Después de 55 años Cuba reclama trono

Cuba Campeon picturepor Ray Otero  (baseballdecuba.com)

HAVANA TIMES – Resumir en palabras lo vivido por el representativo de Cuba a la edición 57 de la Serie del Caribe resulta difícil. Los Vegueros de Pinar del Río, con refuerzos del torneo cubano incluidos, se presentaron a San Juan con el peso de llevar al béisbol cubano a posiciones de honor no vividas desde 1960 y que con el regreso y actuación el pasado año del país al torneo, cada día las posibilidades se mostraban más lejanas.

Solo dos jornadas en el torneo y las críticas al representativo cubano se intensificaban, con derrotas ante México 2-1 en el debut y de 6-1 ante República Dominicana en una segunda salida. Sin embargo, los mayores detractores y críticos de Cuba olvidaban que una derrota por la mínima ante el país más estable en estos eventos de los últimos cinco años, más una común derrota ante los avezados dominicanos, máximos ganadores en estos eventos con 19 títulos, no debían amilanar a un colectivo que traía juventud y calidad, pero sobre todo, muchos deseos de hacerlo bien.

BOXSCORE

Y el resultado quedó evidenciado en una tercera salida ante nada más y nada menos que el elenco de casa, cuando después de 10 peleadas entradas lograron una histórica y cerrada victoria de 3-2. Sería el punto de partida de lo que vendría después. Un confidente e invicto equipo Venezuela pasaría 6-2 sobre Cuba en una cuarta y final salida clasificatoria, para dejar a los nacionales en espera de un triunfo dominicano sobre México que se produjo, y que dejó la escena lista para la entrada de Cuba a la ronda de definición del torneo, las semifinales.

Y como mismo declarara el estelar intermedista cubano Yulieski Gourriel en la noche de este domingo, darle una segunda oportunidad a Cuba en el torneo fue una mala idea, y sería más que suficiente para que con una jornada de descanso por el medio, la tropa del mentor Alfonso Urquiola se reagrupara y preparara sus armas para dos partidos claves que, bajo presión, podían dejar a cualquiera fuera del torneo.

Lo acontecido el sábado con el triunfo cubano 8-4 ante Venezuela, fue el motor impulsor de lo que podía pasar este domingo en la final ante los otros finalistas, Tomateros de Culiacán, representantes de México.

Y los Vegueros no defraudaron. Si el sábado el mentor Urquiola tuvo que dar uso a sus dos abridores estrellas en los jóvenes Freddy Asiel Alvarez y Norge Luis Ruíz, además de a su cerrador el Tico Mendoza, este domingo dos pinareños de pura cepa serían llamados a frenar a México, en un choque que marcaría historia y que con la labor de estos, le abrió las puertas nuevamente al trabajo de Mendoza, quien de relevo cerró el partido de manera estelar.

El choque

Con el derecho Yosvany Torres por Cuba y el zurdo Anthony Vásquez en el montículo por México se inició el partido. Cuba abriría marcando primero ante los envíos de Vásquez, cuando cohetes consecutivos de Yulieski Gourriel, Alfredo Despaigne y Frederich Cepeda, dieron ventaja de 1-0 a Torres en el mismo inning de apertura.

De izq. a der. Torres, Gurriel, Medoza, Moinelo, cuatro heroes por Cuba.
De izq. a der. Torres, Gurriel, Medoza, Moinelo, cuatro heroes por Cuba.

En la parte alta de la segunda los cubanos no esperaron, para volver a marcar por la misma vía. Después de un out, los pinareños William Saavedra y Luis A. Valdés conectaron indiscutibles, solo para que el importante Luis Yander la O dirigiera la pelota hacia el derecho, impulsando la segunda de los nacionales en el choque. El inning pudo extenderse, pero el propio La O, ante un parpadeo del jardinero derecho sobre su batazo, siguió hasta segunda base, en donde fue puesto out.

Y mientras la ofensiva daba temprana ventaja, el abridor Torres se encargaba de completar tres entradas perfectas, con un total de 46 lanzamientos, haciendo énfasis en su control y en su conocido dominio de la zona de strikes. No era lo esperado por los Aztecas, quienes también buscaban hacer historia en sus ansias de conseguir un tercer título en línea para su país.

Eventualmente el abridor mexicano Anthony Vásquez se reencontraría con su pitcheo y se recuperaría de un mal inicio, dominando a los criollos durante la tercera, cuarta y quinta entradas, con solo un indiscutible concedido.

Y llegaría el primer buen momento ofensivo de México en el choque. En la parte baja de la quinta entrada, un doble de Joey Meneses y una rolata de Russell Branyan a primera, colocaron hombre en tercera. Torres se complicaría más con pelotazo a Manny Rodríguez y un indiscutible al derecho del torpedero Walter Ibarra daría la primera rayita a los Tomateros. Después de recibir una visita, el derecho terminaría dominando la entrada con dos importantes outs, el último por la vía del ponche sobre Ali Solís, para mantener con ventaja de 2-1 a los cubanos.

