémica acá, – no importa cuán agria se pueda tornar- me deja una enseñanza provechosa.

    Por aquello de que el hombre piensa como vive, no puedo sustraerme a la realidad de que he pasado toda mi existencia en países del Tercer Mundo, con la añadidura de que en ellos se ha experimentado en algún momento, y en diferentes gradaciones, con el socialismo. Así, he atestiguado las luces y no menos sombras que acompañan a dicho sistema en culturas diferentes. Quizás soy el único en ese caso en este foro, donde hacen mayoría los cubanos residentes (y ciudadanos) en EEUU, Europa y América Latina. Por ello, es lógico que mi visión difiera, e incluso contraste abiertamente, con otros aquí.

    Por otro lado, noto que con frecuencia se me endilga el adoptar posturas oficialistas, o como señalas, “defender lo indefendible”. Ya he aclarado en varias ocasiones que cuando abordo el tema cubano, no defiendo un gobierno en específico, sino un proyecto de nación. Y la historia nos ha dejado bien en claro que no hay nación posible bajo la tutela extranjera. Ni siquiera nos podremos dar una democracia formal mientras haya poderes foráenos moviendo los hilos de nuestra política interna desde lejos. Y de eso hubo más de la cuenta en nuestra Isla a partir de 1898. EEUU, con todo lo democrático que es de puertas hacia dentro, ha necesitado más de un siglo para comprenderlo, y por fin recién declara ante América Latina que ya es hora de cambiar su trato hacia países como el nuestro.

    Para ir resumiendo, para que esas voces que hacen reclamos de todo tipo aquí en HT, sean escuchadas en igualdad de condiciones con las que no están de acuerdo con ellas, lo primero es contar con un espacio totalmente nuestro, gobierne quien gobierne. Porque lo contrario, una democracia de cartón-piedra, donde un poder foráneo se vale de las armas o del dinero – o ambos combinados – para imponer a un grupo sobre otro, no puede ser democracia. Es simple caricatura.

  • el 25 enero, 2015 a las 7:46 pm
    Permalink

    …la principal preocupacion de la disidencia cubana ya se resolvio….los usa no los van a abandonar…asi que sus cheques van a seguir llegando…viva la democracia….

  • el 25 enero, 2015 a las 12:30 pm
    Permalink

    Isidro la iniciativa para cuestionar la política del embargo la tuvo Obama, con medidas prácticas y además pidiendo al Congreso su derogación en el discurso de la Unión. No tengo dudas del interés de Obama en lo que dice públicamente.
    Sin embargo no puedo decir lo mismo de las demandas de la delegación cubana, que sigue pidiendo no sólo la derogación del embargo si no otras medidas complementarias y además condiciones específicas de la ayuda propuesta por Obama que vayan hacia el estado y no hacia la ciudadanía.
    La eliminación total del embargo depende también de lo que esté dispuesto a aceptar el gobierno cubano y ahí es donde está el mayor escollo, el estado partido cubano puede facilitar la iniciativa de Obama u obstruirla. Hasta ahora el gobierno cubano está negociando de espaldas a los intereses ciudadanos. No ha existido hasta hoy ninguna respuesta cubana a las propuestas financieras, comerciales y de comunicaciones del presidente Obama.
    El silencio en diplomacia también es una respuesta. Y la ciudadanía cubana nuevamente irrespetada porque el gobierno cubano no quiere informar su posición frente a esas propuestas.

  • el 25 enero, 2015 a las 11:23 am
    Permalink

    Isbel te faltó con respecto a la oposición interna el grupo encabezado por Rodiles integrado por Berta Soler, Fariña y otros radicales que tienen posiciones opuestas a las de Elizardo, José Daniel Ferrer, Héctor Maceda, Yoani y Cuesta Morua entre otros que los considero como los moderados de la oposición interna.

  • el 25 enero, 2015 a las 10:14 am
    Permalink

    Desinteresada? Eso le decían a al pueblo pa dormirlo, lo cierto es que Putin decidió condonarle 30 y tantos miles de millones, jejeje y cuando se anunció lo del 17/12, salió disparado para allá el viceministro Dimitry Rogozin, porque no están muy contentos con la jugada (puñalá trapera) del régimen, por acá pidiendo quiten deuda y por allá a escondida, cuadrando con los mamlos malosos, como dice jorgealenjandro.

  • el 25 enero, 2015 a las 7:42 am
    Permalink

    Isidro:No escribi para ti especificamente,pero en realidad me cuesta trabajo pensar que justifiques al gobierno cubano,una vez lo hicistes con el de China y escribistes sobre divisiones etnicas,la oportunidad que tienen los chinos de resolver sus conflictos con el gobierno y sobre todo la libertad economica que que permite mejorar la vida de sus ciudadanos,que tienen la opcion de hacer dinero y si no le gusta criar a su hijos en el sistema vivir comodamente en otro lugar.Lo entendi y no justifico completamente al gobierno chino,pero pienso que primero ahy que comer y despues lo demas.(Incluyo a Cuba).pero …Que aporta el gobierno cubano a sus ciudadanos de dentro y de fuera?tu, inteligentemente desvias el asunto hacia las relaciones Cuba USA,pero en tu muy bien escrita participacion, no dice nada de las relaciones gobierno-ciudadanos y esa es la que mas nos interesa a todos,menos a los que maman del poder.(que no creo que sea tu de ellos,pues no lo necesitas ni pienso que eres de ese tipo de persona)Eres de los mejores polemistas que he leido en ingles o castellano y disfruto tus choques con Marlene,que casi nunca puedes ganar,porque quizas la iguales en talento, pero defiendes lo indefendible,aunque a veces te acercas mucho al empate, solo por tu habilidad con la palabra, que me recuerdan a los antiguos filosofos retoricos griegos,que se afiliban tratando de hacer logico lo ilogico.Realmente me gustaria que estuviese del lado de la libertad en todos sus formas, porque tus argumentos no son los burdos de Ernesto o Elio..Pero eres muy superior cuando escribes sobre cultura,costumbres etc pero tus razones tendras , no veas esto como algo personal..El cartero nada tiene que ver con las noticias que lleva..Por cierto Isidro,que el membrete los pone el gobierno,ayuda desinteresada si es para ayudarlo a ellos a seguir en el trono

  • el 25 enero, 2015 a las 3:07 am
    Permalink

    Tony:

    Cualquier ayuda debe ser bienvenida, pero mejor si llega “sin membrete”…

  • el 25 enero, 2015 a las 3:06 am
    Permalink

    “…Nada que tenga que ver con los intereses de la población…” Creo que demandó el levantamiento del embargo/bloqueo (Ojo, el que se ejerce sobre la República de Cuba, no Irán)

  • el 24 enero, 2015 a las 11:29 pm
    Permalink

    José Luis:

    No sé si en tu comentario encierra una indirecta a lo que dije antes. En todo caso, me da pie para retomar algunos puntos:

    Para mí la esencia del problema entre EEUU y Cuba no está en si se defiende o se denuesta a una tiranía, o como quieran llamar al actual gobierno en la Isla. Dentro de dos años (supongamos) puede instalarse en el país algo parecido a una democracia al uso, y continuarían los problemas, porque el diferendo a que hago referencia no nació en 1959, ni tras la declaración del carácter socialista del actual Gobierno.

    Realmente me sorprende que a un grupo tan nutrido de cubanos que opinan acá (casi todos radicados en EEUU, e incluso ciudadanos de ese país), les resulte imposible vislumbrar que las actuales sanciones de Washington contra La Habana prolongan con diversas variantes una política nacida con la primera intervención del país norteño en nuestro suelo. Y mientras el país sancionador no haga total dejación de estas prácticas, – y de paso se comprometa a abstenerse de recurrir a las mismas – estaremos expuestos de continuo a repetir – con variantes posmodernas, desde luego – las calamidades de hace 114 años. No importa el gobierno que tengamos.

    Hoy EEUU dedica un promedio de 20 millones de dólares al año para intentar variar el curso político cubano. ¿Dejará de hacerlo si un buen día hay una elección que incluya a varias fuerzas políticas diversas? ¿O condicionará su retirada a que se haga una elección a su gusto?

    ¿Qué pasará con el partido u organización contendiente que no disponga de ese apoyo financiero, o que no le resulte simpática al colosal lobby cubano y a las poderosas fuerzas de la extrema derecha instaladas en la nación del Norte? ¿No estaríamos en esencia ante la misma ocurrencia de 1901, cuando Washington ejerció todo tipo de presiones, hasta sacar de liza al candidato Bartolomé Masó, que contaba con gran arraigo entre las fuerzas independentistas, en favor de Tomás Estrada Palma, que además de ciudadano estadounidense, era fervoroso seguidor de la política de Washington?

    Hoy Obama está tendiendo una mano, y entiendo que se debe aceptar e incluso agradecer. Pero no se puede caer en la ingenuidad de pensar que ya todo está bien. Que todo está “normal”. Hay pendiente aún un entramado de sanciones contra Cuba, incluida su calificación como país “promotor del terrorismo”, que la hace acreedora en teoría a una respuesta militar por parte de EEUU. Si de veras existe la voluntad estadounidense porque en la Isla cambie el actual estado de cosas, deben comenzar por propiciar ese ambiente, lo cual no se logra a puro garrote, como ha sido hasta ahora, o tratando de imponer un candidato, o fuerza política, por encima de otra, como ya sucedió en el pasado.

  • el 24 enero, 2015 a las 10:39 pm
    Permalink

    Tony:

    Creo que la política exterior de EEUU será imposible de cronicar sin citar a este señor, para bien y para mal. Yo lo considero un verdadero cerebro. Es cierto que tuvo que ver con la expasión de la Operación Cóndor por América Latina, pero también fue el verdadero artífice de la relación con China, del detente con la ex URSS y estuvo a un punto de conseguir lo que hoy se propone Obama, y con avances sustanciales en potencia más destacados que los del propio Carter.

  • el 24 enero, 2015 a las 8:03 pm
    Permalink

    doctora:

    Totalmente acertado su comentario. Se le están acabando los pretextos al castrismo.

  • el 24 enero, 2015 a las 7:13 pm
    Permalink

    Isidro, siempre sacas a Kissinger. Cuando Nixon no hubo mucha posibilidad de negociación para llegar a un acuerdo, pero cuando el presidente Carter si las hubo..
    “Pasito alante Varón”

  • el 24 enero, 2015 a las 5:44 pm
    Permalink

    La Ayuda de la Unión Soviética era “generosa y desinteresada”, esta de los Americanos es “Generosa e Interesada”. ¿Con cual de las dos Ayudas ustedes se quedarían?

  • el 24 enero, 2015 a las 4:57 pm
    Permalink

    Que las dos naciones eliminen las limitaciones a sus consulados , libres movimiento y actividades de los mismos …………………..esa repuesta que se puede ampliar el movimiento de los miembros de la embajada en Cuba ……………..si mejoran el comportamiento es lo mas estupido que he escuchado en politica,………………….. quien gana mas o pierde ?, parece que Cuba por su respuesta …………..habria que preguntarse porque ?. La memoria historica de Gobierno cubano parece borrada a su conveniencia. Fidel Castro Ruz , Raul castro Ruz yu muchos dirigentes, cuerpo diplomatico y miembros diversos del Partido y el gobierno ……………..en muchas visitas a varios paises incluyendo EE UU despues de sus actividades oficiales se reunia y se reunen con la direciones de otros partidos que hacian oposicion en esos paises ,miembros de partidos de izquierda , agrupaciones populares , intégrantes de la sociedad civil , iglesia , etc. Fidel era selectivo con los que se reunian , generalmente personas y agrupaciones con un perfil y pensamiento de izquierda.
    Porque los miembros de EEUU no se van a reunir con esa parte de la sociedad civil que representa mejor su forma de organisacion mundial que ellos preconizan y que quieren una Cuba con una organizacion liberal representativa y el mercado como politicas de orden ?
    No hay duda por mas que no queramos ver………………………en ese arco de la oposicion interna hay personas que nada aportan a el mismo , que con su forma inresponsable de actuar ante la vida y por violar la etica personal……………… quitan…………. mas que dar.

  • el 24 enero, 2015 a las 11:46 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo con el discurso de la Jacobson, porque coincide con mis intereses como ciudadana cubana.
    En cambio no puedo coincidir con ninguno de los puntos de las demandas y las posiciones de la delegación cubana.
    Todos los planteados remiten al interés del Estado y partido cubanos de mantener el control monopólico de la economía, de las comunicaciones, de la política, del comercio, en fin de la vida de súbditos que nos ofrece disfrazado todo de manera espúria con el discurso de la “emancipación” y “del socialismo”.
    Entonces si lo que dice Jacobson es la continuidad de la política norteamericana hacia la ISLA, pues bienvenida sea.
    Lamento que la delegación cubana, no haya demandado nada que tenga que ver con los intereses de la población.

  • el 24 enero, 2015 a las 10:18 am
    Permalink

    Y yo segundo tu comentario completamente, porque a mí tampoco me cabe en la cabeza. Da tristeza que después de tantos muertos, de tanto anarquismo, de tantas cosas horrendas y de tanta traición, que todavía queden cubanos con ganas de defender esta tirania. Ya las personas mas analfabetas en Venezuela, a las que el chavismo engatusó, están luchando para quitarse la dictadura de arriba.

  • el 24 enero, 2015 a las 5:59 am
    Permalink

    A mi me custa mucho trabajo asimilar que un hombre inteligente pueda apoyar publica y desinteresadamente cualquier dictadura..Si este hombre se pregunta:En el bando opuesto puedo criticar al gobierno con la misma fuerza con que lo apoyo?..Solo me cabe pensar que: O se creen por encima de los demas,o piensan que los pueblos son un atajo de idiotas que los gobierno deben decidir por ellos sin el minimo derecho a protestar.En mi opinion el que apoya a un dictador tiene alma sumisa o de tirano,pero nunca de hombre libre.

