Cuba sigue rechazando vuelos humanitarios desde EE.UU.

En Miami, organizaciones como Solidaridad sin Fronteras, se han dedicado a reunir las donaciones

Skyway Enterprises tenía previsto 20 cargamentos a La Habana desde el 22 de julio pasado hasta el 28 de septiembre próximo. (Skyway Enterprises/Facebook)

Por 14ymedio

HAVANA TIMES – Las autoridades cubanas no han autorizado aún el aterrizaje en la Isla de aerolíneas de carga procedentes de Estados Unidos con ayuda humanitaria pese a que la Isla vive un colapso en su sistema de Salud y que crecen las voces clamando por un corredor humanitario para llevar recursos a las familias y los hospitales.

A mediados de agosto, los medios locales de Florida informaron de que un grupo de ejecutivos estadounidenses habían solicitado el permiso al Gobierno de la Isla hacía un mes pero La Habana aún no daba respuesta. Un silencio que se ha prolongado hasta el día de hoy.

“No tenemos hasta ahora permisos para aterrizar en la Isla, los cuales debe dar el Gobierno cubano”, explicó el pasado jueves a Cubanet, Rey González, un ejecutivo de IBC Airways. “No estamos volando a Cuba porque no tenemos esos permisos. Una vez tengamos esos documentos para aterrizar en el país entonces podemos trabajar con las agencias locales para enviar la ayuda humanitaria. Pero hasta ahora no tenemos eso”.

Fue a inicios de julio cuando las aerolíneas de carga IBC Airways y Skyway Enterprises obtuvieron la autorización temporal por el Departamento de Transporte de EE UU para viajar a la Isla con cargamento humanitario. El permiso, que estará vigente hasta el próximo 30 de noviembre y fue hecho público el pasado 13 de agosto, comprende vuelos chárter “para fines médicos de emergencia, búsqueda y rescate, y otros viajes que se consideren de interés para los Estados Unidos”.

En Miami, organizaciones como Solidaridad sin Fronteras (SSF), se han dedicado a reunir la ayuda humanitaria. El doctor Julio César Alfonso, presidente de la ONG, aseguró a América TeVé que desde que se hizo el anuncio no han parado de recibir donaciones, pero se ha ralentizado la llegada de medicamentos, alimentos e insumos a los hogares cubanos.

SSF también presentó la semana pasada la página web de su programa de “asistencia directa” a sanitarios de la Isla con el objetivo de enviar medicamentos y material médico, que funcionará como principal vía de enlace para la ayuda. Además pretenden “coordinar diferentes operaciones de asistencia humanitaria de forma directa con todos los profesionales de la salud en Cuba que decidan voluntariamente incorporarse a nuestra red de soporte”, aseguró Alfonso.

Mientras siguen recopilando donativos, el ejecutivo de IBC Airways asegura que por el momento no se sabe si el Gobierno de la Isla pretende otorgar los permisos a las aerolíneas. “Desafortunadamente no podemos hacer nada hasta que Cuba no otorgue esos permisos de aterrizaje, y no hay información de cuándo lo van a autorizar o si lo van a autorizar”, explicó González.

La empresa IBC Airways solicitó volar dos veces en una semana a La Habana hasta noviembre. La aerolínea informó que llevará correo diplomático y en cada vuelo 7.500 libras de ayuda humanitaria, en coordinación con la agencia CubaMax.

Al igual que IBC Airways, Skyway Enterprises tiene autorización para realizar vuelos a La Habana, Villa Clara, Camagüey, Santiago de Cuba y Matanzas. Esta última compañía tenía previsto 20 cargamentos a La Habana desde el 22 de julio pasado hasta el 28 de septiembre, a partir de esa fecha podrá volar solo dos veces a la semana a la capital cubana.

En agosto del año pasado, la Administración Trump suspendió los vuelos chárter privados a Cuba como parte de un paquete de sanciones al Gobierno de la Isla. “El régimen de Castro usa los ingresos del turismo y los viajes para financiar sus abusos e interferencia en Venezuela”, escribió entonces en su cuenta de Twitter, al anunciar la decisión, el secretario de Estado, Mike Pompeo. “No puede permitirse que los dictadores se beneficien de los viajes a EEUU”, agregó.

Dos meses después, el Gobierno de Estados Unidos vetó el despegue de dos vuelos de carga hacia Cuba que, según Skyway Enterprises y IBC Airways, tenían un cometido “humanitario”, y que no entraban dentro de las excepciones para la suspensión de las conexiones aéreas entre los dos países.

El Departamento de Transporte consultó al Departamento de Estado sobre el procedimiento a seguir y finalmente el Ejecutivo estadounidense concluyó que los vuelos “no irían en interés de la política exterior de Estados Unidos”.

La respuesta de Cuba no se hizo esperar. El ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, describió la prohibición a los vuelos de carga humanitaria como “un acto despiadado”. “El Gobierno de Trump refuerza el castigo a las familias cubanas en ambos países hasta el último momento”, lamentó en un mensaje en Twitter.

Sorprende el silencio del Gobierno cubano cuando el país enfrenta un fuerte rebrote de la pandemia, agravada por la falta de oxígeno, medicinas y médicos, hospitales sobresaturados y servicios funerarios colapsados. En las redes sociales y en los medios independientes circulan fotos y videos de las deplorables condiciones de muchos hospitales y las denuncias de los propios médicos ante la falta de suministros para trabajar.

Lea más desde Cuba aquí en Havana Times.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *