Desde Cáceres a Cuba en brazos de la solidaridad

Fernando Ravsberg*

Dailyn busca recibir atención médica en la patria de su padre. Foto: Raquel Pérez
Dailyn busca recibir atención médica en la patria de su padre. Foto: Raquel Pérez

HAVANA TIMES — Jenris Álvarez es un cubano que, desde hace años, vive en España junto a Ana Acevedo. De esa unión nació, hace 19 meses, Dailyn, una bebé con una de las sonrisas más bonitas que he visto a pesar de que sus médicos le han diagnosticado una parálisis cerebral.

Desde hace un año la niña recibe tratamiento en España pero solo 35 minutos 3 veces por semana y los criterios de los médicos no son optimistas respecto a los resultados que se puedan alcanzar. Así que sus padres deciden viajar a la isla “buscando una segunda opinión”.

“La medicina en Cuba es tan buen como la de España”, nos explica Ana y nos cuenta que su niña ya pasó la primera consulta en un hospital infantil, donde confirmaron el diagnóstico y tratamiento recomendado en su país. Ahora la verán en un hospital mucho más especializado.

“No vamos a tirar la toalla, seguiremos buscando”, nos dice Ana y agrega que verán también a un médico que cura con la energía de las manos, “buscamos un milagro, no perdemos la esperanza ni la fe y lo vamos a intentar todo por nuestra niña”.

Solidaridad en España

Para poder viajar a Cuba fueron ayudados por sus vecinos, quienes primero cocinaron una paella gigantesca y “el 10 del mes pasado hicieron una gala solidaria para recaudar más dinero”, nos cuenta visiblemente emocionado el cubano.

Jenris asegura en Cuba que está dispuesto a hacer cualquier sacrificio para mejora el estado de su pequeña. Foto: Raquel Pérez

“Yo no me lo esperaba, en medio de la gala no pude más y rompí a llorar”, recuerda Jenris y se siente orgulloso de que todos sus vecinos saludan a Dailyn en la calle, “es que ella tiene una sonrisa muy bonita y nunca deja de sonreír”.

Ana dice que “sí esperaba esa reacción de mis vecinos pero de todas formas me sorprendió que llegara más gente de la que esperábamos, casi 1000 personas fueron de todo Cáceres a la gala a aportar lo que cada uno pudo para Dailyn”.

“Con lo recaudado hemos podido llegar hasta aquí y subsistir pero tenemos una parte de ese dinero guardadito por si ella lo necesita para médico, medicinas o lo que sea”. Pero todos los especialistas coinciden en que lo que la niña más necesita es fisioterapia, ejercicio y estimulación.

Solidaridad en Cuba

Viven con la madre de Henris, en una casa humilde de La Habana. Desde allí se han activado redes tan solidarias como las de Cáceres que mueven a la niña de un especialista a otro, rezan por ella, consultan santeros y consiguen turnos para sanadores naturales.

Viven en la casa de la madre de Jenris en Cuba, donde reciben la ayuda de amigos y familaires. Foto: Raquel Perez
Viven en la casa de la madre de Jenris en Cuba, donde reciben la ayuda de amigos y familaires. Foto: Raquel Perez

La pequeña tiene problemas motores, no logra mantener el tronco derecho y no habla. “La medicina española es muy buena pero yo soy cubano y estoy buscando por todas las vías si hay una solución para mi niña”, nos dice el padre y agrega que “nos quedamos aquí los meses que hagan falta así tenga yo que ponerme a vender durofríos (helados)”

Cuba tiene bastante experiencia en casos como este, hace unos años una niña veneciana mejoró sustancialmente con unos meses de tratamiento en el hospital Julio Díaz, que incluían varias horas diarias de sesiones.

Trabajan en grupos multidisciplinarios de pediatras, psicólogos, fisioterapeutas, neurólogos y suman a cualquier otro especialista que necesiten en el proceso de recuperación. Buscan activar partes del cerebro que normalmente no funcionan para sustituir lo paralizado.

A un extranjero le cuesta alrededor de U$D 4000 por mes pero Dailyn es hija de un cubano y por ende tiene la nacionalidad, esto abre las puertas de la salud pública, es decir que puede recibir tratamiento gratuito. Un asunto clave dado que Ana está en paro y su esposo trabaja solo algunos meses al año.


11 thoughts on “Desde Cáceres a Cuba en brazos de la solidaridad

  • el 27 noviembre, 2013 a las 7:18 pm
    Permalink

    Por encima de prejuicios políticos, de un signo o del otro, esta es una bella historia de solidaridad humana.

  • el 27 noviembre, 2013 a las 9:29 am
    Permalink

    Ese es otro caso.

    El nacido en Cuba, cubano por nacimiento, que adquiere otra ciudadanía puede tener ambas. Hasta el momento de ir a Cuba a donde debe volver como cubano.

    Hay países, que tienen buenas relaciones y acuerdos con Cuba, que dentro de su proceso de naturalización te exigen la renuncia expresa a la ciudadanía cubana respetando el hecho de que Cuba no admite doble.

    No obstante, para efectos prácticos, la de Cuba nunca se pierde.

  • el 27 noviembre, 2013 a las 9:26 am
    Permalink

    Gabriel, se puede ser cubano por nacimiento o por naturalización.

    Por naturalización: lleva un proceso de un buen tiempo que implica, entre otras cosas, residir permanentemente en el territorio nacional. Esta niña, por lógica, no puede haberse naturalizado.

    Por nacimiento: Son cubanos por nacimiento: primero todos los nacidos en el territorio nacional (no es el caso) , segundo: los nacidos en el extranjero hijos de cubanos que al momento del nacimiento se encontraran cumpliendo misión oficial (no es el caso) OJO, no basta con tener padres cubanos sino que constitucionalmente se exige que estos hayan estado en el exterior cumpliendo misión oficial, tercero: Máximo Gómez y Ernesto Guevara, porque sí.

    Invito a cualquier cubano residente en el exterior, con hijos nacidos fuera de Cuba, que acuda a la oficina consular de Cuba y pregunte si los hijos pueden ser cubanos. La respuesta será NO. Lo que te hacen es un registro como hijo de cubano, pero el niño no es cubano. Te explican que el niño debe irse a vivir a Cuba y solicitar allá la naturalización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *