Cuba abre sus cárceles a los medios

por primera vez en nueve años

Por Isaac Risco

Prensa Nacional y Extranjera intercambia con internas de la Carcel de mujeres de la Habana. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.
Prensa Nacional y Extranjera intercambia con internas de la Carcel de mujeres de la Habana. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate.

HAVANA TIMES (dpa) —  Cuba permitió el martes el acceso a medios internacionales a varias de sus prisiones en La Habana, pocas semanas antes de que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebre su examen periódico universal sobre la isla.

Con ello, La Habana abrió sus puertas a la opinión pública tras casi una década, después de que el gobierno de Fidel Castro organizara una visita similar en abril de 2004. Las autoridades cubanas, sin embargo, no permiten desde hace años a organizaciones humanitarias como Amnistía Internacional o la Cruz Roja la inspección de sus cárceles.

“Hemos pedido el acceso en varias ocasiones”, confirmó a la agencia dpa desde México el jefe de la delegación regional del Comité Internacional de la Cruz Roja, Karl Mattli. Se trata de un pedido “de carácter permanente”, agregó. La organización no ha tenido acceso a las prisiones cubanas desde los años 90.

“Como sistema penitenciario no conozco que nosotros hayamos recibido alguna petición”, señaló por su parte el segundo jefe de la dirección nacional de prisiones de Cuba, coronel Osmany Leiva.

Las solicitudes deben llegar a las cárceles a través del Ministerio del Interior, detalló. “Las prisiones son visitadas por muchas instituciones que vienen a eventos” a la isla, sostuvo Leiva.

El interés de las organizaciones humanitarias se centra en los presos políticos. El Consejo de Derechos Humanos de la ONU celebrará su tradicional examen periódico universal sobre Cuba el 1 de mayo.

Según organizaciones como la ilegal pero tolerada Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), dirigida por el disidente Elizardo Sánchez, en la isla hay actualmente unas 90 personas detenidas por motivos políticos.

“No llegamos a los 50 casos por delitos contra la seguridad del Estado en estos momentos”, dijo Leiva. El gobierno de Raúl Castro no reconoce oficialmente la existencia de presos políticos y acusa a los disidentes de ser mercenarios financiados desde el extranjero para desestabilizar el país.

Cuba tiene una población de unos 57.000 reclusos, según cifras difundidas en mayo del año pasado por primera vez en décadas por el gobierno cubano. La CCDHRN cifra el número sin embargo entre 60.000 y 70.000.

Varios de los medios extranjeros acreditados en la isla pudieron entrar el martes a cuatro cárceles en La Habana, entre ellos el Combinado del Este, uno de los cinco de mayor seguridad en Cuba, así como una prisión de mujeres en la localidad de El Guatao.

Las visitas guiadas incluían las posibilidades de hablar con los reclusos. Las autoridades se esforzaron en mostrar que las condiciones de prisión son adecuadas para todos los prisioneros. Los centros cuentan con posibilidades para atender a madres con hijos, instalaciones médicas y cursos de capacitación y reinserción social.

“Nunca estamos llenos”, señaló la directora de la Prisión de Mujeres de La Habana, Sonia Rubio. La cárcel de El Guatao tiene una capacidad para 500 personas y alberga actualmente a entre 400 y 420 reclusas.

La mayoría de mujeres, un 63 por ciento, han sido condenadas por delitos patrimoniales. Un 50 por ciento de ese grupo purga condenas por malversación. “Es un delito que siempre nos ha golpeado”, señaló Rubio. El gobierno de Raúl Castro ha reconocido que la extendida corrupción es uno de los principales males que aqueja a la golpeada economía de la isla.

Entre las reclusas hay también extranjeros encarcelados sobre todo por delitos de narcotráfico. “Yo debía una cuenta y necesitaba pagarla”, contó Claudia Carvallo, de 34 años.

La boliviana, madre de tres niños, fue capturada hace más de cinco años en el aeropuerto de La Habana con 800 gramos de droga en la maleta, que debía entregar en la isla a cambio de 1.000 dólares. Su condena es a 15 años, aunque podría salir en unos diez meses por buena conducta.

Pese a que Cuba no sufre casi problemas de drogas, en los últimos años han aumentado la llegada de “mulas” o los envíos clandestinos por mar en ruta hacia Estados Unidos, el principal mercado de drogas del mundo.

Se trata únicamente de recorridos “por lugares que son presentables”, dijo a dpa Elizardo Sánchez sobre las visitas. “Esto de llevar visitantes y periodistas a lugares previamente escogidos por el gobierno me parece muy sesgado”, criticó el opositor, que dirige el principal grupo no gubernamental que recopila datos sobre los derechos humanos dentro de la isla.

Su agrupación considera que Cuba tiene uno de las más altas poblaciones penales del mundo en relación con los alrededor de 11 millones de habitantes de la isla. El gobierno cubano no reconoce a la CCDHRN.


