Cuba y la pasión mundialista

Por Ronal Quiñones

brasil 2014
Imagen: telesurtv.net

HAVANA TIMES — En Cuba prácticamente no queda nadie vivo que haya disfrutado concientemente de su única participación mundialista, en 1938 en Francia, pero las pasiones de la Copa Mundial de fútbol se viven intensamente.

Desde la edición de 1990 Cuba se beneficia de un acuerdo económico con la Organización de Televisoras Iberoamericanas (OTI) que le permite pasar por su canal estatal, en vivo, la gran mayoría de los partidos de los Mundiales celebrados desde entonces.

Eso convierte a la Isla en un hervidero de fútbol cada cuatro años, pero en el último cuatrienio la ofensiva mediática ha llegado a juegos de Liga de Campeones de Europa y seguimiento a las competiciones domésticas más prestigiosas de ese continente.

Por esa razón, y porque no es hasta hace muy poco que no se ponían juegos del mejor béisbol del mundo, las nuevas generaciones comenzaron a inclinarse más por el fútbol que por el béisbol, al punto que los dirigentes del Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT) tomaron cartas en el asunto y, primero tímidamente a la espera de una autorización de las Grandes Ligas, y luego sin tapujos al convencerse de que esa firma nunca llegaría, han ido poniendo cada vez más encuentros del béisbol estadounidense.

Claro, ni son en vivo, ni pasan los encuentros donde hay cubanos, por eso la competencia con el fútbol a nivel mediático sigue estando desequilibrada.

“Se toman tanto tiempo en buscar un partido donde no haya cubanos, que cada vez es más difícil por la cantidad de jugadores que están subiendo a las Mayores, mientras por otro lado todos podemos ver a Lionel Messi y Cristiano Ronaldo casi a diario. ¡Así más nunca le van a ganar la competencia al fútbol!”, me decía un aficionado recientemente.

El tema realmente da para un debate más amplio, pero volviendo al Mundial, Cuba vive un mes especial, en el que la gran mayoría se divide entre Argentina y Brasil, pero también hay muchos fanáticos de España, Alemania, Italia y Holanda.

ALGO DE HISTORIA

Jugadores del equipo de Cuba en el Mundial 1938.
Jugadores del equipo de Cuba en el Mundial 1938.

Aquello de 1938 fue de entrada por carambola, porque varios países del área caribeña no se presentaron a las eliminatorias y Cuba fue por invitación. No obstante, rindieron una buena actuación al derrotar a Rumanía y finalizar en el séptimo lugar.

Desde entonces los fracasos y las decepciones se acumulan uno tras otra, y al cubano no le queda más remedio que disfrutar con lo que sucede allende los mares.

Para la edición de 1982 los cubanos estuvimos cerca de poder disfrutar de nuestra selección en un Mundial, pero se quedaron a dos puntos de conseguir el boleto. Para el 2006 fue contratado el técnico peruano Miguel Company, y es cuando el combinado criollo mejor ha lucido futbolísticamente hablando.

Al estar precedido de tantos malos resultados le tocó enfrentar en una serie de ida y vuelta a Costa Rica, que venía de participar en el Mundial anterior, y los ticos no pudieron ganarle a Cuba ninguno de los dos encuentros, pero pasaron por el valor doble de los goles conseguidos en La Habana y no pararon hasta volver a la Copa, celebrada ese año en Alemania.

De entonces acá todo ha ido de mal en peor, aunque se le hayan dado las riendas del equipo a otros técnicos foráneos, práctica que existía aquí desde los años 70 del pasado siglo, aunque por ese entonces eran provenientes del extinto campo socialista.
El año pasado se logró clasificar por primera vez a un equipo para el Mundial de la categoría sub-20, la inmediata delante de los absolutos, y aunque en Turquía la actuación fue mala, el solo hecho de llegar allí ya era una excelente noticia.

La mala calidad de los torneos nacionales, la falta de fogueo, la imposibilidad de que los futbolistas cubanos puedan jugar en el extranjero o la deserción constante de jugadores son lastres demasiado pesados para hacer volar la imaginación.

EL AMBIENTE DE BRASIL-2014

Mundial en el cine Yara.  Foto: cubadebate.cu
Mundial en el cine Yara. Foto: cubadebate.cu

Pero Cuba no es más que otro país en el concierto de los 209 miembros de la Federación Internacional (FIFA), de los cuales solamente 32 están presentes en Brasil. Todos los ausentes viven el Mundial a su manera, y la perla del Caribe no es la excepción.

Además de la trasmisión en vivo de todos los partidos, salvo cuando coinciden en la última fecha preliminar de cada grupo, diversas iniciativas intentan aprovechar el furor mundialista.

Como mismo sucede durante todo el año cuando hay partidos en las Ligas europeas, los bares y cafeterías particulares aprovechan el momento para engrosar sus arcas, pero ahora se suman otras instituciones.

Cuatro años atrás se ensayó la variante de utilizar cines para pasar los partidos y fue todo un éxito. El emblemático cine Yara interrumpió su programación habitual varias veces en junio y julio de 2010 para ofrecer partidos de fútbol, y la final entre España y Holanda disfrutó de un lleno total, cobrando la entrada a 20 pesos.

Ahora se repite la experiencia y se suman otros, como el Salón Rosado de La Tropical, donde por 10 pesos cubanos permitieron la entrada a quienes quisieran apreciar el partido inaugural en una pantalla gigante. Las cosas no quedaron en la simple oferta del choque, pues los anfitriones organizaron competencias de participación para mantener el disfrute antes, en el intermedio y después del encuentro.

Fuera de La Habana también se llevan a cabo iniciativas similares, aunque con el peso fundamental en los lugares donde se consume en pesos convertibles.

PARA GUSTOS SE HAN HECHO COLORES

Mundial en el Cine Yara.  Foto: cubadebate.cu
Mundial en el Cine Yara. Foto: cubadebate.cu

Recorriendo algunos de los sitios habaneros, fueron disímiles las opiniones recogidas por este redactor, y aquí les van algunas de ellas.

“Mi equipo es Brasil, pero hasta el momento no ha lucido. Creo que su principal enemigo es la presión. Aquel fantasma del Maracanazo todavía ronda por allí, y esta generación va a tener que ponerse los pantalones para derrotarlo. El año pasado ganaron la Copa Confederaciones, pero esto no es lo mismo”, nos dijo Ariel, un fanático ataviado con la camiseta auriverde en La pelota, céntrica cafetería que, como su nombre indica, no es precisamente el fútbol su fuerte, pero no puede sustraerse de la fiebre mundialista.

“Lo que pasa es que cuando se jugó la Copa Confederaciones Brasil estaba muy mal, casi había acabado de cambiar al técnico y no tenían esa presión que hay ahora. Después de ganar se han hecho más favoritos, y ahora el pueblo brasileño les pide el título y nada menos”, añade Raysan.

“El mío es Argentina”, interviene Reynaldo, “pero tampoco ha empezado bien. Este tiene que ser el Mundial de Lionel Messi, Argentina no es nada sin él. En el primer juego anotó tremendo gol, pero en sentido general estuvieron flojos, tienen que mejorar”.

Yoan se acerca y sin identificar su preferencia ya se sabe por su atuendo que es seguidor de Alemania: “¿Qué me dicen de mis tanques? Arrollamos completamente a Portugal con Cristiano y todo, y prepárense los que vienen.”
“Yo estoy con Italia. Sin mucho ruido otra vez estamos ahí, y cada vez que Italia llega como un más levanta el título, ¡cuidado!”, advertía Marcelo, al tiempo que le decía a un allegado “¿y tú no vas a hablar?”

“¿Qué voy a decir ahora?, acabaron conmigo el primer día, pero no se olviden de quién es el campeón. En el otro Mundial también perdimos el primero y al final nos llevamos la Copa. España va a volver a la pelea, y si entra en la segunda ronda, ¡allá el que se cruce con ellos!”

Son estos apenas unos pocos criterios recogidos en la calle, donde también se encuentran, aunque menos, seguidores de Holanda y Francia. En sentido general, esos son los equipos más seguidos en Cuba, donde, aunque de lejos, también se vive el Mundial.


5 thoughts on “Cuba y la pasión mundialista

  • el 20 junio, 2014 a las 12:44 pm
    Permalink

    Que diferencia hay entre Beisbol o Futbol? Sería el mismo mecanismo de control social, pero con otro deporte/espectáculo. Cuánta gente joven comiendo basura en los barrios?! Gritándose: Messi!!! Cristiano!!! Cuando llegan a la casa no tienen nada que comer…. Repito: Me encanta el fútbol

  • el 19 junio, 2014 a las 10:01 am
    Permalink

    Dejen a los muchachos disfrutar en paz del mundial. Otra cosa, si los jóvenes prefieren el fútbol, pues que jueguen y disfruten del fútbol, lo último que faltaba era que los directivos de la TV cubana quieran que la juventud prefiera el beisbol jjajajajaj; mejor que se ocupen de mejorar la programación y boten pa´l carajo a unos cuantos directivos pésimos que tienen allí.

  • el 18 junio, 2014 a las 5:32 pm
    Permalink

    Ese fervor, por Dios!, yo pienso igual, fervor para todo menos para pedir Libertad, cualquier cosa que los entretenga, excelente herramienta de control social.

  • el 18 junio, 2014 a las 8:18 am
    Permalink

    Tanta energía de gente joven desperdiciada en discusiones para determinar si Messi es mejor que Cristiano. No me extraña que el Estado Cubano le esté dando prioridad y difusión a este espectáculo. Una buenísima forma de dejarle escapar la presión a la caldera. Repito: Me gusta el fútbol.

  • el 18 junio, 2014 a las 8:13 am
    Permalink

    Circo para el pueblo aquejado con tanta necesidad que ni pan tiene. Vaya, al mejor estilo de los políticos romanos! No me malinterpreten, me gusta el fútbol.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *