Cuba desde un tur de la revista ‘The Nation’

Por Circles Robinson

HAVANA TIMES — ​​El mes pasado, una delegación organizada por la prestigiosa revista de izquierda ‘The Nation’ (La Nación) de EE.UU. realizó un viaje educativo a la isla para ser testigo de las nuevas reformas económicas.

La delegación tuvo la oportunidad de reunirse con importantes funcionarios y participantes en los cambios que se producen en el país caribeño.

Anna Theofilopoulou*, una de las participantes en el viaje, escribió una crónica de sus impresiones después de una semana intensa en La Habana. Tomando su escrito como un buen punto de partida para continuar el debate en Havana Times, pedimos permiso para publicarla en español y que nuestros lectores la disfruten.

La Nación dirige un viaje a Cuba

Katrina Vanden Heuvel, editora de ‘The Nation’

Katrina vanden Heuvel (i) con la directora de la gira, Joliange Wright.

“Durante décadas The Nation ha realizado coberturas en Cuba de una forma que muy pocas publicaciones han hecho o se han atrevido a hacer,” le dije a The New York Times en junio, antes del primer viaje educativo de la revista a la Isla.

Aunque la posición de Washington sobre el embargo permanece congelada en el tiempo, notables cambios están ocurriendo en Cuba, desde una nueva ley que abre el país a la inversión extranjera, hasta las paladares-restaurantes particulares en las casas a las que acude un número cada vez más creciente de turistas y una clase media cubana emergente.

Como resultado de la obra del Centro Nacional de Educación Sexual y su directora, Mariela Castro, hija del presidente Raúl Castro, Cuba está considerando legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, subsidiar las operaciones de cambio de sexo y prohibir la discriminación sexual en los centros laborales.

El embargo de Estados Unidos contra la Isla se ha sostenido por más de 50 años, y todavía se mantiene, gracias, en gran parte, a los reaccionarios anti-castristas en el Congreso, en particular el senador Bob Menéndez (Demócrata de New Jersey) y la representante Ileana Ros-Lehtinen (Republicana de la Florida).

Mientras la Cámara de Comercio, de tendencia derechista, sigue oponiéndose al embargo, los viajes de “pueblo a pueblo” (como el realizado por The Nation) facilitan el intercambio cultural, incorporando a los estadounidenses a excursiones educativas que facilitan un diálogo más informado acerca de la política. Cada vez es más evidente que nuestra política de guerra fría nos está dejando a nosotros -y no a los cubanos- en el frío.

En el informe siguiente Anna Theofilopoulou -quien participó en el primer viaje educativo de pueblo a pueblo realizado por The Nation-, cuenta lo que descubrió. Aunque la Isla está llena de “graves problemas económicos”, Theofilopoulou encontró avances alentadores en la atención sanitaria y en la economía.

Por ejemplo, la tasa de mortalidad infantil en Cuba es menor que en nuestro país, y en indicadores como el desarrollo económico desigual, la pobreza, y el declive económico, la separación entre Cuba y Estados Unidos es menor de lo que puedan imaginar.

Theofilopoulou también echa por tierra algunas de las gastadas falacias sobre este país, en las que creen todavía muchos estadounidenses (incluyendo la idea de que la democratización allí es imposible mientras Castro siga en el poder).
Mientras tanto, en The Nation, tenemos la intención de continuar con estos viajes educativos en 2015 y mucho más allá.

* * * * *

El malecón habanero. Foto: Juan Suárez

La revista ‘The Nation’ realizó su primer viaje de intercambio educativo a Cuba en el marco del programa de extensión educativa de pueblo a pueblo permitido por el Departamento de Estado. El programa fue ampliado por el Presidente Barack Obama.

Tuve la suerte de participar en el viaje que incluyó encuentros con individuos que representan al gobierno, los medios de comunicación, organizaciones no gubernamentales, la Iglesia Católica y algunos ciudadanos particulares. También disfrutamos de una parte de la sorprendente cultura cubana.

En Estados Unidos Cuba es conocida, principalmente, por la revolución de 1959 que llevó a Fidel Castro al poder, la ruptura de las relaciones con nuestro país y el posterior embargo, la desastrosa operación de bahía de Cochinos, la crisis cubana de los misiles, los refugiados del Mariel y la tragedia de los Hermanos al Rescate, el incidente de Elián González, y la relación de Fidel Castro con la Venezuela de Hugo Chávez. Y también porque Fidel Castro, después de dirigir a Cuba durante 50 años, nombró inicialmente a su hermano Raúl para reemplazarlo temporalmente y, finalmente, se convirtió en presidente.

Rafael Hernández, uno de nuestros interlocutores, editor de la revista política trimestral Temas, enumeró 13 ideas erróneas en Estados Unidos sobre Cuba.

1. Desde que Raúl Castro asumió la presidencia, no ha habido cambio político alguno.
2. Raúl es el último de los Castro; cuando se vaya no habrá sucesión alguna.
3. El ejército es la principal institución en Cuba.
4. Oponerse al Gobierno está prohibido y es castigado.
5. Los grupos políticos opositores son la alternativa democrática.
6- La mediación política nacional está dirigida por la Iglesia Católica.
7. Mientras un solo partido se mantenga en el poder, la democratización no será posible.
8. Los cubanos no saben nada del resto del mundo.
9. La mayoría de los jóvenes quieren salir de la Isla.
10. El ingreso promedio mensual en Cuba es de 20 dólares.
11. Los emigrados cubanos son exiliados.
12. La política de Estados Unidos hacía Cuba es impulsada por el lobby cubano-americano.
13. La elite política cubano-americana cambia a medida que la segunda generación toma su lugar.

Es difícil decir en qué medida estas suposiciones contribuyen a que se mantenga el embargo. Se han hecho algunos ajustes aquí y otros allá para tratar las cuestiones humanitarias después de que Cuba enfrentara una crisis alimentaria cuando la antigua Unión Soviética dejó de subsidiar su economía unos 20 años atrás. Después de la presión ejercida por los cubano-americanos, ahora están permitidas las remesas a sus familiares cubanos y el intercambio de visitas familiares.

La delegación de The Nation en La Habana.

Aunque estoy consciente de que Fidel Castro derrocó un régimen especialmente corrupto y dañino e instaló un sistema socialista que, a pesar de sus limitaciones, le dio educación y salud gratuita a todos los cubanos, y cubrió las necesidades básicas de toda la población, me he mantenido escéptica de un sistema que permite que alguien se mantenga en el poder durante 50 años y luego pase la presidencia a su hermano.

Pero después de escuchar y leer las impresiones de los amigos y colegas profesionales que han viajado y vivido en Cuba, quería verla con mis propios ojos y conocer a los cubanos en su propio país. También sentía curiosidad por una nación que se ha mantenido en una especie de cápsula del tiempo debido al embargo.

Después de una semana en La Habana, una excursión de un día a la Bahía de Cochinos y otras visitas a la casa de Ernest Hemingway y a una granja urbana en las afueras de la capital cubana, descubrí que este es un país interesante y fascinante que quiero entender mejor. Me fui con dos pensamientos principales.

El primero es el deseo de regresar y ver más de Cuba, visitar sus ciudades y campos, así como conocer y hablar con su gente. El segundo es preguntar qué espera lograr Estados Unidos manteniendo un embargo que ya dura 50 años.

¿Cuál es el propósito de continuar con este ejercicio inútil cuya principal contribución parece ser mantener a 11 millones de personas económicamente miserables? ¿Acaso alguien en el gobierno estadounidense, aparte de los ideólogos más ardientes, creen en realidad que a través del embargo van a lograr el “cambio de régimen” en Cuba, o que el sistema político se convertirá en una democracia neoliberal?

IMPRESIONES PERSONALES DE CUBA

POLÍTICA Y SOCIEDAD

Como otros interlocutores, Rafael Hernández refutó las suposiciones mencionadas anteriormente que surgieron en Estados Unidos. Se refirió a la contracción del sector público bajo el mandato de Raúl Castro, el crecimiento del sector privado y la reducción de las fuerzas armadas.

Rafael Hernández. Foto: cubarte.cult.cu

En concreto, las pequeñas empresas privadas se están extendiendo, el empleo estatal se ha reducido y continúa disminuyendo y se reestructura el sistema de distribución de alimentos. Este proceso comenzó en los años 90 y se ha acelerado desde el 2007.

Señaló que Miguel Díaz-Canel, el vicepresidente que sustituirá a Raúl Castro, es un reformador que piensa continuar con los cambios. A pesar de lo que se cree en Estados Unidos, sus puntos de vista sobre temas claves son bien conocidos en Cuba.

Se anima a los cubanos a expresar sus puntos de vista e incluso sus quejas, se realizan encuestas periódicamente sobre lo que hay que mejorar y la población da su opinión. También se les estimula a participar en el proceso de formulación de políticas y se les escucha. Según él Cuba tiene democracia y libertad, pero se definen de manera diferente.

La Iglesia Católica es una voz entre muchas, y subrayó que la propaganda de que Cuba es una sociedad comunista atea, es totalmente infundada. A través de su sistema de educación, y el apoyo que goza de casi todos los países, excepto Estados Unidos, los cubanos se encuentran entre las personas que más conocen sobre el resto del mundo.

Exceptuando algunas profesiones que son esenciales para el país, los jóvenes cubanos pueden irse del país y muchos lo han hecho. Realmente, el robo de cerebro es un problema grave para Cuba, pues los jóvenes que no conocieron el sistema anterior no tienen el mismo compromiso con la Revolución que anteriores generaciones y no están contentos con el aislamiento en el que Estados Unidos mantiene a la Isla.

La suposición de que el ingreso promedio de Cuba es de 20 dólares mensuales es absurda. Los emigrados cubanos son bienvenidos a volver, siempre y cuando no traten de derrocar el gobierno.

El Sr. Hernández también criticó la política cubana e identificó siete retos claves para este sistema socialista con algunas sugerencias de cómo lidiar con ellos. (1) Se ha cuadriplicado la desigualdad y la pobreza después del inicio de la crisis de los años 90; actualmente, el 20 por ciento de los cubanos vive en la pobreza y el 53 por ciento de las casas están en mal o en muy mal estado. (2) La hiper-centralización y debilidad del Estado de Derecho ha traído como consecuencia baja participación política. (3) El estado y la burocracia están sobre-extendidos. (4) Existe corrupción. (5) El desequilibrio demográfico es un problema; el 26 por ciento de la población cubana está conformado por personas mayores de 60 años, mientras la tasa de natalidad es la más baja de América Latina; la migración anual hacia Estados Unidos es de 35 mil. (6) Los medios de comunicación son controlados por el Gobierno, a lo que llamó el síndrome del “oficialismo”. (7) Por último, pero no menos importante, el embargo estadounidense perpetúa la mentalidad de plaza sitiada.

Él propuso enfrentar los retos de la siguiente forma: descentralizar el Gobierno, dar más poder a las autoridades locales y mayor autonomía a las empresas estatales, ampliar el sector no estatal, fomentar el autoempleo, reducir el tamaño y el poder de la burocracia y hacer cumplir el Estado de Derecho.

LA ECONOMÍA

En el Centro para el Estudio de la Economía Cubana, de la Universidad de La Habana, escuchamos sobre la apertura de la economía y el movimiento hacia la racionalización de esta, la aceptación de la inversión extranjera directa y las empresas mixtas, principalmente en el turismo, también sobre el permiso y el fomento de la pequeña empresa privada en unos 150 sectores, y la próxima reforma monetaria.

La Universidad de La Habana

Cuba se vio obligada a reevaluar y racionalizar su modelo económico cuando la Unión Soviética se derrumbó y terminaron los subsidios. La economía se contrajo en un 33 por ciento; Cuba perdió cerca de un 50 por ciento de su combustible; el peso promedio del cubano bajó por lo menos un kilo; la baja tasa de natalidad aumentó, (aunque luego se revertió).

Esta reestructuración económica continúa ganando fuerza bajo el mando de Raúl Castro. Esto incluye el despido de trabajadores estatales y la expansión de la fuerza laboral no estatal; permitiendo a los ciudadanos comprar y vender casas y vehículos; distribuir la tierra que antes estaba ociosa; empoderar a las empresas y a los gobiernos locales; experimentar con modelos de negocio, como las cooperativas. Caminando por La Habana uno ve ejemplos de estos cambios.

Lo más significativo de todo, el Gobierno decidió modificar su enfoque y se dirige a disminuir el gasto social, que incluye la reducción del número de artículos que los nacionales compran con su libreta de abastecimiento, con la intención de eliminarla eventualmente.

Clave para todo esto, es el plan de abolir la doble moneda (el peso convertible y el peso cubano regular) que hace que la vida sea inalcanzable para el cubano promedio. Sin embargo, el Gobierno sabe que esto al principio provocará que la inflación se eleve y que la vida sea aún más difícil para el 20 por ciento de los cubanos que viven en la pobreza, especialmente para los ancianos que no tienen familia para proveerlos, aunque existen programas, principalmente de organizaciones no gubernamentales que los ayudan.

El país caribeño todavía enfrenta graves problemas económicos. Con la apertura del sector turístico, la parte más floreciente de la economía, se están creando grandes discrepancias en los ingresos y en los niveles de vida.

Los cubanos que trabajan en el turismo o tienen familiares en Miami están en mejores condiciones que los profesionales promedio que trabajan para el estado.

Nuestra guía turística estudió Derecho y trabajó en el servicio exterior, pero se hizo guía turística para mejorar la vida. El portero de un restaurante, que era psicólogo infantil durante el día, se vio obligado a tener un trabajo nocturno para ampliar sus ingresos. Una joven taxista veterinaria abandonó su profesión, porque el dinero que ganaba en una clínica estatal era tan poco que ella y sus colegas dependían de los regalos que llevaban los dueños de los animales.

Aunque la Isla parece un lugar natural para que la agricultura provea a su propio pueblo e incluso para la exportación, los problemas persisten. Se destruyeron las tierras cultivables debido a la agricultura a gran escala practicada durante la época de los subsidios soviéticos, aunque poco a poco esta tierra se ha ido recuperando, según dijo la Fundación “Antonio Núñez Jiménez” de la Naturaleza y el Hombre.

Los cítricos, naturales para el clima como demuestra la Florida, no se cultivan en gran escala, porque ya no se consideran rentables para la exportación. De hecho, el cultivo de frutos y vegetales es aún muy pequeño y en el mercado de alimentos frescos que visitamos en una localidad de La Habana, vimos que los precios eran casi comparables a los del mercado Union Square de Nueva York.

La carne, incluso el pollo, son raros y caros para el cubano promedio, aunque siempre se proveen en cantidades excesivas y derrochadoras a los turistas.

Matar el ganado propio no está permitido y se requieren permisos especiales para hacerlo. Esto da lugar a que la gente encuentre formas de pasar por encima del sistema judicial, tal como contó de manera anecdótica nuestra guía.

Cuba importa el 80 por ciento de su comida y aún más absurdamente, Estados Unidos representa el 60 por ciento de esta, cómo excepción del embargo al parecer por razones humanitarias y pagando dólares en efectivo.

LA VIVIENDA

La Habana es una de las ciudades históricas más bellas de este hemisferio, con edificios coloniales antiguos y magníficos (en su mayoría en ruinas) que parecen estar llegando al final de su vida de manera simultánea. Al llegar a la ciudad y caminar por la Habana Vieja, me llamó la atención su belleza.

Miguel Coyula. Foto: ethicaltraveler.org

Se requirió un intercambio con el reconocido arquitecto y urbanista Miguel Coyula sobre la ciudad de La Habana, su historia, las razones sobre su actual estado deplorable y lo que se necesita para mantener y renovar sus edificios. Reuniones de seguimiento con representantes de la Casa del Historiador de la Ciudad y en el Centro para el Estudio de la Economía Cubana aclararon la combinación de las políticas internas y las restricciones financieras que han contribuido al deterioro de la mayoría de los edificios.

Mientras el porcentaje de personas que son dueños de su vivienda es alta, gracias a los subsidios para la vivienda, las leyes exigen a los propietarios de apartamentos mantener sus hogares de la puerta para adentro, pero los absuelve de la responsabilidad de mantener las áreas comunes, dando lugar a un deterioro general de los edificios.

La edad promedio de las edificaciones es de setenta y cinco años, los subsidios por mantenimiento no existen, por lo tanto, incluso los profesionales que trabajan con el estado encuentran una simple reparación del hogar demasiado costosa. Los residentes han sido muy innovadores para poder satisfacer las necesidades básicas de vivienda y uno ve barrios marginales construidos en lo alto de los edificios o los patios y balcones de las casas coloniales que son utilizados para propósitos diferentes a los originales. Un programa de renovación de viviendas comenzó en los años ochenta y ha continuado lentamente.

Más preocupantes son las consecuencias de las leyes promulgadas recientemente que permiten a los cubanos comprar sus propias viviendas, lo que hacen, principalmente, con las remesas de los familiares de la Florida.

Esto está trayendo como resultado que muchos de los edificios históricos sean comprados por cubanos-americanos que probablemente los demolerán, debido a su deterioro, y los sustituirán con grandes torres de cristal, como ha ocurrido en muchas ciudades del mundo.

ATENCIÓN MÉDICA

La reunión con Gail Reed, fundadora y directora ejecutivo de la Cooperación Médica Educativa con Cuba, (Meddic), fue muy instructivo. Meddic es una organización sin fines de lucro que fue creada en 1997 para mejorar la cooperación entre Estados Unidos, Cuba y las comunidades internacionales de salud que tenían como objetivo mejorar los resultados en la Salud y la igualdad.

Gail Reed de MEDDIC

Haciendo énfasis en la formación médica y la atención sanitaria gratuita para todos, Cuba se encuentra entre los países con mejores indicadores de Salud de todo el mundo. Tiene una de las proporciones médico-paciente más altas del mundo, con 6,7 médicos por cada mil habitantes. La esperanza de vida es de 78 años, solo por detrás de Estados Unidos. La tasa de mortalidad infantil es de 4,7 por cada mil nacidos vivos, menor que el propio Estados Unidos que tiene 5,9.

La prioridad de acceso a la salud para todos fue dirigida por jóvenes médicos y estudiantes de Medicina y puesta en práctica por el Gobierno.

Antes de coger cualquier especialidad, todos los graduados de las escuelas médicas tienen que laborar como médico de la familia, que es el centro de atención primaria de la comunidad, clave para mejorar de manera general la asistencia sanitaria.

El programa del médico y la enfermera para cada comunidad comenzó en la década del 80 y ayudó al país a enfrentar el llamado “período especial” que llegó después de la ruptura con la antigua Unión Soviética. En ese momento el problema se resolvió dándole un papel más importante a las enfermeras.

La inversión en biotecnología continúa. Cuba tiene la vacuna contra la meningitis B desde 1989 y desarrolló un tratamiento para las úlceras avanzadas del pie diabético, que se registró en más de quince naciones y ha reducido el riesgo relativo de amputación en la Isla en un 69 por ciento.

Según Reed, quien escribió un estudio exhaustivo de los efectos del embargo en la Salud cubana, Estados Unidos rechazó la oferta de este tratamiento, ignorando los beneficios mutuos.

Actualmente hay seis mil médicos en desarrollo. Cuba ofrece becas para médicos de países latinoamericanos, como Honduras y Haití. Una de las principales exportaciones de Cuba en el pasado eran los médicos enviados gratuitamente a los países pobres del mundo. Esto cambió con Raúl Castro, enviándolos a países que pueden pagar y el dinero se dirige al Sistema de Salud.

RELACIONES EXTERIORES

La reunión con Josefina Vidal, directora del Departamento de América del Norte, en el Ministerio de Relaciones Exteriores, se centró exclusivamente en las relaciones entre Estados Unidos y Cuba, el impacto del embargo en la economía cubana e incluso en otros sectores de la sociedad, y el estado actual de las relaciones entre los dos países.

Josefina Vidal

La importancia de las relaciones con Estados Unidos dio lugar a una reestructuración en el Ministerio de Relaciones Exteriores para que el departamento se centre exclusivamente en las relaciones entre las dos naciones.

El actual atolladero con Estados Unidos está relacionado con la detención y las largas condenas en prisión impuestas por EE.UU. a los Cinco cubanos (actualmente quedan tres) por cargos de espionaje, y la de Cuba a Alan Gross, un subcontratista de la USAID quien cumple una pena de quince años de cárcel por las acusaciones de importar a Cuba, de forma secreta, equipos electrónicos prohibidos.

Este atolladero se mantiene a pesar de las conversaciones y la cooperación con el Gobierno estadounidense sobre cuestiones técnicas, como el narcotráfico, la inmigración y la respuesta a derrames de petróleo.

Lo absurdo de la insistencia estadounidense en mantener el embargo y tener solo una oficina de Sección de Intereses en La Habana, se hizo más evidente cuando se nos dijo que hay 140 embajadas de estados y organizaciones internacionales en La Habana.

64 mil cubanos se encuentran trabajando en 94 países y 13 mil jóvenes extranjeros estudian en Cuba (principalmente Medicina).

Cuba, junto a Noruega, ha ayudado y ha sido sede de las conversaciones del gobierno colombiano con los rebeldes. Países como Brasil y algunos miembros de la Unión Europea están ayudando a Cuba a reestructurar su economía. China y Corea del Sur están aprovechando tempranamente las oportunidades económicas.

Josefina Vidal señaló a dos políticos cubano-americanos como los enemigos más implacables del Gobierno cubano y firmes partidarios del embargo. Estos son la miembro de la Cámara Ileana Ross- Lehtinen, de la Florida y el senador Robert Menéndez, de Nueva Jersey, en la actualidad presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado.

CONCLUSIONES

A pesar de los puntos de vista comunes acerca de Cuba entre la mayoría de los políticos y los medios de comunicación estadounidenses, este país está cambiando, aunque para muchos no lo suficientemente rápido. Continúa con el modelo socialista, reforma su economía, expande su floreciente sector privado y abre de alguna forma su sistema político, aunque hasta el momento no ha habido ningún intento de cambiar el sistema de un partido único. Se han suavizado las restricciones de viaje a los ciudadanos de a pie, pero los opositores políticos siguen siendo controlados y hostigados por el Gobierno, que usa el embargo como pretexto, reclamando (a veces con razón) que las agencias de inteligencia de Estados Unidos están tratando de socavar al estado.

Cafeteria privada habanera.

Y a pesar de los continuos esfuerzos del Norte por desestabilizar a Cuba (ver los recientes esfuerzos de la US-AID para generar levantamientos a través de Twitter), Cuba impresiona ocupando el lugar 107 en el Índice de Estados Frágiles conEstados Unidos el 159, creado por el Fondo para la Paz y publicado por la política exterior durante los últimos diez años. Finlandia ocupa el lugar más alto en el puesto 178 y Sudán del Sur el más bajo en el número uno.

El índice pone a los países en perspectiva, proporcionando una imagen anual de la vitalidad y la estabilidad de estos, posesionándolos consecuentemente, usando ciertos indicadores [i] que se calcula de forma total. Basándose en este índice, Estados Unidos llega a 35,4 comparado con un 70,8 de Cuba, con Finlandia como el más estable con un 18,7 y Sudán del Sur el más frágil, con 112,9.
No es sorprendente que algunos indicadores muestren grandes desproporciones entre Cuba y Estados Unidos, este último con el más alto número en robo de cerebro y de capital humano, en legitimidad estatal, Derechos Humanos, aparato de seguridad e intervención externa. Sin embargo, en otros tres indicadores importantes, como reclamaciones independientes, el desarrollo económico desigual, la pobreza y el deterioro económico, la posición es muy cercana.

Para Cuba, algunas de estas posiciones, como son la legitimidad del Estado, los Derechos Humanos, y el aparato de seguridad claramente se deben a la mano duro del sistema político cubano; mientras que las del robo de cerebro y la intervención externa solo se pueden atribuir al embargo de EE.UU.

Por otro lado, viendo un relativamente buen posicionamiento y un progreso relativo de Cuba en las demandas públicas, el desarrollo desigual, la pobreza y el deterioro económico, un observador imparcial solo los atribuiría a su modelo político.
Teniendo en cuenta estos y otros indicadores, después de conocer a Cuba de primera mano, me pregunto por qué Washington se niega a colaborar con este país y trabajar juntos para un beneficio mutuo.

Por causa del embargo, Estados Unidos sigue sin involucrarse en la apertura económica que la Isla ha puesto en juego en los últimos años, y se pierde los negocios mutuos y muchas otras oportunidades en una sociedad que, de manera general, está predispuesta hacia el estado norteño, y se encuentra solo noventa millas de sus costas.
¿Los políticos estadounidenses entienden o se preocupan por entender que al mantener el embargo proporciona una excusa fácil para que el Gobierno cubano pueda ocultar sus propios errores y deficiencias? ¿No es hora de que el gobierno de la Casa Blanca se haga un auto-examen con respecto a esta política y la cambie?
——
(*) Anna Theofilopoulou se especializó en temas de desarrollo político y económico –incluyendo el Oriente Medio, el conflicto en el Sahara Occidental, descolonización y el impacto del comercio y la inversión extranjera en los países en desarrollo-, mientras trabajaba en las Naciones Unidas. Actualmente se desempeña como escritora y analista política que abarca el norte de África y la política de asilo en Estados Unidos.



20 thoughts on “Cuba desde un tur de la revista ‘The Nation’

  • Qué manera de comer m….oringa, caballero. O sea, esta señora va a Cuba, tiene una serie de reuniones con funcionarios estatales y otros elementos afines donde la embuten con la propaganda oficial standard y así sin más, tan ufana, elabora un “informe” de “experta” que no es más que la transcripción exacta de toda esa propaganda. ¡Y a saber cuánto le pagan a esta elementa por el trabajito! No sé cómo no se le cae la cara de vergüenza, y tampoco entiendo por qué HT gasta disco duro y ancho de banda en publicar esta clase de literatura panfletaria carente del más mínimo valor y sus autores de la más mínima honestidad intelectual.

    ¡Gracias Fidel!

  • Pura propaganda procastrista; y Rafael Hernández no tiene un átomo de verguenza en la cara. Yo quisiera tropezarme un día aquí a uno de estos personajes que venga a bajar esa trova, para cantarle unas cuantas verdades.

  • …..excelente….

  • eduardo:

    Eso no te lo crees ni tú

  • En realidad estos niveles de “ingenuidad” y superficialidad al abordar las problemáticas de Cuba, lejos de acercar la comprensión, profundizan la polarización y la rispidez en el debate público.
    Anna se reunió con los intelectuales funcionarios en Cuba de manera que su visión sobre el cambio político que dice le dijeron, las medidas económicas, los índices de salud pública, la pobreza, el salario promedio, los problemas de la vivienda, todos son los que podría encontrar en el periódico Granma, investigando dos o tres años solamente.
    Creo que es una responsabilidad de quien intente conocer y comprender la realidad cubana, primero informarse sobre el país, no sólo por el enfoque oficial de todos los asuntos sino por la diversidad de actores sociales y de la sociedad civil que no sean mantenidos por el Estado ni por la Iglesia, dos empleadores y fiscalizadores ideológicos que no permiten a sus asalariados independencia de opinión so pena de perder sus puestos.
    Esto que es algo elemental para el análisis de cualquier país, desacredita “el informe de viajero” de Anna.
    Una vez más los intelectuales estatales cubanos se prestan para ser el filtro de una realidad que esconden con intención expresa. Lejos de ser analistas que aportan soluciones, se convierten en los “expertos” de escamotear la realidad.

  • La misma mentira repetida mil veces.. Y de parte de unos hipócritas izquierdosos que jamás aceptarían vivir bajo las condiciones a las que ese sistema les ha impuesto a los cubanos, que ni papel de baño tienen, y a la conclusión que llegan es, que EU se esta “perdiendo los negocios mutuos y de las muchas otras oportunidades”. De que la raíz del problema sea la Dictadura ninguno habla.

    Mi sugerencia a Washington es que cierre las puertas a cuanto cubano quiera entrar a su pais, despues de todo a EU le lloran los talentos, y en mejores condiciones que las que arrastran los cubanos, en quienes se despilfarran muchos millones de dollares, en educación, salud, comida y dinero y que de verdad si son de Gratis, (nada que ver con el sistema de salud y educación que da ese régimen). Que estas dádivas se reserven para el que quiera venir al país de las oportunidades a realizar sus sueños, no para el que crea que “le están robando su talento”, que aquí ninguno viene a traer nada que no esté ya inventado.

    Uff, vergüenza debería darles que con TANTO talento acumulado nadie pueda dar pie con bola y enderezar el enredo que tienen armado y de aceptar que han sido “víctimas de su propio invento”, que se han pasado cinco décadas usando el cerebro para culpar a Washington de la debacle que tienen, de estarse conformando con lo que a cada rato les venga a decir un grupo de trasnochados americanos de izquierda, que no tienen ni la más mínima idea de la realidad del socialismo-castrista que uds. viven.

  • ja ja ja…(pero una fuerte risa), …de verdad, hay quién se crea estas cosas , quién crea que estas cosas son FALSAS, Y QUE DE VERDAD, …SON UN MITO , EL MITO CUBANO (oigan, no se las habrá dictado, el propio hermano mayor del Presigeneral, al Sr.Rafael Hernández):

    1. Desde que Raúl Castro asumió la presidencia, no ha habido cambio político alguno.
    2. Raúl es el último de los Castro; cuando se vaya no habrá sucesión alguna.
    3. El ejército es la principal institución en Cuba.
    4. Oponerse al Gobierno está prohibido y es castigado.
    5. Los grupos políticos opositores son la alternativa democrática.
    6- La mediación política nacional está dirigida por la Iglesia Católica.
    7. Mientras un solo partido se mantenga en el poder, la democratización no será posible.
    8. Los cubanos no saben nada del resto del mundo.
    9. La mayoría de los jóvenes quieren salir de la Isla.
    10. El ingreso promedio mensual en Cuba es de 20 dólares.
    11. Los emigrados cubanos son exiliados.
    12. La política de Estados Unidos hacía Cuba es impulsada por el lobby cubano-americano.
    13. La elite política cubano-americana cambia a medida que la segunda generación toma su lugar.

    En fin , con “Hernandez”, como estos, para qué temerle a los Castros…HAY MUCHO CASTRO, POR AHÍ REGAO…¡que gente caballero, pero que gente!

    Lo que nos trajo el barco (ZV)

  • ….y como no me lo creo entonces tengo que creerme toda la bilis que tu escribes???…..puede que el articulo sea algo superficial pero dice UN MONTON de verdades que ustedes los “librepensadores dueños de la verdad absoluta” se empeñan en negar y minimizar y otros que no se atreven a reconocer….solo por eso ya es excelente…

  • Eduardo:

    Ya no seriedad, sino un poco de verguenza, por favor.

  • Esa mujer llego a Cuba perdida en un campo de lechuga y salio peor.

    “…después de conocer a Cuba de primera mano, me pregunto por qué Washington se niega a colaborar con este país y trabajar juntos para un beneficio mutuo…”

    Como pudo conocer Cuba si solo paso el tiempo escuchando las conferencias de los funcionarios del gobierno en las oficinas del La Habana. Expone como sus apreciaciones todo que le contaron. Creo que la unica conclusion de su intelecto fue que se dio cuenta que los precios de los alimentos estan como los de New York con salarios de 20 dolares.

  • Que horror, ahora aguantense que los periodistas del Gobierno Cubano van a hacerle eco a esta muela con caries. Que clase de descaro, cualquiera es experto ahora, vaya me parece.

  • La señora que escribio esto es una de esas personas, que desde antes de llegar a Cuba ye tenian una idea preconcebida de lo que iban a ver y se limitó a deglutir y devolver toda la bazofia que los funcionarios cubanos le dijeron. ¿Cómo no fue a hablar con algunos disidentes o con gente del pueblo?

  • 1-Desde que a Raul Castro lo puso su hermanito en jefe para que diera la cara, han cambiado muchísimas cosas para que todo siga igual.
    2-Raul no es el ultimo de los Castro, tiene a sus hijitos del alma muy bien posicionados para cuando le corresponda enrocarse.
    3-El ejército es la institución mas inútil del país y también la que más cuesta después del aparato de seguridad del MININT.
    4-Oponerse al gobierno es un suicidio social y personal.
    5-Los grupos políticos opositores no han logrado unirse para constituirse en una fuerza real. Demasiado caciquismo, regionalismos, ambiciones personales y falta de un líder verdadero con el carisma requerido.
    6-La mediación política nacional…que mediación política nacional?
    7-La democratización no será posible jamás porque el daño antropológico causado por el desgobierno acabo con todos los valores cívicos.
    8-Los cubanos saben más del resto del mundo que del suyo propio.
    9-La mayoría de los cubanos de cualquier edad sueñan con irse a otra parte, aunque sea Haiti.
    10-El ingreso promedio mensual en Cuba es un misterio.
    11-Los exiliados cubanos son llamados ‘emigrados’ por el gobierno, de quienes vive
    12-La política de Estados Unidos hacia Cuba ha sido un soberano disparate que solo ha ayudado a la mitomanía del moringuero mayor y para engañar tontos útiles –e inútiles-
    13-La elite política cubano-americana solo piensa en llenarse los bolsillos.

  • Muy buen articulo.

  • El ingreso promedio mensual en Cuba ronda efectivamente los 20 dólares. Lo que hay que preguntarse es como un cubano promedio (que no tiene un negocio instalado, que no recibe remesas, que no tiene la fortuna de trabajar en una corporación, que no es bendecido por nada ni por nadie) puede sobrevivir; lo logra a duras penas, comiendo croqueticas criollas (de esas de a 0.50 centavos cada una que son pura harina), algunas cosas del agro (boniato, plátanos cuando os encuentra baratos, estirando los frijoles porque están a 10.00 pesos la libra ( o más) ), ahorrando quilo a quilo para comprarse unos zapatos mierderos en la Shopping (que se despegan luego de usarlos dos o tres veces), tomando ceveza aguada de pipa (ni soñar con cerveza de lata) o refresco a granel que es pura agua. Es muy bonito ir a Cuba a tomarse fotos con los carros viejos, tomarse cuatro mojitos, visitar la finca Vigía y escuchar historias de Hemingway, entrevistar a funcionarios y pensar, que porque algunas gentes con buena fortuna montaron sus negocitos y hay una clase media emergente (que ni por mucho representa a la mayoría del pueblo cubano) todo marcha viento en popa.

  • Puede pensarse y decirse lo que se quiera sobre el delito original del Estado cubano, pero el alcance a largo plazo del efecto embargo sobre la política cubana, y su impronta sobre las relaciones bilaterales, queda expuesto una vez más en toda su sinrazón. Y este factor ya no escapa siquiera al ojo de los propios diseñadores de tanta sanción contraproducente.

  • Desde mi punto de vista que soy cubano y vivo en cuba creo que la gran verdad es que tenemos como cubanos al fin de una manera u otra tratar de salir adelante y con el arrastre del embargo no logramos nada. Si los cubanos estamos cansados, maltratados de tanto tira y ala tanto de un gobierno como de otro y nosotros en medio basta de mentiras de echarse la culpa uno a otro queremos [ LIBERTA] y que liberta nos da un embargo ninguna más bien nuestro gobierno se escuda en ese conflicto para no reconocer sus fallos basta de tanto odio los cubanos del mal llamado exilio deben unirse a nosotros no piensen más en Raúl en Fidel que dentro de un tiempo serán historia piensen en once millones de hermanos niños mujeres ancianos que no son políticos ni nos interesa la política porque la vida nos a enseñado que no existe un partido justo ni un gobierno sin corrupción que todos no pasan de ser más que unos ladrones vendedores de sueños tanto de derecha como de izquierda me indigna ver tantas mentiras tanto de un lado como de otro y nosotros en medio basta ya necesitamos un cambio pero económico que nos lleve a esa LIBERTA que tanto ansiamos de ir de un lado al otro sin restricciones de tener lo que queramos cuando lo necesitamos y eso no se logra con esas protestas que si se hacen en cuba por un pequeño grupo de personas ni con represiones ni actos políticos de parte del gobierno se logra con economía . 50 años ya de embargo han demostrado que ese no es el camino para el bienestar del pueblo cubano que es el que verdadera mente sufre todas estas medidas, sino díganme de que han privado a los políticos, de nada o seguramente de muy poco por eso amigos pongamos fin a todo esto no le demos más de comer a esas aves de rapiña que siembran el odio entre nosotros miremos asía el futuro y construyamos un nuevo porvenir. Por si acaso no soy comunista ni demócrata ni republicano no pertenezco a nada ni a nadie soy cubano carpintero y no poseo ninguna riqueza que no sea mi familia salud y suerte para todos.

  • Cómo es posible que publiquen tantas mentiras, por qué no se mudaron para allí, deben respetar la inteligencia de millones de cubanos, si es tan bueno por qué siguen saliendo bajo riesgo en lanchas que dan pena, no saben que ni pañales desechables hay para los niños que solo tienen leche hasta los cinco, la natalidad está controlada porque al estado le conviene, el salario mínimo es menor a 20 dólares es decir un litro de grasa, un jabón y de repente una chucherias, ustedes pueden hablar lo que quieran pero ellos no y mucho menos con personas como este grupo de traidores a la patria, vergüenza debe darle a personas viejas escribir tantas loqueras, no le echen las culpas al bloqueo que siempre fue burlado por los Castros con los hermanos de la causa o y Ochoa, cómo había bloqueo y en las diplotiendas existían artículos de todo tipo para los extranjeros y los pocos que recibían dólares, además la nueva clase del gobierno viviendo requete bien, no olviden que la historia pasa cuenta y a ustedes les llegara el dia, cuánto les pagaron los Castros por decir tantas mentiras, respeten y si les gusta ese gobierno salgan del imperio.

  • Aun estoy en Miami, por cierto, ahora contando con la amable, mas alla, muy amistosa recepcion de Jorge Alejandro. Hay verdades el el articulo de The Nation como las hay en cualquier otro reporte porque no es posible escribir razonablemente sin dercir verdades. Por supuesto, la reportera no es experta en Cuba y ademas cometieron un error de principio en su calidad de periodistas, se dejaron guiar por el oficialismo. Desconozco si les impusieron esa condicion dado el requisito de acreditarse como periodistas.
    De cualquier manera pudieron hacer algo mas independiente, realmente cumplir su propisito proclamado de contacto “de pueblo a pueblo”, para obtener un resultado mas balanceado de nuestra realidad.
    No entrare en detalles, es largo y ocupa un analisis que hare despues. Por ahora es alñgo de lo que llamaria “El pecado original”.

  • Estimado director, el objetivo de la presente es informarle de nuestro negocio, el Hostal Balcones (www.hostalbalcones.com), ubicado en pleno centro de La Habana, Cuba, con más de 10 años de experiencia en el turismo familiar, por lo cual, hemos sido ganadores del Certificado de Excelencia en 2013 otorgado por Tripadvisor. Entre los propósitos de contactar con su compañía está ofrecer nuestros servicios y conocer cómo podríamos estar incluidos en vuestras publicaciones, pues es nuestra aspiración colaborar con una empresa de reconocido prestigio en el mundo turístico y para ello, contamos con su confianza y quedamos a vuestra total disposición.

    Isabel Gómez Durán
    Propietaria
    [email protected]
    http://www.hostalbalcones.com
    Consulado 152, 2do piso, e/ Colón y Trocadero
    Centro Habana, La Habana, Cuba
    Telef: (+53 7) 8601843, 8674047
    Cel: (+53 5) 2836911
    (+34) 650108657

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.