En la sexta, el mentor mexicano Benji Gil – quien no se ganó a la afición con sus palabras de días anteriores sobre República Dominicana – mandó al montículo a su primer relevista, el derecho Juan Delgadillo, quien mantuvo el marcador igual durante las restantes dos entradas. Mientras, pues Torres abrió el séptimo episodio y pese a dominar al cuarto madero, Joey Meneses, en rolata al campo corto, un error del pinareño Luis A. Valdés en tiro a la inicial puso la carrera del empate para México en esa base. El mentor Urquiola, en conocimiento del extraordinario esfuerzo de Torres en el partido, no esperó más y le quitó la pelota, después de extraordinaria labor del derecho de 95 lanzamientos, 64 de ellos por la zona de strikes, lo que le permitió completar seis entradas de solo 2 indiscutibles con 5 ponches y sin boleto alguno, ante un experimentado lineup de los Tomateros.

En su relevo llegó otro pinareño, el joven de 19 anos Liván Moinelo, de quien yo había comentado resultaba una de las agradables sorpresas del mentor cubano en este torneo, y nuevamente el jovencito no lo haría quedar mal. Moinelo fue ayudado primero por su defensa, en toque de sacrificio que lo vio sacar un importantísimo out en segunda base gracias a un fildeo del torpedero Valdés, y después ponchando a Manny Rodríguez y dominando a Walter Ibarra en elevado al central.

Y llegó un octavo episodio que mostró la puja final de ambos elencos por llevarse el triunfo. Cuba abriría ante Delgadillo con un esperado batazo, cuando el siempre cuestionado Yulieski Gourriel alejara sus fantasmas del pasado y descargara toda su fuerza sobre un envío pegado de Delgadillo, para que la bola tomara altura y se fuera de cuadrangular por el izquierdo. Era el primero de Gourriel en el torneo y Cuba ganaba 3-1 a solo seis outs del final, mientras la afición del Hiram Bithorn saltaba de alegría, volcada en su gran mayoría en apoyo al elenco cubano. Cuba amenazaría más en el inning, por pelotazo a Despaigne e indiscutible de Cepeda, pero el relevista Julián Arballo terminaría la entrada dominando al emergente Roel Santos en rolata a tercera base y a Yadiel Hernández en batazo que produjo una doble matanza.

Frederich Cepeda (izq.) resultó el mas valioso y Yulieski Gourriel quien decidió el choque final con un cuadrangular.
Frederich Cepeda (izq.) resultó el mas valioso y Yulieski Gourriel quien decidió el choque final con un cuadrangular.

El drama se intensificaría en la parte baja de la octava, cuando México logró acercarse en el marcador. Después de dos fáciles outs del joven Moinelo, un boleto al primer bate Rico Noel dio esperanzas al elenco mexicano, que vería a Maxwell León mandar al corredor a segunda base con sencillo al izquierdo. La cueva cubana decidió traer a su cerrador Mendoza, y este sería recibido con cohete de Eric Farris al derecho que pondría el partido 3-2 y movería a solo 90 pies de home plate el empate de los mexicanos. Pero acostumbrado a trabajar bajo presión, Mendoza no perdería su calma y dominaría al cuarto hombre Meneses en elevado al derecho.

El noveno se fue muy fácil para Cuba ante Arballo y la escena quedó lista para que Mendoza hiciera su trabajo y cerrara lo iniciado por Torres en el choque. Y el Pinero no tembló. Primero Ismael Salas sería retirado en elevado al central, y cuando Manny Rodríguez entraba en la caja de bateo, otro intruso como en la jornada del sábado, se lanzó al terreno a crear desorden con claras intenciones de molestar el accionar del elenco cubano, pero rápidamente fue removido por la seguridad del estadio. Cuando la calma regreso al Hiram Bithorn, Mendoza regresó también a su labor, que lo vio dominar a Rodríguez por la inicial para de manera brillante sellar el choque por la via del ponche sobre Walter Ibarra. La espera cubana de 55 años acababa.

El out 27 desató la alegría del banco cubano, que salió a celebrar el triunfo y a agradecer a la afición por su apoyo en todo momento durante la final.

Con el triunfo de Cuba se marca un nuevo andar en el béisbol de la isla y caribeño, de la isla con el compromiso de las autoridades a revolucionar su béisbol y adaptarlo a las ligas de sus vecinos, mientras del caribeño con los ojos de los contricantes que ahora ven como pleno el regreso de los antillanos al torneo, después de una época de sequía pero que los había tenido en una primera etapa como prácticamente dueños absolutos del torneo, con cinco títulos en línea en sus últimas participaciones, de 1956 a 1960.

Alfonso Urquiola nunca perdió la fe en sus muchachos, ahora es el primer manager en series nacionales de ganar un título en Series del Caribe.
Alfonso Urquiola nunca perdió la fe en sus muchachos, ahora es el primer manager en series nacionales de ganar un título en Series del Caribe.

La victoria le dio a Cuba su 8vo título en Series del Caribe, igualando al propio México en la tercera posición histórica entre países, pero que ve a los de la Mayor de las Antillas con un gran récord de 8 títulos en 14 presentaciones, su primero desde el regreso de Cuba a estas citas el pasado año y también su primero en 55 años, desde que los Elefantes de Cienfuegos, del director Tony Castaño, ganaran el último galardón para los antillanos el 15 de febrero de 1960, en el estadio Nacional de Panamá.

Declaraciones de los protagonistas

Al culminar el choque algunos de los protagonistas del partido final dieron declaraciones.

Yosvany Torres, ganador del choque: “Fue un gran juego de pelota entre dos equipos que no por gusto llegamos a donde llegamos, pues supimos ganar los partidos más importantes. Para los peloteros de México mis respetos para ellos, que se batieron hasta el final, pero el equipo de nosotros tiene el material para hacer lo que hizo y Cuba campeón…me ha impresionado mucho el cariño con que nos ha tratado el pueblo puertorriqueño y creo que esta victoria es de Puerto Rico también…es un día inolvidable, es un estímulo para seguir halando a mi Pinar del Río en la Serie Nacional, pero es sobre todo un orgullo muy grande en el pecho representar a Cuba y darle esta victoria. Me desborda la alegría como sé que también pasa en las calles de Vueltabajo y en todas las ciudades de mi país. Este es también el triunfo de ellos”.

Yulieski Gourriel, héroe del choque final con cuadrangular decisivo: “Salí como siempre, a hacer un buen contacto, sin embargo me sentía bien para lograr un buen batazo y así fue. El equipo respondió como te dije, ha sido un grupo muy unido, muy combativo en el que uno se siente orgulloso de militar”.

Frederich Cepeda, Jugador Más Valioso del torneo: “Estoy muy contento de lo que pasó en mi primera Serie del Caribe, pero más que mi actuación individual, lo más importante fue el triunfo del equipo”.

Héctor M. Mendoza, cerrador de Cuba: “Al principio del torneo el bateo oportuno no apareció, los bateadores no conectaron a la hora buena, pero el día que tuvimos de descanso analizamos lo que habíamos hecho mal y ya ves como cambió la cara del equipo. Quiero dedicarle el triunfo a todo el pueblo de Cuba, pero sobre todo al de la provincia Pinar del Río…feliz, feliz, no olvidaré este torneo, hay que estar en la tabla de lanzar y sentir como el corazón se te quiere salir del pecho para comprender todo lo que siento. A mi pueblo, a toda Cuba, a mi familia, gocen esta victoria”.

Alfonso Urquiola, manager de Cuba: “Son verdaderos héroes estos muchachos. No tengo palabras para agradecerles lo que han hecho, vinieron de menos a más y se multiplicaron. Hoy yo no tengo otra cosa que decirle al pueblo de Pinar del Río y al de Cuba: Gracias por confiar en ellos, por el apoyo que nos dieron. Disfruten, que lo que hicimos aquí fue demostrar el béisbol que somos capaces de jugar en nuestro país”.

Las 14 participaciones de Cuba en la Serie del Caribe

Año Sede Campeón Récord Director Lugar de Cuba
1949  La Habana  Alacranes del Almendares 6–0   Fermín Guerra 1ro
1950  San Juan  Carta Vieja Yankees 5–1   Wayne Blackburn 3ro (3-3)
1951  Caracas  Cangrejeros de Santurce 5–1   George Scales 2do (4-2)
1952  Ciudad Panamá  Leones de la Habana 5–0   Miguel González 1ro
1953  La Habana  Cangrejeros de Santurce (2) 5–0   Buster Clarkson 2do (3-3)
1954  San Juan  Criollos de Caguas 4–2   Mickey Owen 2do (3-3)
1955  Caracas  Cangrejeros de Santurce (3) 5–1   Herman Franks 3ro (2-4)
1956  Ciudad Panamá  Elefantes de Cienfuegos 5–1   Oscar Rodríguez 1ro
1957  La Habana  Tigres de Marianao 5–0   Napoleón Reyes 1ro
1958  San Juan  Tigres de Marianao (2) 4–2   Napoleón Reyes (2) 1ro
1959  Caracas  Alacranes del Almendares (2) 5–0   Sungo Carrera 1ro
1960  Ciudad Panamá  Elefantes de Cienfuegos (2) 6–0   Tony Castaño 1ro
2014  Isla Margarita  Naranjeros de Hermosillo (2) 4–2   Matías Carrillo 5to (1-3)
2015  San Juan  Vegueros de Pinar del Río 3-3   Alfonso Urquiola 1ro
           
(**) 14 participaciones de Cuba en Series del Caribe con 8 títulos, 3 segundos lugares, 2 terceros y un quinto

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *