EEUU congeló $253 millones a Cuba el pasado año

Por Wilfredo Cancio Isla (Café Fuerte)

HAVANA TIMES — Estados Unidos le congeló a Cuba $253 millones de dólares durante el 2012, la segunda cifra más alta entre los países sancionados como patrocinadores del terrorismo, indicó un informe gubernamental.

El reporte anual del Departamento del Tesoro al Congreso sobre los activos embargados a estados y organizaciones terroristas (TAR-2012), indicó un incremento del 3 por ciento con relación a los $245 millones reportados el pasado año, pero muy por debajo de los $1,936.4 millones retenidos a Irán.

El monto total retenido en el 2012 a Estados y grupos considerados como terroristas ascendió a los $2,292.8 millones.

Al Qaida, el mayor golpe

El resto del dinero incautado a naciones calificadas de terroristas por el Departamento de Estado corresponde a Siria ($77.7 millones) y Sudán ($25.6 millones). Las cifras son acumulativas de un año a otro.

Entre las organizaciones terroristas con más fondos bloqueados por las autoridades federales figuran Al Qaida, con $13,161,630 millones, la organización libanesa Hizbollah ($6,762,636 millones) y el grupo palestino Hamas ($1,203,578 millones).

El reporte fue presentado por la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro a finales del pasado mes.

El documento -de 34 páginas- indica que las autoridades estadounidenses mantienen bloqueadas además seis propiedades pertenecientes al Estado cubano en Nueva York y Washington, presumiblemente destinadas al servicio diplomático y consular.

Informe número 21

Cuba fue incluida en la listade naciones patrocinadoras del terrorismo en el más reciente informe del Departamento de Estado, divulgado la pasada semana. El gobierno cubano calificó el hecho como una “designación vergonzosa” y “ejercicio desprestigiado”, que se mantiene en pie para justificar el embargo contra la isla.

“También pretende complacer a un grupo anticubano, cada vez más pequeño, que se aferra a apuntalar una política que ya no tiene sustento y que ni siquiera representa los intereses nacionales de los Estados Unidos, de la mayoría de la población estadounidense y de la emigración cubana residente en ese país”, dijo la declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores (MINREX).

El informe se rinde al Congreso desde 1993 y este es la vigésimoprimera ocasión en que se presenta. Cuba comenzó a incluirse en la lista de países terroristas en 1982.

Cuba no revela la localización ni el monto del dinero embargado en Estados Unidos por temor a las reclamaciones emprendidas en años recientes por ciudadanos norteamericanos en tribunales federales. Las demandas judiciales que buscan compensación monetaria a partir de las cuentas congeladas al gobierno cubano enfrentan actualmente dificultades para la localización de los activos en los bancos estadounidenses.

Más de 5 mil reclamaciones

Solo se conocen tres cuentas principales de los fondos cubanos: tres en el JP Morgan Chase Bank (antiguo Chase Manhattan Bank), una del Banco Nacional de Cuba (BNC) -ahora Banco Central de Cuba- y dos de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (EMTELCUBA).

Cuba encara 5,911 reclamaciones de firmas corporativas e individuos por confiscación de sus propiedades y otros bienes en la isla después de 1959, con un cálculo de compensación ascendente a los $7,000 millones de dólares.

Los activos bloqueados por las regulaciones para el control de los bienes cubanos fueron establecidas  en 1963, cuando el monto retenido era de apenas $30 milliones. Debido a que  la OFAC no tiene posesión física de los activos retenidos, el TAR se basa en cifras que suministran las instituciones financieras estadounidenses.

Un porciento significativo de los fondos acumulados durante las últimas décadas ingresa por concepto de servicio telefónico de larga distancia a Cuba, mientras que varios millones provienen anualmente de herencias de ciudadanos y residentes fallecidos en Estados Unidos que tienen beneficiarios en la isla.

One thought on “EEUU congeló $253 millones a Cuba el pasado año

  • Y sigue la guerra…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *