Cuba y EE.UU. conversan en La Habana sobre el tráfico ilícito de migrantes

Embarcación en la que viajaban cuatro cubanos indocumentados, interceptados por la Guardia Costera el 12 de marzo, aproximadamente a 5 millas al este de Isla Morada, Florida. (Guardia Costera)

En las reuniones también se abordaron las salidas ilegales, el tráfico ilícito de drogas y las operaciones de búsqueda

Por EFE / 14ymedio

HAVANA TIMES – Autoridades de las Tropas Guardafronteras de Cuba y del Servicio de Guardacostas de Estados Unidos se reunieron en La Habana el jueves y este viernes para hablar sobre migración.

En el encuentro se trató de las formas para incrementar la cooperación entre ambos servicios para enfrentarse al tráfico ilícito de migrantes, de acuerdo con una nota publicada este viernes por el Ministerio del Interior.

También se trataron las salidas ilegales, el tráfico ilícito de drogas y las operaciones de búsqueda y salvamento marítimo.

“Las delegaciones de ambos países destacaron la utilidad de estos encuentros y coincidieron en la importancia de avanzar en la cooperación en esta área”, agrega la nota.

Asimismo, señala que el encuentro transcurrió en un clima “respetuoso y profesional”.

Una información publicada por el periódico oficial Granma cita que, según trascendió, “ambas partes acordaron continuar estos encuentros técnicos en el futuro”.

Estas conversaciones han tenido lugar en un momento en el que se ha disparado el éxodo de cubanos, tanto los que apuestan por las rutas migratorias por países de Centroamérica como los que se lanzan a la vía marítima en precarias embarcaciones. Todos con el objetivo de llegar a los Estados Unidos.

La Guardia Costera estadounidense ha detenido en las costas de Florida a unos 4.500 cubanos desde el 1 de octubre de 2021, cuando dio inicio el actual año fiscal, según datos de la agencia de Protección de Aduanas y Frontera (CBP, en inglés).

El Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras de EE.UU. (CBP, por sus siglas en inglés) ha registrado la llegada de 177.848 migrantes cubanos al territorio de ese país.

La cifra supera al hasta ahora mayor flujo de cubanos, reportado en 1980, cuando 125.000 personas salieron por el puerto del Mariel en apenas siete meses.

En abril pasado, delegaciones de Cuba y EE.UU. retomaron en Washington su diálogo bilateral sobre asuntos migratorios, el primero de alto nivel desde la llegada del presidente Joe Biden a la Casa Blanca en enero de 2021.

Estas reuniones habían sido suspendidas en 2018 durante la Presidencia de Donald Trump (2017-2021), quien dio marcha atrás al histórico proceso de acercamiento con Isla lanzado por su predecesor, Barack Obama (2009-2017).

El Gobierno cubano calificó de “signo positivo” que EE.UU. mantuviese una reunión sobre temas migratorios con una delegación de su país, y, por su lado, la Administración Biden consideró que esas conversaciones migratorias entre ambas partes fueron “productivas”.

El Gobierno demócrata estadounidense ha puesto en marcha recientemente varias medidas, entre ellas, el incremento de los servicios consulares de su embajada en la Isla y el restablecimiento de un programa de reunificación familiar que llevaba suspendido desde 2017.

No obstante, el Ejecutivo de La Habana culpa a Washington por el flujo irregular de ciudadanos cubanos y salidas ilegales por la vía marítima y otras rutas, y lo achaca al incumplimiento del acuerdo bilateral que estipula la entrega de 20.000 visas al año para cubanos.

Además, achaca el aumento de la migración a la vigencia de la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que permite a los cubanos solicitar la residencia permanente en Estados Unidos al año y un día de permanecer en ese país.

Cuba atraviesa una grave crisis económica por la combinación de la pandemia, el endurecimiento de las sanciones estadounidenses y los errores internos en la gestión macroeconómica. 

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.