  • el 24 enero, 2015 a las 5:46 am
    Permalink

    Aqui vemos como el gobierno Cubano actúa como un gobierno extranjero para los cubanos. Los intereses del gobierno Cubano no es el pueblo de cuba pero el mantenimiento de una ideología fallida y de una clase élite en el poder. Es extraordinario que sea la posicion del gobierno americano la de representar el verdadero interés del pueblo Cubano.

    Quién puede decir que un pueblo no desea el cumplimiento de los derechos humanos?
    Quién puede decir que un pueblo no desea ser el protagonista de su propia historia?

    Eso es lo que busca el gobierno americano para Cuba. El empoderamiento de la sociedad civil Cubana y la libertad y democracia de Cuba!

    Si esto es injerencia en asuntos internos pues que venga toda la injerencia americana. Esa “injerencia” esta mas que justificada con el deseo de libertad para cuba que tenemos los casi 2 millones de Cubano americanos que vivimos en estas tierras de libertad.
    Yo como Cubano Americano quiero lo mismo que tengo para todos los cubanos. Las mismas oportunidades, la misma libertad.
    Quiero que cada dia sea la elección personal de cada cual lo que determina donde quieren trabajar. Cuanto debe ser su salario y que no exista una imposición del gobierno con respecto a como manifestarse políticamente. Que las personas que piensan similar puedan asociarse y luchar por sus ideas. Porque es evidente que todos pensamos diferente. No hay la tal unidad que reclama para sí el gobierno Cubano. En cuba hoy mismo existe un arcoiris de colores políticos y seria mucho mas todavia con libertad.
    El elitismo a demostrado su incapacidad sobrada de hacer que sus modelos funcionen. Se aferran a ideas económicas y políticas obsoletas que solo conducen a un país a ser dependiente. Un pais cuyos ciudadanos deben vivir soportados por la ayuda de otros y cuya economía demuestra el fracaso del modelo. Cuando ellos mismos pueden lograr su propio sustento e independencia. Es el gobierno cubano el que lleva a Cuba a la dependencia. Primero los Rusos, luego Venezuela y si los Americanos lo permitieran tambien mamarian de la teta americana siempre y cuando les permitiera mantenerse en el poder. Estoy seguro que eso no es algo que los americanos permitirán. Que trae el Castrismo a la mesa? La miseria del pueblo cubano. La dependencia total de Cuba de la ayuda y soporte de otras naciones. El fracaso de un modelo económico y demostrado esta que no hay manera de hacerlo trabajar sin permitir la verdadera libertad económica necesaria para el desarrollo económico de Cuba. Para mi es evidente que todo esto se concentra en los deseos de una clase elite de mantenerse en el poder al costo de todos y cada uno de los ciudadanos Cubanos. Hoy tienen la oportunidad de realmente representar al pueblo. Y no lo hacen. Creo que esto debe ser claro para los Cubanos. Somos nosotros los que tenemos que actuar para que exista el cambio.

  • el 24 enero, 2015 a las 4:22 am
    Permalink

    Es una vergüenza hoy y siempre será que tengan los estadounidense negociar la libertad de ciudadanos cubanos presos en cárceles cubanas por pensar diferente al PCC y decirlo públicamente.

  • el 23 enero, 2015 a las 9:40 pm
    Permalink

    De la flexibilización del embargo las únicas que le interesan al gobierno de Cuba son, el incremento de visitantes norteamericanos, los 400 USD que pueden importar a USA y el aumento de las remesas permitidas anualmente hacia Cuba. Es decir dinero fácil y directo para las arcas estatales.

    Las medidas que benefician al sector privado emergente, al fortalecimiento de la sociedad civil, acceso a la libre información y una mayor comunicacion entre las familias cubanas, no les interesan para nada, pues atentan contra el bloqueo interno al pueblo cubano que es el rehén mas importante para que levanten el embargo. Ahora se ve todo mas claro y les costara mas trabajo justificarlo a los propagandistas oficiales.

  • el 23 enero, 2015 a las 9:10 pm
    Permalink

    … “la ausencia de cambios en la isla en ese sentido no condicionarán el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas”…Bien que hayan hecho esta aclaración, porque en el mundo diplomático resultaría poco menos que aberrante que un gobierno condicione sus relaciones con otro al modo en que éste organiza su sociedad…Curioso es que si estas reuniones se hubieran producido hace cuarenta años, cuando Henry Kissinger propuso un acercamiento, los estadounidenses habrían partido de otras premisas, como la ayuda cubana a Africa o la presencia soviética en la Isla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *