Cuba: Tres vendedores de granizados multados 1.500 pesos

Apostados en la calle Árbol Seco, los vendedores fueron abordados por dos inspectores de civil, un hombre y una mujer. (14ymedio)

La razón de los inspectores: que al ser ambulantes no pueden estar quietos en un lugar

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – Los tres vendedores de granizados que se encontraban este jueves en las inmediaciones de la Plaza de Carlos III tendrán que pagar una multa de 1.500 pesos cada uno. Es el equivalente de 60 de sus productos.

Apostados en la calle Árbol Seco, una esquina estratégica, donde se arma la cola para entrar al mercado en pesos de la planta baja del centro comercial, fueron abordados por dos inspectores de civil, un hombre y una mujer, quienes además de multarlos les ordenaron ponerse en otro lugar.

Los granizaderos montaron en cólera, no solamente porque tenían sus permisos en regla, sino por la explicación que esgrimieron los funcionarios para sancionarlos: que al ser ambulantes, no pueden estar quietos en un solo lugar. “¿Y cómo despacho, caminando? Te tienes que parar aunque sea cinco minutos”, protestaba uno de los vendedores.

A otro de ellos, exaltado, lo tuvo que calmar quien parecía su esposa para que no se encarara con los inspectores: “Ya, la multa se paga y sigues vendiendo, tranquilo”. Unos agentes uniformados también intercedieron para apaciguar la situación: “Vete para ahí abajo, para Manglar, para otro lado”.

El primer comerciante, tras alejarse unas dos cuadras, volvió al mismo lugar donde lo multaron: “A mí no me importa nada, yo voy a seguir vendiendo aquí los granizados a 25 pesos porque tengo licencia, y si no quieren que esté quieto me moveré de una esquina a otra”.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times

Seguir y compartir:
Pin Share