Debaten en Espacio Laical sobre nueva institucionalidad

Isbel Díaz

Centro Cultural Padre Felix Varela

HAVANA TIMES – La revista católica Espacio Laical desarrolló del 6 al 8 de marzo, en el capitalino Centro Cultural Padre Félix Varela, un encuentro para reflexionar “en torno al proceso de reformas socioeconómicas” que vive Cuba.

En el evento titulado “Fe religiosa, institucionalidad nacional y modelos sociales”, participaron invitados extranjeros, así como académicos cubanos de la isla y de la emigración.

Los especialistas compartieron sus miradas críticas al proceso de reformas socioeconómicas que ha venido promoviendo el gobierno de Raúl Castro en los últimos años, y participaron en la búsqueda de una nueva institucionalidad a partir de experiencias regionales y en la propia tradición política de la isla.

Durante el encuentro, el canciller de la Academia de Ciencias Sociales del Vaticano, monseñor Sánchez Sorondo, fue portador de un especial saludo del Papa Francisco a los cubanos, y ofreció una conferencia sobre los fines del Estado según la Doctrina Social de la Iglesia.

Lenier Rodríguez y Julio Cesar Guanche

Por su parte, el investigador Vegard Bye, del Instituto Noruego de Relaciones Internacionales, se refirió a cómo debe acompañar el mundo el “proceso de ajuste del modelo social cubano”, y sugirió como posturas necesarias el regreso de Cuba a la Organización de Estados Americanos, y un acercamiento al Fondo Monetario Internacional.

Uno de los momentos más esperados fue el panel integrado por el director de la revista Temas, Rafael Hernández, y el politólogo Arturo López-Levy, cubano radicado en EE.UU., quienes trataron el “futuro del sistema político cubano”.

Hernández ofreció estadísticas sobre la composición racial, generacional y profesional de las estructuras de poder en la isla, e intentó trasladar la idea de una amplia representatividad en las estructuras oficiales de isla, y el aseguramiento del relevo generacional.

Arturo Lopez Levy

Mientras, López-Levy señaló los que a su juicio son los tres principales retos para Cuba: el manejo político de la reforma económica, la inserción en el orden internacional, y la culminación del tránsito generacional en las cúpulas del gobierno y partido cubanos.

Defensor del levantamiento del bloqueo estadounidense a la isla, el investigador señaló que el éxito de las actuales reformas, y la concreción del crecimiento económico, son factores que determinarán la definitiva eliminación de las sanciones norteamericanas.

Fueron motivo de debate y opiniones opuestas los análisis de los economistas Pavel Vidal y Mauricio Miranda (cubanos residentes en Colombia), quienes examinaron las perspectivas de una institucionalidad económica de mercado para el futuro nacional.

Vidal, después de analizar variables como la eficiencia estática, la legitimidad, la eficiencia dinámica, y la previsibilidad, concluyó que el marco institucional cubano actual no promueve el desarrollo económico.

“No hay un mejoramiento de las instituciones cubanas, producto de la carencia de resultados”, dijo el joven especialista, quien manejó la propuesta de que las reformas pudieran avanzar en dos velocidades.

Victor Fowler

El intelectual Carlos Alzugaray, quien ha sido diplomático de la isla en varios países, incluido los EE.UU., hizo un resumen del estado de los vínculos de Cuba con su emigración, y predijo que el flujo migratorio seguirá la actual tendencia de crecimiento, tras recordar que dos millones de personas (entre el 17 y 18 % de la población cubana) viven actualmente fuera de la isla.

Por su parte, la socióloga Mayra Espina puso especial énfasis en el empoderamiento de los sectores desfavorecidos de la sociedad, y señaló que la actual reforma debe ser acompañada por una profunda reforma institucional.

Mayra ponderó la cifra de al menos un 20 % de población urbana viviendo en condiciones de pobreza en la isla, y aseguró que las nuevas medidas han venido aparejadas de un robustecimiento de las brechas de desigualdad.

Agudas valoraciones sobre la institucionalidad en la sociedad civil cubana, sus dificultades y oportunidades, fueron vertidas por los ensayistas Julio César Guanche y Lenier Rodríguez, este último uno de los editores de la revista Espacio Laical.

Mientras, el jurista Julio Antonio Fernández y uno de los anfitriones del evento, Roberto Veiga, defendieron la urgencia de una reforma constitucional. Mientras Fernández es partidario de una Asamblea Constituyente para la creación de una nueva Ley, el intelectual católico defiende un proceso gradual de modificaciones al texto.

Miriam

No obstante, ambos coincidieron en la urgencia de los cambios, y en la instauración de una serie de herramientas garantes del cumplimiento de la Constitución, así como la ampliación del catálogo de derechos que la actual versión ofrece.

Muchos de los ponentes rindieron homenaje al recientemente fallecido sacerdote Carlos Manuel de Céspedes, profundo intelectual de la iglesia católica cubana, quien en más de una ocasión participó activamente de los encuentros organizados por la revista.

Todas las ponencias contaron con las agudas intervenciones del público asistente, integrado tanto por autoridades eclesiales, como por investigadores y analistas del patio, así como jóvenes activistas de la sociedad civil como blogueros, miembros de la red Observatorio Crítico, y periodistas independientes.

Tres importantes libros fueron presentados en estas jornadas: “Por un consenso para la democracia”, de autores varios, “Cuba en la era de Raúl Castro”, del profesor Carmelo Mesa-Lago, y “La verdad no se ensaya”, de Julio César Guanche.

Aunque la asistencia al evento fue por invitación, el final de la última jornada tuvo lugar una sesión abierta al público y la prensa, donde una selección de los ponentes presentó un resumen de los temas tratados.

9 thoughts on “Debaten en Espacio Laical sobre nueva institucionalidad

  • Luis:

    Me gana la impresión de que – detalles más, detalles menos – estamos diciendo lo mismo. Por consiguiente, no veo motivo para empeñarnos en un debate. Incluso si tenemos ciertas diferencias, pues mejor aun. Estaremos contribuyendo a enriquecer la necesaria pluralidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *