Fernando Ravsberg*

Dilma y Raul Castro inauguraron la mayor obra de Cuba, gracias a un credito de Brasil de 800 millones de dolares.

HAVANA TIMES — Los presidentes de Cuba y Brasil, Raúl Castro y Dilma Rousseff, junto a otros mandatarios de la región, inauguraron la terminal de contenedores del Puerto del Mariel, la obra ingeniera de mayor complejidad y el proyecto económico más ambicioso emprendido en los últimos 50 años.

Se trata de la creación de un puerto capaz de recibir a los barcos Super-Post-Panamá, los de mayor calado, que está dotado con una terminal de contenedores capaz de atender las necesidades de Cuba y prestar servicio a otros países del área.

Además en torno al puerto se inicia una gigantesca Zona Especial de Desarrollo Económico, para recibir inversiones extranjeras, que se regirán por legislaciones especiales y diferentes fórmulas de contratación laboral.

La inauguración se realizó en medio de la II Reunión Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC), que se desarrolla en La Habana con la presencia de todas las naciones del continente, excepto EEUU y Canadá.

A Cuba le costará U$D 1000 millones

Las obras dotaron a Cuba del primer puerto con capacidad de recibir barcos de 200 mil toneladas y sus 4 grúas pueden mover alrededor de 822 mil contenedores de 20 pies cada año, el doble de capacidad actual del puerto de La Habana.

En el Mariel se ha dragado un canal con una profundidad de 17.9 mts, suficiente para que puedan entrar los barcos de mayor calado, una obra que era imposible realizar en la capital debido a que la entrada de la bahia es atravesada por un túnel.

La terminal podrá mover unos 800 mil contenedores al año, con lo cual Cuba podrá prestar servicios a otros paises del área.

Los administradores aseguran que Mariel es la terminal más moderna de América Latina y la mandataria brasilena explicó que el proyecto se realizó con créditos de su país, unos U$D 802 millones y que se ampliarán a otros 290 millones más para los próximos 24 meses.

El 99% de los trabajadores que se emplearán en el puerto son cubanos, muchos de los cuales se entrenaron en Argentina y China. Y para agilizar los tramites, las operaciones se realizan de forma digital, según explicó a la prensa el Director General de la Terminal, Charles Baker.

Los controles son muy estrictos, las instalaciones cuentan con una planta de control de radioactividad y la entrada y salida de contenedores es registrada con video para determinar en que vehículo se trasportan y hasta que chofer conduce el camión.

La administración queda en manos de una empresa de Singapur, que dirige terminales en 15 países, mueve 30 millones de contenedores al año y emplea a 29 mil trabajadores. Es uno de los mejores operadores del mundo, dijo Raul Castro.

Un Hong Kong cubano

La Zona Especial de Desarrollo del Mariel está ubicada a 50 km al oeste de la capital, abarcará una superficie inicial de 45 km2 pero se planea que siga creciendo hasta los 400 km2. Allí las inversiones extranjeras recibirán facilidades similares a la de una zona franca.

El argentino Marcelo Patat, quien dirige las operaciones, aseguró que es la terminal de contenedores más moderna de América Latina.

En realidad lo que las autoridades cubanas parecen buscar en Mariel es un espacio libre del sinnumero de ataduras legales que existen en el resto del país tras 50 años de una legislación socialista que limita la actividad empresarial y el crecimiento económico.

Ya existen muchas empresas brasilenas interesadas en invertir, sobre todo en el sector agroindustrial y en la farmacéutica, dijo Hipólito Rocha, director de la agencia que promueve el comercio entre Brasil y Cuba.

Brasil está aumentando su presencia en Cuba, solo en Mariel han participado más de 400 empresas de ese país, el comercio alcanza la cifra anual de U$D 500 millones y crecen las inversiones en sectores como la agricultura, con el asesoramiento y venta de equipamiento brasileño.

Por su parte La Habana vende al gigante latinoamericano medicinas y servicios de salud. Ya hay varios miles de médicos cubanos en Brasil y se anunció oficialmente que su número crecerá este año hasta los 11 mil. Por cada uno de los cuales Cuba recibe U$D 4200 mensuales.
—–
(*) Publicado originalmente por BBC Mundo.

16 thoughts on “Cuba inaugura el puerto más moderno de la región

  • Hola, Jimmy:

    Ante todo te agradezco que coloques en mi talante una “contentura” ( Y tu Isidro, contento…) que en ningún momento he expresado, pero que no está de más, porque entre la contaminación y los malestares físicos por acá, siempre viene bien algo de buen humor.

    Si leíste bien, traté de transmitirle a Tony un apretado recuento histórico del desarrollo capitalismo rojo y posible reflejo en la Cuba actual, en respuesta a su pregunta, obviando hacer evidentes mis opiniones y mucho menos emociones al respecto.

    Ahora, ya que tu me lo planteas en esos términos, te voy aclarar los puntos, con un enfoque más aristotélico.

    El primer punto que pudiera diferenciar al capitalismo chino de su par estadounidense, es que, como señalan ellos, no tiene condicionamientos políticos (no strings attached). O sea, sin dejar de ser explotador y de procurar ganancias, no verás una United Fruit china, o ITT pequinesa, que a la vez que se llena los bolsillos, siembra cizaña entre los sectores políticos y sociales del país que les acoge, e incluso promueve desestabilización y hasta golpes de Estado, como han estado haciendo por años, desde la época del filibustero William Walker, unas cuantas compañías del Norte. ¿Recuerdas a Jacobo Arbenz en Guatemala, o a Salvador Allende, en Chile? ¿Te suenan de algo las denuncias de Evo Morales, o de Rafael Correa, contra las transnacionales de EEUU que han envenenado el medio ambiente de sus respectivos países? Si esas compañías hubiesen sido chinas, y el gobierno que las acoge les planta cara – como ya sucedió una vez con Correa y una minera china – los empresarios narras acabarían por recoger sus matules e irse por donde mismo vinieron, aunque no se descuenta que acudan a algún organismo legal internacional, si piensan que han sido perjudicadas injustamente, como cabe en el mundo civilizado. Pero eso de subvertir el orden de un país para proteger intereses comerciales, nananina.

    Esa, estimado Jimmy, puede ser una diferencia fundamental. Al menos hasta ahora. Los chinos llegan hasta donde les permita el país anfitrión. Te cuento que ninguna empresa china inicia negocios en otro país, sin antes contar con la aprobación total y formal de las autoridades receptoras.

    Si además quieres mi opinión personal, yo creo que sí, hay que darles la bienvenida a los chinos en Cuba, por estas mismas características que acabo de señalar, además del empuje económico que han demostrado de sobra en todo el planeta, pero dejándoles en claro que deben respetar las leyes de nuestro país.

    Y por último, tengo una familia china. Es verdad que viven en una sociedad autoritaria, pero desde que se inició el proceso de reformas en 1979, han ganado un espacio en cuanto a prerrogativas ciudadanas con el que nunca soñaron en época del maoísmo. Si no me crees, pregúntale a algún chino y si no entiendes la respuesta te ayudo con la traducción.

    saludos

  • O sea, Cuba tendria que elegir entre abrirle las piernas a China o a USA. Hummm, dejanos pensar la respuesta. Me parece que en par de abriles estan hablando mandarin y cantones fluido en las secundarias cubanas.
    Y me pregunto, que trae de diferente el capitalismo chino al norteamericano. Ahh, ya se, mala paga, esclavitud, exceso de trabajo mal pagado, venta por el gobierno de su pueblo al mejor postor al mas bajo precio.
    Los americanos como siempre, los malosmalitos. Y tu Isidro, contento de ver a tu pueblo trabajando como esclavos para un pais que no tiene un minimo de democracia y carece del mas minimo interes por las libertades individuales. Ni siquiera para los suyos.

  • Hola, Tony:

    Estás muy bien encaminado (como para no perder la costumbre). En 1992, el para entonces ya muy veterano líder chino Deng Xiaoping, se dio un viajecito por el sur del país, recorrido que tuvo una inmensa trascendencia para la historia contemporánea china, pues sentó las bases del desarrollo de cara al futuro inmediato, mismas que han catapultado al país al segundo escaño económico mundial.

    En el periplo, Deng fue dejando en claro que, a su modo de ver, nada debía interponerse en el destino del país como potencia económica, que China debía modernizarse a todo tren. Por eso puso todo su tesón en promover las ZDE a modo de trampolín para alcanzar dicha meta. Cercano en el tiempo resonaban aún los ecos traumáticos de Tiananmen, que en pocos meses habían puesto patas arriba a buena parte de la sociedad china.

    En consecuencia, el sector más conservador del Partido tenía toda su ojeriza enfocada en los reformistas, incluido el propio Deng, intentando volver a los tiempos de la economía centralizada y el monopolio partidista sobre la actividad económica. Sólo que para entonces no había un Mao Zedong, ni Banda de los Cuatro, que pudieran sacarlo de circulación, como ya había ocurrido en los años 60-70. Por otro lado, habían quedado neutralizados los políticos considerados pro-occidentales, con Zhao Ziyang a la cabeza, quienes a juicio de Deng hubieran dejado el país a merced de la “dictadura de las transnacionales y los millonarios extranjeros y locales”.

    Así las cosas, Deng tuvo que hilar fino, procurando un terreno medio entre ambas facciones. Y eso fue lo que logró, dejando en claro que ningún tropiezo político (léase Tiananmen) haría retroceder el impulso de las reformas.

    En cuanto a Cuba, queda por ver si Raúl Castro o su sucesor o sucesores conducirán al país por sendero similar, tratando de adaptarse a las condiciones locales.

    A modo de anécdota te cuento lo que hace poco me refirió una empresaria china: “si Cuba no se abre a China, tendrá que resignarse a volver a ser traspatio de EEUU”.

    A reservas de lo que se pueda opinar sobre su argumento, el mismo transpira el gran interés que tiene el sector empresarial del gigante asiático en nuestra islita, la cual, contrario a lo que se piensa, hasta hoy los mantiene a raya.

    Por eso ellos, como tantos otros inversores del mundo, andan de dedos cruzados, a ver qué sale de las discusiones de marzo en Cuba sobre la tan llevada y traída Ley de Inversión.

  • Isidro:
    Lo que me parece interesante no es tanto lo del puerto, sino lo de la Zona de Desarrollo Económico con leyes especiales. ¿No fue así como empezó el capitalismo en China?

  • Esta inauguración es apenas un primer paso. La verdad es la que vendrá una vez que se apruebe la nueva Ley de Inversiones, planificada para discutirse (¿y aprobarse?) en marzo. Es ahí dónde se sabrá hasta dónde llega la apertura, porque tras el desbarajuste que se inició en 2002, y que dejó a la Isla con la mitad de las 400 empresas extranjeras que habían invertido en ella, no hay parece haber mucha gente confiada en poner su plata de nuevo en Cuba. Por tanto, el cambio legislativo deberá ser notable. O seguiremos en las mismas.

  • Pues yo creo que el descalabro de las secundarias, y el campo y los centrales no es mas que culpa absoluta del sistema, y nada dara resultado mientras exista, ya lo veran cuando los brasileros le terminen el puerto como se inventan un salpafuera y los sacan a patadas como le hicieron al de los jugos y a tantos mas, esto ya esta cuadrado, y como a la ex-guerrillera le importa un bledo que no le paguen, despues de todo esa generocidad es con el dinero del pueblo, el dinero de ella como buena Socialista ya lo tiene asegurado.

  • Yoyo, coincido totalmente, Siempre a sido sobre la grandeza de la revolución y de sus líderes nunca sobre el pueblo y los humildes. Poniendo todos los huevos en un mismo cesto. Siempre olvidando al cubano de a pie ese mismo que ahora mira en las tiendas sin un centavo con que comprar la comida que quiere para su familia.
    Veo en en discurso de la presidenta de Brasil el agradecimiento al yerno de Raul quien esta en posicion importante y no es dificil ver que todos los puestos importantes en Cuba ya fueron repartidos entre familiares y amigos de la familia Castro. Alguien puede negar que tratan a Cuba como su finca personal?
    Cuando el cubano de a pie trata de salir adelante entonces le ponen trampies para que caiga, le suben los impuestos o crean una ley especial para eliminar las pequeñas migajas que ellos dejan caer.
    Pero te digo que no harán eso por que a ellos nunca le intereso el cubano de a pie. A ellos lo único que les ha interesado es ellos mismos y su familia. Es como han podido conservar el poder por más de medio siglo. Una pena que muchos cubanos no vean las cosas como realmente son pero todo hasta un día.

  • Por cierto Acabo de leer que el primer barcoque entro al puerto del Mariel es un barco americano fargado de odiosos pollos americanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *