Cuarta derrota de una carrera de Cuba

por Ray Otero*

BOXSCORE

HAVANA TIMES – Un solo inning bastó a la selección nacional universitaria de Estados Unidos para anotar las carreras suficientes e imponerse en la noche del lunes con marcador de 3-2 al elenco nacional de Cuba, en el cuarto choque de la serie amistosa de este año entre ambos elencos, que tuvo como sede el USA Baseball Complex en la ciudad de Cary, en el estado de North Carolina al Este de los Estados Unidos.

El derecho Joel Suárez hizo otra buena apertura de los lanzadores cubanos en la serie ante Estados Unidos.
El derecho Joel Suárez hizo otra buena apertura de los lanzadores cubanos en la serie ante Estados Unidos.

Fue la quinta entrada esta vez la fatídica para los nacionales, y nuevamente el pitcheo sufrió las consecuencias de “algo” que provoca la derrota pese a que sus lanzadores trabajan de forma relevante. Ese algo esta vez lo fue la defensa – y el poco apoyo por parte de la ofensiva – que colapsó por la receptoría y lamentablemente en la imágen que el receptor matancero Lázaro Herrera dejó en el terreno ante sus rivales, público y compañeros de equipo.

El derecho Joel Suárez hizo otra buena apertura de los lanzadores cubanos en la serie ante Estados Unidos.

Herrera cometió un error, fue víctima de 6 robos de base – un récord para estos topes – por parte del colectivo de Estados Unidos y para rematar su noche de males, realizó un enorme “past ball” que terminó dicidiendo el cuarto choque nuevamente por la mínima.

Resultó el quinto inning fatídico para Cuba. Skye Bolt recibió boleto, robó segunda y avanzó a tercera en un error en tiro del receptor cubano. Trea Turner fue boleado también en lo que resultaba el cuarto concedido por el abridor cubano Joel Suárez en el juego, quien golpeó a un norteamericano pero no permitió indiscutible alguno en su primera salida como abridor con el elenco nacional.

Con hombres en primera y tercera, el derecho Ismel Jiménez vino en relevo de Suárez, viendo como Turner robaba segunda impunemente, para que acto seguido el torpedero Alex Bregman largara triple entre los jardines central y derecho logrando una igualada a dos en el marcador. El mismo Bregman se convertiría en héroe del choque al anotar por el past ball de Herrera la tercera y decisiva.

Los cubanos habían tomado la delantera en la parte baja de la tercera entrada ante el abridor derecho Erick Fedee, cuando pareció por un momento que el elenco recuperaba su ofensiva. El propio Herrera recibió boleto abriendo la entrada y avanzó a segunda en rolata de Yordan Manduley a las manos del segunda base Turner. Chirino trajo la primera con doble al centro, mientras José M. Fernández lo empujó con otro indiscutible al mismo terreno.

A partir de ese momento el pitcheo norteño de relevo volvió a presentarse de forma estelar. Matt Imhof, Tyler Bedee, Daniel Mengden, Chris Diaz y Riley Ferrell, se combinaron para dejar al elenco nacional cubano en solo 5 indiscutbles sin carreras durante el resto del choque.

Solo un momento real tuvo Cuba de anotar nuevamente en el partido. Fue en la sexta entrada, cuando cayendo 3-2, su primer hombre, el inicialista Edilse Silva, recibió boleto y avanzó a segunda en un “wild pitch”. Sin embargo Silva trató de avanzar mucho en la almohadilla y fue sorprendido de manera inusual en tiro del receptor Kyle Schwarber al segunda base Turner . Sería el punto final para Cuba en la entrada que vio como después Yurisbel Gracial sonaba indiscutible que hubiera bastado para el empate cubano.

Estados Unidos había amenazado en los momentos iniciales del choque ante el abridor Suárez, pero este supo salir de sus peores momentos y al final, pese a sus 6 boletos y un pelotazo que propinó, fue dominante cuando más lo necesitó el elenco trabajando con 77 lanzamientos 4 entradas sin siquiera conceder indiscutible alguno.

A Suárez lo relevó el derecho Ismel Jiménez, quien cargó con la derrota al permitir el triple de Bergman y la decisiva por el passball de Herrera. Jiménez trabajó 4 entradas con 7 ponches, un boleto y tres indiscutibles.

Raciel Iglesias lanzó el noveno retirando a los tres bateadores enfrentados con 13 lanzamientos.

Esta vez el mentor Víctor Mesa, quien para esta serie pensó regresar a Cuba con 4 triunfos, hizo cambios en la alineación y la entrada de Irait Chirino en el primer turno mas otros dos zurdos detrás dieron sus dividendos a una alineación que ha estado anestesiada por el pitcheo rival.

Chirino se fue bateando de 4-2 en el choque y junto a José M. Fernández fueron los únicos por Cuba con al menos 2 indiscutibles.

En el noveno el cerrador norteamericano Riley Ferrel se apuntó su segundo salvamento de la serie ponchando a los tres hombres enfrentados, Lorenzo Quintana, Yordan Manduley y el propio Chirino.

Con ventaja de 4-0 en la serie – no se producía un resultado así desde el 9no Tope entre estos conjuntos que data de 1995 en Millington, Tennesse – ambos elencos jugarán el quinto choque en el Durham Bulls Park en la ciudad de Durham en el mismo North Carolina, con horario de inicio 7:05 (Hora del Este de los EEUU y de La Habana).

Para el choque final están anunciados el zurdo Carlos Rodon por Team USA y el derecho Valdimir García por Cuba. El juego es hoy a las 7:05 p.m. hora de Cuba (ET).

(*) Leer los reportajes de Ray Otero en Baseballdecuba.com.


One thought on “Cuarta derrota de una carrera de Cuba

  • el 23 julio, 2013 a las 5:25 pm
    Permalink

    No sé si en Cuba están poniendo los juegos por TV. Hay que ver como se paran a batear los cubanos, meneando el bate en señal de completa desconcentración, y las bolas super malas a las que hacen swing; da verguenza. También se notan nerviosos ¿Tendrá que ver en ello el trato de Victor Mesa? Si temen al manager, si no hay compenetración entre manager y jugadores, eso no es un equipo. Por otra parte, no creo que alguien que batee menos de 340-350 en nuestra serie nacional (con tantos pitchers mediocres que tenemos) tenga capacidad para enfrentar un pitcheo de más nivel. Y si a esto se suma las faltas de jugadas ofensivas, pues ya vemos el resultado. Ayer maravilla fuí, o sombra de mi no soy.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *