¿Cuba producirá su carne de pollo?

El acceso a la carne de pollo es un dolor de cabeza para las familias cubanas desde 2019, que se ha agravado durante la emergencia sanitaria por la covid-19.

Por IPS Cuba

Cria de pollos de engorde en finca El futuro, Boyeros La Habana  Foto: Archivo IPS Cuba

HAVANA TIMES – Hace 20 años, Cuba decidió suspender la producción de carne de pollo supuestamente porque era más económico y fácil importarla que producirla localmente, pese a los criterios contrarios expresados por economistas.

De acuerdo con declaraciones a la prensa de Alberto Rodríguez, jefe del Departamento de Producción de la Dirección Avícola del Grupo Empresarial Ganadero, en todas las provincias existe experiencia porque en los años 80 del siglo XX se obtenían anualmente unas 120 000 toneladas de carne de ave.

El país pasó a depender totalmente de las importaciones de pollo desde Estados Unidos, y luego también de Brasil, Argentina y otros mercados. [Una política que demuestra su debilidad en seguridad alimenticia, lo mismo que pasa con el arroz y otros productos básicos.]

Llegó la pandemia

Cuando en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus las colas para comprar carne de pollo y otros productos básicos exponen a las personas, la productora Sandra Leyva mantiene la crianza de aves de ceba en la periferia de esta capital.

En su finca El Futuro, del municipio de Boyeros, Leyva participa en un experimento de engorde de pollos en condiciones rústicas, con vistas a extender la experiencia y volver a producir nacionalmente las 120 000 toneladas de esta carne obtenidas hace más de 20 años.

Con la colaboración de su familia, esta maestra de formación oriunda de Guantánamo y devenida cooperativista hace 15 años, revolucionó la finca de 19 hectáreas, donde hoy además cosechan varios cultivos y cuentan con ganado mayor, conejos y cerdos.

Cuba no produce carne de aves a gran escala desde los años 80 del siglo XX y hoy solo obtiene 9 500 toneladas de carne de aves de desecho, de ponedoras de huevos.

Experimento de producción rústica

Sandra Leyva, finca El futuro, Boyeros, La Habana  Foto: Archivo IPS Cuba

Ella fue una de los dos agricultores seleccionados en 2019 para un experimento de cría de aves de ceba en La Habana.

“Me dieron 1 500 pollos y sobrecumplimos la entrega de carne prevista. Entonces nos entregaron otros 4 000, con el objetivo de engordarlos y tributar algo más de 6 600 kilogramos en 45 días”, contó, mientras recorría las naves rústicas, construidas con la asesoría del estatal Instituto de Investigaciones Avícolas.

A los polluelos, traídos desde Matanzas cuando apenas tenían una hora de nacidos, se les garantizó la alimentación y los medicamentos mediante un convenio con la empresa Combinado Avícola Nacional. Como acordado con esa entidad, la carne tuvo como destino la Zona Especial de Desarrollo Mariel.

Leyva describió que la cría tiene requisitos específicos: la medida y orientación especial de las naves, normas sanitarias, el manejo de las aves, entre otros.

A su juicio, “se puede criar pollos del ceba en estas condiciones. No es darle comida tres veces al día y ya, hay que estar cerca, despertarlos todo el tiempo, velar por que haya silencio, pues en la medida que engordan pueden infartarse. Aquí la mortalidad fue mínima”.

De acuerdo con Julio César López, presidente de la Cooperativa de Créditos y Servicios Héroes de la Sierra Maestra, “la productora, junto a su familia, ha logrado buenos resultados en la crianza de estos pollos, que tanta falta hacen para sustituir importaciones”.

Para aprovechar más la parcela

Vivaz e imparable, Leyva no se conforma. Tiene proyectos de aumentar la producción de conejos, desarrollar la recría de ejemplares de cerdo a partir de reproductoras de alta fertilidad e incrementar el rebaño equino.

“Para la loma pedregosa esa, tenemos un proyecto de 10 000 pollos, 8 000 de ceba y 2 000 rústicos, los primeros también para el Mariel, y los segundos, para aportar a la alimentación del municipio de Boyeros, como parte del programa de abastecimiento municipal”, explicó.

Todo ello, sin dejar de lado el resto. “El año pasado, el plan de producción de cerdo fue de 1,9 toneladas y entregamos 2,6; el de ganado mayor, de una tonelada y alcanzamos dos y media, y también superamos el de ganado menor”, puso como ejemplo.

Y en la pandemia, el equipo de la finca se suma a la meta de producir más alimentos para la población.

“El país necesita del apoyo de nosotros y aquí estamos, dando el aporte que nos corresponde. Me propongo más porque la tierra da lo que uno sea capaz de buscar en ella, y para eso tengo el apoyo de las autoridades del territorio”, sostuvo la productora.

La isla caribeña atraviesa una tensa situación económica por reformas pendientes a su modelo centralizado y poco productivo, y el agravamiento de las sanciones estadounidenses, que se vuelve más complicada por el impacto económico de la covid-19.

Norberto Espinosa, presidente del Grupo Empresarial Ganadero, dijo a la prensa local que para el país “es cardinal sustituir la importación, valorada en más de 300 millones de dólares anuales, de carnes y subproductos avícolas, que con la adecuada tecnología podemos producir en Cuba”.

Por granjas avícolas

A la producción rústica y a pequeña escala, apenas en ciernes, las autoridades esperan sumar las grandes granjas avícolas con inversiones extranjeras.

La Cartera de oportunidades de inversión extranjera 2019-2020 incorpora un proyecto, replicable en otras nueve provincias, para obtener 10 000 toneladas de carne de ave. Las negociaciones con contrapartes extranjeras fueron interrumpidas por la pandemia por el nuevo coronavirus.

 



4 thoughts on “¿Cuba producirá su carne de pollo?

  • Yo creo que leí algo parecido en el 1986, 1992, 1999, 2008, 2014, 2017.

  • No hay comida para las personas, por tanto tampoco para los pollos. Los piensos para pollo mayormente contienen maiz y soja, ambos son alimentos que consume un ser humano. En Cuba no se produce suficiente maíz para consumo humano, por tanto no alcanzará para hacer pienso. Si compran el pienso para criar pollos entonces vuelven al problema original, es más barato comprar el pollo porque son muy improductivos. Los países que exportan pollo a Cuba son los grandes productores de maiz y soja (USA y Brasil) y son muy eficientes en la cría y engorde. Lo mismo ocurre con los cerdos, son animales que comen lo mismo que los humanos. La solución en Cuba es la carne de res, conejo y carneros, son animales que comen hierba, la que no comen las personas, no hay que importar hierba y la producción de alimentos que es escasa queda para la población. Por tanto, liberar la producción y comercialización de la carne de res, ¿por qué se permite criar puercos (muchas veces con pienso robado al estado) y venderlos en el mercado, sin embargo no permiten criar y vender reses? El gobierno no está interesado en resolver el problema, la gente hace cola por el pollo porque no hay carne de res.

  • Se ha dicho por muchos años que la revolución llego para acabar con la miseria y el hambre, que paradoja, el escrito está muy bien y la respuesta primera está mucho mejor, el gobierno puso tantas prohibiciones y trabas que ni el mismo puede desenredarla, el presidente dice que hay que acabar con la burocracia, duda, ellos no son el gobierno, ellos no son la burocracia, véndanle a los campesinos a crédito, contra cosecha, las maquinaria, dejen las cooperativas rusas a un lado, financien a los campesinos y que estos paguen con productos o la venta de su producción

  • La empresa carnica de ciego de avila deja perder 12 toneladas de carne de cerdo, porque?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.