7 thoughts on “Cuba abre sus cárceles a los medios

  • el 13 abril, 2013 a las 7:58 am
    Permalink

    Tengo un conocido, alla en Cuba preso por imprimir papeles utilizando la impresora de su trabajo,(aclaro que esos papeles no fueron utilizados para nada político) hace 4 meses sin fecha todavía de juicio y las condiciones que él me cuenta de su lugar son deplorables , personas hacinadas, con comida espantosa………y por un delito que en cualquier lugar del mundo a los sumo recibirías una sanción o te quedarías sin tu trabajo , no irías a prisión por eso,,,,,,

  • el 12 abril, 2013 a las 1:54 am
    Permalink

    Lo de Calixto no tiene nombre. Lo tuvieron encarcelado durante más de doscientos días sin presentar ninguna acusación contra él. Se puso en huelga de hambre y un buen día le dijeron sin darle ninguna explicación que podía salir de la cárcel.

    Y ahí queda la cosa. Se mete a un ciudadano culpable solo de publicar que había cólera en Cuba arbitrariamente en la cárcel durante más de doscientos días y no pasa nada. Ni siquiera le pidieron disculpas.

  • el 10 abril, 2013 a las 9:18 pm
    Permalink

    ¿Van a visitar la prision de la policia politica Villa Marista y la de 100 y Aldabo? ¿Van a visitar las prisiones orientales que tienen multiples acusaciones de torturas y violaciones de los derechos humanos? ¿Van a visitar la prision donde Zapata murio de huelga de hambre?

    Ahora entiendo por que soltaron de urgencia al periodista independiente Calixto Martinez que estaba recluido sin juicio en el Combinado del Este. No querian que los periodistas lo encontraran preso.

    Calixto dijo “No me explicaron nada. Me dieron un papel para que me pudiera mover en la calle. Al parecer, no tendré que ir a juicio”, señaló el periodista”
    http://www.diariodecuba.com/derechos-humanos/1365554415_2695.html

  • el 10 abril, 2013 a las 5:55 pm
    Permalink

    Estuve mirando por Cuba debate y parece que este articulo esta basado en este otro de Cuba debate

    http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/04/09/las-prisiones-cubanas-desde-dentro-fotos/

    El titulo aca y en el articulo de cuba debate desorientan un poco pues dan la impresion que todas las prisiones en Cuba estuvieron abiertas a los ojos de la prensa y no es asi.
    A juzgar por el articulo original solo dos prisiones fueron mostradas. Y fueron obviamente preparadas antes de la visita como puede apreciarse en las fotos de Cuba debate.

  • el 10 abril, 2013 a las 10:55 am
    Permalink

    Esto “Esto de llevar visitantes y periodistas a lugares previamente escogidos por el gobierno me parece muy sesgado” me parece totalmente correcto.

    Me pregunto si ya le prepararon un tour a Fernando Ravsberg?
    Ya estoy esperando su artículo o sobre lo buena que es la vida en una prisión Cubana!

  • el 10 abril, 2013 a las 10:24 am
    Permalink

    En Cuba se produjeron 563 asesinatos en el año 2009. Es representa una tasa de homicidio de 5,0 asesinatos por 100 personas y años. Es una tasa más bien baja comparada con el resto de los países latinoamericanos. Los datos concretos se pueden ver en el siguiente enlace:

    http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_intentional_homicide_rate

    Las tasas más bajas están en Europa —principalmente Europa occidental— y en Asia, mientras que las más altas están en América y África. Algunos números son:

    Noruega 0,6
    Austria 0.6
    España 0.8
    Alemania 0.8
    China 1.0
    Polonia 1.1
    Francia 1.1
    Reino Unido 1.1
    Chile 3.2
    Estados Unidos 4.8
    Cuba 5.0
    Argentina 5.8
    Bolivia 8.9
    Rusia 10.2
    Brasil 21.0
    México 22.7
    Colombia 31.4
    Venezuela 45.1

    Algunos países son muchísimo más peligrosos que otros, pero Cuba no es particularmente peligroso, especialmente cuando lo comparamos con su entorno.

    Por es llama la atención comparar esas cifras con las cifras de población carcelaria, que en Cuba son enormes.:

    http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_countries_by_incarceration_rate

    Concretamente Cuba ocupa el séptimo lugar en el mundo con 510 reclusos por 100.000 habitantes, estándo por detrás solo de los Estados Unidos, Ruanda, Georgia y tres estados isleños pequeños.

    Algunos datos son:

    Estados Unidos: 716
    Cuba: 510
    Rusia: 502
    Chile: 285
    Brasil: 260
    Colombia: 235
    Reino Unido: 154
    España: 150
    Venezuela: 149

    Llama la atención comparar Cuba con Venezuela. Venezuela tiene una tasa de criminalidad cinco veces superior a la cubana. Sin embargo, la población reclusa por habitante en Cuba es más del doble de la venezolana.

    Resumiendo: Cuba tiene una tasa de población carcelaria altísima que no se corresponde con su tasa más bien baja de homicidio. Es decir, en Cuba se abusa como en ningún otro lugar del mundo de las penas de privación de libertad.

    Esto sucede porque el código penal cubano establece penas de privación de libertad para delitos menores que en el resto del mundo se resuelven con multas. Creo que Cuba es el único país en el mundo donde se establece una pena de privación de libertad por matar una vaca.

  • el 10 abril, 2013 a las 8:46 am
    Permalink

    Si son tan buenas las prisiones, abre las puertas a la Cruz Roja.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *