Decimosegundo Salón para artistas del Este de La Habana (68 imágenes)

Parte de público en la apertura en la galeria Mariano Rodríguez de la Villa Panamericana de La Habana.

Por Regina Cano

HAVANA TIMES – La exhibición de una muestra de artes visuales en la galería Mariano Rodríguez, ubicada en la Villa Panamericana de La Habana, fue interrumpida por las restricciones llevadas a cabo por la llegada del Covid-19 a Cuba.

Es el caso del decimosegundo Salón Panorámica, de realización anual, que fue inaugurado el 7 de marzo, este convocaba a artistas de las artes visuales del territorio Habana del Este y desde hace seis años ha quedado abierto a todos los creadores que deseen presentarse en él.

Esta XII edición brindaba homenaje al octogenario Rafael Leopoldo Cuadrado Hernández. Este artista impartió clases en el Instituto Superior de Diseño, por algunos años, donde también fue formado, y en su trayectoria como creador ha expuesto con grandes artistas. Fue ganador del Primer Premio en el segundo Salón de la Francisco Elson Padilla del 2005, de la galería que ahora lo honra -comentaba Roberto Díaz Chacón, director del centro.

San Lázaro. Por Victor Amador Rabasa.

Entre las obras de los artistas participantes se encuentran manifestaciones diversas como pintura al óleo y al acrílico, grabados, dibujos a tinta y a lápiz, y una gran presencia de fotografías, “…que es un elemento predominante en estos años, por el evento Fotografía del Cuerpo, que realizamos en el marco del Noviembre Fotográfico, de la Fototeca de Cuba,” explicaba el director de la Mariano Rodríguez. “No se hace distinción entre manifestaciones a presentar y sí sobre ciertas medidas en obras tridimensionales, para dar oportunidad a una mayor participación” –añadía.

“Este Salón reúne a varias generaciones de artistas e invitados que han realizado proyectos o se encuentran en relación con la galería desde hace años”. -narraba Emma Pallí Martínez. “Llevo 16 años, como especialista en esta galería. Fui quien creó el Salón Panorámica, con una antigua directora, Arelis García…” –revelaba.   

“Todos los años hacemos homenaje a alguna personalidad de las artes visuales. Hace varios, lo dedicamos a artistas longevos como: Héctor Gallo, de Alamar; Luis Enrique Cabrera, del Bahía, y a Pérez Rojas, escultor” –comentaban Emma Pallí y Díaz Chacón. “Consideramos honorable hacerle distinción a aquellos que aportaron y determinaron en el desarrollo de nuevos talentos y han mantenido buen lugar en la plástica de la localidad. Actualmente, algunos de ellos no tienen la misma atención o fuerza, o están imposibilitados para continuar con su obra” –agregaban.

“En ediciones pasadas tuvimos la presencia de artistas cubanos importantes como Belkys Ayón, Nelson Domínguez, Rafael Paneca, Tomás Lara, Cirenaica Moreira, José Villa Soberón,  y Teresa Jiménez, entre otros”-añadían.

“El Salón… está en buen momento, ha ganando en fuerza y convocatoria. La gran mayoría de las obras son de una calidad digna, y distinguidas por su oficio, discurso y realización. En él hay múltiples maneras y aristas de visualizar la creación. Hubo más participación de artistas del Este y se unió gente joven y algunos que han expuesto anteriormente. Lo mismo participan graduados de escuelas de arte, como autodidactas que tienen tremenda calidad en sus obras.” –evaluaban ambos testimoniantes.”

Por Lourdes Guerra

Por su parte, Roberto Díaz Chacón, compartía que: “El Salón intenta que los artistas locales tengan un reconocimiento, además de mostrar lo que se hace en materia de artes visuales dentro de la localidad.”

“Mi aporte ha sido invitar a jóvenes con una obra interesante, que retroalimenten el discurso estético y conceptual. Y establecer un vínculo entre estas maneras diferentes y a la vez una relación directa que funcione con coherencia en una exposición colectiva. “

“El Este de La Habana –Cojímar, Guiteras y Camilo Cienfuegos- tienen una forma muy peculiar de trabajar sobre las manualidades y otras técnicas, no muy difundidas y no muy celebradas, que se pueden considerar obras de artes visuales.”

“Hemos adquirido mayor madurez, tanto en el trabajo museográfico y curatorial del Salón, como en la integración de esos discursos, con una narración visual y artística que caracteriza y solidifica la calidad y diversidad del Salón. Los artistas se sintieron muy satisfechos de esta muestra con el trabajo de la galería, de sus especialistas y así lo comentaban por las redes sociales.”

“Cuadrado “

Rafael Hernández Cuadrado exponía: de la serie Acceso Denegado “Compilaciones” (180x239cms), una pieza que siendo de medidas bidimensionales, atrapa por sus detalles de tridimensionalidad, concentrados en los pequeños espacios que conforman la obra, transitando desde el dibujo, a lo digital y a lo hecho a mano.

Esencialmente gráficos, los planos se imbrican con aquellos que saltan en volumen, desde lo diminuto a lo casi inextricable o sorprendente, en su concepto de transitividad, movimiento y mutación, “…como las células que conforman un organismo…” –compartía el artista-, independientes, pero pertenecientes a un sistema ingenioso y nuevo, al cual aporta la tinta, el papel y la riqueza del material utilizado.

Con una presencia figurativa común y haciendo uso también de referentes a lo cotidiano en la vida propia, el artista mantiene un discurso en el que algunos elementos son únicos, mientras otros se repiten haciendo hincapié en la atención del espectador, como lo infinito ante lo limitado. Un espacio que además de íntimo en labor distintiva, sostiene un total, “ese universo está en todo, en el espacio, en el cosmos, en el interior de las personas, en lo físico, todas esas partes que uno no domina, como las células…” –sostenía.

En ella es notable la valoración estética con juegos visuales o una respuesta interior, haciendo gestos al espectador, también desde algunos resultados de escanear materiales y objetos diversos.

“Ahí hay trabajo de 40 y 50 años. Dibujitos que yo escaneé y guardé. Esa es mi forma de trabajar, porque esas cosas que yo pensé 40 años atrás, todavía las sigo pensando. Y sigo siendo el mismo, más viejo, pero el mismo. Lo que va cambiando es la forma de expresión…” –ilustraba.

“…no me considero una gente experimental, tengo un trabajo como artista maduro (…) “…ese tipo de trabajo habla de la juventud del alma y del pensamiento.” –culminaba.

(Haga clic en una imagen para ver la galería.)

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *