Cuba vuelve a la política internacional

Con la presidencia de Celac

Por Sara Barderas

celac-ueHAVANA TIMES (dpa) — El presidente de Cuba, Raúl Castro, paseó por Santiago de Chile sonriente. La capital chilena se convirtió en escenario de la vuelta de la isla a la política internacional. Tras haber estrechado manos durante el fin de semana, entre ellas las de la poderosa canciller alemana, Angela Merkel, Castro asume hoy la presidencia rotatoria de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Después de 50 años en los que la isla llegó a estar casi totalmente aislada, Cuba lidera ahora el principal bloque continental sin la presencia de Estados Unidos.

“La Celac no busca remplazar a la OEA”, aseguró el presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Pero lo cierto es que muchos contemplan el nuevo foro, nacido en diciembre de 2011 en la Venezuela de Hugo Chávez, como un contrapunto a la Organización de Estados Americanos (OEA), de la que Cuba fue excluida en 1962.

De la  Celac forman parte todos los países de la OEA excepto Estados Unidos y Canadá. El veto en la OEA a Cuba se levantó en 2009, pero la isla se negó desde entonces a volver a participar en ella.

La Habana la considera una “plataforma política” para las pretensiones de “anexión económica” de América Latina de las que acusa a Estados Unidos.

Cuba tampoco está presente en la llamada Cumbre de las Américas, la reunión de jefes de Estado y de gobierno que auspicia la OEA. Está excluida desde la creación del mecanismo en 1994. Y el presidente estadounidense, Barack Obama, ha dejado claro que Washington se opondrá firmemente a su presencia mientras la isla no haga los cambios “democráticos” que su Ejecutivo juzga necesarios.

La Habana.  Foto: Caridad
La Habana. Foto: Caridad

Las protestas por ello de algunos de los socios de Cuba han sido claras en los últimos años.

En la última de esas cumbres, la de Cartagena de Indias en 2012, los países de la Alianza Boliviariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) aseguraron que no volverán a participar en ninguno de esos encuentros si en ellos no está Cuba.

Y es que, aunque Cuba haya estado medio siglo casi totalmente aislada, Fidel y Raúl Castro han ido obteniendo en la última década aliados regionales con el giro hacia la izquierda de varios gobiernos latinoamericanos: la Venezuela de Chávez, la Bolivia de Evo Morales, la Argentina de Cristina Fernández de Kirchner, el Ecuador de Rafael Correa, la Nicaragua de Daniel Ortega…

El propio Piñera, anfitrión este fin de semana de la primera reunión Celac-UE -la primera además entre europeos y latinoamericanos a la que acudió Castro- y de la primera Cumbre Celac, se mostró ya en Cartagena de Indias a favor de la participación de La Habana en la
Cumbre de las Américas. Y Piñera no es precisamente uno de los mandatarios regionales que comparten credo ideológico con Castro.

Ahora, en Santiago de Chile y por primera vez, Cuba ha dejado de ser el protagonista ausente para convertirse en el protagonista presente. A sus 81 años, Castro se ha movido por el Centro de Convenciones Espacio Riesgo como cualquiera de sus colegas. Aunque despertando más expectación que muchos, sobre todo teniendo en cuenta la ausencia de Chávez, convaleciente en la isla de la última operación a la que se ha sometido por el cáncer que padece.

Después de 50 años en los que la isla llegó a estar casi totalmente aislada, Cuba lidera ahora el principal bloque continental sin la presencia de Estados Unidos.

La presencia de Castro en las dos cumbres sucesivas ha dejado algunas imágenes cuanto menos llamativas, como el apretón de manos, justo antes de la foto de familia, con la canciller Merkel, líder de uno de los países más beligerantes con su gobierno dentro de la UE.

Porque aunque algunos medios se han quedado con unas imágenes en las que Merkel parece negar el saludo a Castro poco antes del arranque de la cumbre, lo cierto es que los dos mandatarios se saludaron e intercambiaron algunas palabras.

O la propio foto de familia Celac-UE, en la que el protocolo lo situó junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, después de que hace poco el bloque acordara iniciar trámites para negociar un acuerdo de cooperación con Cuba. Un principio de normalización de las relaciones entre la UE y la isla, según analistas, cuando la llamada “posición común” que en su día impuso el conservador José María Aznar lleva ya 17 años vigente.

“Lo que los países de la región dicen cuando se posicionan sobre incluir a Cuba es que su participación en la comunidad de naciones es probablemente la mejor manera de garantizar que la transición que es inevitable en Cuba sea mucho más pacífica”, en palabras del experto del Wilson Center Paulo Sotero.


7 thoughts on “Cuba vuelve a la política internacional

  • el 31 enero, 2013 a las 5:03 am
    Permalink

    Ojala Omar. Suerte y mis respetos

  • el 30 enero, 2013 a las 8:34 pm
    Permalink

    Anastasio,

    La preponderancia economica de los US en latinoamerica va en franca caida. Y esto es doblemente bueno: uno porque diversifica los mercados y la otro porque ilustra que en estos tiempos ya no los US no se pueden imponer por la fuerza como lo hicieron durante mucho tiempo, ya fuese directamente o a traves de oligarquias titeres. Asi que el desinteres norteamericano tiene mas de resignacion que de confianza. No abra tal cocotazo. Si bien muchos sueños se fustraron, y eso te duele como buen tipo que eres, la inimaginable apuesta anti-USimperialista de la Revolucion Cubana ha servido de mucho en este sentido. No creo que la independencia plena a la que te refieres de alguna manera sea algo posible. Nadie lo es del todo. Ni los mismisimos americanos con su gigantesca deuda lo son. El mundo ha cambiado, la Revolucion fue un exito aunque no rotundo y tenemos la posibilidad de un futuro aceptablemente bueno en este presente. Disculpa la trova.

    Mis respetos,

    Omar

  • el 30 enero, 2013 a las 3:30 pm
    Permalink

    Isidro, desde cuando USA ha empezado a preocuparse por America Latina?. Ninguno de los ultimos presidentes americanos les importa un comino America Latina y mucho menos su politica, sencillamente porque USAlandia es el principal socio comercial de la mayoria de ellos y mientras que compren y vendan les importa un comino el CELAC, la OEA, el MERCOSUR, el CARICOMy otras organizaciones afines. Preguntales a todos esos oligarcas a donde van a parar cuando se salen del poder, preguntales donde tienen sus cuentas bancarias y a donde llevan a sus hijos de vacaciones o a donde los mandan a estudiar. no subestimes a USA, ellos siempre han visto a America Latina como su traspatio y ahora nos ven como un grupito de niños intranquilos que al primer cocotazo se ponen mas derechitos que estate quieto porque al final los lazos ya creados son muy dificiles de romper y ahi tienes el caso de Cuba que despues de cincuenta y pico de años sin relaciones plenas la dependencia con el vecino del norte cada dia se hace mas imprescindible. Quieres ver cuando todos se ponen a babosear a los yankis de nuevo?, el dia que venezuela les diga que se acabo el petroleo subsidiado.Aparte de los americanos, que beneficios para el pueblo obtiene Cuba en esas organizaciones a no ser una victoria politica?

  • el 30 enero, 2013 a las 10:41 am
    Permalink

    Pero hay un “pequeño” detalle Atanasio: En la CELAC, y ya ni siquiera en la OEA, pueden llegar los representantes de Washington a decir: “¡Arriba, mañana mismo me están todos rompiendo relaciones con Cuba!”, como consiguió hace 51 años. O va y le entrar el furor y lo dice, pero de ahí a que le hagan caso…

  • el 30 enero, 2013 a las 5:51 am
    Permalink

    Hipocrecia pura. America Latina comercia hoy mas con USA que nunca. Venezuela depende totalmente de sus esportaciones de petroleo a USA y eso los americanos lo saben, es como decir: deja que se pongan a jugar entre ellos, de aqui eso no pasa. Parte de America Latina apoya a venezuela y cuba por el petroleo que reciben subsidiado y que representa un gran alivio para sus economias. Lo demas, siguen siendo paises gobernados por oligarquias, unos mas populistas que otros, pero corruptos por igual. Lo triste es que Cuba ahora representa a esa oligarquia gobernante en vez de a su pueblo que hasta ayer, y segun Cuba: estaba explotado. Ya no hay espacio para los reclamos de bolivia a su salida al mar, ni las protestas de los mapuches y la Camila estudiantil, cegera total ante la fata de democracia representativa en Cuba y la presencia de un gobierno de facto en venezuela. El CELAC no se oye mas alla de al doblar la esquina, es otra justificacion para seguir en el mismo blablabla de siempre.

  • el 30 enero, 2013 a las 3:43 am
    Permalink

    Que verguenza! Es como poner al más ladrón de administrador del almacén…

  • el 29 enero, 2013 a las 1:58 am
    Permalink

    Eso está claro. Para que Cuba asimile ciertos cambios muy necesarios es preciso que cesen las amenazas sobre ella. Lo ocurrido en 1962 fue un vergonzoso ajuste de cuentas a La Habana, bajo presión de Washington. Curioso, sin embargo, y sintomático de cómo han cambiado los tiempos, fue que en la reciente reunión del Consejo Permanente de la OEA, el representante de Panamá (luego pasado oportunamente a retiro por su Gobierno) acusara al organismo de ser “cómplice” de lo ocurrido en Venezuela en ausencia de Chávez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *