Cuba y tres proyectos mal gestionados

Por Luis Rondón Paz

HAVANA TIMES – Con el avance de las nuevas tecnologías, Cuba poco a poco ha iniciado a su modo el proceso de actualización e informatización. Hay que destacar que en algunos temas la Isla está a más de 50 años de retraso. Pero en otros debo admitir que se encuentra casi a la misma altura que cualquier país en vías de desarrollo.

Esto no significa que la dirección del país esté en disposición de facilitar pronto al pueblo cubano pleno acceso a los beneficios que el desarrollo tecnológico ofrece. Eso lo expondré a través de tres proyectos que han sido polémicos para la mayoría de la ciudadanía promedio: la telefonía celular, Internet y la televisión digital.

Telefonía celular

Taller de reparación de teléfonos móviles. Foto: Juan Suárez

La telefonía móvil en Cuba hace unos años era un privilegio que podían disfrutar solo los turistas, residentes extranjeros, funcionarios públicos y otras excepciones. Por suerte, en la actualidad se vive una realidad distinta, y el Monopolio Cubano de las Telecomunicaciones de Cuba (Etecsa) ofrece a todos sus clientes los servicios de telefonía celular y de datos de tercera generación 3G, la cual, en teoría, permitiría al cliente establecer comunicación de audio y video a un precio económico. Pero las políticas comerciales de la empresa en cuestión lo han impedido hasta el sol de hoy. Sin embargo, desde hace un tiempo, supe que Etecsa prioriza el acceso total a todos los beneficios de esa tecnología solo a aquellas personas que son:

1 – Funcionarios públicos que por interés ideológico-estratégico necesitan estar conectados todo el tiempo a Internet desde sus teléfonos celulares. Para ellos el servicio es casi libre de costo, porque es subsidiado por el Gobierno. Es importante destacar, que también son los únicos que pueden utilizar su número cubano en el extranjero (Roaming[1]), con la excepción de diplomáticos y funcionarios de ONG.

2 – Extranjeros que contrataron el servicio de Roaming con Cuba a través de la empresa telefónica de su país de origen. Importante destacar que, en su mayoría, los precios son extremamente prohibitivos.

Y excluye categóricamente de estos privilegios a los cubanos residentes en la Isla que no ocupan cargos importantes en el Gobierno o habiten en el extranjero. Estos solo tienen acceso a llamadas locales y al correo electrónico, únicos servicios habilitados y ligados al saldo del teléfono. Eso implica que el diseño de ese servicio dispone garantizar comunicación básica. Su costo está ajustado al saldo disponible en el teléfono móvil y el consumo de tráfico. Ese paquete es muy lucrativo para Etecsa y eso se debe a la siguiente situación casuística:

El poco conocimiento de la población sobre los múltiples usos de la telefonía móvil, la no existencia de canales alternativos de comunicación con el exterior, combinado con la gran necesidad del cubano por comunicarse con quienes están fuera del país, permitió al Monopolio de las Comunicaciones de Cuba implementar un modelo  comunicacional perfecto, que a través de la manipulación de la información logra incidir directamente en la mente de las personas en Cuba y el extranjero, garantizando así que las arcas del país reciban varios millones de dólares solo en concepto de telefonía celular.

Internet

Wifi en la Avenida Malecón. Foto: Juan Suárez

Cuba en su momento fue pionera en conectarse a la red de redes, recuerdo que por el año 1998 existió una política pública alentadora en torno a la informatización de todas las universidades y escuelas de Enseñanza Media.

Lamentablemente, la paranoia frustró  ese proyecto que podría en tiempo record sacar del atraso tecnológico a Cuba. Y sucedió lo que a la mayoría de los proyectos con futuro en la Isla que buscan el bienestar social, la democratización de la información y diversificación de la economía en función del desarrollo de la ciudadanía:

Internet se convirtió en un espinoso problema Político y de Seguridad Nacional,  lo que implicó que la amplia visión de los programas de informatización quedara a un nivel tan limitado que por varios años no salió de las universidades, hasta hace unos pocos años que comenzó a tomar impulso la idea de conectar un poquito más al pueblo cubano. Pero con calma, mucha calma.

Aproximadamente 15 años después llegó la “masificación” del acceso a Internet debido a:

  • El país comenzó, finalmente, a mejorar su infraestructura tecnológica.
  • La presión Internacional contribuyó a que el Gobierno por fin firmara el autorizo para que Etecsa comercializara el acceso a Internet por Wifi a una mayor parte de la población.
  • Se expandieron de puntos de acceso a Internet y rebajaron precios para adquisición de tarjetas de acceso a la red de redes.
  • Instalación de programa piloto de Internet en las casas (Nauta Hogar)

De los puntos mencionados es positivo celebrar la disposición de poner en marcha todos esos avances para la mejora de la población cubana. Pero cuando aterrizamos en el bolsillo de la gente,  ya no es tan bueno. Por ejemplo:

  • El precio de las tarjetas de Wifi continúa siendo prohibitivo, (1 CUC por hora en las oficinas comerciales y 2 CUC en el mercado alternativo) y su acceso se dificulta en ciertos horarios del día, unido esto a la pobre disponibilidad de tarjetas ante la demanda.
  • El Nauta Hogar no es asequible para la población promedio. Ya que debes comprar: un modem por el precio de (19 CUC), la instalación del equipo y habilitación del servicio (10 CUC), dos filtros (1.50 CUC cada uno), para un total de 32 CUC (800 CUP). El primer mes La empresa te ofrece una bonificación de solo 30 horas de Internet para todo el mes, y a partir del siguiente se debe pagar 15 CUC según el ancho de banda contratado. Cabe aclarar que ese servicio está disponible solo para quienes tienen teléfono fijo en su vivienda.

Comparado con años anteriores, es un avance, pero no es justo con la mayoría de la población cubana, porque se continúa desangrando su bolsillo por medio de este nuevo sistema, el cual solo beneficia a una minoría que puede pagarlo, en parte por medio de sus familiares en el extranjero. Esta iniciativa puede ser positiva si las políticas de precios tuvieran un carácter más de justicia social y equidad, lo cual demostraría una verdadera voluntad política de informatizar el país.

Televisión digital

El programa de migración de la televisión analógica hacia la digital fue una iniciativa necesaria y muy inteligente para los tiempos que se viven. Pero me temo que se están demorando demasiado en la migración. Uno, porque la población no está dispuesta a pagar tanto dinero por una caja.  Dos, porque en poco tiempo ya no tendrá sentido utilizar una cajita para captar la señal de televisión que cada día menos personas le prestan atención. Y Tres, la transmisión y recepción de la señal televisiva en la actualidad utiliza cada vez más la Internet como canal de transmisión.

Si Internet fuera el soporte para ver la  Televisión Digital en Cuba,  su medio de transporte sería la fibra óptica o cable de cobre, garantizando una calidad de la transmisión óptima. Se podrían ensamblar dentro del país cajas decodificadores con la capacidad de brindar al mismo tiempo acceso a la Red de Redes a un precio más asequible para el ciudadano promedio. Ya que en un dispositivo se podría ver la televisión y disfrutar de los beneficios de Internet.  Y como plan opcional la señal digital se transmitiría también por aire, principalmente para las zonas alejadas de la ciudad donde la fibra óptica no llegaría en corto tiempo.

En conclusión. Las iniciativas que ha tenido el Gobierno cubano para facilitar a la población cubana el acceso a los servicios de telefonía móvil, acceso pleno a Internet. Y una migración rápida y segura de tecnología para las transmisiones de televisión digital son positivas. Pero su forma de implementación carece de justicia social, equidad y pobre voluntad política de sacar el país pronto atraso tecnológico en que se encuentra.
—–
1 Acuerdo entre empresas telefónicas que permite al usuario sin importar qué lugar del planeta esté, hacer y recibir llamadas como si estuviera dentro de su país de residencia.


3 thoughts on “Cuba y tres proyectos mal gestionados

  • el 4 marzo, 2018 a las 8:44 pm
    Permalink

    Si de los “yankees”

  • el 4 marzo, 2018 a las 8:27 pm
    Permalink

    Muy ilustrativo de la situación actual de las TIC en Cuba. El miedo del gobierno es brutal
    , de brutos y de brutalidad.

  • el 2 marzo, 2018 a las 6:10 am
    Permalink

    hace unos días instalé en el celular un programa q se llama cubamessenger y con este envio fotos, correos, mensajes a cuba y al resto del mundo a un precio normal, muy por debajo de lo q me cobra etecsa por un mensaje o un correo.

    Me pregunto y de verdad quisiera saber como es posible que con esta aplicación pueda hacer cosas tan baratas y usando la misma banda de etecsa, mientras esta sigue cobrando unas inmensas tarifas además de q es imposible enviar fotos si no es usando el engorroso correo nauta.

    No hay q darle muchas vueltas al asunto, estamos a años luz del desarrollo de las comunicaciones por culpa de los yakees.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *