Cuba recibirá “Papa de la verdad”

El Presidente Raul Castro con el Cardenal Jaime Ortega.

HAVANA TIMES, 14 mar (dpa) — El arzobispo de La Habana, cardenal Jaime Ortega, anunció ayer la próxima visita del Papa a Cuba en la televisión estatal de la isla, elogiando a Benedicto XVI como “buscador de la verdad”.

En una intervención de poco más de 20 minutos tras el principal informativo nocturno de la televisión cubana, Ortega dedicó varios pasajes a reflexiones teológicas sobre Benedicto XVI, al que describió como un hombre de la “fe y la razón” al mismo tiempo.

“El papa Benedicto XVI es el Papa de la verdad”, dijo el cardenal sobre la labor del pontífice, recordando su carácter de “intelectual” como antiguo profesor universitario y prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe durante años en el Vaticano.

Artículo relacionado: La Havana ante los ojos del Papa

Ortega se detuvo durante varios minutos a analizar un concepto teológico de la verdad, cargado de reflexiones generales vinculadas con la visita del Papa.

“En nombre de la verdad”, sostuvo, “se puede llegar a un relativismo, que cada uno reclame su verdad, y podemos llegar entonces a un laxismo en el sentido ético”. O, agregó, “podemos llegar a un absolutismo o a un régimen totalitario”, “cuando alguien cree que tiene una verdad y es esa”.

“No es eso lo que el Papa propone con respecto a la verdad, ninguno de esos dos excesos puede ser acertado. La verdad es la que es”, dijo Ortega. Aunque la Iglesia cubana subraya el carácter espiritual y únicamente religioso de sus mensajes, estos son interpretados a menudo en clave crítica con la realidad de la isla.

“Buscador de la verdad, es lo que él quiere que nosotros seamos”, dijo también sobre el mensaje pastoral que llevará Benedicto XVI a Cuba. “Porque cualquiera tiene una parcela, una parte de esa verdad”, agregó.

Asimismo, el cardenal destacó la cercanía del Papa con su predecesor, Juan Pablo II, para explicar su interés por visitar Cuba.

Antes de llegar a la isla caribeña, Benedicto XVI visitará México, la otra estación de su viaje pastoral en América Latina.

Cuba “está en su corazón desde el comienzo de su pontificado”, sostuvo Ortega sobre Benedicto XVI. La visita de Joseph Ratzinger es la segunda de un pontífice católico a Cuba tras la de Juan Pablo II en 1998.

La “paradigmática” visita de Juan Pablo II marcó al entonces cardenal Ratzinger, pese a que no viajó entonces con la delegación a Cuba, dijo Ortega. La de Juan Pablo fue una visita “muy esperada”, en gran parte por las “condiciones especiales de nuestro país”, dijo.

Ratzinger participó en las posteriores reuniones en el Vaticano “acogiendo todo aquel eco y aquel paso del Papa por Cuba, de manera que algo quedó en su corazón”, agregó.

El Papa siempre “ha tenido palabras muy cariñosas para Cuba”, señaló Ortega.

“Es un hombre de mucho sentir humano, de mucho corazón”, resumió el cardenal su presentación de Benedicto XVI, en la que describió su biografía como teólogo, prefecto de la fe y cardenal, antes de ser elegido Papa.

“Los invitó a todos para que estén con él”, dijo dirigiéndose a los habitantes de Santiago de Cuba y La Habana, las dos ciudades que visitará el pontífice entre el 26 y el 28 de marzo, así como al resto de la población.

Benedicto XVI dejará una “huella espiritual no contabilizable, no reducible a estadísticas”, aseguró.

La Iglesia cubana se ha convertido en un importante actor social en la isla, sobre todo tras la llegada a la presidencia de Raúl Castro. Ortega es un interlocutor habitual del gobierno y ha intermediado para la liberación de decenas de presos políticos.

La visita de Benedicto XVI es considerada como una señal de las buenas relaciones actuales entre el Vaticano y La Habana.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *